domingo, 30 de agosto de 2009

DOS TRUCOS MOTEROS Y ALGO DE FOTOGRAFIA


TRUCOS 
 
:

AL RICO FRESQUITO MOTERO

Un buen motero debería siempre ir protegido y, sin embargo y debido a los intensos calores del verano, muchas veces acaba yendo en camiseta y hasta en pantalón corto.
Con las cazadoras de piel o cordura perforada y con protecciones se gana en seguridad pero rodando bajo un sol de justicia a más de 30 grados también pueden convertir un viaje en una tortura. Es lo que hay si queremos estar seguros ante una caída y ante una conducción alegre. (He visto bastante gente en silla de ruedas por una mala caída)
Delante de mi casa tengo el mar y la NII. En época estival suele estar con mucho trafico pero aun así es frecuentada por muchos moteros , especialmente los que van en custom.






Se rueda lento y lo que apetece es ir ligero de ropa, que te dé el aire, pero, como digo y aun así, el peligro siempre acecha. Proteger aunque sea la espalda...mmmmmm....aunque vayas en camiseta. Esa era la cuestión. He buscado en la industria auxiliar motociclista lo que quería y...no lo he encontrado. Pero, en la idem de caza y pesca sí. (Si alguien sabe de alguna similar de moto,- no me refiero a las tortugas que se atan a la espalda- se ruega información y si no lo hay con gusto cedo los derechos).

Se trata de un chaleco ajustado de la marca Gamo, de los que utilizan los de la caña, que me ha recordado a los viejos tiempos de niñez, los que hacían para las escopetas de balines y que fabricaba esta marca. Le he endosado un protector de espalda forrado de toalla para evitar el sudor aprovechando una bolsa que incorpora trasera. Más adelante, le añadiré unas protecciones de hombreras. Es cómodo, ligero y, sobre todo, me da más tranquilidad ante un resbalón. Vale, los codos van al aire, pero mejor eso que nada. (También puedes llevar una cazadora guardada ...con coderas). Y además no llega a los 30 euros. 



CULOS PROTEGIDOS Y CABEZAS MOTERAS FRESCAS

En las primeras épocas del Tour de Francia o del Giro de Italia los propios corredores llevaban las cámaras de recambio entrecruzadas sobre si mismos porque la existencia de los pocos vehículos de asistencia que seguían las rondas era casi testimonial. Eran años durísimos para los que intentaban hacerse un nombre en el ciclismo, rodando sobre los caminos y carreteras infernales de principio y mediados del siglo 20. Seguro que habéis visto documentales o fotos de entonces. No existían los pantalones con culots y algunos se las ingeniaban para que sus culos fueran lo más cómodos posibles.

Un truco extendido entre el pelotón consistía en interponer entre el sillín y los glúteos rosáceos del corredor .......un bistec de carne cortado más o menos fino que hacía de aislante y que evitaba mejor las rozaduras. Al fin y al cabo, era de lo más natural. Carne sobre carne. 
Un viejo ciclista me contó un truco fácil para combatir el calor. Coges un par de hojas de lechuga de la parte más blanca que previa y naturalmente has metido en el frigorífico. Te pones mi chaleco protector y colocas las hojas encima de tu cabeza y acto seguido te colocas el casco. En el exterior el termómetro marca 34 grados. En circunstancias normales y al cabo de poco rato, tu cabeza ardería debajo de la calota entre un “subidón” de varios grados más.





Ante la excitante prueba que hice en un día caluroso y muy playero, yo me coloqué además un gorro de celulosa de los que usan los panaderos colocando la lechuga encima. (Me pareció preservar así algo más mi dignidad ante, no digo que no, aquellos dos nobles elementos verduleros) . Arranqué la moto y realicé una salidita de unos ciento y algo kmts. A los tres cuartos de hora, paré para realizar una llamada. Me saqué el casco y por el retrovisor vi que aquellas piezas refrigerantes continuaban descansando perfectamente acopladas y moldeadas en lo alto de mi cabeza que se había mantenido agradablemente fresca. No las toqué. Hice mi llamada y proseguí el recorrido hacia mi casa. Ya en ella observé que habían conservado perfectamente su propia frescor, que habían repartido en el interior del casco – las verduras son prácticamente agua, el 95% – y se mantenían en perfecto estado sin deshacerse.

