martes, 27 de junio de 2017

DOS ROYAL ENFIELD VIAJANDO A TRAVÉS DEL TIEMPO


(PRUEBA Y OPINIONES)

La Royal Enfield Classic y la Battle Green ante la montaña del Pedraforca

Hace unos días llamé a mi amigo Marcel·lí para preguntarle si le apetecería acompañarme a una excursión de dos días en moto conduciendo a través del tiempo. El objetivo final era llegar en una cuenta atrás hasta  el año 1945 a un lugar del Pirineo leridano pero haciendo antes una parada breve en 1957 delante de una conocida montaña de la sierra del Cadí. Sin esperar más detalles y soltando una sonora carcajada Marcel·lí, que es un tipo de risa fácil y además contagiosa, me soltó un sííííí…muy largo y estridente. Lo esperaba porque él suele apuntarse a todas las batallas aunque sean las más perdidas.
A continuación y poniéndole en situación eché mano de la historia y le recordé que un año después de fundarse la fábrica Montesa en  1945 y para demostrar la dureza de sus máquinas, las denominadas A 45, algunos entusiastas directivos de la marca organizaron una excursión con cinco prototipos al balneario de  Caldes de Boí, un lugar idílico situado en el alto pirineo catalán.
Te puedes imaginar cómo eran las carreteras solo seis años después de acabar la guerra civil española pero además la mitad de la ruta la hicieron por caminos tomando a veces algunos senderos que era lo mejor que había para acceder al balneario. La gente o iba andando o a caballo.
Hoy está todo asfaltado. Se llega sin problemas pero sus paisajes no han cambiado y siguen teniendo todo el encanto de entonces.

Un tramo de la N-260 en Perves .Una auténtica carretera de…1945

Por varias razones personales quise rememorar aquella excursión y hacerles un modesto homenaje a “Turuta”, Juan Soler Bultó, los hermanos Milá y Paco Bultó (que fueron, junto con Pedro Permayer, los creadores de aquella marca española fabricada en Barcelona y que al menos y de la mano de Honda hoy continúan fabricando motos de trial).
Supongo que  se consideró  entonces una hazaña  porque seguramente aquella subida de 1.500 metros no habría sido muy fácil ya que aquellas motos eran de 125 cc  y con 4,5 cv de potencia. Hoy en día llegar hasta allí desde Barcelona, Lleida o Zaragoza, aparte de las varias horas que se requieren, no tiene nada de complicado.

Por eso decidí  que nuestra excursión evitara en lo posible las vías rápidas y sobre todo las aburridas autovías que te sacan de  Barcelona. La mayor parte del recorrido tendría que transcurrir por zonas de montaña pasando en todo caso por aldeas o por los mismos pueblos o parecidos a los que se pudieron encontrar entonces los expedicionarios.

Cerca de Pont de Suert

IMPORTANTE: LAS MOTOS TENDRÍAN QUE SER DE LA ÉPOCA Y MIRA QUÉ SUERTE EXISTE UNA, QUE ADEMÁS LA SIGUEN FABRICANDO: LA ROYAL ENFIELD. 


Pegado al móvil, Marcel·lí -que suele participar en rallies con su Honda Integra- escuchó algo que no se esperaba:

“Olvídate de la Integra está vez porque ni tu moto ni mi Burgman 650 no pegan nada de nada en el proyecto “En busca del pasado  perdido” … o quizás se le podría decir: “En busca del pasado encontrado”. Lo dicho: No encajan en  la filosofía de este viaje. Y te diré más. Me niego a que nos acompañe esta vez algún amigo con una moto “moderna”, llámese Honda NC 750, Yamaha Tracer o BMW 800. Esas máquinas y sus prestaciones son de hoy…y nosotros vamos a hacer un viaje al pasado acompañados solo por los espíritus de antaño. Te prometo unas emociones mágicas, Marcel·lí”.

 Carreteras  extraordinarias para las Royal Enfield.
En la imagen el pueblo de La Vansa i Fórnols en el Parque  Nacional del Cadí-Moixeró.

