lunes, 28 de febrero de 2011

ROYAL ENFIELD CON SIDECAR .( BULLET 500 EFI ELECTRA)


(PRUEBA)

Royal Enfield Bullet Electra  EFI Side-car

LA CASETA DE CHUCHES DEL SR JOSÉ O EL HÉROE DEL COLE

Mi padre, en los años 50, tuvo una Vespa .Un día, un amigo le dejó otra con sidecar para que la probara y aprovechó la circunstancia para llevarnos al colegio a mi hermano Jaime y a mí. Nuestra escuela era el Claret y estaba situada – sigue ahí- en un chaflán entre Sicilia y Padre Claret . La Vespa al completo bajaba rauda por Sicilia y al girar a la derecha para coger la calle del santo, la moto pegó un respingo y volcó, desparramándonos a los tres justo delante de la puerta de la entrada del cole. Mi hermano fue a parar a la caseta del Sr José, que era una barraquita de chuches que estaba en el otro lado de la calle. No nos pasó nada grave pero para mí fue un día de gloria porque el estruendo hizo que se pegaran a las ventanas todos mis compañeros ¡Qué gran día! Me hice una pequeña rascada en un dedo, con lo cual me convertí para los de mi clase en un heroico herido.

El sidecar Puma en una Sanglas .1960
Mi padre hizo en toda su vida cientos de miles de kilómetros con Vespas y otras motos. Tenía mucha experiencia pero aquella vez cometió un error. No distribuyó bien el peso de los ocupantes – además íbamos pasadillos- lo que hizo que, al tomar la curva de derecha, el side despegara del suelo con mi hermano dentro que pesaba poco y lo catapultó hacia la azucarada caseta del sr José. Eso ocurría, ¡qué casualidad!, el año que una fábrica inglesa de motos, Royal Enfield , abría otra en la India.

Aquella época era dura. Habíamos tenido una guerra entre nosotros mismos y otra devastadora en toda Europa, y muchas familias para desplazarse no tenían otra opción que instalar un side-car en la moto porque, aunque había coches, eran pocos y caros. Me acuerdo como si fuera ahora de un planchista que tenía el taller en la Avenida de Montserrat, cerca de la calle Praga, que fabricaba sidecares con la marca Puma y que me llamaba para que le hiciera las fotos de los nuevos modelos.

Los side-cars eran muy habituales en toda Europa desde primeros del siglo pasado -1900- .Y la marca más antigua es Royal Enfield que desde 1891 fabricaba armas y bicicletas, algunas con motor. En 1901, presentó la primera Royal Enfield.


¡ALTO! , PARE AHÍ


Tengo que decir que, desde siempre, cuando oigo o leo la palabra Royal Enfield percibo un ligero estremecimiento porque lo asocio a las máquinas que llevaban los Cuerpos de Seguridad del Estado ( Brigadas Motorizadas y de Asalto) en los años 40 y 50, cuando todavía la palabra democracia quedaba muy lejos. La Guardia Urbana de algunas ciudades como la de Barcelona utilizó esas máquinas, junto a algunas Sanglas, pero sobre todo las Royal las utilizaban los PAT que eran la Policía Armada de Tráfico. Iban uniformados con grandes cazadoras de piel y cuero marrón, pantalones grises y botas de caña alta. Uuuufffff, qué miedo.

La Royal Enfield se funde con el paisaje.


Cuando te paraban en la carretera te ponías a temblar siendo habitual entregar junto a la documentación-solía meterse entre ella- …algunos billetes de 5 pesetas o de 25, no lo recuerdo exacto, que el guardia se guardaba en el bolsillo. A continuación podías proseguir el viaje. Habrían excepciones pero yo lo vi aunque lo viví poquito con mis 14 años y mi Ossita 49 ya que el 21 de Septiembre de 1959 ese cuerpo desapareció creándose la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil que ha mantenido una trayectoria –hay que decirlo- incorrupta en la carretera . Ahí se acabaron las “mordidas”.