Si lo probáis ya me diréis Me siento un poco Uri Geller, aquel tipo que por medio de la telepatía hipnótica en un programa de TVE , consiguió que miles de españoles en los años 60 o 70 doblaran una cucharilla de café en su casa...sin tocarla.

Lo que puedo decir es que..creo...que a mi me ha funcionado..Otro dato. Una amiga sufre de migrañas y le afecta el calor. Experimenté con ella hace un par de años colocándole una hoja de lechuga debajo de un sombrero de paja en la playa. La prueba la hicimos una vez, pero le funcionó. La mantuvo fresca y no le dolió la cabeza aquel día.



ALGO DE FOTOGRAFIA. BUENO, UN POCO MAS QUE ALGO :

Sé que ha sorprendido a más de uno que siendo fotógrafo no haya publicado temas de fotografía .Bueno, esa ha sido mi profesión, que me ha dado muchas satisfacciones -sobre todo porque en otras épocas se valoraba el oficio y... otras cosas y también porque me ha dado la posibilidad de crear, como otros fotógrafos, un patrimonio personal de archivos fotográficos que empezó con los rallys motociclistas de los años 60, los cosmonautas rusos Manarov y Petrov, que fotografié en Georgia (Rusia) en los 80 o el mismo Woody Allen, al que retraté en su estudio de Nueva York hace 20 años, y de allí hasta aquí ...disparando a muchas cosas y mucha gente .

Pero en este mundo virtual de internet no hay nada – por ahora- más fácil que copiar y cortar...!oleee mi niñaaaa! y por eso, llegados a la extraordinaria desprotección de la red, miro con lupa lo que cuelgo...que sin duda, y a veces expresamente, podría ser mejor.

Le explicaba a un amigo fotógrafo que yo tenía la misma sensación con las fotos colgadas en internet que llegar a la estación de ferrocarril de Sants, dejar una maleta de piel Samsonite en el suelo.....y mirar hacia el cielo con los ojos vendados un largo rato. 
 No siempre un blog tiene que ver con la profesión del que escribe. Tengo un amigo, David Airob, que es un gran fotógrafo - jefe de fotografía de La Vanguardia - pero tiene un exitoso blog de...... Slot. ( Scalextric ).

Escribir sobre motos para mí es un hobby,.... otra cosa. Sin embargo, hablando de ello con Francesc Casanova , - es uno de los dueños de la prestigiosa tienda de fotografía que lleva su nombre en Barcelona y que sabe de Leica mas que nadie - cuando le estaba comprando una cámara de bolsillo Panasonic Lumix LX3, me convenció para que escribiera algo del mundo del “clic” ya que conoce bien mi libro anecdótico “HISTORIAS DE FOTOGRAFIA ...Y ALGUNA MOTOCICLETA” .Me ha sido fácil por que parte de este texto viene de ahí.




MI ERA DIGITAL

He tenido muchas cámaras digitales. Prácticamente he hecho el seguimiento peldaño a peldaño de sus aumentos en prestaciones y pixeles. Hace unos pocos años, cuando algún conocido o amigo me preguntaba, “¿ Me compro esta o me espero al nuevo modelo con mas pixeles?”, yo le contestaba:
-Ésta, ésta. Cómprala ya porque ahora estás vivo.
Pero mi encuentro con la nueva tecnología empezó antes...