“Para ello - seguía diciéndole  -se requieren unas monturas de acuerdo con la época y que transmitan las mismas sensaciones que tuvieron  Paco Bultó y su tropa…y la única moto que existe, que se sigue comercializando actualmente y que cumpla eso requisitos es la Royal Enfield. De hecho, las Bullet eran incluso más antiguas que las Montesa de 1945. Las anteriores, que hacían en Inglaterra, y las actuales, construidas en la India, suenan y petardean clavadas, corren  lo mismo, o sea poco, vibran  y mucho ambas, y si las juntaras se parecerían  casi como dos gotas de agua . O sea que mi moto, RE Classic  o cualquier Royal actual ….! hubieran podido acompañar entonces a aquella expedición¡. Y te aseguro que el Sr Bultó las conocía bien aunque le gustaban más las BMW”.

Cuando le dije a mi amigo que Royal Enfield Barcelona le prestaba una de pruebas para nuestro evento se quedó encantado y agradablemente sorprendido pero también algo inquieto porque nunca había llevado un puchero de 500 que sonara… pom, pom, pom y que al parar hiciera… puf-choff, chuff.
La moto destinada a él era la versión Battle Green 500 euro 4, una reproducción en verde de la misma máquina de enlace del ejército británico que actuó durante la Segunda Guerra Mundial y, otra casualidad, que finalizó en…1945 !El mismo año de la expedición de Boí y Montesa!. El modelo Battle Green  nos encajaba de cine.

NO TE QUEJES, YA TE LO HABÍA DICHO

Pensé que convendría aleccionar a mi compañero antes de que se subiera en la moto sobre las singularidades, virtudes y… también defectos de las bonitas y auténticas clásicas Royal Enfield.
+ Te acostumbrarás rápido a su peculiar pilotaje. Te notarás sentado muy adelantado y te parecerá pequeña - enana comparada con tu Honda  Integra- y mucho más ligera - ,unos…40 kilos menos. El cambio y el embrague son muy suaves y tendrás que aceptar a que te mire y pregunte la gente - llama la atención -porque es una moto que se diferencia mucho del resto por sus líneas tan retro clásicas.
+ No te preocupes del cansancio. Es una moto que gracias a su asiento de muelles actúa como doble suspensión, cargando poco la espalda y los riñones. Yo llevo 17.000 kms por carretera y algunos viajes como el que hice a Córdoba (está en el blog) y siempre la he sentido muy cómoda. Cuando llegaba a destino estaba mejor que cuando salía. Eso es lo bonito. Por cierto, esto demuestra que no es una moto solo “para urbanizaciones” como he leído en alguna prueba. Tú búscale las carreteras adecuadas y podrás dar la vuelta al mundo.
+ Vibra mucho pasados los 90kmh - en sí, un poco de “trepideo” es agradable y acaba por masajearte terapéuticamente el cuerpo (he escrito varias veces sobre ello) pero lo  peor… es que corre poco y, a morir, no  alcanza siempre los  120 km/h. (Bueno, la mía corre un poquito más). Ese es su gran defecto porque te auto limita a rodar por autopistas o vías rápidas que son precisamente las que te sacan de las ciudades cuando buscas un destino alejado o a la inversa.

 
 !Pero mira que bonito! La foto de arriba pertenece a unos 
probadores de la casa Mymsa en 1953 y la foto de abajo... 
está hecha hace unos dias en 2017. Las emociones de los pilotos... las mismas.

Justamente y para evitar el tedio que se genera a esa velocidad poco cómoda hasta llegar al inicio “bueno” (como le ocurre a cualquier moto de 250 cc) busqué otra alternativa.

EL RECORRIDO 

El día señalado y a las 7.30 de la mañana, Marcel·lí se presentó en el punto y a la hora convenida, a la entrada de la población de Argentona. Se quitó el casco y con gran excitación me soltó: !La leche…es la leche ja,…ja…ja¡. Voy ligero y fresquito. !Pero cómo vibra a 110! ¡Ja, ja, ja!