La Bullet (bala), el modelo más carismático, apareció en 1932 y a principios de los 50 tuvo en el motor de 500 cc un aliado perfecto para ganar carreras, lo que permitió gracias a los numerosos pedidos fabricarla muchos años en su sede de Redditch en Inglaterra.

India encargó en 1954, 800 motos del modelo Bullet y encajaron tan bien en aquellas latitudes- motos sencillas que se reparan fácilmente-que después de otros tantos envíos, R.E decidió abrir una nueva fábrica en la India al año siguiente. !Y hasta hoy!


BULLET: Y DURA, Y DURA, Y DURA…

Alex de la Hija es un tío simpático de 28 años y gerente de la importadora Royal Bikes SL., con los que he tenido lo máximo de colaboración para esta prueba. Me la trajo hasta donde vivo ya que tengo alrededores muy fotográficos y además y, es curioso, la moto que estaba en revisión pertenece a un vecino mío que desconocía. Hace el trayecto diario desde Masnou a Barcelona ida y vuelta, en medio de un horrible trafico de entradas y salidas.

La capota es al estilo de los viejos MG's descapotables

-“Las Royal Enfield se fabrican en dos versiones,-me cuenta Alex . Para el mercado asiático, que es menos exigente en acabados y materiales, o sea “calidad india”, y para la exportación: America y Europa –Euro 3, inyección electrónica, atención postventa etc-. Hay mucha diferencia entre una moto y otra en calidades. No importamos las versiones de 350 porque no vale la pena ya que en los costos hay poca diferencia y sin embargo la Bullet de 500 da muchos más caballos.16 cv la 350 y 28 cv la 500”

-Te hago la pregunta directa: Royal Enfield.Moto india: ¿se escacharran mucho?

“-Te digo una cosa: Hemos traído desde el 2008 unas trescientas unidades. No hemos abierto ni un solo motor. Has de tener en cuenta que el antiguo propulsor se varió hace unos tres años mejorando ostensiblemente. En el viejo había que hacer reglajes de válvulas cada 3000 kilómetros, el nuevo incorpora taques hidráulicos. El antiguo tenía que llevar tres tipos de aceites y los consiguientes filtros porque llevaba el embrague, caja de cambios y motor separados. El nuevo es un monobloc con materiales modernos. Créete que entre el primer container que llegó hace tres años y el ultimo hay una muy notable diferencia. ¿Sabes cuantas Royal fabrican al año? 75.000. Y esperan doblar esa cifra en breve. Hay un proyecto bastante inmediato para hacer una 700 y una 1000 bicilindricas.”

-Vale. Nada es perfecto. ¿Dónde está el fallo?

“-Te soy sincero. Intentamos ir puliendo deficiencias, pero nos solemos encontrar problemas del cableado eléctrico. Lo típico de un cable que roza con algo y acaba pelándose. Los acabados aun siendo de los de la clase A, la de exportación, se podrían mejorar en algunos detalles. Pero estas motos que traemos no son para que duerman en la calle, en la India quizás sí , ya me entiendes-las has de mimar . Allí no importa el estado, oxidadas o no, siempre se ponen en marcha. Una buena puesta a punto es lo que piden.


Mira , de vez en cuando aparece por aquí, alguno que se ha venido desde la India con una Royal comprada de segunda mano con la intención de matricularla aquí. Ahí en la acera tienes dos que llevan tiempo aparcadas. Una llegó con una chapa de Coca-Cola remachada en el interior de un retén, solucionaron una avería de esa forma.

Sé lo que me vas a preguntar. No les sale a cuenta porque se han de buscar a un ingeniero, un mecánico y un gestor y después de idas y venidas les cuesta matricularlas 3000 o 4000 euros.”


LA ENFIELD CON SIDECAR. ¡QUÉ QUIERES QUE TE DIGA, ES QUE ES BONITA!

Os confieso que durante años he guardado un catálogo de Harley Davison porque había una foto de una Electra Glide negra con un espectacular side-car. No me pienso comprar esa moto porque primero vale una pasta, no me cabe en el garaje y además estoy seguro que va infinitamente peor dinámicamente que una Piaggio de tres ruedas. Pero es tan impresionante…

La Royal Enfield Bullet EFI no lo es. Simplemente es B-O-N-I-T-A. Para mi gusto, mucho. Hasta Mari Cruz, que es una vecina a la que no le gustan las motos, cuando la vio aparcada delante de su casa no pudo ocultar una sonrisa de complacencia.