“¡TOMA YA!”, LE DIJE

Hace 20 años me regalaron un inquietante ordenador .Venía acompañado de un enorme libro de instrucciones en inglés, cosa que me producía una gran tensión, pero, aún así, me propuse empezar un trabajo. No logré cambiar durante mucho tiempo, el tipo de letra. Ponía la 12 y cuando parecía que todo estaba correcto aparecía, como riéndose de mí, la 8. Lo más grave era que después de acabar un duro capítulo intentaba guardarlo...! y me desaparecía!. !Dieciocho!, se me fueron ¡dieciocho folios!.

Decidí que aquello no se podía reír de mí tan impunemente, de modo que hasta bien entrado el encargo, no encontré un remedio, una solución de “recurso profesional”. Cada vez que acababa de escribir un texto... fotografiaba –con mi cámara de rollo- la pantalla del monitor: 400 asa, 30 de velocidad , 4 de diafragma. -¡Toma ya!, le dije.



No se escapó ni una coma. Y, al menos de esa forma, podía rescribir otra vez el texto. Ese fue mi primer contacto con la “fotografía digital” y aun conservo alguna “copia papel de seguridad”, o sea una foto hecha a la pantalla.

La inmediatez ha sido y es la razón de ser de un fotoperiodista, por eso, cuando años después aparecieron las primeras cámaras digitales, mi yo se agitó nuevamente por que a pesar de que no necesitaban rollo de película, sino tarjetas digitales en que las fotografías se podían almacenar y borrar a voluntad y no requerían revelado, las imágenes se podían visualizar instantaneamente y transferir a un ordenador y, además, manipular por medio de un programa de retoque. ¡Y decían que se podían enviar al otro lado del mundo en… segundos!. ¡Las fotos que mandaba desde Argentina en el mundial de futbol en el 78 tardaban tres días en llegar a España metidas en un sobre y volando entre un trasiego de aviones! .


LAS CÁMARAS DIGITALES

Hacia el final de los noventa, las primeras y pequeñas cámaras digitales las veía más como un juguete para informáticos que como herramienta de trabajo para fotógrafos porque, al fin y al cabo, no dejaban de ser ordenadores que hacían fotos pero, a pesar de que mi experiencia en el mundo de los PC había sido bastante desastrosa, un día decidí separar mi aplastada nariz de un escaparate y comprarme una. Eso sí, absolutamente encomendado por segunda vez a lo que Dios y los softwares, quisieran.

Prometía dos millones de pixels y un montón de palabras extrañas que le acompañaban y que no cesaba de nombrármelas con voz engolada el vendedor, (cosa que me daba una rabia… ) : JPEG ,TIFF, PPP, RUIDO , RGB ,INTERFACE, CCD.

Pero también llevaba un objetivo y por lo menos dos programas automáticos con sus diafragmas y velocidades, lo cual me dejaba más tranquilo porque, al menos eso, me era mucho mas familiar. Un problema en el calibrado del autofocus , ¡me ocurrió después con cámaras reflex modernas como la Canon 400 D y la Nikon D 70! , me obligo a devolverla y la cambie por otra.
Solícito, -siempre he dicho que para pagar lo mismo siempre mejor un buen servicio- el empleado me preguntó si la quería cambiar .Me fijé que por encima de su cabeza y sobre un estante sobresalía una cámara que parecía estar muy segura de si misma con su luminoso objetivo y en el que se apoyaba un tarjetón amarillo chillón que indicaba: ¡New,3.3 Megapixels! Objetivo Carl Zeiss. Sony DSC S75.


¿ ME PUEDE GUARDAR TODO ESTO?

Unos días después de esa compra, y hace ya unos años, en el primero de este siglo, tuve que fotografiar unos personajes. Me acompañaban dos bolsas con 7 kilos de equipo fotográfico, una con dos cámaras reflex analógicas, objetivos de diversas focales, rollos de película, filtros ,dos flashes pro con sus grandes pantallas y otra maletita con diferentes cachivaches profesionales.
En el local donde iba a tener lugar la primera sesión fotográfica –el dueño de una armería- colgaban unos fluorescentes en la pared que esparcían una suave iluminación lateral en una sala. Cuando iba a sacar la cámara de película decidí en ultimo instante estrenar la pequeña cámara digital para hacer fotos de prueba, disparé, y comprobé después por la pantalla de cristal líquido LCD que el automatismo de la cámara había corregido el feo dominante verdoso de los fluorescentes y que la imagen ampliada del señor aparecía con una excelente definición. Me recordó imediatamente al primer teleobjetivo que hice traer a España para utilizarlo en el fútbol en 1975, un Canon de 300 mm 2,8 y al que tanto le debo en mi vida profesional. Era y sigue siendo de una calidad extraterrestre.