El recorrido de la larga excursión que iniciábamos decidí que transcurriera por la ruta de Granollers y siguiendo la  C17, que es una serpenteante carretera que une La Garriga con Vic. A la Royal le iba bien porque la velocidad del tráfico es similar, a 80-100kmh. Llegando a esta población y tomando la C25 en el desvío de Gurb, nos internaríamos en dirección a Prats de Llusanés y Berga.
Este último tramo es, aparte de bonito, adecuado incluso para una moto con tan solo 27 cv.
Desde Berga y antes de Bagá saliendo de un túnel se gira a la izquierda y…comienza una carretera increíble, que te traslada a muchos años atrás y que acaba en La Seo de Urgell pasando por pueblos como Saldes, Gósol, Tuixén , Sorribes,…situados en fila india y en medio de un valle que transcurre por la sierra de Cadi. La recuerdo bien como pista de tierra hará una veintena de años y recorriéndola destila magia.
De la Seo a Adrall y desde allí, tomando el desvío hacia  Sort, coronando el Coll del Cantó.
Una vez que entramos en La Pobla de Segur, nos dirigimos hacia Pont se Suert por una carretera bella y curveada, la N-260, pero que al llegar a la zona de Perves parece haberse detenido justamente …en 1945. El mejor fondo para las fotos con las motos. Más adelante, un desvío lleva  hacia Barruera y finalmente a Caldes de  Boí.

Una zona de Alás,a pocos kmts de La Seu de Urgell

EL RETROVISOR JUGETÓN

Veía más o menos clara una Battle Green que me seguía a través de los espejos cuando circulábamos despacio pero a partir de 70 veía dos. Esa es una de las singularidades que tienen estas motos y es que te invitan a interpretar cuantos vehículos te siguen dependiendo de la combinación de la velocidad que vayas y las vibraciones que generan los extremos de los manillares. A 90kmh puedes observar cómo se descompone, por ejemplo, una moto y se convierte en tres. A 120 solo ves una línea horizontal que va oscilando como la de un controlador cardíaco de un hospital pero yo en la mía he logrado (mediante un truco explicado en otros artículos en este blog) que a esa velocidad, o incluso a 130 km/h, que si detrás mío me sigue una moto, solo veo una moto. 

Consumo de 3.5 a 4 litros 

COMO OPTIMIZAR LA CONDUCCIÓN 

Lo mejor sobre una Royal  es jugar con su retención natural cortando gas, apoyándose ligeramente con los frenos y entrar siempre largo de relación de marcha, al revés de lo que ocurre con algunas de las de su cilindrada, por ejemplo, y me viene al pelo, la  CB500 F o X. En éstas se utiliza mucho el cambio- por ejemplo subiendo un puerto-  porque piden ir altas de revoluciones - giran muy arriba-para optimizar su potencia. Abajo hay poca chicha o nada… y hay que buscar los cv revolucionándolas mucho aunque tengan el doble de potencia de una Royal Enfield .
Éstas piden lo contrario, entrar  en marchas largas en las curvas, aguantar el gas y acelerar en la salida que es la mejor forma de aprovechar mejor su par motor. Además cogiéndole el truco, la conducción acaba siendo muy técnica y bonita gracias a su buena tracción, muy al estilo de las Guzzi.
Llevo bastantes kilómetros con la mía y eso me lo grabé desde el principio. La moto te saca de cualquier sitio. Aplicando esa técnica, el de la Battle Green yendo delante mío afinaba de lo lindo gestionando la mar de bonito la serpenteante ruta de Prats de Llusanes .

