martes, 18 de agosto de 2015

LA MOTO QUE QUIERO Y NO PUEDO


HONDA CUB CROSS 110


Una pequeña moto TT económica y encantadora

Hace muchos años, a mediados de los sesenta, la firma Bultaco, que entonces tenía 5 o 6 de vida, me invitó a tomar parte en el primer trial oficial que se celebraba en España y que se desarrolló alrededor de la hoy conocida Carretera de las Aguas en la parte alta de Barcelona .
Las zonas transcurrían a los pies del  emblemático parque montañoso del Tibidabo y creo recordar que lo ganó Casimiro Verdaguer  “Caver”, piloto destacado de la época, con una Sherpa 250.
A mí me invitaron a participar en el evento no porque fuese un corredor buenísimo o, ni tan siquiera, un mediocre simpático. En realidad yo era más que discreto con una moto sobre tierra, pero la cosa es que me dejaron para la ocasión una auténtica enduro, la Bultaco TT de los Six Days, un aparato poco especializado para aquella nueva modalidad motorística.
Eso lo sabían los de la fábrica de San Adrián del Besos pero no les importaba -y a mí tampoco- porque lo que perseguían era que hubiera una gran participación, tope ambiente en pos de promocionar el trial en nuestro país. Yo ya sabía que estaba allí para hacer bulto y eso que me di de leches un montón y me puse la Six Days , creo que era de 350 cc, mil veces por encima de mi gorra - todo el mundo corría con gorra - pero la experiencia valió la pena y además descubrí lo fantástico que es recorrer los caminos sobre una moto a solo 30 km/h. Eso sí, de pie sobre las estriberas. La anécdota la había contado en otra ocasión en el blog, pero me la he pillado otra para la introducción.

Siempre he sido de carretera y en algunas carreras que participé se me dio bien e incluso gane alguna pero entre mis motos han habido varias de trail aunque  siempre con el acento puesto hacia el asfalto. Ahora que lo pienso, en el 80 convivieron en el garaje de una casa en la montaña una trialera Ossa Mc Andrews junto una "todoterrenera" - llevaba ruedas de tacos de origen -... Derbi Variant de 49 cc.
Que nadie se rasgue  las vestiduras, pero ...yo me pasaba más tiempo subido en la negrita Derbi que en la mítica Ossa porque todo era muy fácil en la Derbi, desde ponerla en marcha e ir a comprar el pan o hacer recados al pueblo pasando por sendas de tierra o hasta cargarla con algún trasto. La verdad es que no daba pereza salir disparado con ella. Tenía incluso, y era una novedad entonces en un ciclomotor, arranque eléctrico. Era muy práctica y siempre dispuesta a lo que hiciera falta.
No era una pluma  como la Ossa, era una plumilla, con su cesta colgando del manillar ...(todavía no te rasgues las vestiduras, hombreeee,)...que me permitía llegar a todos lados a mi paso, surcando caminos imposibles mientras iba sentado con relativa comodidad. La Ossa iba genial si te ponías el chip de trialero: figurita por aquí, figurita por allá, pero era tosca de motor y tenía que ir todo el rato de pie.
Probé de mejorar eso unos años más tarde con una Montesa Evasión, (el prototipo n 2 de la fábrica) que era una versión "trial -trailera" para dúo con un asiento optimizado que permitía ir al menos más rato sentado.
Justo en el momento que me empezaban a dar gustirrinín los paseos por el campo, y eso ocurría a mediados de los 80, empezó a ocurrir algo nefasto para los amantes de las excursiones verdes y es que empezaron a surgir las  restricciones medioambientales en forma de prohibiciones para circular por la mayoría de caminos rurales en Catalunya, rígidas normas que se extendieron después por toda España. La debacle para fabricantes, propietarios y comercios que disfrutaban de su deporte favorito o incluso vivían de ello.
Aunque he pasado algunas pistas con mis  medianas trail  y pisado otras con alguna gran trail - si se le puede llamar grande a una Varadero 1000 -nunca ha sido lo mismo. Ese placer de ir sobre una pluma o plumilla a paso lento viendo y  oliendo el campo, "sin hacer ruido "-no te rasgues las vestiduras ahora  que todavía no toca- intenté rememorarlo hace poco a bordo de una Yamaha TW 200  con equipamiento de motorista, pasando por un precioso recorrido por el campo con bonitos caminos rurales cercanos a mi casa y que transcurre por la Sierra del litoral del Maresme y buena parte de los términos de Vilanova de la Roca, Granollers y La Roca.
Me acordaba que lo había hecho hace años con un Suzuki Vitara durante la época "libre" pero aunque esta pequeña moto japonesa es inofensiva y muy silenciosa, algo maciza, sí, por sus ruedas donuts, eso no nos libró ni a ella ni a mí, de que de que nos llegaran de repente y en un momento dado, unos condenatorios exabruptos provenientes de una maestra que junto a una veintena de tiernos infantes merendaban apoyados en sus mochilas en la orilla de un riachuelo.
La Rottenmeier me señalaba  a la vez, mediante un brazo rígido y autoritario alargado por un bastón, un cartel que ponía: PROHIBIDO EL PASO. SOLO TRANSPORTES Y LABORES AGRÍCOLAS.
Al dejarla atrás la vi un momento por el retrovisor y con cara de muy pocos amigos .Y eso que el camino era ancho y yo iba más parao que un caracol.


