lunes, 26 de mayo de 2014

RIDER 1000 2014. EL RAID DE RESISTENCIA PERSONAL.



Salida de un rally a principio de los años 60

A mí, que he vivido de primera mano los antiguos rallyes de motos y coches de los años 60 del siglo pasado que se celebraban en Catalunya , - ¡jo, cómo suena eso!- como fotógrafo aunque alguna veces también como participante, me ha impresionado la bestial participación que aglutina la Rider, que, por sí no lo sabes, es un evento organizado por el Moto Club Manresa que bate ya todos los récords en participantes en moto: nada menos que un millar.
Aquí , y me refiero a Catalunya, ya lo conoce todo el mundo motero pero si eres de los pocos que no has oído hablar de él porque vives en La Habana, en Agadir o en Kinshasa, te explicaré que se trata de cubrir un recorrido de aproximadamente 1000 kilómetros por carreteras abiertas al tráfico en las que se sale de un punto -la ciudad de Manresa-y se vuelve al mismo pero con la obligación de pasar por unos controles establecidos por la organización en puntos estratégicos del recorrido. La ruta la decide el piloto para llegar a esos controles que te sellan un pasaporte o libro de paso, y el tiempo que se establece para efectuar el recorrido es de máximo 20 horas contando una media de 50 kms por hora. Así que se toma la salida a primeras horas del alba y se llega después de medianoche. Todo un reto personal e intransferible .El premio, un pin conmemorativo pero que se obtiene con mucha satisfacción.
Los rallyes clásicos de finales de los años 50 y los 60 contaban con zonas de regularidad estricta con controles secretos y tomaban parte verdaderos especialistas como por ejemplo Oriol Regás, con Montesa, o José Sánchez, con Guzzi, aunque también existían rallyes combinados de regularidad que contaban además con tramos cronometrados de velocidad pura cerrados al tráfico y aquí los que se llevaban el pastel eran los velocistas de la época como Carlos Giró, con Ossa ,Ricardo Fargas, con Ducati , o Juanjo Rodés, con Bultaco, amén naturalmente de otros muchos especialistas. Ah...eso de lo de los tramos cronometrados seguro que le encantaría a más de un “rider”.






Los importantes solían ser rallyes duros que se celebraban en condiciones muy adversas , de noche, como el propio de Invierno -aún recuerdo cómo subía éste que escribe Las Mayolas de Igualada o las Estenalles de Tarrasa, con los dos pies en el asfalto cubierto de hielo a modo de skies, a las 12 de la noche, a primeros de los 70- además de otros como el Costa Brava, el rally Pirineos o el 1000 kilómetros, éste por equipos de dos motos o de moto y coche. Cada cual que se quede con su época aunque en la Rider actual, 20 o más horas encima de una moto sea una paliza de tomo y lomo y me saco el gorro.
Hace 50 años, sin embargo, las mecánicas y materiales más bien chungos de las pequeñas motos de 125 o 250 cc, que es lo que había, hacían de un rally por pequeño que fuera ...una gran aventura si lo acababas. Incluso los sencillos de domingo por la mañana no estaban exentos, dependiendo de la moto que llevaras, que no llegaras por lo menos a comer a la hora a casa.
Fui a ver en el tramo del Rider 1000 - hay dos más a elegir, de 300 y 500 kms- en Tosa de Mar y saludar a mis amigos y compañeros periodísticos, Eduardo Omedes, Juan Lanuza y Marceli Sáenz, que participaban en el evento. Vaya ambientazo motero. ¡Viva la Rider 2015! Mmmmmm...Por seguridad ¿Tiempo de descanso obligado en algún control?

