miércoles, 28 de enero de 2015

¡TENGO FRÍO EN LAS PIERNAS! PRUEBA DE CUBREPIERNAS PARA MOTO



Manta Held. Kilómetros sí .... pero calentito y seco.

¡ Ah, amiguete ! , qué bien se va en moto cuando hace buen tiempo. ¡Ah!,...qué bien se va en moto en Canarias. Sí , ahora mismo, hace cuatro meses y también en pleno verano porque el equilibrio climático de islas atlánticas, seguramente ya lo sabes, les hace gozar del mejor clima del mundo. Sus temperaturas máximas, aunque calentitas, nunca son excesivamente agobiantes y -ahí reside su truco -, las mínimas suelen ser altas incluso en esta época invernal. En este momento, las 10 de la noche,, cuando tecleó esta palabra, Madrid tiene 4 grados. Las Palmas, 17. Mañana por la mañana puede ser un gran día para ir en moto allí.

Pero las islas quedan algo lejos y lo que tenemos en la otra dirección, mirando a Europa,...qué te voy a contar. En París hace un frío que te quedas tonto. Además llueve mucho.
Desde hace infinidad de años las motos, la mayoría scooters, circulan entre la jungla parisina portando aparatosos parapetos, grandes tejadillos tapa cocos, yendo muchos de sus ocupantes la mar de envueltos y en rollados en mantas acrílicas para intentar capear mejor los rigores de las bajas temperaturas. El coche, mejor ni tocarlo.
Hace muchos años que yo me sorprendía viendo una Vespa carrozada o una Mobylette disfrazada de tienda de campaña moviéndose por la urbe parisina  sin ningún complejo, por las calles de la ciudad más glamurosa del mundo Me costó años de reflexión pero al final pensé que aquellos tipos debían de ser prácticos. Cada uno tiene el clima que le toca y que ande yo caliente ríase la gente.
No se sí esto habrá cambiado mucho pero antes uno de los pecados capitales de los españoles era el miedo al ridículo. Si es así, será por eso que determinados atavíos motorísticos hayan tardado en imponerse en nuestro país aunque en la zona centro -Madrid- ya hace muchos años que se utilizan las manoplas tipo cartero y últimamente las protecciones o mantas para las piernas. En cambio, en el litoral Mediterráneo, precisamente por su clima más benigno, se han visto menos pero aún así diría que cada vez es más habitual ver scooters grandes y también pequeños equipados con esos accesorios. Al final, cuando el frío aprieta, todo lo que sea poder aislarlo suele ser un buen negocio para la salud.



Los pantalones de Tucano tipo gaucho son prácticos e impermeables... hasta cierto punto.

Ha llegado el momento y he querido comprobar los efectos de alguno de esos artilugios protectores "serios" porque de pruebas raras he hecho muchas y entre ellas en el siglo VI circular por Menorca a las tantas de la madrugada con bolsas de basura en mi tronco y mis piernas bajo una tormenta.
Así que me ha parecido buena idea elegir un faldón ligero, otro más consistente y generoso en tamaño y unos pantalones tipo Gaucho de cómoda instalación. Hemos utilizado para ello la Scoopy 300 de mi amigo Jordi Bordas, a él mismo, a mi Burgman 650  y mi reciente adquisición, una Honda Vigor 650.
Ante todo hay que recordar las diferencias a nivel de protección en diferentes climas y temperaturas entre ir conduciendo una moto y una scooter. Si estamos en verano o con temperaturas muy altas circular en una moto que no sea naked  y sobre todo si ésta está equipada con gran carenado y amplia pantalla -hay máquinas especialmente calurosas con poca ventilación para el piloto-, el paso de los kilómetros, eso lo sabemos, puede llegar a ser agobiante, situación que se invierte en invierno ya que su gran protección nos aísla mejor del frío. También ocurre que incluso con temperaturas no extremas -10 grados por ejemplo- en una moto con carenadito notaremos en sus bajos algo del calorcillo que nos llega del motor en las piernas. Otra cosa es el resto del cuerpo donde una naked nos obliga a adoptar posturas de circo en busca de la máxima protección.
Los que no han llevado nunca un scooter no saben que no todo es lo que parece y cuando prueban una se sorprenden porque, aunque es cierto que la protección del tronco la cabeza del piloto es superior a la de una moto convencional debido a su amplio escudo, en invierno o con temperaturas bajas las piernas del conductor pasan más frío que “Carracuca”, mucho más que si fueras en moto ya que los "flujos caloríficos" que provienen del motor no existen porque éste está escondido y encima en ese espacio del puente lo único que circula es una corriente de aire de no te menees. Las extremidades inferiores se quedan en pocos segundos más heladas que un Frigo almendrado en el Polo Norte. Pero, en cambio, en verano y por ese motivo llevas las piernas climatizadas y 