A punto de dármela en el trial de España 1965

HONDA CUB CROSS 110. OJALÁ FUERA ASIÁTICO

Sí, porque mis sueños se hubieran podido hacer realidad si yo hubiera sido taiwanés o japonés, porque,...!mira que tenemos motos en este país para comprar! ¡Y no hay ni una que se parezca a esta que me encanta desde que salió! .La Honda CUB Cross 110.
Apareció hace unos dos años y es una versión más de la moto más vendida de la historia. Se han fabricado 60 millones en sus diferentes versiones y cilindradas. Yo tuve la Innova 125  -una hermanita suya asfáltica de 9.3 cv  - y su motor de 4 marchas semiautomáticas se me quedó grabado por lo bien que iba. Su gasto era para ponerse a llorar de risa: 2 litros.
Esta versión preparada para campo, caminos de tierra y lo que se le ponga por delante, es un buen invento, la encuentro atractiva, muy conceptual, original ....y la quiero. Pero no puedo porque no está en ninguna lista de catálogo previsto  - al menos de momento-  de Honda Europa.

Esta foto tiene exactamente 30 años. Ahora tocan tiempos de scooter.

DEL BURRO A LA MOTO

En los 50 y 60, la gente que trabajaba el campo se trasladaba a bordo de  Mobylettes, un ciclomotor muy arraigado en Francia y España y que servían un poco para todo o con las rojitas Guzzis Hispania que en sus primeras versiones de 65 cc -se hicieron también de 49 cc -llevaban una palanca de marchas en un lateral del depósito  y ...!había que soltar una mano del manillar para cambiar de velocidad!.
También las Velosolex marcaron historia, sobretodo en Francia - una bici con motor encima de su rueda delantera de la que se llegaron a fabricar 8.000.000 de unidades- pero eran más ciudadanas. Lo cierto es que al menos aquí y las zonas rurales, el burro y la moto, ambas con sus inefables alforjas, convivieron durante años.
Aun así, aquellas Guzzi rarísimas que parecían una langosta tiñeron de rojo nuestros campos - vale es una frase cursi pero no la quito porque casi es verdad- y más tarde las relevaron otras que dominaban el mercado como algunas Puch y Derbi con sus Minicross o Coyote.
La llamada "paleta" era la Antorcha y tecnológicamente estaba por delante - andaba mucho para su cilindrada de 49cc- aunque otros fabricantes - siempre refiriéndonos a cilindradas pequeñas- también intentaron colocar algún modelo específico para uso rural. Creo recordar alguna Gimson y Rieju .
Pero por concepto y originalidad -!mira que antes me horrorizaba y ahora la veo preciosa !-, la Guzzi, con un chasis de saltimbanqui y suspensiones suaves, siempre fue el referente de un tiempo pasado. Era como un Citroen 2 CV con dos ruedas.
Sin embargo, eran ya auténticas motocicletas a escala, más especializadas y definitivamente alejadas del ciclomotor clásico de paseo con pedales, tipo Peugeot o Mobylette. Sin embargo, sin salirse del esquema clásico de bicicleta con pedalier, Derbi  acertó plenamente con su Variant - y Piaggio con su vespino- que tuvo una muy larga vida - seguro que puedes contar muchas historias de ella si la has tenido - y muchas versiones, y la mía de tacos me recuerda un poco a esta Honda CUB Cross 110, que por cierto lleva 4 marchas semiautomáticas y 8 cv de potencia y no lleva leva de embrague. Estas dos, la Derbi Variant 49 y a la Honda CUB Cross 110, eran y son la sencillez de un diseño básico llevado a lo más alto. A mi me gustan esas motos sencillas porqué me van bien para mi estrategia ya que no llaman la atención, como explicaré a continuación.