Las sensaciones muy especiales rodando con las RE

El calor de estos días en toda España calentaba y de qué forma esa zona pre pirenaica. Nos habíamos parado a desayunar antes de Berga bajo una sombra amable con dos motos bellas clásicas que resaltaban ante un verde prado, una imagen que parecía un cuadro puesto exprofeso.
La mejor parte de la primera parte fue cuando encarrilamos la carretera -antes pista- de Saldes. Y si el verde prado podría ser parte de una pintura al óleo colgada en el recibidor de tu casa, lo que se nos apareció de repente  por delante de nuestras motos al salir de una curva  …era todo un gran escenario cinematográfico que dominaba una de las montañas más emblemáticas de los Pirineos. Es un importante punto de encuentro de excursionistas y escaladores que se trasladan a la sierra del Cadi: el Pedraforca.
Y justo en un lugar concreto que ya conocía le hicimos otro homenaje a los probadores de la marca Mymsa - fábrica de motos barcelonesa- que se retrataron con el fondo bucólico de la gran montaña seguramente … probando otros prototipos (podrían ser la A1 de 125) allá por los años 1953  o 54. Realmente fue emocionante encontrar el lugar en el que se hicieron la foto…al menos aproximado porque no siempre puedes hacer la misma toma. Hasta el campo cambia.

 RainAlarm es una buena aplicación que detecta la lluvia en minutos 

EL AUTOBÚS FANTASMA 

Tan en trance estaba Marcel·lí, poseído plenamente por el espíritu de los años 40 y 50, que poco después de pasar Gósol me adelantó, me hizo parar y visiblemente alterado me dijo: 
-¿Lo has visto?! lo has visto?….!era un autocar de madera de la línea Alsina Graells  con pasajeros, con muchas ventanas verdes pequeñas y con las maletas y un armario en el techo¡… !Un autocar antiguo con morro largo delante¡…¡hasta he visto un guardia civil con tricornio sentado dentro¡ ¡ era como los de 1945!
Me lo miré y me di cuenta que Marcel·lí ya había entrado en la otra dimensión. A mí, y solo lo vi de refilón, me pareció que habíamos adelantado tan solo a un autobús moderno del Inserso.

 

Llegada a Caldes de Boí de la expedición de Montesa en 1945.Tambien de la nuestra …
con un poco menos de ambiente …pero con mucha emoción 
por nuestra parte.Ya no estaban ellos…pero los vimos.

A Sort llegamos a las tres y decidimos comer y alargar los postres porque empezó a diluviar. Un alivio momentáneo que mitigaba los 35 grados que marcaba mi termómetro enganchado en mi moto.
Sí, el tramo de Perves se nos apareció de otros tiempos …y lo era. Transcurre por sus montes una pobre N 260 de la que alguien, en algún despacho, se olvidó de ella hace un siglo por lo menos.
Y con bastante emoción  llegamos a Caldes de Boí y de sopetón y de frente nos encontramos en el mismo lugar donde los expedicionarios de la primera Montesa A 45 habían cubierto su aventura  hace 71 años. Sí, los vimos. Reían y les daban palmadas a los depósitos de sus Montesas prototipo A 45. Y no te lo creerás, en un rápido flash vi que Don Paco Bultó se giraba unos segundos hacia nosotros y mirando nuestras motos alzó la mano, cerró el puño, levantó el pulgar y nos guiñó un ojo. Solo para entendidos veteranos.

 
 El antiguo balneario se mantiene pero la zona se ha ampliado con un gran hotel.
Queda de aquella efeméride un museo de la moto nacional que el propietario 
del balneario, Walter Ankli, construyó para los visitantes. 
Gracias Marta por vuestra colaboración para las fotos.

----------------------------------------------------------------
OPINIONES

Mi opinión personal es que no sólo es una máquina correcta para su precio si no …una excelente moto -si se quiere algo rústica en acabados- pero bien elaborada y en el caso de la mía, con buenos cromados. Solo hay que ver la robustez de la leva del freno del pie. Como las de antes.
La nueva Euro 4 la encontré más suave, su sonido de escape es más apagado, quizás ha perdido algo de empuje y un pelo de velocidad punta pero ahora tiene unos frenos -ABS- de buen tacto y un basculante trasero con freno de disco- el mismo de la Continental GT mucho más robusto que, diría, le da más aplomo al conjunto. Me gustóJMA




Opinión de Marcel·lí Sàenz.