Alex apareció a la hora señalada en el lugar convenido y desde lejos podía divisarlo negociando un par de curvas con una buena soltura. Cuando aparcó la moto donde estaba le presenté a Judith , una amiga mía dispuesta a hacer de pasajera en una rápida e improvisada sesión de fotos con la colaboración de mi gabardina estilo Bogart –ha estado colgada en mi ropero 25 años esperando esta ocasión-, las gafas Climax y el gorro de aviador que tienen 35 años de edad, y la cámara de fotos Ensing que lleva unos 80 sin decir ni pio.( las fotos están tomadas con una cámara de bolsillo Lumix de 200 gramos.!Cómo ha cambiado mi equipo!)

Judith ,dijo al ver la moto: !Qué chuuuulaaaaaaddaaaa!.Como era de esperar.

La mires por donde la mires, resulta de lo más homogénea. El side-car favorece a la moto porque le da más empaque y volumen. (Vuelvo a decirlo. Las motos han encogido con el tiempo porque esta Bullet en solitario parece mucho más pequeña que la de aquel policía armada de la pelliza hace 51 años .Y es la misma moto.).

Lleva un pequeño maletero y un portaequipajes exterior cromado. Lo bueno es que el side se puede comprar aparte por 3.995 euros con IVA y homologación incluida. Algunos acabados vistos de cerca deslucen un poco. Aparecen síntomas de incipiente óxido que a mí me preocuparían y que me harían disparar hacia las llantas con urgencia varias capas de vaselina o silicona protectora s. Alex me dice que ese desgaste no es normal –hay que tener en cuenta que Masnou es una población costera y el agua, sea lluvia o el viento salado marino, puede hacer de las suyas. Sin embargo, yo embadurnaría esas partes como si me fuera la vida. Dentro del habitáculo la posición es “espaciosa “teniendo en cuenta dónde vas pero las piernas al menos van relajadas y debajo de ellas pueden viajar algunos paquetes. Pero hay que acostumbrarse a ver la carretera como si fueras en un Kart, eso sí mucho mejor amortiguado. Al principio impresiona.


LA HORA DE LA VERDAD: …OOOOEEEEEOOOOOHHHHHHHH, PERO DÓNDE VAAAAAASSS….!

Recuerdo una vez que intenté conducir una Vespa con “barquita” lateral. No hubo manera de que en los primeros metros mantuviera recto el scooter. Ahora me encontraba encima de una moto negra reluciente con caja adosada-¡qué bonita, ¿lo había dicho?!-, y dispuesto a darme un garbeo.



Introduje la llave, la giré y pulse el conmutador de arranque. El motor cobró vida con un petardeo rítmico y a la vez grave de su único pistón que me sorprendió por lo silencioso de su sonido. (Desde fuera de la moto ya me lo había reafirmado .Es uno de los mejores monocilíndricos que he oído últimamente en ese sentido). A su lado, el que desprende cualquier Ducati es un amasijo de hierros dando vueltas. (Es el pago de una moto que da tantas satisfacciones). Palpita suavemente…pam,pam,pam.pam …al ralentí ,y como pude ver a continuación ofrece una marcha suave y placentera.

Pero estábamos en el momento en el que iba a arrancar. Lo hago y…!uooooooaaaaaaahhhh!, la cosa que llevo adherida- el side- car- se me lleva para el lado derecho. !Como en la Vespa que probé!. Intento hacer más fuerza sobre el manillar hacia la izquierda y consigo enderezar el triciclo carrozado -¡qué bonito es el sidecar!- , avanzando tímidamente pero al menos por el centro de la carretera. Ya me lo había avisado Alex:

-Te tienes que adaptar, luego todo es más natural y fácil.

