miércoles, 10 de septiembre de 2014

SÍ, YO ME HE SUBIDO EN LA MÁQUINA DEL TIEMPO



50 años separan estas dos fotos. El lugar es el mismo, Montecarlo. Abajo, en 1964 y arriba hace una semana.
Yo soy el pippiolo que esta de pie a la derecha con 18 años y también el de arriba.... con unos pocos más.

Hace un par de años me enviaron el link de un video que me impresionó. No tengo reparo en decirlo, incluso me llegó a emocionar. Dura tres minutos y se basa en la historia real de unos motociclistas tailandeses...con muchos años encima. Seguramente lo conoces pero si no es así te recomiendo que lo veas. En youtube sale con varios nombres pero si pones: taiwaneses de 81 años en moto.flv te saldrá.
La suya, como digo, fue una historia -exquisitamente filmada- que revivieron después, al cabo de los años, plena de emociones. Si me lees yo te contaré otra mía y que incluso se parece en el fondo, aunque con una diferencia en el guión. Ellos hicieron un homenaje a un compañero de ruta y yo ...a casi todos los que me acompañaron en un 
viaje en moto nada menos que hace ahora 50 años. Ya verás.


!Por fín encontré el sitio en que me hicieron la foto de arriba en mi Lambretta! .
Una calle de Salón de Provence.

UNA HISTORIA SENCILLA PERO TAN REAL COMO LA VIDA MISMA


En 1989, recibí un día una llamada telefónica para invitarme a ir a una cena. Eso no tiene nada de especial porque la gente conocida y especialmente los amigos, entonces y también ahora, se solían reunir para comer, para celebrar algo o incluso para ir al cine, aunque es verdad que eso cada vez ocurre menos. Sin embargo, lo de aquel ágape tenía su gracia.
- Sí hombre, es para celebrar las bodas de plata, los 25 años de nuestro viaje en moto a Montecarlo".-me dijo el que estaba en el otro lado de la línea.

Pegado al auricular del teléfono blanco marfil, que entonces era de baquelita, me vinieron a la cabeza inmediatamente las imágenes que recordaba  de aquel "Rendez Vous a Mónaco", una concentración internacional principalmente de scooters a la que asistimos un grupo de aficionados a las motos, que coordinaba  la Peña Motorista Barcelona. Eso ocurrió en 1964.
Los participantes sumábamos una docena de personas y un 4 de Septiembre salíamos desde Barcelona 6 Vespas, una Ducati 250 Elite, una NSU 250, un Seat 600 y mi Lambretta 150. Algunos ya nos conocíamos pero durante el recorrido todos hicimos muy buenas migas y como ocurre en estos encuentros hubo mucha camaradería.
No me acuerdo que comimos en aquella cena del 89 pero sí del buen humor que imperó recordando las inevitables anécdotas del viaje como el de las decenas de paradas que tuvimos que hacer gracias a "la perla" famosa en las motos de dos tiempos 
de entonces.


Localizado el puente a la entrada de la ciudad de Brignoles.

Yo era el pipiolo del grupo porque era el más joven y tenía 18 años, cuando la mayoría de los demás sumaban una decena más o me doblaban la edad. También me acuerdo que salir de España y cruzar la frontera francesa conllevaba mucha emoción y también mucha tensión porque los guardias de uno y otro lado de la frontera, -más en el nuestro- te imprimían un gran acojone porque te miraban como si escondieras tu alma o como si fueras un delincuente a punto de escapar hacia no se sabe dónde. No te lo puedes ni imaginar si tienes menos de 40 años. Era la leche, ¡salir al extranjero¡.
Si eres joven te vas a quedar sorprendido de lo que vas a leer, por ejemplo de lo que costaba la gasolina. El mismo día de Septiembre que partíamos, el diario ABC publicaba un artículo con  este titular:
"LA GASOLINA ES CARA"
"La gasolina en España es cara. Tan sólo Francia ha fijado el precio de su gasolina más cara que en España, en 11,40 pesetas el litro..."que en estos tiempos del Plan de Estabilización y de lucha anti inflacionista (en España) ha hecho pasar  de 9.33 pesetas a 10.83 pesetas el litro."
¿Te acuerdas de las pesetas? ¿Cuánto son 10.83 pesetas en euros? ...mmm… algo más de 6 céntimos de euro. Mmm... una Montesa Impala estaba sobre poco más de 20.000 pesetas.
En cambio, y fíjate que han pasado años, medio siglo, hay cosas que alucinantemente siguen igual. Parece que sólo haya cambiado el color de la piel de la gente. Lee esta noticia de ese 4 de Septiembre de 1964:
"DETENCION DE UNOS PORTUGUESES QUE PRETENDÍAN PASAR CLANDESTINAMENTE A FRANCIA"
"La Guardia Civil ha detenido en la carretera de Pamplona a Francia a cuarenta y nueve súbditos portugueses que clandestinamente en un camión pretendían pasar al país vecino. Igualmente, en el término de Arraix, a no mucha distancia de la frontera, la Guardia Civil sorprendió a otros 15 portugueses que se dirigían en otro camión a Francia. Los conductores al verse descubiertos abandonaron el vehículo y se dieron a la fuga sin que hasta ahora hayan podido ser encontrados."

