martes, 10 de enero de 2012

EL CASO DE LA CUSTOM CON OREJAS






Siempre me he considerado un privilegiado y ya desde niño he podido disfrutar de dos pasiones: las motos y la fotografía. La primera, como hobby, y la segunda, además, porque era mi medio de ganarme la vida.
Con 12 años ayudaba a mi padre en las carreras de motos y en los rallyes fotografiando a los participantes cuando pasaban tumbando por una curva aquí y otra curva allá para después venderles las fotos. También servían para publicarlas en los periódicos y revistas de la época. Eso ocurría nada menos que en los años sesenta.
En esos rallyes me quedaba embelesado con las recién aparecidas Montesas Impalas pero especialmente las que llevaban los carenados altos tipo Avon ingles que protegían del frío y lluvia a los pilotos durante las duras competiciones que a veces transcurrían durante la noche y con temperaturas bajo cero, rodando por carreteras y lugares de lo más perdido. Todavía se pueden ver por Barcelona algunas de estas motos con aquellos- solían ser blancos- carenados originales. A las Bultaco Metrallas no les quedaba tan bien aquel práctico accesorio, pero a las Impalas, como digo, sí y mucho.
Así que yo a mis motos siempre he cuidado este detalle de protección colocándoles pantallas, cúpulas y demás inventitos que me procuraran no tener que dejar la moto en el garaje en invierno, disfrutar de las dos ruedas todo el año, …porque a mí el frío me puede, ¡qué quieres que te diga, amigo!.
He hecho mil inventos y hasta de una maleta de la radio que equipaban las motos de la guardia civil- no me preguntes cómo la conseguí-, realicé un bonito carenado inferior que protegía mis piernas y que a la vez optimizaba la línea de una moto que tuve, una Triumph Tiger, hace ya unos años.

Rally por equipos años 60.Montesas Impalas.

OREJONES PARA LA MIDGNIGHT 1300

En este blog tenéis la prueba de la Yamaha XVS 1300, una moto que, según mi criterio, encaja en mi filosofía de cómo tiene que ser una custom-cruiser europea. Puede circular a paso de tortuga, como lo hacen las  custom más clásicas … pero también es tan rápida como lo haría una sport turismo . Y eso no lo hacen las otras custom.
Es relativamente ágil en las entradas en curva gracias a un ángulo de barras y de dirección bastante cerrado, distanciándose también en ese punto de las demás motos de su segmento. También es confortable gracias a su generoso recorrido de suspensiones .Su motor en V, no obstante, es algo ruidoso a bajas vueltas pero eso no ha sido impedimento para que me hiciera finalmente con una a la que le he cambiado cosas y que disfruto mucho.
La cuestión es que después de incorporarle  algunos  accesorios, además de realizarle algún cambio personal de mi cosecha, su comportamiento en carretera -era una moto muy estable cuándo la probé –, su dinamismo cambió …negativamente.
¿Qué había pasado?. Lo que le instalé en primer lugar fue un parabrisas de la marca Puig. Que nadie dude de la excelente realización de la marca de Granollers ,porque está muy probado, es bonito y con un muy buen acabado, especialmente de este modelo que comento, y que va instalado sobre los laterales de las barras de horquilla. A continuación, le adapté unos apéndices de plástico en su parte inferior de la pantalla a modo de deflectores para desviar el flujo de aire que molesta en las altas velocidades en la zona inferior del cuerpo. Claro, todo eso aumenta la resistencia al aire frontal.
Coloqué unas maletas SW adaptándolas bastante bien y que son las mismas maletas que utilizo en una Transalp con tirantes desmontables, también de la marca Quick –Lock Evo, sirviéndome de esta forma para ambas motos.


