martes, 14 de octubre de 2014

BMW G 650 GS y Yamaha TW 200. LAS MOTOS DE MI AMIGO JOAN



Dos tamaños, dos cilindradas, pero cada una ofrece lo mejor de si misma

Un día recibí un e-mail de alguien que solía leer este blog. Como quiera que además de interesarle las motos vivíamos cerca quedamos en tomarnos unas cañas. De eso hace tres o cuatro años y tengo que decir que tuve suerte: encontré un amigo y eso, en mi caso, más que un tesoro como dice el refrán  es un chollo ya que me las aguanta todas -es estoico y paciente- y me ayuda cuando lo necesito en estas pruebas que os vengo ofreciendo desde hace 6 años. Un gran aliado del blog, sí señor.


TENER TRES MOTOS POR EL PRECIO DE UNA BMW GS 1200

Joan tiene tres motos, una Triumph Bonneville, una BMW G 650 GS y una pequeña Yamaha TW 200. Las dos primeras las adquirió de ocasión – 5.600 y 6.000 euros-  y la otra, hace años, nueva a buen precio -2.900 euros-. Con esa pasta -14.500 euros -se hubiera podido comprar nueva una GS 1200 ... eso sí, pelada. Pero sumó pasiones y eligió la divertida diversidad.


Los paseos tranquilos... son una delicia


Le encanta el clasicismo de la primera, la polivalencia de la segunda y la facilidad de manejo de la tercera. En realidad, esta última -no te sorprendas- es la que más le hace tilín y eso se le nota.
-Es que me subo en la TW y me iría al fin del mundo con ella. !Es tan fácil, tan ligera y además rezuma personalidad por todos lados!.

Es la que usa cada día para moverse en la ciudad pero… se suele escapar con ella por carretera a alguna localidad cercana -40 o 50 kilómetros-, "a comprar el pan". De eso doy fe porque le he acompañado  a veces.
Solemos hacer escapatorias cortas con las dos Triumph -la mía también es una Bonneville T 100- algunas veces al mes pero igualmente utiliza y alterna  la GS monocilíndrica en las salidas como lo hago yo con la Burgman 650, especialmente en viajes más largos.
Joan las mima a todas y suele hacerles cambios de vez en cuando en forma de pantallas más altas o amplias y manillares diversos en busca de lograr el mejor confort de marcha. En este apartado destaca a la GS con la que dice sentirse más cómodo y mejor ubicado sobre todo en comparación con la Bonneville, moto preciosa pero anatómicamente muy deficitaria y mal diseñada ya que la ubicación del conductor no es una de sus virtudes. La posición  de las piernas produce molestias en las ingles de mi amigo. Pero su estilo le encanta aunque lo dicho es cierto y yo mismo he ido modificando sillines (también los anclajes del manillar por este motivo). Las pruebas las tenéis en varios links de este blog.

Podría ser el Atlas marroquí ... pero aquí tenemos rincones que te sorprenden cada día.

En la pequeña TW todo está muy cerca y a mano -es muy corta, con su distancia entre ejes de sólo 1330mm, incluso es menor que la de la Vespa 300 o 125 cc con sus 1370 mm- y sí, las piernas van recogidas pero no en una posición que sea muy incómoda. La altura del asiento coincide con la del scooter italiano -790mm- , o sea que, en ese punto, engaña, no es tan bajita como parece y, sorpresa, la propia GS monocilíndrica es ahí unos milímetros más baja que las dos: 780mm.
Donde las vence por goleada es, aparte de su compacidad, en el peso con sus escuálidos 120 kilos. La BMW sin aceites ni gasolina, en seco, se va a los 175 kilos y la Vespa marca en la báscula 148 kgs. Como referencia, la Triumph Bonneville T100 en esas condiciones pesa 205. La realidad es que uno no circula en una moto sin aceites ni gasolina con lo que a todas hay que sumarles un aumento teórico de peso que podrían ser 25 o 30 kilos más en la inglesa, 25 más en la alemana, 20 más en la scooter italiana y 15 más en la japonesa. ¡Eh!, todo eso a ojo de mal cubero.
Un detallito. La perdición de Joan son los tubos de escapes, aquellos "que suenan" de verdad.

Las pistas como estas, anchas, son el mejor
hábitat de estas dos motos

 Los ingleses piratas que lleva su Bonny y las pequeñas perforaciones debajo del tubo de la TW 200 son un buen ejemplo de la música que más le gusta. La monocilíndrica alemana de momento no ha sufrido cambios o intervenciones en sus escapes -me ha enviado posibles marcas candidatas  3 o 4 veces- y sí, puede que un día de estos le ponga un Arrow o...el que sea a la GS pero también es verdad que a lo mejor, y a pesar de disfrutar hasta el momento con cada una de sus tres motos, se me puede aparecer cualquier un día con una renovación, al menos puntual , de su tripartito motero. ¿Qué que te quiero decir?
Ese es el tema estrella del que hablamos continuamente y nos divierte no veas cómo. Si por economía o espacio tuvieras tres motos ¿cuáles serían?. Te lo planteo de otra manera: Dispones de 14.500 euros que es la inversión en estos años de Joan,y esto es un blog de aficionados a la moto, pero mucho, mucho. Te obligo a que te compres -elije de segunda mano o nuevas-, tres. ¿A que es “superchachi piruli”  imaginar diferentes elecciones? ¿A qué te he excitado la imaginación?  Lo sabía, lo sabía.