Derbi Variant multiusos años 70

El 15 de Octubre de 2014 le pregunté  a un amigo -un alto cargo entonces de Honda España - por qué no traían esta pequeña scrambler a nuestro país. Me contesto que solo se fabricaba para Japón y Tailandia y que aquí no estaba homologada.
Control 94 es el segundo concesionario de Honda que más motos vende de todos los de Europa. Con su jefe de ventas, Manel Uroz, hemos comentado muchos temas motociclistas y éste, en su día, lo recuerdo particularmente. Al menos estábamos de acuerdo que la Cup Cross 110 tendría un buen argumento de ventas en su originalidad y practicidad. En la teoría podría  ir dirigida a flotas de alquiler, por ejemplo, en islas; también sería un buen y económico vehículo de transporte especialmente en zonas agrícolas: no hay competencia de ese tipo -lleva ruedas grandes lo que facilita su guía en terrenos duros y además tampoco hace falta ir cada día en un Jeep Cherokee a coger 20  nabos al huerto - aparte del potencial que aportaría en su faceta más lúdica, tanto en su uso de paseo en urbanizaciones  o como una alternativa más al scooter en la ciudad .
- Si tuviéramos este modelo, me veo capaz de colocar en el mercado la tira  porque, aparte de su originalidad, es sobre todo un vehículo práctico. ¡No tiene rivales!. Además, otro punto es la sobrada calidad de sus componentes Honda constatados en este motor desde hace más de medio siglo y encima, ya lo sabes, por su mínimo consumo. Se podría vender a buen precio. Yo creo - decía- que no debería de traspasar los 2200- 2400 € y si fuera así, vendo la tira. Me decía Manel.

SI LA TUVIERA....! TENGO UN TRUCO!

Lo he meditado mucho, bueno, tampoco tanto, pero si llegara una de esas Honda, aunque fuera la de la unidad de la homologación, que me la separen, que yo he tenido la idea. Porque ya sé lo que haría con ella.
Lo tengo todo pensado. Primero le haría fabricar unas alforjas de hebra  de esparto, como las que llevaban los machos en Santa Cruz de Moya o en Bicorp, para ir a cargar las tinajas de agua a la fuente o para ir a recoger olivas al campo. Mi memoria no falla de cuando yo era pequeño en las vacaciones y porque además iba montado encima del animal oliendo a espliego, y eso no se olvida.
Segundo: forraría o disfrazaría un casco jet mini en sombrero de paja, eso sí, muy alado, y con una veta negra rodeando el exterior.
Tercero: me haría con un par de alpargatas de esparto -azules-con suela neumática y cintas blancas para anudármelas a mis pies.
Cuarto: me agenciaría una faja, sí, una faja de tela negra, que me enrollaría alrededor de mi cintura.

Si transportas siempre lechugas ... disfrutarás de todos los paisajes
¡Ahhh que chulada! ¿Quizás un vuelta a España lechuguera por donde la foto?
¿Quién te va a parar?

Quinto: pantalón de pana tengo varios y camisa blanca cuello redondo tipo mao, tengo una y me valdría para la cosa. Cordel, al cinto. Ya está.
Colocaría las alforjas en los laterales de la Honda CUB CROSS 110, a las que instalaría unas tapas de esparto y sobre ellas, cubriéndolas, una buena cantidad de lechugas que me daría mi vecino Alberto que tiene un huerto y que no sabe qué hacer con tanto sobrante. Así parecería que voy muy cargado.
Insertaría en una alforja un rastrillo de labriego que se viera bien o - y es una ilusión personal- un tridente u horquilla de madera de las de trillar con burro, que también me acuerdo porque yo iba sentado en el "trillón", la tabla que machacaba el grano mientras el pollino daba vueltas en la era. En la cesta delantera de la CUB 110, - llevaría cesta- colocaría hierbas varias y si me preguntaran  diría que es comida para los conejos.
Estoy convencido, es más me apuesto algo, que si yo repito aquel trayecto por los mismos caminos vecinales que he comentado ahí arriba, me montaré una excursión de la leche con la Honda CUB Cross 110, con mi sombrero de paja, mis alpargatas, mis alforjas a rebosar de lechugas, mi tridente o mi hoz, mi atavío tradicional y seguro que ese salvoconducto será definitivo. Es más, todo el mundo me saludará, no lo dudes. Porque tú no haces nada malo, ¿no?, todo el mundo se viste como quiere en este mundo y aun suponiendo que me tropezara con la Rottenmeier otra vez ,...eso hay que filmarlo, ¡hasta me daría los buenos días¡. Dalo  por hecho.
No me negarás que la coartada está bien pensada y con ella se abren un montón de proyectos para el conocimiento rural de los anchos campos de este país. Así, con mi sistema, uno va siempre legal aunque vayan apareciendo carteles de: "PROHIBIDO EL PASO. SOLO TRANSPORTES Y LABORES AGRÍCOLAS ".
Ni caso, porque a ti, Fu de Fumanchú,...porque tu transportas lechugas.
Ahora si quieres, te rasgas las vestiduras. 