Y debía de ser verdad porque yo lo había visto solo hacía unos minutos evolucionando y girando frescamente y sin agobios. Me acordé de la primera vez que subes en una bici y vas como un borracho pensando que jamás aprenderás, o cuando te examinaste de conducir y cómo te sudaba la rabadilla. Pues mira, todo se aprende.

Lo que sorprende más, y es lo más, es que continuamente la rueda del side te va recordando que eres un imbécil si esperas haber esquivado los baches como lo harías en esa misma Bullet a dos ruedas. Porque no hay escapatoria, chico..A veces no son baches, son protuberancias que hacen rebotar la rueda y que desaparecen en gran medida si llevas peso o pasajero en el sidecar. Todo, entonces va más fino, el amortiguador que va anclado a la botella de la moto puede hacer poca cosa. Pero no hay que olvidar que estás haciendo una fuerza considerable para contrarrestar los, a veces, latigazos laterales de la propia tracción de la moto. También eso va desapareciendo con la práctica.
AGÁRRATE AL MANILLAR

Estaba ya rodando en una recta y me aproximé a una verde rotonda . Palpé los frenos y suavemente reduje algunas marchas. Como podéis imaginar, los frenos no son los de Lorenzo, por lo que todo va bien, mientras quieras que vaya bien. Tú vas frenando y a la vez, compensando los movimientos que aparecen a tu lado. (Sólo lleva frenos la moto)

Inicie el viraje a izquierdas rodeando la rotonda , pero muy poco a poco porque la sensación es extraña –claro la moto no se inclina y eres tú el que debe hacerlo- , notando claramente que el vehículo quiere seguir recto . Presión en el manillar hacia el otro lado para contrarrestar las fuerzas dinámicas y asunto acabado.

Mi hermano Jaime con el mitico piloto español Carlos del Val a finales de los años 50

Encarando ya la salida, empecé a cambiar marchas con decisión colocando relaciones más largas. Y muy bien. Estupendo. El motor tira limpiamente más de lo que pensaba, con unos correctos bajos y medios, teniendo en cuenta el peso del conjunto. Ahora ya no se me iba tanto hacia los lados y me notaba más seguro circulando. (Insisto, con pasajero gana enteros y el conjunto de suspensiones y chasis se compensa mejor).

Un cruce a la derecha se me apareció a 200 metros. Apliqué frenos , reduje y enfilé el morro de la moto a la entrada del cruce , y … !...ahhhh! , como el side-car está anclado a la derecha de la moto, al girar hacia ese lado la propia inercia aligeró el peso del mismo y …me pasó igual que a mi padre cuando hicimos el show del cole ,o sea una sensación de levitación de que se te viene el carro encima que desapareció al cortar gas, bajar la velocidad y poner todo en su sitio. Seguro que no es para tanto pero la sensación existe.

Sí, estoy seguro que si me empeño podría, como lo hacen muchos, “pilotar” una moto con side finamente. Sólo hace falta entrenamiento. También brazos.

Alex me contaba que siguió un rally en el Pirineo con cientos de curvas durante 300 kilómetros y sus brazos le dijeron “qué passsaaa , tío”. Se pusieron como los de Popeye.

Pero eso no es lo que harías tú cada día. Lo que harías es lo que haría yo.

Mirarla-¡es muy bonita!, cuidarla - ¿cambiaría las llantas por otras mejores?-, puliría algún detalle, revisaría bien la parte eléctrica, -ah! qué autentica inglesa, ¡más real imposible! -, inventaría una dirección asistida,- los que me conocéis ya sabéis que no pararía en encontrar el sistema- ,y …me pasearía con ella. Si tú que lees esto estás separado, o soltero, y ya sabes que si vas con un perro a un parque ligas, ¡qué no vas a ligar con una Royal Enfied negra con sidecar! . La pista te la ha dado Judith, que le ha encantado .

Pero si estás emparejado o casado y con niño, y te gustan las clásicas…ya no tienes escusa: en esta moto cabéis los tres y podéis haceros , con etapas de, eso sí, no más de 150 kilómetros diarios, las vacaciones de tu vida.

