martes, 10 de septiembre de 2019

LA BUENA MOTO ...QUE NO SE ENTENDIÓ: HONDA CROSSRUNNER 800 VFR X.



La Crossrunner VFR 800 X es una moto corta con 1,750 mm entre ejes ,la más reducida de las de su clase,lo que la hace bastante manejable en parado.Posee también un radio de giro muy corto.

¿Una moto confortable como un Mercedes clase S y con un sonido excitante que suena -si quieres-a medio motor Ferrari V8 ?. Existe y desde hace años, aunque no estoy seguro de que por mucho tiempo más.
Se llama Honda Crossrunner 800 X y el mercado le ha hecho más bien poco caso desde que apareció su primera versión allá por 2011. Cara de fabricar, su precio hoy en día está en línea de otros modelos de parecida cilindrada: 13.800 €.
Lleva un motor mítico, casi único y muy exclusivo. Un V cuatro proveniente en origen de la competición, el mismo que viene montando su hermana VFR 800 considerada la joyita de Honda desde hace varias décadas.


En el artículo anterior me refería a las grandes y voluminosas maxitrails que en muchos casos se convierten en barreras infranqueables para personas no muy altas y también veteranos de cierta edad. Esta crossover o SUV de carretera es, pese a su primera impresión de moto masiva, una excepción y siempre se ha guardado algunas cartas muy especiales: la de su nada exagerada altura de asiento, su buena maniobrabilidad en parado a pesar de su aspecto grande y su agilidad en curvas. Eso tiene truco: Y es que es, de largo... , la más corta( 1.475 mm entre ejes) de todas las de su tribu sean trails, urban trails o maxitrails.Todo un gol de Honda contra sus competidoras pero que al parecer nadie se enteró del detalle. Creo que Honda incluso no supo vender esa virtud y eso que durante 9 años ha remodelado la Crossrunner tres veces hasta la actual de 2019. Solo hay que moverla en parado para ver que es más maniobrable que, por ejemplo ,una VStrom 650 de menor cilindrada pero mucha más larga entre ejes. (1.560 mm).

NO PASARÁN. SE ACERCA UNA ESCABECHINA CON EL EURO 5
A finales de Junio y estando de paso por Gijón me acerqué al concesionario Honda Espaciomoto para visitar a Moisés, un amigo que es el máximo responsable de la marca en aquella ciudad asturiana. Ese cargo, en su tarjeta de visita, queda chula pero la realidad es que es más bien un hombre orquesta porque hace de gerente, de secretario, de vendedor y, si hiciera falta, también toca la gaita para alegrar al cliente. Lleva ochenta y pico motos vendidas en menos de un mes.Yo creo que duerme en un banco del taller cuando cierra y se va el último cliente. Un currante de cuidado.
Mientras lo esperaba me dediqué a observar los modelos allí expuestos y me detuve, más detenidamente, ante una Crossrunner 800 bicolor negra y granate que estaba junto a dos África Twin.
- Sigue siendo guapa, ¿eh?...- me dijo desde detrás mío mi amigo.
- Sí que lo es...y qué pena de moto. Una máquina bien... incomprendida.
Extraordinario el confort gracias a sus amplios asientos y buenas suspensiones