Buenas Vacaciones

Las hay más grandes y 10 veces más caras, 
pero esta pequeña Honda te puedes llevar hasta una barca






(PON AQUÍ TUS COMENTARIOS)






9 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, pero dejando aparte el tono ironico, incluso sarcastico y bromista de la entrada. Cuanta razón tienes José Maria, en ocasiones tambien le he dado vueltas a esa situación.
Lo mejor son las motos logicas y cuanto más logicas mejor.
Sigue ahi.
Saludos
Fdo.

moockey dijo...

Que alegría me produce entrar de vez en cuando en tu blog y ver que hay una nueva entrada!!!

Por más alejados que estén a veces tus planteamientos de los míos, te aseguro que siempre que te leo paso un buen rato y casi siempre me sacas, como poco, una sonrisa.

Por favor, sigue compartiendo tus disertaciones, ideas, conocimientos y recuerdos con nosotros. Eres único en la red!

V´sss y un abrazo!

Toy folloso dijo...

Faltan unos detalles para el conductor de esta Serveta campera que has tuneado: dentadura mellada y unión de las cejas por encima de la nariz con un rotulador permanente.

Anónimo dijo...

Genial relato, se me ponen los dientes largos de pensar en ir paseando por un camino forestal e incluso una senda a ritmo tranquilo.Una de las mejores motos que he tenido fue una Bultaco Alpina 250 del 76, sí su orígen era la mítica Sherpa 250 con desarrollos más largos y relación de marchas más abierta, un manillar ancho y un asiento cómodo de verdad,un motor dulce y potente a la vez seguro no llegaría ni a 20 cv y un peso de 100 kgs.Deliciosa de conducir.Aún la añoro,quizás un día intente conseguir una.
O las Honda XL 200 tan dulces y agradables.
O la actual Honda CRL 250, que suena de maravilla y es bajita,posición erguida,250 cc 23 cv y unos 140 kgs, perfecta para esos paseos por pistas forestales o para ir de recados por la ciudad e incluso para salir a la autopista e ir a 120 como la mayoría.Honda la comercializa con rueda delantera de 21" pero existe una versión más estilo supermotard lighjt con rueda delantera de 17" que no comercialiaza Honda oficial pero sí algúna tienda que las importa a precios muy muy atractivos.
O la pequeña Honda Dominator 250 que apenas se vió en España dado su alto precio.
Porque una Van Van o una Cub son deliciosas pero no valen para ir por autopistas o acrereteras generales, o para ir con dos personas sin esfuerzo.

Mofete dijo...

Yo creo que hay modelos que podrían valer perfectamente para poner esas bonitas alforjas, tipo Suzuki VanVan

Bukkaker66 dijo...

Muy interesante....gran recuerdo de mi vieja Peugeot 104 de 49 cc.,la moto, ciclomotor o bici moto con que descubrí el placer de las dos ruedas.He tenido otras motos mas grandes después pero curiosamente con la que más he disfrutado el camino ha sido con esta y mi vieja Vespa 200.Qué casualidad que estas son las únicas que mantengo aún conmigo y no vendí ;-)
Felicidades por el blog, me he tragado muchos capítulos estas vacaciones y la he gozado

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tus articulos! Me encantaria que hicieras una reflexión sobre el diseño de las motos en próximas entregas, y que época para tí es tu favorita. Un saludo

Sergio.

Salvador Prat dijo...

Jose Maria, el trial que mencionas se celebró, si no recuerdo mal, en Santa Creu d´Olorda, y no en la carretera de las aigües. La salida fue delante de la ermita y la primera zona justo enfrente. Entre los pilotos míticos que corrieron, recuerdo al gran Ramón Torras.

José María Alguersuari dijo...

Es tan cierto lo que dices Salvador ,que en el mismo rollo de negativos aparecen varias fotos de la plaza de Santa Cruz de Olorde con un montón de motos listas para tomar la salida.Eso era evidente ,está plasmado y lo sabía.Estaban además otros ilustres participando ,entre ellos un niño ...que se llamaba Ignacio Bultó.Pero en mi recuerdo había al menos alguna zona al inicio de la carretera de las aguas ,por ejemplo y exactamente en un cruce de caminos donde siempre han aparcado los coches,bastante cerca del final de la parada del tranvía azul.Saludos.