Sí yo fuera tú, que se ve que te ha gustado, te diría que te has de morir, macho, pero como no sabes cuándo, me iría corriendo a comprarla. Y no es una moto cara, porque una Honda o una BMW son mejores, pero ninguna de las dos son motos ni clásicas, ni como esta ,“autenticas”. Pregunta cuánto vale una Vincent de hace 60 años. Pues esta misma Royal Enfield estaba a su lado en el escaparate y te la venden por 5.960 euros y 3995 el side-car. ¡Qué más quieres!.

Mi amigo Mauricio Sedó tiene varios primos. Uno de ellos es José María Gil-Vernet Sedó, la persona que ha colocado este histórico video en la red de un GP de motos en Montjüic y que filmó su abuelo Alfredo Sedó Peris Mencheta en 1945. !Veréis qué fácil es llevar un sidecar!


25 comentarios:

Fernando dijo...

La verdad es que con lo del cableado eléctrico tienen un problema que solucionar. He estado este fin de semana en el Salón de la Moto de Andalucía, celebrado en Sevilla y al verlas en vivo, todo el buen trabajo hecho en la moto, se deslucía por una maraña de cables de lo más sospechoso que se veía debajo del depósito. Y José María al sidecar le tendrías que poner tracción a las dos ruedas traseras, además de la dirección asistida, jaja.

Anónimo dijo...

¿Que pasa? ¿Es que habías puesto muchos billetes entre la documentación de la moto? ¿Miedo? El mismo miedo de ahora cuando te paran los mossos o la guardia civil. A ver si ahora va a resultar que a los Alguersuari les fue mal en la dictadura...¿Democracia dices?

Jose Maria Alguersuari dijo...

Anónimo motero,supongo.Pues no,yo no tuve que poner ningún billete en la documentación porque como digo con 14 años me cogió el cambio de cuerpos de los Pat por la GC.Pero si tuve ocasión de constatar lo que digo yendo en coche con los tíos de unos amigos.Y,como digo debían de haber excepciones entre los agentes.Solo faltaría.Pero hay ,digamos,"bastantes" personas que recuerda bien esas situaciones .
Reflejo en el comentario mis sensaciones de una época y sí,a mí aquella policía de carreteras me daba miedo,porque era joven y los conceptos de autoridad de entonces hacia tan solo 4 o 5 años que me los habían enseñado en el colegio a base de castigarme y pegarme- a mí y a cualquiera de la clase-con una regla en las yemas de los dedos cuando lo creía conveniente el profesor.No se que edad tienes ,pero en 1955 esa norma, créeme, también era bastante habitual. Llamábamos de usted,hasta a los arboles.¿comprendes lo del miedo?
La Guardia Civil y los Mossos - que también hay buenos y malos-,si me van a parar me pueden llegar a provocar inquietud, pero no miedo,entre otras cosas porque ya soy grandecito.Ademas los agentes que van en moto la mayoría son moteros como seguramente tu o como yo.Pero antes ,si lo eran,no eran exactamente ni como tu ni como yo.

Me da la sensación de que no conoces como y de que hemos vivido mi familia.Si te interesa tienes un libro- Historias de Fotografía ...y alguna Motocicleta- que lo explico :Hemos sido fotógrafos currantes,mi padre ,mi hermano y yo.Entre las anécdotas de la época que señalas sale esta:En un acto deportivo en 1964 al aire libre que se celebraba en un escenario-ya me ganaba la vida haciendo fotos como podía-me acerqué al mismo entre la gente y un fotógrafo "intocable" y con ciertas relaciones al verme allí,receloso de mi competencia se dirigió a un policía y le gritó: !saquen a este intruso!.Y me sacó.Claro,eso y otras cosas ,pasaban como digo en 1964.En la época que señalas.Saludos.

Anónimo dijo...

Me ha encantado la entrada, me ha hecho sentir como si estuviese montado en el sidecar, como siempre, muy buen post.

Un saludo motero.

Spulit dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Spulit dijo...

A mi lo que más me gusta son las fotos la verdad que están muy chulas, por supuesto sin despreciar el contenido, lo siento soy más visual.

Anónimo dijo...