Las fotos que hice con la Sony en la armería no eran pruebas, eran instantáneas definitivas .
No me pude reprimir y le dije a aquel hombre antes de dirigirme a las otras sesiones en otro lugares: -¿Me podría guardar estas maletas?

Miré el fondo de las bolsas donde reposaban las dos supercámaras Nikon F4 de película …y las dejé dormir tranquilas, tanto que no las he despertado desde entonces y prosiguen su largo sueño. La sesión con aquella pequeña cámara digital ¡ de aficionado! fue un éxito y mis compañeros fotógrafos de prensa me vieron muchas veces utilizarla en trabajos de responsabilidad . La respuesta era clara: Y además lo puedo decir mas alto pero no más claro:

NO PERDÁIS EL TIEMPO Y EL DINERO CON CÁMARAS DE MAS DE 10 MEGAPIXELES. 



Con óptica luminosa, fuera trípode. 100 ASA Lumix LX3

Con esta antigua cámara volví a comprobar, como ocurre en las analógicas , que siempre es más importante la calidad de la óptica que la cantidad de píxeles que regalan los fabricantes y no tardé en publicar fotos a doble página en el Magazine dominical de La Vanguardia con la Sony S 75.

En ese Magazine, que se reparte los domingos entre mas de 20 diarios en toda España, he publicado bastantes fotos con 3 millones de píxeles y hasta con mi móvil de 5 MP el pasado año. La primera cámara – se le debería de hacer un homenaje- reflex semiprofesional a buen precio era una Canon D 30 y tenía tan sólo esa resolución.

Espero que cuando haga mi exposición de mis 50 años de trabajo fotográfico – los cumplo ahora- pueda colgar muchas fotos salidas de esa Canon y de otras parecidas que tuve como la D 70 Nikon (6 mega píxeles ), ampliadas a 30 x 40 cm, o incluso a más tamaño.

Quien tenga dudas ante la compra de una cámara de calidad 10 MP -o incluso 8 MP- y otra de 12 MP sólo tiene que hacer una prueba muy sencilla: Hacer la misma foto con las tres, irse a la tienda Fotoprix más cercana - seguro que la misma tienda se prestara a ello- y sacar 3 copias 24 x 30 en papel. Haber quien es el guapo que encuentra diferencias.
Esa es la prueba real que les digo a algunos diseñadores gráficos temerosos del resultado de las fotos impresas a tamaños grandes. Lo que se ve en la copia, es lo que saldrá en el libro con sus virtudes y sus defectos. E incluso puede mejorar. Además ,ésta es una buena ampliación. ¿Sueles ampliar todas tus fotos en copias de papel a gran tamaño?¿Para qué quieres 12 o 14 MP o más si vas pagar más dinero - suponiendo que sea así , claro -por el mismo resultado en copias de 18 x 24cm?

He preguntado en tiendas a algunos vendedores que me reafirman que la gente está obsesionada con los píxeles sin saber que cuantos más anuncian las cámaras, más dificultades tienen sus procesadores para “digerir” las imágenes. No es de extrañar que – en general- a mayor cantidad de píxeles tengamos menos rapidez de disparo. - 12 MP, que sea de 12 megapíxeles !- piden salvo que seas un fotógrafo publicitario o que te dediques a realizar trabajos de esos macro ploters que cuelgan de los edificios o que realmente ganes en el tamaño del sensor – eso es la otra cosa importante-, en el modelo más caro de la cámara tiene el mismo sentido que comprarte una moto de 150 cv para ir a trabajar. Con 100 cv circulando por el Retiro de Madrid o incluso por las Rondas de Valencia ,vas sobrado ¿no?