fresquitas.


El V-PRO es una manta con peto muy completa y protectora


UN FALDÓN, UNA FALDITA Y UN PANTALÓN FULL

La realidad es que ahora hace frío y lo que toca es ver y sentir las cualidades de un faldón ligero de la marca Held cuyo precio es de 28 euros, un "semi" pantalón de ajuste rápido Tucano Takeway, a 55 euros, a disposición tuya en Tot Moto -ahí al lado tienes su web- y un cubre piernas universal de la marca V-Pro, a 51,90 euros y que podréis encontrar en Oulet Motard ,web amiga publicitada en esta página del blog.
Los tres elementos son bastante ligeros y guardados en sus bolsa correspondiente  abultan muy poco. Además, los he pesado con una bonita mini báscula digital comprada en un chino al lado de mi casa y que me ha arrojado las siguientes cifras: El Held, 660 grs; el pantalón Tucano, 400 grs, y el faldón V PRO, 1300 gramos.
 


 
TUCANO TAKEAWAY 
Ante todo reconozco que soy bastante vago a la hora de vestirme de romano para salir en moto. Una cosa es equiparte para salir de viaje o realizar una excursión completita de un día y otra es dar un vueltecita de unos pocos kilómetros o realizar un paseo ligero y por eso digo que lo que me encanta de los maxiscooters es que, vas, te pones un barbour, los guantes y el casco y adiós muy buenas...si la temperatura acompaña mínimamente.
Estas prendas protectoras de material poliéster funcionan muy bien sobre todo en desplazamientos cercanos por el extra radio de las ciudades yendo o viniendo al lugar del trabajo sin tener que ir poniéndote y quitándote los clásicos pantalones tradicionales de cordura.
En el caso de este Tucano, se trata simplemente de un módulo abierto que sobrepones a tus piernas cerrando las perneras por medio de velcros y ajustando tu cintura del mismo modo. La ventaja del sistema es que el margen de holgura se ciñe a cualquier talla aunque existan patrones determinados en S, M, L y XL. Hay que hacer constar que los laterales interiores a la altura de los muslos no quedan cerrados del todo y en este punto es donde se aprecia la diferencia de llevarlos encima de una moto o de un scooter como comentaré a continuación.
El material puesto es agradable al tacto y además 100 % impermeable pero como el “culete” queda desprotegido todo es relativo. Lleva doble capa.
En la moto no importa tanto que esas aberturas interiores no sean herméticas porque las piernas van apretadas contra el depósito y laterales de la misma, e incluso se convierte en una zona cálida gracias al efecto de la temperatura que llega del motor. La conducción con ellos es agradable aunque la zona superior puede flanear por la parte de los muslos exteriores. El invento abriga pero los pies ...son cosa tuya.
El gran escudo de los scooters ayuda a eliminar ese flaneo pero en cambio esa falta de ajuste en los muslos interiores ocasiona entradas de aire no deseadas y frías por la propia configuración de los scooters. Entre el asiento y el escudo lo único que hay es ...una corriente de aire. Se podría coser algún velcro extra en la zona, por ejemplo. Por lo demás, es una protección rapidísima de poner y mucho menos engorrosa en ese aspecto que un pantalón.