He conducido motocicletas desde los 16 años, Honda, Bultaco, Montesa, Derbi, Vespas, Bmw, Scooters Honda, Kawasaki y Honda Integra. Durante varios años utilicé vespas para moverme por Barcelona y dos Bmw para viajar. Hace tres años que disfruto de una Honda Integra 750. La utilizo para desplazarme a Barcelona desde Vilanova i la Geltrú (50 km) y para salidas de fin de semana.
Han sido dos días y casi 800 Km (770 km) con la Royal.
Recogí la moto el martes 20 de junio en Royal Enfield Barcelona, de la calle Buenos Aires. La primera impresión: una moto bajita, de peso liviano y espartana, sin reloj, ni chivatos de temperatura o nivel de gasolina, sólo una luz para indicarnos la entrada de la reserva.
Cinco marchas “trialeras”, enseguida con la quinta. A los 80 km/h empiezan las vibraciones en los puños del manillar y en los reposapiés. Para mí, la velocidad de crucero son los 90 km/h. Puedes superarlos, pasando por los 115 en los que desaparecen las vibraciones en los puños pero siguen en los estribos, luego ya vuelven y creo que en una ocasión llegué a los 120. Siempre te acompañan las vibraciones. José María me dejó una bolsa de depósito con imanes en la que guardé una cámara fotográfica. A la primera parada la cambié y la guarde en una pequeña mochila, de seguir allí, se hubiese desmontado.
La posición de conducción, cómoda en lo que se refiere a espalda y riñones. El pompis es otra cosa. No he acabado de encontrarle el acomodo y requiere de descansos, como en todas las motos, cada hora o hora y media. Es una moto de fácil manejo en parado y en marcha para ir disfrutando del paisaje. Los frenos, los dos de disco, son efectivos y el trasero es muy suave y progresivo.
Es ideal para circular por carreteras comarcales, hay que evitar las autopistas y autovías, sobre todo en horas punta donde imperan los coches con demasiadas prisas. Al volver a coger mi Honda, la he notado pesada, he agradecido su confortable asiento pero, después de los 50 km para llegar a casa he notado los riñones. ¿Me habré acostumbrado a la posición en la Royal?.








9 comentarios:

MrOtar95 dijo...

Que buena ruta !
Cuanta diversion se puede sacar a estas motos , me encantan esas fotos en blanco y negro .
Ya sabes que me va el rollo de escapar del rio que nos lleva a toda prisa y para esto todo cuenta .
Un viaje en el espacio y tiempo como te gusta describir en esas alucinaciones de carretera,todo lo que cambia deprisa esta hecho por la mano del hombre y su intelecto ..de la misma forma se puede revertir,solo que nosotros si caducamos ...snif
Yo es que hay cosas que prefiero que no desaparezcan incluso traerlas de nuevo,ni todo tiempo pasado fue mejor ni todo lo nuevo lo es ni mucho menos.
Quien iria a visitar las grandes o pequeñas ciudades si demoliesen sus cascos antiguos ,sus viejos cafes ,librerias ,teatros sus monumentos...se construyen cosas nuevas que pasaran a la posteridad?..por supuesto ,pero ya hay un mundo donde todo es como una franquicia vayas donde vayas .
Con las motos pasa igual, esta Enfield es como un viejo café que le han hecho una reforma con tan buen criterio que si entras no te das cuenta ,solo lo encuentras mas bonito y comodo ,en mi ciudad de provincias hay uno ...si, a perdido en algun punto patina y cierta cutrez que deberia tener ...pero descuida ...solo dale tiempo ,lo importante es su espiritu original...sus detalles ,para lo que fue concebido..eso se respira.
Que puedo decir ,me lo paso muy bien con la mia...ademas le gusta la montaña ..mucho ,espara tenerla en una casa de campo o llevarla en remolque hasta esas zonas ,es manejable en la city..en fin .
Para cuando una de estas en los Alpes ..venga

Rafagas dijo...

Como te envidio José Mª, yo tengo una prima hermana de la Royal, una Sanglas 400, exguardiacivil, de las que no llevan motor de arranque (1969) y no encuentro el momento de hacer una excursión de este tipo. Quizás cuando me jubile pueda hacerlo. De momento me consuelo con salidas domingueras con sabor a retro.