Estuvimos hablando de ella y también de sus flojas ventas y, cómo no, de los tiempos que vienen, ya mismo, con el Euro 5. Esa será la última y siguiente norma se va a llevar consigo y por delante un montón de motos (como ocurrió con el Euro 4 hace nada) que no van a pasar las más estrictas normas medioambientales. Se exigirá en Enero de 2020 que las motos que se vendan en la UE hayan reducido las emisiones de monóxido de carbono un 12 % más que lo hicieran con el Euro 4 y se pedirá una disminución de las emisiones de hidrocarburos y óxidos de nitrógeno ( HC + NOx ) del...38%.
Aparecerá otra novedad de obligado cumplimento: el OBD2. Es un sistema de diagnóstico que tienen que incorporar las propias motocicletas y que detecta si se sobrepasan el máximo de emisiones permitidas mostrándolo al piloto o conductor.También auto medirá el ruido acústico del propulsor y de los escapes.  ( Esos datos los he extraído del informe de Seguros AMV ). Parece que ANESDOR pide una moratoria hasta el 2024 para que ese OBD2 no se aplique de momento pero asumiendo las nuevas normas.
Hay algunas motos actuales que ya están preparadas para pasar el Euro 5, pero otras -que son muchas dada la complejidad técnica y sobre todo inversión económica para actualizarlas- que desaparecerán al encontrase de repente ante el muro medioambiental europeo.
Los motores “pequeños” Evolution de Harley Davison hasta 1200 o la propia clásica y bellísima Honda CB 1100 teóricamente no pasarían el corte. (Si fuera así, más motivos para comprarla).
Recuerdo en los momentos inmediatos a la implantación del Euro 4 las nuevas listas de modelos de Kawasaki para 2017. De las 70 motos que disponía su catálogo en España ... ¡quedaron 30.! !El Euro 4 se cargó 40 modelos !.


El Euro 4 se cargó muchos modelos que se comercializaban hasta el 2017. 
En la página de la izquierda los modelos que quedaron de Kawasaki a partir de entonces.
Creo que el próximo Salón de Milán que se celebrará en Noviembre será uno de los más importantes de su historia porque mostrará como nunca cómo han podido encajar los fabricantes el reto de construir motos que continúen siendo atractivas pero realizadas con las grandes limitaciones ante los nuevas normas de emisiones. No me quiero imaginar cómo serán de desproporcionados -ya lo son- algunos tubos de escapes de algunas de las motos actuales recicladas en un último intento de mantenerlas con vida.
La Crossrunner VFR 800 X se ahorra peso extra.
No necesita herrajes porque las maletas van integradas.

Un pajarito me dice- bueno ahora mismo ya hay bastantes pájaros que cantan eso- que Honda tiene previstos más de una veintena larga o más de novedades en los próximos dos años. En Milán, sí o sí, veremos una África Twin más pequeña de 850 cc y una más grande de 1100 cc. Podría mostrarnos una Deauville con ese mismo motor y quizás, y por largo esperada , ves a saber, alguna novedad en maxiscooter.
Suzuki vestirá seguro de nuevo a su VStrom 1000 y por fin presentará una VStrom 650 más corta y compacta muy probablemente aprovechando el chasis y motor de la SV. (Es una teoría mía). Creo que desaparecerá de su catálogo su buque insignia mantenida casi desde hace dos décadas, la Burgman 650, que prácticamente no la han tocado en los últimos años.
Buen haz de luz ,corta y larga unificadas pero algo limitadas como cuneteras

LAS MEJORES MOTOS DE HONDA
Honda produce o ha producido máquinas que a lo largo de su historia han llegado a ser todo un símbolo para la marca. La primera de ellas y record mundial de producción (80 millones de unidades incluyendo en la estadística también los vehículos de cuatro ruedas en todo el mundo) es la famosa Cup, una pequeña moto-scooter de rueda alta que se ha convertido en el mayor icono de Honda. Se sigue fabricando en muchos países asiáticos llevando motores de 50cc,70cc, 90cc,110 cc,125cc desde 1958 y con sus diferentes variantes.Yo tuve de estas últimas,una Innova 110. Lo que puedo decir es que aquel scooter-moto era un mechero y, además de irrompible, muy agradable de llevar (tenía un tacto de motor hasta sport ) con su cambio semiautomático de cuatro marchas.
La Honda CB Four 750 fue otra leyenda. Apareció en 1969 y con su alta tecnología y prestaciones marcó el comienzo de una época nueva en el mundo de la motocicleta. Se hicieron muchas versiones sobre aquella base con diferentes cilindradas. El más parecido al original es la actual preciosa y clásica CB1100. Yo tuve la Four Seven Fifty 750 de los años 90. Un motor finísimo pero también una moto más pesada en las manos que la 1100 actual.
El cuadro de información es solo LCD pero cuando incide el 
sol directamente su visión es espectacular.