Sustituí las estriberas traseras originales por unas plataformas standart de tipo universal y finalmente hice lo mismo con el neumático trasero que por problemas de falta de existencias – había lista de espera para 4 meses- instalé otro, de la misma marca Dunlop  pero especialmente diseñado para las Harleys  que, aunque equivalente, su medida cambiaba la anchura original de 170 pulgadas a 180 y el perfil pasó de 70 a 65.
 Con los cambios hechos, realice un viaje a Valencia desde Barcelona pero en seguida me di cuenta que en vez de llevar una moto guay del Paraguay  parecía que llevaba una avioneta borracha que iba dando tumbos dependiendo del grado de viento. Mi pregunta durante el viaje era: ¿Dónde había quedado aquella moto de comportamiento magnífico que había probado tres meses antes?.
Tumbado en  la cama de la habitación del hotel a mi llegada a Valencia y mientras cavilaba intentando adivinar los diferentes porqués se me apareció un duendecillo con mono de mecánico bastante roído que me dijo: Las motos custom “son bonicas, ché” …pero son también las peores del mundo en diseño aerodinámico.
Bueno eso ya lo sabía pero aquel enano hizo bien en recordármelo.

Triumph Tiger. Carenado.

Lo que pasa es que normalmente una custom rueda a poca velocidad y esas cuestiones de los flujos no son muy relevantes, pero incluso a 140 y con la misma pantalla que llevaba, mi Shadow 750, con su ángulo muy abierto de horquilla, no consentía ningún meneo raro y mantenía el tipo muy bien incluso contando con la mala aerodinámica que generan las piernas situadas en las plataformas tan adelantadas  de la moto. Pero la Yamaha XVS tiene un ángulo más cerrado de dirección, lo que la hace fantástica en conducción más ratonera pero más sensible en recta sobre todo …si le vamos colocando elementos como parabrisas y elementos que chocan contra el viento, como spoilers en la parte delantera. Además, la posición de las plataformas colocadas de forma ascendente – como todas- para la mejor adaptación del pie…es un desastre para la buena  aerodinámica y estabilidad de la moto porque el aire frontal hace “levitar” el frontal delantero inestabilizando la moto. 
 Pensé que colocando unos deflectores  sobre las barras - defensas clásicas de estas motos- contrarrestaría el efecto negativo aerodinámico y mejoraría la pisada delantera. (Hay ejemplos de ese tipo en varias motos en la historia). Pero…el problema no solo venía de ahí.
Efectivamente, mejoré a continuación el enganche de las maletas por su zona baja ya que me di cuenta que oscilaban por el efecto viento. Pero para mi sorpresa descubrí que los elementos más perturbadores y que más inestabilizaban la moto eran…las plataformas reposapiés traseras. Éstas quedaban muy separadas -no las podía recoger porque topaban con las maletas- y en plena marcha se comportaban como las alas de un avión, de tal forma que cuando pasaba el aire por debajo de ellas hacían “planear” toda la moto moviéndola peligrosamente. Increíble.
Descartando problemas del  top –case, es pequeño, la conducción, volviendo a colocar las estriberas originales, mejoró mucho.

Un protector-deflector a la vez.

YO Y LOS ELEMENTOS

Las imágenes que generalmente vemos de los ruteros americanos a bordo de  sus Harleys nos muestran tipos duros en camiseta con las patas estiradas hacia delante en busca de una imposible brisa refrescante rodando por una carretera achicharrada por el sol en medio de un desierto. Todo muy veraniego y muy bonito, aunque no sé lo que harán en Vancouver o  Montreal, que yo he estado, los que tienen una Fat Boy ,o una VN 900 en invierno.
Por eso se me ocurrió que a la vez de montar los spoilers sobre las defensas para mejorar la eficiencia de marcha podía cubrirlas con algún tipo de material plástico al modo de las que equipan las grandes ruteras con carenados completos. (Había visto un mueble cenicero en Ikea que me recordaban al protector de la Harley Electra que a punto estuve de llevarme para insertarlos en las barras delanteras). O tal vez, construir una funda de cuero o material similar, que, por otra parte, ya le irían bien a la XVS, porque ya se sabe que a una custom se le puede poner lo que quieras. Pero quizás me adelantaba a mis ideas porque lo fácil era preguntar primero en el comercio especializado si existía algo parecido a lo que quería en el mercado.