Aprovecho para felicitarte por tu blog que probablemente concentra a la mayoría de los que les gustan las motos y la lectura, dos grandes pasiones que compartimos y por las que me permito recomendar un blog: motomorfosis.wordpress.com

José María Alguersuari dijo...

Ráfagas ,yo también tuve una Sanglas 400,la vi parir en la propia fábrica de Hospitalet de Llobregat,porque era el prototipo n 2 de la 400 del 68.Te otorgo la superlicencia turística de esa moto clásica,je,je ...para que puedas gozar de ese recorrido que no necesita más de un fin de semana.Casi nadie me dice de donde es...por lo que así,no te puedo dar alguna buena solución para que te puedas acercar al Parque Nacional del Cadí- Moixeró desde tu casa ,estés donde estés.MrOtar95....lo tengo en mente.Saludos

Rafagas dijo...

Muchas gracias por la Licencia J.María.
Soy de Hospitalet de Llobregat, mis hijas han ido al Patufet Sant Jordi, justo delante de la antigua ubicación de la fábrica Sanglas.
Me encantaría que mi Sanglas y tu Royal pudiesen rodar juntas una aventura de esas. Salut

Anónimo dijo...

¡Ja,ja,ja....¡ Increíble casualidad¡Solo faltaría que fueras familiar de Los hermanos Sanglas o de Maseras o Raja,los técnicos y probadores de la fábrica.La superlicencia de paso por el bajo Cadí ...me la tienes que dar tú a mi.Me apunto tu correo si me lo envías .Salut y kilómetros¡JMA.

Anónimo dijo...

Bonita excursión y buena idea.No hacen falta muchos cv para pasarlo bien,está claro.Espero la próxima tuya.Un saludo.

Jordi Gual dijo...

Buenas tardes,
gran excursión por carreteras casi perfectas para la RE, supongo que menos el inicio con más tránsito, el resto a vuestro ritmo.
Y muy buena la foto de antes y ahora con el Pedraforca al fondo.
A esperar la siguiente entrada, maestro!.
Al final, acabaremos más de uno con una RE, porque será de lo poco "moderno" que me guste que pueda conducir como me prohíban circular por BCN con mi moto viejuna, que parece ser que somos los grandes contaminantes.
Ciao.
Por cierto, alguna página de FB para protestar contra la prohibición de circular en moto por el tema de la contaminación?

Anónimo dijo...

Una vez más , gracias por el blog; he viajado mentalmente subido en una de esas RE; cada vez más me empiezan a sobrar los caballos y el peso y empiezo a buscar el punto de aventura y disfrute con motos sencillas y de baja cilindrada y potencia o incluso scooters. Saludos Luis

Anónimo dijo...

Estuve de un "tris" de comprarme una, y cuando se subio la "jefa" detrás...
Que si no era cómoda, que si me quedaba pequeña, que un maxiscooter vale, pero una RE no por que me cansaria de ella (se referia a la moto), que si...
Total, todo fueron excusas por que a ella no le guiñó el ojo. Pero a mi si, y de que manera.
Moraleja: Ahora tenemos un fantàstico maxiscooter de 400cc taiwanés que ni vibra, ni flanea cuando le apretas en curvas, ni marca el territorio, corre que se las pela y mas, te deja ver a través de los retrovisores, es comodísimo, acelera como un misil, frena que da gusto, no gasta, peeeero... No tiene alma. ¡¡Las Royal Enfield si!!
Me tiene enamorado de lo bien que va, pero no me quito de la cabeza las Royal Enfield.
Me gustan todas, pero la Continental en verde inglés... me tiene que ni cuando era adolescente y veia pasar una Ducati Pantha por la calle.
Cada vez que paso por delante del escaparate de una tienda multimarca que tengo cerca y la veo allí mirándome con esa carita...
Es que me la llevaria para casa, pero... dormir en el garaje en pleno invierno es muy duro. ¿Ya me entendéis, no?

Xavi