El icono más premium de la marca japonesa es sin duda la Goldwing ,una larga historia basada en la moto más lujosa y cara que inició su existencia en forma de naked a mediados de los setenta montando en su primera versión un motor de 1000 cc y cuatro cilindros bóxer hasta la actual 1800 y seis cilindros.Yo, y ya me sabe mal,...no he tenido ninguna pero la he probado y puedo decir que es increíblemente fácil de llevar incluso por personas bajas de estatura .


Radiografía del mítico motor Honda VFR 

El brillantito de Honda sin embargo, y probablemente, ha sido el motor de cuatro cilindros configurado en V, la VFR -esa sí que la tuve en los 90- y que derivaba de los motores de carreras RC de las motos de Honda de los años ...80. Es una obra de ingeniería y tecnología muy trabajada que fue incorporando mejoras y cambios a lo largo de los años y que ha llegado hasta nuestros días montándose en la VFR 800 pura de carretera y en esta, más versátil y aventurera, Crossrunner 800X. La suavidad, prestaciones y falta de vibraciones de los propulsores VFR siempre ha sido la marca de la casa.

LA CROSSRUNNER 800 VFR X: LA CALIDAD DE UNA ÉPOCA.
Recuerdo la primera versión, la del 2011, porque se la compró un amigo.Todavía la tiene y no le ha fallado nunca. Lo cierto es que las ventas incluso durante 4 o 5 años fueron flojas y a mi entender en ello influyeron tres cosas.
Apareció en una época de una fuerte crisis y el bajón de matriculaciones general en Europa fue notorio. Después, era una moto cara de fabricar pero encima aquella primera versión se había diseñado con unas fibras demasiado masivas en su parte delantera y la hacía aparecer algo rechoncha y estéticamente, aunque eso siempre es subjetivo, no muy agradecida a la vista. Dicho esto, yo la probé.Aquella moto iba de cine.
Muy buena habitabilidad para dos plazas

No hace muchos años una moto y su motor incorporaba más piezas y se necesitaba más tiempo y personal para fabricarla. La primera Crossrunner se había empezado a diseñar a finales de los años 2000 y era tan cara de producir entonces, por calidad y cantidad de componentes, como ahora. Mucho más que, por ejemplo, una África Twin 1000 que es una máquina con un motor de nueva hornada y elementos más funcionales (otra cosa son los acabados con la lupa). La Crossrunner es en todo caso una máquina más elaborada.
Teniendo en cuenta el nivel de calidad de los materiales estamos ante una premium real, superior en general a los acabados -aparte de una soldadura fea muy visible en el chasis- de sus competidoras directas (Yamaha Tracer 900 y Triumph Tiger 900 y otras) .Su precio es alto para la cilindrada pero tampoco un disparate visto las de su competencia alemana.


Arriba, la África Twin 1000 es notablemente más larga y más alta ,aunque es una trail. 
Abajo, la Yamaha Tracer 900 es más deportiva y algo menos GT que la Crossrunner.

Su chasis es un doble viga de aluminio y el basculante es un precioso y trabajado monobrazo también de aluminio. Ambos se montaban en la primera versión de 2011 y también... en la de hoy de 2019 .
El motor es el histórico V 4 a 90 grados (782cc) de 107 cv a 10.250 rpm y 77 Nm a 8500 rpm con cuatro válvulas por cilindro y doble árbol de levas y dotado de un control hidráulico que hace funcionar -dependiendo del modo de conducción- al motor con la mitad de las válvulas en una conducción suave o turística hasta las 6.600 rpm. A partir de ese régimen es cuando se movilizan todas sus válvulas al accionarse el sistema VTEC que inyecta en ese momento más presión del aceite en el motor y lo dispara rabioso como si fuera un misil. Esta modalidad, exclusiva en las VFR, convierte al propulsor en dos caracteres diferentes de funcionamiento como si dispusiera de dos motores a elegir. En el modo1, suavidad, consumo equilibrado y silencio de marcha, y en el 2, rabioso tacto deportivo -no hay que olvidar sus orígenes de la Honda RC 30 V 4 de los 80- y sobre todo una preciosa sonoridad (única) muy estimulante para los sentidos.
Las prestaciones comparativas de los motores ...mmm...de la Yamaha Tracer 900 o la Triumph Tiger 900 son seguramente algo superiores en su zona baja de revoluciones pero carecen del tacto dulce -creo que también se podría llamar “el tacto premium”de Honda - sin duda fruto del pedigrí forjado durante años y muchas veces mejorado del propulsor V4. Sus dos modos de marcha son una exclusividad de Honda. Pero es cierto que la progresión del propulsor de la Crossrunner hasta las 6600 rpm carece de la patada de las otras. Los cuatro cilindros muestran sin embargo otras virtudes,por ejemplo,la finura de marcha.
Por ello quizás no ha convencido a algunos que quizás esperaban una máquina más radical y deportiva.Yo creo que es más una buena turismo sport que una sport turismo y muy confortable para largos viajes, además del curveo, que lo borda.
Defensas de Puig y el bonito monobrazo de aluminio de esta VFR.