Ahí van las impresiones de Marcelí:

En el 1993 hice mi primera “Concentración de los Elefantes” (primer fin de semana de Febrero en Alemania junto a la frontera de la república Checa), unos 3000 kilómetros ida y vuelta (BMW K-100 RS). En 2010, otra vez con una Maxiscooter.(Honda Silverwing 600). La última de esas la hicimos en tres etapas a la ida y dos a la vuelta. La más larga, de 800 kms. He salido bastante en moto y desde hace unos cuatro años he disfrutado de miles de kilómetros con los amigos de la Penya Motorista Barcelona

A la Rider 1000 nos inscribimos tres amigos,  Edu (BMW GS 1200),  Joan (BMW GS 1100) y servidor (Honda Integra ). La Rider, un recorrido (con 12 puntos de control) de casi 1000 kms, la acabamos (2 de 3) en 20 horas. Joan tuvo que abandonar en Prades al romperse el cable de embrague de su GS. Salimos de Manresa a las 07h 20 minutos del sábado 17 de Mayo y llegamos a las 03.00 de la madrugada del domingo a Manresa. Las paradas las hicimos en los puntos de control y en las gasolineras, estirando las piernas unos cinco minutos, y para comer en La Bisbal d'Empordà (dos horas). Perdimos unos 30 minutos por un despiste mío con una ruta equivocada.........
Lo peor, la noche y las carreteras de curvas sin marcas de pintura. Conducir una moto siempre me ha producido un profundo placer. Las últimas horas de la Rider fueron jodidas, cansadas y sin ver nada.
Disfruté en el tramo de Sant Esteve d'en Bas al Santuari de El Far, carretera con un asfalto perfecto, curvas rápidas y árboles, muchos árboles y todo verde. Este tramo era de ida y vuelta con motos en los dos sentidos y un “borde con peluca de colores” me adelantó (*) poniendo en peligro la vida de los motoristas que volvían y la suya. Entre 1020 inscritos (719 en la Rider1000, 271 en la Rider 500 y 28 en la Rider 300) pueden salir unos pocos locos, pero son los que dan la nota y por la que nos llevamos la mala fama.






Del tramo que he hecho varias veces y que es para disfrutarlo por la carretera y el paisaje, el de Coll de Nargó a Isona por la L-511, sólo recuerdo las marcas de la carretera y la aparición del pueblecito de Bóixols.
De la Rider me sobra la noche …....................
Para la organización un 10,  la máxima nota.

(*) Me adelantaron muchos, varias veces...........

Marcel·lí Saenz, inscrito en la Rider con el 432

En Septiembre cumplo 58, mido 1,74 y tengo sobre peso ….....

6 comentarios:

patarran trantran dijo...

Ché tú... que bó.
Como me gustaria poarticipar en uno de estos.
Tiene una pinta y un sabor... estupendo.
Gracias por compartirlo.

patarran trantran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jordi Gual dijo...

Bueno, me lo mire, para la la Riser de 300 or 500, que con una Monster en invierno no es plan de circular sin sol,es duro el frío.

Bueno, como estoy fuera de circulación, por culpa de un borracho en moto de los que se piensan que la carretera es un circuito, y a a i t gustan los inventos... Ahí van dos, puedes hacer un artículo de utilidades para los motards lisiados:

Como tenía un dedo con ña fractura en la falange, como tiene que ser, ja, ja en la la derecha , cuarto dedo y tercero de refuerzo, cortar con las tijeras es imposible con la mano derecha, se que hay para zurdos, pero descubrí que con las tijeras de manicura se puede cortar, a probar, monstruos.

Consejo dos, cortar con un cuchillo, un entrecor, e.g., como imposible, pero, con el cortador redondo de las pizzas... Pues la cosa mejora bastante.

Jordi, Monster 900 de carburadores, en restauración o reparación, ahora toca peleas con los seguros...

Ciao.

Como siempre, genial, JMA.

Eduard Omedes Regàs dijo...

Fue un placer salir de una curva, entrar en un control y encontrarte.. Recomiendo hacer la Rider, cuando acabé pensé que ya habia cumplido... a día de hoy ya espero que abran la inscripción de la 2015. Lo que Marcel.li no explico es su magnífico y genial trabajo con la ruta i los gps

wildjack dijo...

Yo he hecho la Rider 100 de este año con una Victory Cross Country, un bicho pensado para las grandes autopista de los USA, pero me lo he pasado pipa y quiero repetir, eso si con algo un poco mas ligero.

wildjack dijo...

pedon Rider 1000