Un paisaje que se mantiene todavía en muchas carreteras de Francia. Los plataneros en los arcenes.

¿Te suena esooooooo? . Es todo igual...cambiando los personajes que ahora intentan saltar vallas en Marruecos. En la portada de La Vanguardia, donde he trabajado durante 25 años, aparecía una foto-cosa rarísima ver imágenes en las páginas interiores en esos años- del equipo español de aficionados de ciclismo que se clasificó en segundo lugar del Campeonato del Mundo. Excepto para Nieto y Derbi, que comenzaban su singladura de éxitos, y Federico Martín Bahamontes que, eso sí, había ganado su Tour de Francia en el 1959, y Santana que ganaba de vez en cuando en el tenis, nuestro deporte más bien era chunguillo en las esferas mundiales.

No creo que me leyera alguno de esos diarios antes de partir con el grupo a las 7 de la mañana de ese viernes 4 de septiembre del 64. Lo que sí sé es que en el road book -qué leche, el plano kilométrico¡ original¡ -que amorosamente me ha facilitado Javier Gil coordinador de eventos de la Peña Motorista Barcelona, nuestra llegada a La Junquera estaba prevista a las 11.25 am.¡4 horas y 25 minutos para recorrer 154 kms¡. Claro que íbamos en scooters de 125 y 150... De los antes. Seguro que pararíamos a comer algo por el camino. Nuestro recorrido pasaba por La Junquera, Narbone, Montpellier, Arles, Aix en Provence, Brignoles, Le Muy, Niza y el Principado de Mónaco.

La ciudad de Arlés está repleta de lugares que me llevaron de cabeza en busca de mis localizaciones.

Francia, a principios de los 6º, tenía muy pocas autopistas. De hecho estrenamos algún tramo nuevo que continuamente se truncaba poco obras. Pero gracias a eso pudimos saborear centenares de kilómetros de las típicas carreteras francesas que se acompañaban  en sus arcenes de filas interminables de árboles plataneros. Todavía quedan, más como recuerdo de una época que por  motivos prácticos, que eran dar sombra a los vehículos ...tirados de caballos. A 80 o 90 por hora, que era lo que, en buenas condiciones y agachaditos, alcanzaban la mayoría de los scooters, atravesamos esa parte del sur de Francia pero siempre  acompañados de auténticas tempestades de agua con lluvias muy recias y encontrándonos cada dos por tres zonas inundadas que nos impedían mantener el horario del rutómetro. Finalmente alcanzamos nuestro objetivo y después de desfilar por la capital monegasca con nuestros trajecitos, pajaritas y corbatas, que era lo que se llevaba en la época, hasta conseguimos algunos trofeos
Nuestra expedición la capitaneaba Jacinto Dalmau, que era entonces un muy buen piloto de regularidad. También venía uno de los hombres más conocidos del mundo de la Vespa en España, Jordi Balart, que en su etapa aventurera se fue dos veces a Rusia con el popular scooter.