EL RESTYLING DE 2015
Ese año recibió mejoras estéticas en sus fibras -prácticamente y a los ojos es como la actual Crossrunner de 2019- mostrándose mucho más atractiva. Se realizaron cambios montando otro cuadro informativo LCD mayor, reubicaron la disposición de los ventiladores que estaban en los laterales colocándolos frontalmente estrechando más la moto; se retocó el software y se mejoró la curva de potencia; cambiaron la posición de conducción del piloto - menos inclinado- adoptando un manillar más retrasado y también aumentaron unos centímetros el recorrido de la suspensión , con lo que se consiguió un mayor confort de marcha, a nivel de la mejor GT. (Otra cosa criticada seguramente por los amantes de tumbar y darle al mango que se compraron ,quizás,una moto equivocada) .
Por lo demás, las supensiones Showa HMAS de 43 no invertidas -y por ello provocando morritos de desaprobación a algunos- adoptaron el sistema de cartucho regulable delante en precarga con 10 posiciones de ajuste. Lo cierto es que cumplen correctamente con su cometido. Detrás se montó un solvente Showa de gas con el probado Prolink regulable en muelle y precarga mediante la regulación a través de un práctico pomo.
La Honda Crossrunner 800 al llegar el Euro 4 en 2017 tuvo que realizar una tercer ajuste en varios de sus elementos para pasar el corte de las nuevas normas medioambientales.
Se optimizó el software y recibió algunas mejoras -conexión de navegador, carga de teléfono, además de otros estéticos- y cambios de pintura, un nuevo escape algo mayor -no mucho más- y una nueva pantalla regulable manualmente en altura. El cuadro de instrumentación y relojería siguió igual: un LCD monocromo (de espectacular color dorado cuando incide el sol ) que nunca se cambió por un TFT a la moda. Es la misma de 2019.
Aquí, uno que se lo pasa bien