Mi sobrina Blanca en Madrid y en moto, cambia lo estético por lo práctico


HELD
Más sencillo imposible. No pesa nada y no abulta nada y tampoco han inventado nada especial. Es una falda que se anuda mediante un clip en la cintura y en pocos segundos estás en marcha. Este modelo se adapta bien a una Scoopy o cualquier scooter de suelo plano. No abriga la leche pero protege muy bien las piernas de la lluvia.
Cuando pruebas por primera vez uno de estos faldones te aparece inmediatamente el síndrome de…. “...nopodrésacarlapiernaymelavoyapegar...”, angustia fácil de superar si aplicas el sistema del novato cuando se sube por primera vez a un coche automático: la pierna izquierda toda “pa tras”. Efectivamente, sólo hay que retrasar un poco el pie que utilizamos normalmente para apoyarlo en el suelo sacándolo del habitáculo de la manta motera. Un problema: al menos montado en la Burgman 650 - y eso que la moto lleva unos deflectores extras originales que desvían mejor el flujo del aire-, a partir de cierta velocidad -90 kmh-, la presión inferior hace elevar la parte plana superior donde se supone descansan los muslos, elevando la manta de una forma progresiva y muy desagradable . Se me ocurre una solución: la llamaré “el monedero del escocés”.
¿Tú has visto cómo se viste un ciudadano de Edimburgo cuando va de fiesta tradicional  . Sí lo has visto. Lleva una falda a cuadros y ....!ah, amigo¡....un monedero grande en los cataplines por si se le levanta...la falda. Digo yo que será por eso. Pues lo he comprobado. Si te atas una bolsa tipo “riñonera” grande alrededor de la cintura, metes un martillo, algún alicate y el candado de disco de la moto dentro y sitúas todo encima de tus piernas sobre la falda  motera, ésta la mantendrá en su sitio, que es lugar donde tiene que hacer su función. O sea, ahí quietecita mientras conduces protegidito. En fin, este Held es muy práctico.
(Suelto para que los pies no se enfríen, el recurso que yo utilizo hace años: unas polainas de equitación compradas en el Decathlon por 20 o 30 euros y que protegen del frío hasta casi la rodilla.)
Mi sobrina Blanca Sagristá vive en Madrid y es una chica con rasgos faciales y estructura craneal de belleza tipo actriz de cine norteamericana. Suelo decírselo a veces y no parece que le disguste la apreciación
a tenor de como se cuida. Pues bien, una cosa es cuidar tu imagen -creo que debe de pensar- y otra pasar frío gratuitamente. Y parece que eso lo tiene claro. Por la ciudad circula con una scooter 125 y le importa tres pimientos parecer entre el denso tráfico una croqueta rellena con ruedas. Calentita que va ella con su falda -manta.

V -PRO
Esta marca produce chaquetas de moto, pantalones y accesorios para el motorista. Los amigos de OuletMotard me cedieron este modelo Standart VPro más completo que el anterior comentado, el Held. Pesa algo más pero se compone de un faldón más ambicioso con peto incorporado ligado a través del cuello y la cintura por medio de corchetes sencillos. Y son corchetes fáciles de desabrochar por seguridad en caso de una súbita necesidad de desprenderse del faldón. Aquí, la firmeza del velcro sería contraproducente y peligroso.