LA VIDA CONTINÚA, MORDÁMOS LA FUERTE

Hace un año que caí en que en éste, en el 2014, se cumplían ...!50 años! de aquel viaje y que habían pasado, bufffffffff...25 años más de aquella la cena conmemorativa. Pensé hace unos meses que oportunidades como ésta no se pueden dejar escapar -máxime si todavía vas en moto, que espero que sean 50 más- con lo que decidí conmemorar aquella salida que hicimos un grupo de entusiastas scoteristas volviendo con otro viaje a los mismos lugares. He estado excitadísimo con este tema porque, aunque he estado o pasado por Mónaco algunas veces en coche o en moto, y también como fotógrafo alguna vez cubriendo el rally de Montecarlo o  realizando varios reportajes en mi época de reportero de La Vanguardia, aquel periplo, por mi joven edad de entonces, me marcó e imprimió el natural motero que llevo dentro.
Así que gracias a la colaboración de Javier, que, como digo, me localizó los archivos originales y hasta las facturas de entonces, también me envío la lista con los nombres de todos los que habíamos ido. !Increíble!. Me encantaba la idea de transmitirles mi proyecto e invitar a quién quisiera unirse otra vez al "viaje del pasado".

Un "alto obligado" en nuestra ruta a Mónaco en 1964.

Lógicamente, me puse, nombre a nombre, -desconocía direcciones y teléfonos- a buscarlos en internet pero poco a poco fui asumiendo que la mayoría de ellos, por la propia lógica de la vida y de sus edades, ya no estaban en el mundo terrenal. Entonces caí en las edades que podían tener ya aquellos joviales, sí, pero maduros amigos ...en aquella cena de 1989. Excepto una pasajera vespista que iba con su marido, Nuria Arderiu, y la pareja del 600 de apoyo, Paquita y Miquel Sabaté, que hablé con ellos y a los que les envío un gran abrazo, me hicieron ver sin ellos saberlo dos cosas. Una, que el viaje a Mónaco lo tenía que hacer, sí o sí, y que la vida hay que comérsela a bocados.
El grupo recién llegado a la ciudad monegasta hace medio siglo.

Tiene narices y ya es casualidad. El día anterior a mi "partida moderna ", hace una semana, La Vanguardia publicaba un titular extraído de una entrevista a Clin Eastwood . Decía: "NO DEJO QUE ME ATRAPE LA VEJEZ". Sí señor. Pues eso.


!EUREKA, ÉSTE ERA EL SITIO!

Lo que quería era volver a pasar por las mismas carreteras y encontrar algunos lugares de los que guardaba algunas imágenes. Hacerme la foto otra vez allí.
Especialmente tenía interés en descubrir la ciudad, el sitio y la calle donde alguien me fotografió "navegando" con mi Lambretta. Tengo que decir que esta foto y otra en la que se ve una carretera mojada con un rótulo que indica Le Caramy juntó con otra de Balart con su Vespa atravesando un charco en una carretera. Las envíe a una web francesa llamada "Scooters Mosquitos" de Arles y tuve contestación muy amable aunque con resultados a medias.
-Le Caramy es un río que pasa por la ciudad de Brignoles y creemos que está hecha allí.
Aunque ignoraban la procedencia de la otra mía con la Lambretta ya era algo y...gracias al google maps y su cámara mágica localicé el sitio exacto por donde pasó la expedición.
Sin embargo, no hubo forma de encontrar "mi gran inundación" en Arles con el rótulo "Casino", que es donde siempre había puesto mis esperanzas. Dos días estuve buscando el sitio por la ciudad de Van Gooh… con ayuda de funcionarios del ayuntamiento.
Pero...después de observar con lupa el fondo de la imagen -¡y eso fue la clave¡ -observé por primera vez, y a lo CSI, lo que podía ser un arco monumental o así.
-Pues  arcos hay en Nimes,...y ahora que lo recuerdo también en Salón de Provence -me soltó un paisano cultivado de Arles.
Me puse casi a llorar de emoción cuando otra vez con el Google cámara descubrí exactamente el sitio por el que había pasado 50 años antes. A la mañana siguiente, y nos venía de paso, desayuné con mi mujer a dos metros de ese lugar, hasta ahora un lugar fantasma para mi recuerdo. Ya tiene nombre: El arco de La torre del reloj, en la calle Freres Kennedy, de Salon de Provence. En la foto y en una ventana aparece una mujer mirándonos de edad indeterminada. Ahora en la otra ventana hay un rótulo que pone: A LOUER (se alquila). ¿Qué habrá sido de su vida?



Arriba, una maxiscooter que no desentona con las grandes motos GT.
Abajo, el objetivo cumplido.

BARCELONA - MÓNACO,  REVIVAL, ¿POR QUÉ EN LA BURGMAN 650?