Dicho y hecho, y aunque en la primera consulta telefónica que hice en una tienda custom desconocían el tema y tuve una respuesta negativa, me dirigí a Custom Barcelona en Canet de Mar y ¡sorpresa!, en un catálogo de marca americana aparecía el accesorio exacto que buscaba. Eran unas fundas que fabricaban para diversas marcas y modelos customeros. El problema es que como eran de cuero y realizados a mano, los fabricaban a medida de sus propias defensas que también ofrecían y que no coincidían, como por ejemplo, con las comercializadas por Spaan, que son las mías.
- “Sí, una vez vendí unas pero el cliente tuvo que rehacerlas por su cuenta ya que no encajaban en sus defensas. De hecho, nadie me ha pedido nunca este accesorio. La idea es buena y a muchos de los que viajan en invierno les podría ir bien" -me dijo Miguel,el dueño.

DISEÑO ARTESANAL

Yo vivo en una zona con un micro clima bueno y equipado con pantalones de moto y hasta con buenas botas, sin salirte de la costa  puedes hacer 100 o 200 kms agradables en pleno mes de Enero o Febrero. Pero si te internas fuera de las carreteras que bordean el mar, a solo una veintena de kilómetros de la costa, tus extremidades inferiores te suplicaran que las inundes con un buen baño caliente. No quiero ni pensar en los que vivís en Aranda del Duero, por decir algo ahora mismo, y tenéis una Vulcan peladita.

La plataforma trasera.Un desastre areodinámico.

Así que decidí hacer un dibujito, llevarme las barras cromadas de protección Spaan de la Midnight 1300 a mi tapicero -es como mi médico- y poner la idea en sus manos. Era fácil observar que los ángulos de la tubería que forman la defensa no guardan paralelismo ya que el tramo inferior se mete hacia detrás con lo que no sabíamos cómo quedaría la funda –reforzada de simil piel- una vez acabada y montada sobre la tubería.
Y cuando eso ocurrió…!otra sorpresa y bingo!, porque las dos piezas montadas quedaron con una forma que ni hecha con ordenador, como podéis observar en las fotos. Eran dos auténticos pero curraditos parapetos  en forma de ligeras cuñas en su parte más baja. No tardé ni un kilómetro en apercibirme que la moto, ahora sí, era un tiralíneas en su trayectoria notando un aplomo extra en la parte delantera.
A 80, 100, 120, 140 kms por hora no solo había eliminado meneos o, al menos, los había corregido ya que aún me cabe la duda que parte del problema provenga del dibujo del neumático nuevo que cambié. Lo cierto es que la XVS se comportaba como un bloque compacto que avanzaba como un panzer. En plenas inclinaciones a 130 kmh, mantenía sin problemas la trazada elegida sin ningún movimiento alarmante aunque es cierto que el sobrepeso de las defensas y la consiguiente sobrepresión adquirida por el efecto “orejas delanteras” se deja notar algo en la maniobrabilidad de la dirección. Pero sin gran exageración. También gasta un poquito más de gasolina pero se puede perdonar.

MIENTRAS YO VAYA CALIENTE…

Ah!...casi me olvido de la verdadera función de las fundas “protectoras”. La protección de mis extremidades del frío. Pues…el resultado es fantástico. Hasta con zapatos –cosa no recomendable- se puede ir, ya que en todo momento un ligero calorcillo, desde los muslos hasta los pies, proveniente del motor te acompaña hasta en los peores momentos, esos donde el termómetro se encoje sobre sí mismo. Una gozada para encarar un viaje por largas y frías estepas invernales.

Una orejita bien acabada

A mí incluso me gustan verlas puestas porque le da a la moto un toque más original y incluso parecen formar parte como un complemento de la misma. El acabado, como podéis verlo, es óptimo –el  amigo Miguel es un manitas- y si estáis interesados en que os haga unas escribirme a rutasur09[arroba]gmail.com y os pasaré el teléfono y la dirección. Lo hago para así para no quemarlo demasiado. El problema es que tiene que disponer de las defensas de vuestra moto para trabajar en ellas. Caso cerrado. ¡Clonk!.