Bueno, en todo caso es posible que seas de los que una vez hecha la foto recortes una parte de la imagen en el ordenador. (Es verdad que se pierden píxeles) .Eso lo hacemos todos los profesionales para disponer de un mejor reencuadre final .Y es el auténtico quid de la cuestión por lo cual miles de aficionados pierden un premio en los concursos de fotografía. A lo mejor hablamos de eso en otra ocasión. Su título podría ser: “Como ganar un concurso de fotografía...o por lo menos intentarlo”. Me lo apunto. 
 ¿Sabéis por que la mayoría de aficionados no le sacan partido a una cámara generosa en píxeles?


El SENSOR, LA MADRE DEL CORDERO

Mucha gente lleva en su cámara tarjetas de memoria potentes – de 1 o 2 Gigas – y, sin embargo, está obsesionada por almacenar la máxima cantidad de imágenes en ellas. Si pueden ser 2000 fotos, mejor que 1500. !Halaaaaaaa, que entre todo el tomate que pueda ¡.

En un rollo de pelicula caben 36 negativos. Para que entren tantos archivos has de rebajar el grado de resolución de la cámara. Si es de 10 millones de píxeles, has dejado en unos flaquisimos 2 millones de píxeles, o aún menos.

Las fotos no tendrán ninguna definición. Es como si finalmente te has comprado la moto de 150 cv y luego en casa la limitas a 10 cv. El JPEG siempre a su máxima calidad de resolución y tendrás la Kawa o el Ferrari siempre a punto. Pero hay más. Ese es el primer punto. El segundo es la optimización del sensor. El sensor es el cuadrito responsable de formar la imagen a través de pequeños puntos. Cuantos más haya, mejor. De la suma de estos y de cómo interpreten la luz del exterior y los colores de la imagen que vas a fotografiar, y que enfoca el objetivo de la cámara, nos saldrá una foto muy buena o ...una caca.

Pero, ¡ay ,amigo!, los sensores de las cámaras minis o compactas son más pequeños que los que utilizan las cámaras reflex.


CONSEJOS PARA OPTIMIZAR TUS FOTOS

En fotos interiores, manda el flash a la porra (con excepciones)

Mi consejo con una cámara de bolsillo o una compacta digital es: Compra bien.10 MP, son suficientes para la inmensa mayoría. Gasta la diferencia en un billete Low Cost de Ryanair.
Quédate una cámara con óptica muy luminosa. Disponer de más luz en el objetivo te evitara poner sensibilidades altas en la cámara y eso es nefasto en interiores. (Producirá ruido y falta de definición)

Ajusta la máxima resolución de la cámara en JPEG. Colócale de fijo 100 iso a la cámara y no la toques más. Es en esa sensibilidad donde le extrerás al sensor lo mejor de si mismo. Envía a freir churros el flash. Utilízalo sólo cuando no haya ninguna otra posibilidad. Las cámaras digitales lo que hacen mejor es interpretar la luz de los ambientes interiores.

Pregunta :¿Por qué no utilizar el Raw en la cámara ya que no comprime la imagen y no tiene por ello pérdidas de calidad?:

Respuesta: Porque hace la cámara más lenta, necesita más espacio para almacenar las fotos y porque si te han de dar el Pulitzer de Fotografia te aseguro que el jurado no te va a preguntar antes si tu foto es Jpeg o Raw. En todo caso lo que te dirán es que has hecho una buenísima foto. 


SI NO OS HABEIS ABURRIDO Y QUEREIS SEGUIR LEYENDO ESTE ROLLO FOTOGRAFICO, PODEIS HACERLO CLICANDO AQUI.... Esto es lo que encontrarás :

- EL TRUCO DEL ALMENDRUCO Y TIRA EL FLASH A LA BASURA
- ÓPTICAS MAGNIFICAS, LEICA, Y PANASONIC LUMIX DMC LX3
- UN FERRARI CON MOTOR MERCEDES
- FANTASMAS EN MI SENSOR



10 comentarios:

Manuel dijo...