Confieso que soy algo soñador. Dicen que también imaginativo. Sí, de eso he vivido. Hace unos 5 o 6 meses me había imaginando este viaje en grupo. Otra vez.
Incluso me fui hace unos meses a ver al representante de Peugeot Motos en Barcelona para venderle "la película" del viaje y hacerlo a bordo de las Django 125 que se suponía que estarían ya comercializadas. Simplemente me pareció la mejor scooter neo-retro del momento y hubiera encajado maravillosamente en el viaje. Motos de los años 50 en un viaje de la época. Además, supongo que hubiéramos dispuesto de algunas unidades. Claro que es mucho suponer. El tema es que ni han salido a la venta a día de hoy y hace tiempo que abandoné la idea.
Claro, sí, están las propias Vespas pero yo no he conocido a nadie que estuviera interesado en el viaje. A lo mejor, igual tú.
La gente o no puede porque no trabaja o no puede porque trabaja. Tenía una tercera opción y era la de aglutinar amigos y conocidos, cada uno con su moto pero, llegado el momento, uno dice que tralarí, otro dice que tralará, otro que ya te lo miraré corazón y el otro, no sabe, no contesta. Pero excepto mi sobrina Blanca Sagrista, que sí contaba con ella y su PCX,-mira que te lo avisé-no me sabe mal y los entiendo porque todo este tinglado viajero al final es una pura cuestión personal y sentimental.
Y al final cuentas con la moto que tienes y con tu mujer, que te apoya en lo que es importante para uno. Y os aseguro, chachos, que después de ese viaje realizado por vías de todo tipo, lentas a punta de gas y rápidas a una velocidad de crucero ...quenotelopuedesimaginar...y una velocidad de punta que no te lo diré pero ...quenotelopuedesnisiquierasoñar... cargada con todo eso que ves en la foto, como si lo llevaras en el maletero de un coche, con dos bolsones y una mochila además de la bolsa puente. Entre otras muchas cosas llevo siete pares de guantes -es mi debilidad-, 6 chaquetas moto,-dos de agua-, 6 pares de pantalones,-si incluyo los dos de cordura-y bueno...imagínate el resto.

Dos elementos, casi con la casa a cuestas. La Suzuki por capacidad de equipaje.

UNA MOTO VIAJERA Y FINA

No me he vuelto loco, no, pero te voy a decir algo malo de esta scooter -moto. Me pone nervioso el silbido de piñonajes de su transmisión y eso que es de la última generación y modelo. Silba, eso sí, menos de lo que lo hace cualquier Triumph tricilindrica y parecida a la de una vieja BMW K 75... pero, aún así, mira que duran. Ya está. Es todo lo malo importante.
Cada vez me asombra más su faceta viajera. Diré algo que ha podido influir en la sensación, subrayo, real, de tener un motor más lleno ...a partir por ejemplo, de 140. Abres gas a parir de ahí y notas un claro sonido de admisión -esto es notable a velocidades más bajas- y un tirón de potencia como si llevaras el famoso Kers de un F 1. Ése es el cambio que le hecho. He sustituido el filtro de aire original por un BMC, más generoso en la admisión de ese fluido. Un motor mejor refrigerado y que resulta evidente que respira mejor. Es como las tiritas de nariz que se ponen los atletas porque dilatan mejor las fosas nasales y que son utilizadas además...para no roncar. Suele funcionar.
Con temperaturas muy altas que hemos tenido todos los días y en todo el recorrido y además bochornosas, en las entradas y paseos de las ciudades, en los movimientos urbanos o incluso en plena carretera o autopista, yo ...prefiero un motor con cambio automático. Llámalo Golf, Audi o Mercedes. Nadie vuelve para atrás .¿Tú conoces alguno que lo haya hecho? Eso es para mí definitivo en largas tiradas. No te cansas. Con todo ese sobrepeso que le he añadido a la Burgman , pero, sobre todo, bien repartido,- fíjate que tú no ves ningún burro de carga exteriormente- estando todo bien guardado y manteniendo la aerodinámica original, -no hay maletas que se muevan o bamboleen-te certifico que esta moto tomando curvas de autopista a 150 -160  ni pestañea, al menos con dos plazas y...eso sí, infladas con nitrógeno en las ruedas.
Haría este viaje con otra moto, una Honda Integra, por su cambio DCT, pero si tuviera más protección frontal, una pantalla más amplia y, miau, más capacidad interior de equipaje. Algún día si me invitan hacerlo en Honda me pondré una bata blanca, tomaré una Integra, le cambiaré ese carenado flacucho, le pondré, estirándolo un poco, el de la VF 1200 y le encajare las maletas fijas de la Deauville detrás. Ah, y cambiaré las ruedas por unas de 15 y 16 pulgadas. Más capacidad y agilidad, nen.