Nada más sentarte en la Burgman "ataviado" con ese extra protectivo te das cuenta que todo el conjunto forma una pieza más sólida que la sencilla falda. Los laterales están muy reforzados con dos bolsillos extras y en la parte interna de la manta está cosida una pieza tipo borreguito visto lo cual te anima a emprender proyectos viajeros de más alcance sin importar los grados que marca el termómetro. Se va a gusto dentro de eso.
Aunque tiene diferentes anclajes en varias de sus partes para  poder ajustarla más fijamente a la scooter, yo sólo he utilizado los dos superiores. Una cinta que rodea la dirección de forma oculta bajo los plásticos del manillar y también de rapidísima extracción. Hago notar el susto que me pegué al subirme en la moto tras una breve parada al salir de debajo de la manta totalmente enloquecido un gran gato negro que se perdió derrapando a toda leche por una calle de Mataró.
El propio peso la mantiene más rígida aunque si tuviera que ir por autopista echaría mano del gran monedero escocés.
Pues...me he acostumbrado a circular, por poco que se refríe el tiempo, a moverme con "la tienda de campaña" a cuestas. Y no me imagino vivir en Calamocha  o en Millares o en Don Benito sin esta clase de aparejos. ¡Ah, es verdad ¡, el coche también está 

inventado...pero nos gusta menos, ¿verdad?


Un chaleco "casual" con protecciones.

Y AHORA, UNA DE VERANO. MI INVENTO.
Hace un par de años me compré un chaleco de pescador con un amplio bolsillo trasero en la zona de la espalda. Ahí le metí una protección, una espaldera semi dura y en el pleno y tórrido verano y, sobre todo, en los paseos cortos de no muchos kilómetros logré convencerme que llevaba encima un plus de seguridad en caso de una caída tonta. El tema lo he evolucionado ya que, hombre, muy presentable  no resulta un chaleco de pescador si vas a según qué sitios, y le encargué a mi amigo Ricardo de Arconpel , el dueño de una histórica tienda de piel en San Celoni, que me hiciera este chaleco que veis. Ya, ya, hay muchos chalecos de este tipo pero yo no he encontrado ninguno así, sencillo a la vista pero con protecciones semiduras en hombros y espalda. Los que veo son muy especializados. ¿Que existen cazadoras perforadas de moto? Ya lo sé. Son mucho más seguras. Pero el tema es diferente porque a 35 grados y de paseo al lado del mar ...
Donde vivo hay una carretera que bordea
solo el Mediterraneo durante 150 kilómetros. En verano picado, la inmensa mayoría de motoristas de las poblaciones que existen en ese lugar del mapa van en camiseta y hasta muchos en chanclas. Es zona de “customeros”. Brommm, brommmm...lentos, sí, pero, como digo, la mayoría en camiseta. Mi invento permite llevarla debajo y no pesa y además convendrás que no está mal. Puedes ir hasta según qué sitios. Vas fresquito, te pareces algo a robockop y si te caes a baja velocidad te harás pupa en los codos, claro, pero desde luego vas mejor protegido que si no llevas nada ...o sólo la camiseta ...que es lo mismo. Incluso lo llevo ahora a veces debajo de cualquier cazadora o anorak no especializado de moto. Esa es la idea. Por cierto, Ricardo te puede hacer uno. Abrazos a todo el mundo.



(PON AQUÍ TUS COMENTARIOS)




8 comentarios:

sucotronic dijo...

Yo soy de esos que van en scooter todos los días al trabajo, y ya en el primer invierno me compré una manta hiper-barata en un Carrefour (creo que fueron 15€). La diferencia entre llevarla, o no, cuando las temperaturas rondan los 1-2 grados es abismal.

Yo la recomiendo encarecidamente a todos los que tienen que ir con temperaturas por debajo de 10 grados ;)

Martín dijo...

Este año los Reyes me han echado un mono para la lluvia, ya que en breve cambiarán mi oficina a una zona donde se hace imposible aparcar el coche, y aunque en Coruña llueve unos 9 meses al año, sólo se hace intransitable unos pocos días.

Aquí el problema no es tanto el frío como la humedad. Las veces que he hecho alguna ruta en invierno, acabo helado porque el aire acaba pasando al cuerpo, especialmente por las piernas. Usar un pantalón o mono de lluvia no es lo más glamouroso del mundo, pero tampoco lo es el casco y no se discute su utilidad más allá de su obligatoriedad.