La Crossrunner 800 ha estado más bien sola en los expositores de los concesionarios Honda. Luego, en la calle, es una moto que suele llamar la atención porque se parece bastante a una maxitrail ...que no es. La barra de protección delantera original opcional con los faros supletorios refuerza su aspecto SUV. Porque eso es lo que es: una moto ambivalente especializada en carretera.
Ambivalente no quiere decir que sea una máquina todoterreno sino que con cuidado y gracias a su dulce pisada -el recorrido de sus suspensiones es casi como las de la VStrom 650- y a su ancho manillar puede ir circulando con cuidadin por algún camino raso y plano, que ya es algo. Pero ni de lejos es lo suyo por mucho que tenga pinta de devoradora de pistas. (A mi entender ni las Multistrada ,VStrom ,Tiger etc son para machacarse a botes por la montaña porque a la primera caída - nada difícil que ocurra- arruina la moto y el bolsillo de su dueño que en un momento dado pensó que estaba en la tercera etapa del Dakar). Mucho mejor para esos apretones mentales es gastarse 4.400 € y comprarse una Himalayan que si se cae no se rompe. O poco.Y el burro dando saltitos lo hace bastante bien.
Lo suyo, como muy buena moto de carretera que es la Crossrunner, (sus ruedas de 120/70 /R 17 y 180/55 /R 17 no inducen a error) son las curvas de todo tipo y las rectas que hagan falta, rutas nacionales, autopistas y vías rápidas. Lleva un control de tracción (dos posibilidades y anulación ) o más exactamente de ...par que corta la potencia en el momento de un posible deslizamiento de la rueda.
He comentado que lo que para muchos poseedores de la Crossrunner el VTEC es casi una delicatesen pero para otros resulta un fastidio. Si hay una cosa que me pone nervioso llevando algunas motos (moto o scooter) es que aún yendo despacio no te permite ir relajado porque te está pidiendo continuamente que le rosques el mango. Un buen ejemplo es la mejor scooter del momento, la Yamaha T Max.Tuve dos hace años. Su motor circulando a 40 por hora ya te va pidiendo que le abras el acelerador. Hay muchas motos así. A mi me gusta decidir si quiero correr, no que me lo pida ella. Por eso me gusta la Crossrunner.
Uno, que tiene ya una edad y que le siguen gustando mucho las motos a la hora de elegir una, suele fijarse de entrada en detalles que para otros pueden pasar desapercibidos. Que la Crossrunner lleve puños calefactables regulables está bien pero no me suicidaría si no los llevara; ,que corra solo hasta 240 km/h no me quita el sueño, y que no sea una bestia parda nada más arrancar tampoco.
Se aprecia que es una moto corta y por tanto ágil.
A mí lo que me interesa es: Que me quede bien para mi estatura (1,75) y que tenga un buen contacto de mis pies con el suelo. Esta VFR 800 X cumple porque su asiento de dos alturas opcionales (135mm y 115 mm ) lo permite y porque sus suaves suspensiones encima ceden algo. Al final todo ayuda. Que tronco, brazos y piernas estén bien ubicados.Y lo están.
Que mi asiento sea confortable y que el de detrás...sea la leche. Lo voy a repetir. Que el de detrás sea la leche. Lo diré otra vez porque hay muy pocas motos pensadas para el pasajero: Que el de detrás sea la leche de cómodo y con buena amplitud .Y por supuesto que las estriberas del pasajer@le queden bien.
Esta moto se diseñó en un tiempo -hace más de 10 años - en el que los fabricantes todavía no entraban a saco situando los asientos de las motos en lo más alto que podían para fastidiar a los bajitos o a las tallas medias como la mía. Bueno, eso no se si es bien, bien cierto pero lo parece porque la Crossrunner no tiene una altura de asiento -en modo bajo- exagerada para un humano como Antonio Banderas (1.75 ) o la mía, que es la misma.
Es más ágil de lo que uno cree. Su algo pesado motor de cuatro cilindros en V queda situado y anclado muy abajo.
La comparación es, vas a verlo ahora mismo, demoledora. Nada que ver con las distancias de centro a centro, de rueda a rueda de, por ejemplo, una África Twin 1000 con sus 1.575 mm, una Triumph Tiger 800 con 1.545mm, la reciente BMW F 850 GS, que mide 1.575mm, la Ducati Multistrada 950 con ... !1.594 mm¡ o la 650 V Strom con sus largos 1.560 mm. Mueve en círculo, para delante y para atrás. cualquiera de estas y verás lo que te estoy explicando. Pesan algo menos, algunas no mucho menos, pero se mueven peor.
La durante años incomprendida y poco vendida Crossrunner 800 VFR X a pesar de sus 242 kilos llenos es potablemente maniobrable y bastante segura de mover en parado. Es más intuitiva en marcha que las reseñadas -no deja de ser una corta moto de carretera-. Es una moto con truco.
Tambien hay algo más a tener en cuenta sobre el peso y que pocos cuentan. No hay que sumar ningún kilo extra en los herrajes y soportes de las maletas ...porque no hay que ponerlos ya que éstas -las originales- van engarzadas directamente a la moto. Eso sí, baratas no son.