En un coche estos bultos ya ocuparían un buen volumen.
Pero lo llevábamos todo en la Suzuki Burgman.
La adivinanza: ¿Que hay en el rulo y para que sirve el metro de carpintero?

Pero de momento, esta Burgman 650 es un pozo de sorpresas agradables, aunque eso sí las revisiones son sagradas y ...no te las regalan. Por eso nos ha llevado y traído tan fantásticamente. Alguien me decía que, bueno, tampoco es la gran aventura irse con una Burgman a ese viaje. Le contesté: Es que ése no es el tema. El ídem es volver a hacerlo en dos ruedas,...cincuenta años después. El próximo cincuentenario...mmm...es en el 2017, cuando gané una cronometrada en Cerdanyola del Valles. A ver, Moto Club Cerdanyola o Club Moto Cerdanyola o Moto Club Sardañola, prepárame una carrera, Quiero volver a ganar.
Me gusta esa imagen del posado de todos en Montecarlo...medio siglo después. Me encanta.
Salud compañeras y compañeros de la ruta.


(PON AQUÍ TUS COMENTARIOS)





19 comentarios:

Anónimo dijo...

Extraordinario, eres asombroso. Felicidades por tu longeva juventud.
Sigui así, como dice Easwood, no dejes que la vejez te atrape y la moto sin duda ayuda a ello.
Deberias ir preparandote un nuevo reto como excusa.
Felicidades y Saludos.
Gran y emotiva entrada.
JV

Jaime Barrigá dijo...

Precioso artículo. ¡Qué bonito es volver a sitios en los que se ha estado tiempo atrás y en moto! Por cierto, en la foto de Montecarlo, lo que veo que han cambiado más son ... los barcos.
Enhorabuena

jon solo dijo...

Felicidades y enhorabuena.
Te diria muchas cosas, pero o ya las sabes, o ya las habras experimentado, solo me queda decir que espero yo tambien seguir disfrutando tanto de las dos ruedas dentro de muchos años.
V'sssss

Manu dijo...

Que tio.
Tienes igual o mas energia que en el primer viaje.
No cambies, y no dejes de contarnos tus movidas..

Felicidades,y un abrazo madrileño
Manu

Toy folloso dijo...

Quien mejor que el bueno de Clint para decir lo de no dejar que la vejez lo atrape.
¡Si va a velocidad de ciclomotor!.
Sesenta minutos por hora, nada más....

Anónimo dijo...

El metro no se, pero en el rulo fijo que va la foto de hace 50 años.

Anónimo dijo...

Felicidades por el viaje. Qué envidia me dan a mi estas crónicas.

En el rulo va la foto... por lo que se ve, con un marco de paripé ya impreso; bendito photoshop :) Y el metro... para hacer de marco a la foto ya montada una vez llegado a destino y que no ocupe en los bultos de equipaje... Me equivoco?

José María Alguersuari dijo...

Efectivamente,!prueba conseguida ¡.Pero la verdad es que me ha sorprendido que algunos habían pensado que llevaba el marco "de verdad" y todo en la moto.Hombre ,ya veis que la Burgman es generosa de espacio,pero,tanto,tanto...
El metro desplegado,más o menos perfecto,hizo de bastidor.Gracias,otra vez por los elogios,el viaje en sí mismo no es complicado,lo estupendo ,estaréis de acuerdo,es volver en moto,50 años después.Seguro que tu ya tienes algún cumpleaños -aunque sea menor... o no-de ese tipo.!repite la historia,te lo pasarás teta¡.Salud

Pedro Gaspar Garcia dijo...

Fantastica crónica. Yo tengo en mente para este verano ir a los Dolomitas con mi B650 L0, equipaje de dos para 10 dias, y veo que cabe sin necesidad de alforjas. Pregunta del millón ¿cómo has metido todo eso?

Fernando P. dijo...

Felicidades por la celebración, nuevamente te lo has currado de firme, espero que sigas durante muchos años contándonos tus peripecias y tus inquietudes en el mundo de la moto ó de lo que se te ocurra. Eres un tío grande. Un abrazo y que pasen otros 50 años

José María Alguersuari dijo...