Estimado José María: Soy un profano en el arte de la fotografía y llevo un tiempo pensando en comprar una cámara digital; sin embargo, una y otra vez, lo he ido postergando hasta tener más claro la maraña de tecnicismos a la que uno debe hacer frente en dicho propósito. Por esto, te agredezco que hayas escrito esta exégesis, esta explicación de "lo fundamental", al alcance de la comprensión de un lego en fotografía...
Vs, ráfagas y mi agradecimiento.

fernando dijo...

Hola José Maria,
Felicidades por el post de fotografía digital.
Escribo reportajes para revistas y los acompaño con fotos. Uso Leicar R de película, pero desde hace unos años casi no hacen trabajo. Tengo una Lumix LX1 con la que he dado la vuelta al mundo en moto (y a trompicones) y aun funciona! Casi todo lo que publico esta fotografiado con ella. Ahora comienza a tener algún que otro problemilla y voy a ver si puedo hacerme con una LX3.
Se que eres aficionado a las Leica. Probablemente a la M. Pero, puedes dar algún consejo a cerca de utilizar las lentes R con cámaras "full frame" de Canon y adaptador?
Ánimo con el Blog.
Un saludo desde GB
Fernando

rutasur09 dijo...

Gracias Manuel y Fernando por los piropos.Felicidades Nando por pasearte y galopar en moto por el mundo.!Viva la libertad!.
No es que sea un super fan de la Leica.La mía ,como explico en el blog,me dió muchos problemas...aunque reconozco que también muy buenas fotos.Tuve después una Konica Hexar , un símil, que me maravillaba.
El problema de las lentes R en otras camaras que no sean Leica estriba que algunos objetivos como los angulares tocan en la posición de infinito con los espejos.Me lo dicho Marcos ,una institucion en Foto Cine Casanova, pero ellos te lo arreglan rectificando el fondo del objetivo.Salud!

Paco Elvira dijo...

Vale rutasur09, ya veo que has conseguido arreglar el problema, más o menos, y pudes contestar los comentarios aunque sea con otro nombre.
Un abrazo

Manu dijo...

Hola José María.
Por si te interesa te dejo unas direcciones de chaquetas/chalecos similares a los que propones pero específicos de motorista:

http://www.racingboutique.com/web/comercio.asp?CatId=314&ProdId=Cordura2262

http://www.racingboutique.com/web/comercio.asp?CatId=314&ProdId=CorduraJ16

Saludos.

José María Alguersuari dijo...

Gracias Manu.Esta bien y desde luego son mas seguros.Son de moto.Pero buscaba algo mas ligero y diferente .Precisamente que fuera menos "vestimenta" de romano.Pasar mas desapecibido.

Manu dijo...

Menos de "romano", más elegante, mira en Tucano Urbano...

http://www.tucanourbano.it/

http://www.unobike.com/tienda.php?node=5&cat=11&subcat=94

Anónimo dijo...

Ahí van otro aporte de ropa "motera" para verano.
...insertos reflex 3M, rodilleras en poliamida antiabrasión con funda para protección, corte ergonómico en las piernas y rodillas, amplios bolsillos, cintura regulable ...

Aquí.
http://www.protecs.es/ropa-de-trabajo/pantalones/pantalon-de-trabajo-cofra-bricklayer-290-g/mq-pi-28.html?osCsid=48dfd217d6cb8a3bd80ca68ef9ae3427

Anónimo dijo...

Que gran trucooooo !!!! Gracias Jose María !!

Cristian dijo...

Todo lo relacionado con la fotografía me interesa mucho y por eso siempre busco cuestiones relacionadas con ello. Ademas desde que compre mis camaras reflex voy por la vida sacando fotos