Ser bonito ya es un valor, cuando tantos faltan. Y estamos tan escasos de cosas bonitas.
Vivir con la opresión en el pecho constante de esta hiper-normativizada sociedad que aparentemente te proteje de todos los peligros, pero a la que realmente solo le importa tu dinero. Encontrar algo bello, algo verdadero...
Creo que todos aspiramos a la belleza, porque hay belleza en tomar una curva, o en decelerar y celerar...en ver difuminarse los contornos de la vida por la velocidad y el viento...
¿Un side-car?...porqué no.
Saludos Jose Maria: gracias por tus imágenes cargadas de perspectiva.

marselles dijo...

Siempre he asociado el sidecar en la moto como una penalización en la dinámica de la misma. Tal y como describes tu experiencia, me viene la sensación de aquel carrito de supermercado con las ruedas semibloqueadas que tienes que ir corrigiendo con los brazos para obligarlo a girar.. No obstante, todo tiene un sentido, y en este caso quizás heredado de un tiempo de carestía en que los coches eran pocos y caros.

La historia que explicas del vuelco de la vespa es muy entrañable ( a pesar del peligro que pudiera implicar, como todo en la vida).

Saludos,


marselles.

LUIS dijo...

Ché genial! te estoy viendo con tu guardapolvos a rayas fardando a tope en el colegio, que envidia atrasada!
Durante años veía pasar a dos señoras sesentonas en una Vespa con sidecar, al final no le daba importancia, pasaban siempre a la misma hora, pero nunca supe a donde iban y desde cuando iban en moto, también circulaban con facilidad, como Alex.
Sólamente una vez subí en el side de una Ural que tuvo un amigo, pero fué algo fugaz. Lo que sí recuerdo es el rascón que me hice en la pantorrilla intentando girar un trike en una pista de motocros.
Da ganas de hacerse con una, el problema es el espacio en el garaje, pero el que pueda que disfrute.
Las fotos son de lujo, la moto es preciosa y tu vecina también.

Anónimo dijo...

Siempe he soñado con una Royal Enfield. En Goa (india) puedes alquilar una y llevara... SIN CASCO!
Si si, ya se que me direis que es una inconsciencia, pero todos los moteros de mas de 40 hemos conducido sin casco por ciudad (o hemos podido conducir sin casco..) Creo que en algun estado de USA lo obligatorio son/eran las gafas, pero no el casco.

Rafagas.

Salva dijo...

Hoy he descubierto este blog y no puede gustarme más. Compartimos aficiones (motos y fotografía) y desde hoy tienes un nuevo seguidor.

Un saludo.

Toy folloso dijo...

Contra un cromado chapuza no hay otra solución que darle cromo de nuevo; y en un taller de garantía, pues también hay recromadores roñicas con el material. Porque el problema está en el grosor de la capa, más que en la preparación del acero.
"Engrasar" el óxido es una buena solución para impedir su avance, pero también actúa como un imán con el polvo.....

Tengo una voluntariosa Shadow 90 que está envejeciendo muy bien ¿será porque la uso todos los días?, mientras que unas réplicas de ella, chinas, ya lucen un buen manto de rubín ¡antes de salir de la tienda!.

¿Y ese asiento de la Royal...?.

Anónimo dijo...

Muy bueno el artículo, como siempre. Por favor, corrige un "reducí" que se ha colado en el texto.

Jose Maria Alguersuari dijo...

Envío los textos a corregir pero se cuelan cosas.De todas formas reducí es una palabra que no canta demasiado ,aunque es incorrecta claro,de esas que un día la Real Academia se la agencia y la dan por buena.¿ no crees?

Jaime dijo...

Muy bueno, como todos tus "artículos". Tengo un amigo-mayor que yo- que en los años 50 corría en Vespa y lo ví varias veces recorriendo con una con sidecar una avenida de Cádiz de casi 1 km con la rueda del side levantada. Eran otros tiempos (y había menos guardias o "queus" como les llamaban aquí). En cuanto a la anécdota que cuentas del fotógrafo profesional, a mí me ocurrió algo parecido intentando fotografiar a las chicas que se subían a las carrozas de carnaval. Mientras un amigo (socio para la ocasión) anotaba los nombres y direcciones, yo hacía las fotos. Lo que íbamos a sacar era para un viaje en moto... hasta que llegó un "profesional" que me dijo que si seguía allí llamaría a los guardias. El material de papel y líquidos "NEGRA" que habíamos comprado me duró más de 6 meses y no sé ni cómo lo pagué.