Gracias a todos.Pues sí,todo eso entra y el secreto es la distribución.Dos bolsas guarda cascos ,una mochila y otra bolsa puente que va encajonada entre el asiento y el escudo de la moto.Esta última es muy importante ya que ayuda a repartir el peso hacia adelante .
Top case -ligero-de 48 litros donde van una de las bolsas con ropa de mi mujer,y repartidos llenando esa maleta,pequeños objetos además de zapatos,y otros elementos (bolsa plegable grande-una buena idea para meter las chaquetas de cordura mientras paseas más relajadamente),cantimplora,plástico de tender ropa bien plegado para poder tumbarte debajo de un pino,algún jersey ,etc).
En la parte del fondo trasero del vano de la Burgman caben infinidad de pequeñas cosas además de una pequeña mochila donde van herramientas,los pantalones de agua ,guantes y algunas chaquetas de agua ,kit de reparación de pinchazos ,botiquín emergencia,y mucho más.La otra bolsa con mi ropa cabe en el resto del habitáculo.(resistencia eléctrica para calentar café en sobres o te,además de algunas galletas y pastas).
En la que hace de puente van los ipads,cargadores varios,cámara,faja térmica de farmacia,mapas,bolsa navegador,móvil,llaves,chaqueta nylon,guantes,neceser,agua,documentación ,etc.
En las guanteras,trapos,pequeña esponja con agua y jabón para limpieza deflector,cargadores Iphone,guantes agua,radio,etc
Y aún se podría añadir algo más.Saludos

Anónimo dijo...

José,
Me ha encantado la historia, el viaje y especialmente la idea del metro como bastidor!
Abrazo,
Tu sobrino Emilio

marselles dijo...

Enhorabuena JoseMaria, aunque se haga un poco extraño y muy commovedor volver solo a este encuentro 50 años despues ( solo en realidad no, entiendo que te acompañaba tu mujer )

Como sabes, yo tengo pendiente mi retorno a Marsella con la G/S, el año que viene llevaré 30 años.., igual me animo entonces o me espero algunos años mas, no tengo ninguna prisa..;-)

Saludos,

Pepe( marselles )

Anónimo dijo...

Saludos desde Galicia.
lo que no entiendo es como se puede viajar en moto a 100 km/h si sube a 7.000 vueltas, cuando en ana de marchas vas a 2.500 como mucho e 5º marcha. Por otro lado increible lo tuyo.

Anónimo dijo...

Amigo,gracias....pero no te he entendido nada de lo que comentas de ir a 100 kph ...y a 7000 rpm o lo que en una de marchas vas a 2500.Saludos.jma

Anónimo dijo...

Perdona no me explicado bien yo siempre he tenido motos de marchas y cuando llaneas y circulas a unos 100 kpm en quinta o sexta marcha el motor va a una 2.500 rpm pero los scooters automáticos a 100 por hora suelen ir a unas 7.000 rpm, . Esto a una velocidad constante debe de castigar el motor sobremanera,en ciudad callejeando no creo que afecte mucho pero en viajes.Perdona mi ignorancia en el tema pero hace poco que leo tu blog y es algo que me llama la atención y que nadie pregunte por esto. Saludos.

José María Alguersuari dijo...

Vale.Las revoluciones de un motor dependen de varios factores como por ej el de la cilindrada que tenga y de su desarrollo de cambio ,además de la configuración técnica de diseño del motor.Hay motos deportivas que giran a 12000 rpm o más y otras como algunas custom que lo hacen a 6000rpm.Una 125 como la Burgman pequeña a 7000 rpm ya va sacando la lengua a 100 kph porque su línea roja está en 8.500.Pero una Triumph Bonneville de 865cc a esa velocidad rueda a 3.500 rpm y por ej ,una maxiscooter como la Burgman 650 a esos 100 kph no llega a 4000 rpm.Saludos

Maciste dijo...

Una entrada llena de emoción y cariño. Qué gran verdad la de que hay que comerse la vida a bocados, cosa que muchas veces olvidamos en el día a día de nuestras rutinas y pequeñeneces.

Parafas89 dijo...

Jose María, no había visto el video, con 25 años y pensando que si algún dia llego a esa edad, me gustaría ser como los protagonistas.
El vídeo por si no lo ha visto alguien más... https://www.youtube.com/watch?v=KIg6idK6DGg