Tanto que se habla de la importancia de los kilos y no parece que en este sentido vayamos mejorando con los nuevos modelos que aparecen en el mercado.Valga cómo ejemplo la nueva BMW F 850 GS Adventure que según catálogo pesa 244 kilos en marcha y el asiento parte de 860 mm, eso sí, con cuatro variaciones de altura. En el terreno de la electrónica propone 5 modos de conducción (tres opcionales ). La Ducati Multistrada 950... más.
Por mi profesión de fotógrafo he tenido decenas de cámaras fotográficas. Hace medio siglo eran todas manuales y después incorporaron diversas modalidades de automatismo. La última digital que compré ofrecía ...veinte o treinta posibilidades de hacer fotos sin el modo manual. En realidad cuando he usado el modo automático he utilizado casi siempre 2, el modo P, o máximo la prioridad de diafragma. La Crossrunner dispone de solo dos controles de tracción o mejor dicho de control de reducción de par. ¿Realmente hace falta tocar la tecla de 8 controles de tracción en el día a día? Y lo dice un convencido de esa tecnología que nos aporta seguridad extra.
¿Todo eso ...ese marqueting de pago, lo utiliza la gente ?.
Hay motos como la Aprilia Shiver 900 que tienen 10 años... y pocas ventas. Una italiana que se ha vendido muy poco y que da mucho por lo que cuesta. Ha ganado en su categoría de A 2 el Alpen Máster de la revista Motociclismo. Sus adversarias eran la Honda CB 650 R, Kawasaki Z 900, Triumph Street Triple 660.
La Crossrunner es una moto moderna con un motor clásico muy experimentado
Tengo un compañero que trabaja en El Mundo Deportivo que tuvo una CB 600 R hace una veintena de años. No le hizo motor nunca y tenía 200.000 kms.¿Son mejores las motos actuales?
Bien. Si los importadores y fabricantes no consiguen la moratoria para que no entren en vigor dentro de 4 meses (el 1 de Enero de 2020) las nuevas normas del Euro 5 despídete de muchas motos que conoces ahora porque ... no pasarán el corte.
Muy probablemente esta Honda Crossrunner VFR 800 -cara de fabricar y de reacondicionar para el Euro 5- tampoco lo hará. Sorprende en muchos aspectos a muchas más modernas y actuales. Una moto que acepta bien las tallas...de antes , con calidad de acabados...de antes, con una sensación, tacto y sonido único de su motor V4 , excelente confort de marcha, buena dualidad ciudad -carretera. Una moto que sólo quiere ser una buena moto de carretera, aunque la vistan de trail light. Sorprende por el aplomo y seguridad cómo entra y traza las curvas.Y de cómo frena con sus Tokico de 310 (2) mm y 256 mm.
Sí. No creo que pase el Euro 5. Hace un mes me la dejaron probar dos días. Con veinte minutos tuve bastante.
Mmm...si te acercas a Espaciomoto de Gijón, aquella Crossrunner 800 de color granate Honda...ya no la verás. Al menos esta.
Una vez -lo hace bastante gente- compartí la compra de una barca con un buen amigo. Pues ...algo parecido ha sucedido con esta Honda VFR 800 X que tiene un confort de Mercedes S y si le aprietas suena a medio Ferrari.
Vaya bajada chula hice desde Gijón hace unos días al Mediterraneo.Una alfombra voladora.Sí, eso es.

Notas a reseñar: Posición, excelente. Sorprendentemente mis piernas...dobladas aguantaron 500 kms del tirón. Suspensiones: muy confortables pero algo oscilantes. Iluminación: Muy buena , algo insuficiente en cunetas. Consumo: entre 5.30 y 6.2 litros a media divertida (curvas en puertos y autopista) logrando un 4.8 litros a la máxima finura de conducción en autovía lenta. Protección: buena en las extremidades inferiores (las defensas Puig ayudan a desviar el aire). Cuerpo bastante protegido excepto hombros. Pantalla regulada a 1 punto menos en su máxima extensión de altura con el deflector Puig. Frenos: Honda.
Puños con calefacción pero de tacto muy duro.
La Crossrunner mejoraría las recuperaciones con una relación de cambio más corta.Un cambio del piñón de ataque y listo.  


Con el amigo Moises en Espaciomoto de Gijón.