10 comentarios:

Fernando P. dijo...

Muy interesante tu artículo, como siempre, José María. No comentas nada del asiento, pero parece también modificado. ¿Es comprado o adaptado por el artista de tu tapicero? Un saludo

Jose Maria Alguersuari dijo...

El asiento trasero efectivamente lo modificó mi tapicero acolchandolo y alargándolo para que el pasajero pudiera estar mas centrado y adelantado en la moto.El respaldo proviene de un accesorio que compré con soportes cromados para la Shadow 750.Eliminé estos, y le atornillé dos ganchos en en la parte trasera de la pieza ( es madera) pasando por ellos una goma gruesa que rodea la parte baja del asiento de atrás quedando de esta forma presionada contra el asiento .Así de fácil.Incluso es sencillo fabricarse esa riñonera con una chapa de madera y goma espuma.Luego se forra de símil-piel.Saludos

Toy folloso dijo...

No sé si podría adaptar un paravientos así a la trialera....
El domingo anduvimos por unos desfiladeros donde no da el sol en todo el día, y hoy jueves aún tirito.

Jose Maria Alguersuari dijo...

A la trialera no se...pero a esta ,la calefacción es espectacular.

Anónimo dijo...

Jose maría, un artículo muy interesante. He sido dueño de una custom (Suzuki Intruder C800) que finalmente he cambiado por una sport turismo. Estoy feliz con el cambio, pero quería comentarte que una de las principales razones que me hizo aborrecer la moto era el mal comportamiento aerodinámico. Tenía una gran pantalla alta(original suzuki, que creaba un rebufo hacia el piloto, que castigaba mas que el propio aire si fuera "naked". En fin, que hacia exactamente lo contrario de lo que uno esperaba de la pantalla.

Jose Maria Alguersuari dijo...

Si supieras como mejora el ruido y las turbulencias un pequeño spoiler -el mío es Puig-que se instala en 10 segundos encima del parabrisas,no te lo creerías.Con decirte que escucho la radio a 120 por hora ya te lo puedes imaginar.elimina mas de la mitad del ruido exterior .Saludos

Darío dijo...

Hola, Jose María. El Spoiler que comentas ¿es un deflector de esos que se pinzan en la parte superior de la pantalla?
Yo quiero hacer algo de eso, casero, que cuestan un pastón para ser un cachín de plástico.
Gracias por compartir este artículo

Aporpan dijo...

Hola, se suma otro maniático de adaptar aerodinámicamente la moto. Cualquier día podemos subir fotos a este estupendo blog y os muestro a la reina del metacrilato por Marruecos... la Duke 690 2012!

Me encanta este blog. No sé si coincidir tanto sobre el uso de las motos es resultado de haber bebido de las fuentes de la Lambretta :-)

Saludos y kms.

Antoni dijo...

Hola José Mª,
Me preguntaba si podrías poner unas fotos de esos magníficos protectores, fuera de la moto, para ver si veo mejor como están confeccionados y mi madre que es modista me los puede hacer, y si no pues el tapicero del pueblo donde vivo.
Tengo una yamaha 1900 midnight star desde hace un par de meses y el otro día cuando iba hacia Puigcerda desde Hostalric (Girona) a las siete de la mañana, a la altura de vic, casi no sentía las piernas, y estamos en Septiembre.
Soy un extrialero que no di nunca el salto a una bestia parda hasta ahora. Deje el trial a los veinticinco y ahora tengo 57, pero la misma ilusión.

Gracias de antemano.

Antoni.

José María Alguersuari dijo...

Vale Antoni,lo haremos mejor.Los protectores se los regalé a un amigo que los lleva puestos en su Vulcan.Yo voy a veces a Hostalrich con un amigo ,aunque no te lo creas ,a comprar pan.Si eres de ahí me lo indicas en el mail info@josemariaalguersuari.com y me dejas tu teléfono .Vendremos a enseñarte los protectores.Salut nen.