El mayor inconveniente del mono es su poca practicidad para hacer varias paradas y 'desmontarse'. Hace años un compañero de trabajo de Santiago se había comprado para su vespita moderna un cobertor plástico que se sujeta con corchetes en la propia moto y que también dejana espacio para poder sacar los pies. En ciudad sería muy práctico, pero a según qué velocidades, se encontraría con el mismo problema de la corriente de aire que haría bolsa delante de sus morros. Lo que ocurre es que allí llueve durante mucho más tiempo que aquí y el monedero del escocés o saco de herramientas tendría que ser también impermeable.

Saludos!

Jordi Gual dijo...

Muy buen artículo, como siempre, y con tus inventos geniales. Creo que nos debes un artículo, de uno de nuestros temas favoritos, no estaría nada mal uno de como aligerar la moto de manera sencilla y económica, ahora que todas tienden a pesar más.

Y en París, aparte del frío y la lluvia, hay unos adoquines preciosos, has visto la cantidad de Mp3 que hay porque, no se caen!

Como me dijo un italiano, para salir por carretera su Mv era fantástica, pero para los adoquines y como resbalan estos en invierno, como el Piaggio nada... Vale, tiene 3 ruedas.

Hoy he visto las Mash en directo, calidad justita, no regalan duros a cuatro pesetas, pero son bonitas.

Toy folloso dijo...

La camiseta por dentro del calzoncillo, la camisa por dentro de los pantalones del pijama, los tejanos, ¿y ahora otros pantalones?.
¿Cómo hacemos entonces para sacar la polla a mear, achuchurría como está con los fríos?.

Lauryncorr dijo...

Tengo el pantalón Tucano y va fenomenal! Se nota horrores cuando no lo llevas. Sí que las oberturas son un poco puñeteras. Quizás comprando una talla más se pueda solucionar (Así quedaría mejor si se cosen velcros adicionales.)


Las otras mantas parecen más reforzadas que las de Tucano. Pero estoy enamorada de la específica para Peugeot Satelis que tiene unas zonas en amarillo flúor la mar de cuquis! :P

También hay una que es de marca española: Zahos.

Tiene muy buena pinta por la similitud a los pantalones Take Away pero éstos llevan velcro por toda la pernerna. Eso sí, las zonas "nobles" van al descubierto!!
Dejo el link de la página: http://goo.gl/VIMuht

Estaría genial que pudieras probarlos y contarnos si es un inconveniente esa parte abierta. :)

Saludos, Laura.

Anónimo dijo...

Hola, tengo el pantalón que muestras en la entrada y efectivamente pasa algo de frio por detras. A los interesados en eltema les recomiendo el pantalón, tambien de Tucano Urbano, "panta urbis". Lleva cremalleras de arriba abajo. Te lo pones y quitas en un pis-pas. Es impermeable y lleva un forro acolchado por dentro que es desmontable. Cuando hace fresquito por la mañana al ir al trabajo es perfecto. Y si hace verdadero frio le pones el forro interior y no pasas nada de frio. Es perfecto es un verdadero pantalon que te lo pones y quitas con los pantalones de calle y lel calzado puesto. Eso si es mas caro que el modelo de velcros del blog.

Álvaro dijo...

Buen y práctico artículo. Yo tambien soy de los frioleros, sobretodo en las piernas, después de un viajecillo en invierno siempre se me quedan los fémur helados toda la semana; actualmente me pongo un pantalón de nieve encima del normal. Llevo varios años en scooter, por la protección aerodinámica, y sin embargo me has hecho recordar ése apunte de que llevar el motor calentito debajo, tambien ayuda en invierno....
Saludos, salud y rutas

Mariano González dijo...

Soy de los de pantalón de cordura comprado en el Lidl, por unos 50 €, ya hace unos años. No entra frío y tiene protecciones en rodillas; eso sí, cada vez que te lo quitas en la calle es un número, dando saltitos a a la pata coja mientras intento sacar un pie (todo no se puede tener, en fin)

Saludos Alguesuaristas!