José dijo...

Amigo. ¿No te da vergüenza publicar esas patrañas acerca del Cuerpo de Policía Armada y de Tráfico, antecesor del actual Cuerpo Nacional de Policía?. Como te puedes esperar que gente adulta nos creamos que existía una conducta malísima entre los miembros de aquel Cuerpo, y que fue corregida cuando se le entregó la competencia de tráfico a la Guardia Civil?. Es ridículo.
Además te puedo asegurar que aquellos policías, al igual que los guardias civiles que les relevaron, no causaban ningún miedo en nadie que no fuera un delincuente o un sinvergüenza. Entre sus premisas estaba el servicio al conductor, al igual que hoy en día. Muchos quedaron en la carretera por ayudar a los demás, pero claro, como trabajaban como policías en la época de Franco, todos eran malísmos. ¡Anda por ahí!, que ya tenemos muchos años.

Anónimo dijo...

Al último comentario:
No hay peor sordo que el no quiere oir, yo te entiendo perfectament lo que quieres expresar José Mª, és más lo explicas y expresas de forma muy comprensible. Sobre todo para el que quiere entender.
Saludos.

Anónimo dijo...

Me encanta esta moto. Es más, si me he decidido a sacarme el A2 es por ella... Pero, claro, tampoco me gustaría suicidarme comprando un producto que pudiera estropearse pronto con el tiempo (pintura, puñetitas que vayan saliendo..., etc.). Es por ello que si alguien tiene una Royal de las recientes..., podría decirme si le ha "salido bien"? La pintura y cromados duran? Hay que llevar la moto como con pinzas? Ayudadme, por favor!!! jejeje.

carlos herrero cabezón dijo...

jamesEl comentario que hace J.M. Alguersuari sobre la "honestidad" de los agentes de la PAT en aquella época es totalmente cierta. Mi padre por aquellos tiempos era transportista y recuerdo haber visto esa forma de actuar en los viajes que hacia con los camiones en mis vacaciones de estudiante. Totalmente cierto.
Sr. Alguersuari,yo también tengo 68 tacos,soy motorista desde los 16 años y cuando leo sus articulos rememoro muchas cosas vividas desde entonces.
Las carreras de moto en ciudad,soy y vivo en Palencia, que se hacian por entonces... con aquel olor a la mezcla (creo que con aceite de ricino) eran otra cosa.
Un saludo de unoquevaenmoto.
Carlos Herrero

Anónimo dijo...

Cuanto cuesta en total con el sidecar?

Anónimo dijo...

Eso va variando con el tiempo.Lo mejor es ponerse en contacto con algún concesionario.

Carlos Herrero dijo...

Me he pasado de 2 ruedas a sidecar, Ural Retro y aunque las sensaciones no son igual, compensa ir en moto acompañado de la misma chica con la que empezé a rodar a los 16 años.

Carlos Herrero dijo...

Me he pasado de 2 ruedas a sidecar, Ural Retro y aunque las sensaciones no son igual, compensa ir en moto acompañado de la misma chica con la que empezé a rodar a los 16 años.

Francesc Mola dijo...

Me acabo de comprar una Ural Tourist con sidecar . Alguien me puede explicar como se conduce? Yo tengo 45 años y he ido , mas o menos , siempre en moto pero esto no tiene nada que ver . Tambien tengo una Victory Hammer 8 Ball ( una custom )

Francesc Mola dijo...

Me acabo de comprar una Ural Tourist con sidecar . Alguien me puede explicar como se conduce? Yo tengo 45 años y he ido , mas o menos , siempre en moto pero esto no tiene nada que ver . Tambien tengo una Victory Hammer 8 Ball ( una custom )