Yamaha TW 200, pequeña pero matona. Tiene más bajos y algo
más de velocidad punta que la Suzuki VAN VAN 125.Lástima que
el importador ya no la traiga
"LA MOTO QUE VUELA: SUZUKI VAN VAN 125 cc"

Joan me puede aparecer, por ejemplo, con la Bonneville, la TW y ... un scooter Kymco 400, o la GS 650 , un scooter y la TW, o esta última y una Burgman 650 como la mía y a la que no le hace ascos, o igual cambia de las tres, dos y estrena una  Ducati Scrambler de esas que acaban de presentar en Colonia. ¡Jugar, jugar, que es lo que nos toca a nuestra edad porque el mundo se acaba!


¿PERO DÓNDE HAY UNA SUZUKI VAN VAN 125?


Puedo prometer y prometo que he intentado localizar alguna Suzuki Van Van 125 allá donde la hubiera y allá donde me la prestarán por un día para juntarla con la BMW G 650 GS y realizar con ambas esa excursión que estás viendo. Quería la Van Van porque desde que hice su prueba se ha instalado como una de las estrellas de este blog al igual que lo es la BMW g 650 GS -creo que la primera a tenor de las visitas continuas al link y a las opiniones que me dejáis sobre ella-. Con la alemana no había problema: contaba con la unidad que tiene mi amigo Joan, pero de la Van Van no he encontrado en mi área de Barcelona ni una, ni en tienda de ocasión, ni siquiera de ningún particular conocido ni tampoco de las de prensa de la propia Suzuki España en Madrid: “Tenemos que matricular un par de ellas pero ahora mismo no tenemos de pruebas, José María”  -me dijo el responsable de Suzuki en Julio.
El amigo Oriol, de Oriol Motos, me dijo que había comprobado que muchos de los que probaban la Van Van por primera vez se llevaban una decepción y no la compraban. Por eso no matriculaba para pruebas más esa original máquina. Yo tengo claro el por qué de la decepción: la falta de cultura motociclista y de información de cierto personal  que espera de una moto de 125  con grandes neumáticos y manillar alto poder saltar, hacer caballitos y derrapajes como lo hace una especializada KTM de enduro, o que sea un pepino como la Hayabusa en carretera .




Ejem....creo que yo tengo también bastante culpa en ese desaguisado ya que la prueba que hice la titulé: "Suzuki Van Van  .La moto que vuela". Y claro, más de uno se debía de imaginar que atravesaría los cielos de Barcelona como ET en la bici. Pues no, no era eso. Lo que quería decir es que en las tiendas duran poco porque las venden rápido. Vuelan. Mírame bien a los ojos. ¿Captas?... ¿captas ahora?. Fíjate si tengo razón que no he encontrado ninguna cerca de mi casa en la zona del Maresme en estos dos meses...

He visto alguna foto haciendo caballitos con alguna Van Van pero lo suyo, como con la TW Yamaha, es el paseo y su disfrute tranquilo, la pequeña moto para casi todo -con sus límites-, su confort en pequeñas distancias, sus aplicaciones en terrenos rurales, pistas fáciles, playas, incluso su uso por carretera ...como lo haría una scooter de su cilindrada. Es una moto comercial que se va vendiendo durante...décadas ya que su origen viene de los años setenta. Su réplica es la Yamaha TW, que en nuestro país Yamaha España la trajo algunos años en versiones de 125, 200, aunque la actual, que se produce en Japón, incorpora el motor de 225cc. Y mira por donde, Joan tenía una 200. Así que tirada la toalla, -...mira, no me vengas con el cuento que tienes una en Blanes o Llavaneras y que me la hubieras dejado porque me voy a cabrear y mucho...decidimos ya que son conceptos muy parecidos o iguales- , era hacer la prueba-salida-excursión con la aventurera -tiene pinta -Yamaha TW 200 que tanto cariño le profesa su amo midiéndola con su otra moto total, la BMW G 650 GS.

NO HAY QUE PONER  PUERTAS AL CAMPO...SI  LO TRATAS BIEN

La única vez que hemos rodado por pistas de tierra juntos fue hace un par de años cuando yo tenía una Transalp 700 y Joan había estrenado -buena compra de ocasión-  su GS monocilíndrica. Salimos del asfalto y nos internamos en unas pistas de tierra que, de vez en cuando, se complicaban algo. Ya entonces me quedó claro que con un aparato que pesa 230 kilos, revestido de fibras y con un gran carenado -sobretodo aquella Transalp- en marcha, nunca acabas de estirar la sonrisa pensando en el grado de estropicio ante una fortuita resbalada. Lo pasamos bien pero lo podíamos haber pasado mejor.



La BMW G 650 GS es una moto consistente, práctica y super probada.

Hace unos días salimos desde la casa de mi amigo, yo a bordo de la GS y él en la peque TW, con la intención de tomar una carretera asfaltada de curvas y en un momento dado internarnos en una zona de pista transitada habitualmente por tractores y vehículos TT. La carretera la conocemos bien ya que es la nuestra habitual de entrenamiento y hay que decir que somos privilegiados por poder disfrutar de la moto recorriendo los lugares que nos rodean que están plagados de campos , de bosques, de montañas -grandes y pequeñas -y además suele haber poca circulación. En el litoral también tenemos mar pero el movimiento circulatorio por ahí a veces es más complicado. Orrius, Dosrius, La Roca, Cañamas, San Antoni de Vilamayor, Montseny, Santa Fe, etc, son lugares que puede que a algunos no os diga nada pero si sonríes...es que has pasado por ahí.
Para mí, la GS 650 mono no tiene sorpresas. Tuve una y he hecho muchos kilómetros con otras. Sigue siendo la misma moto práctica y consistente, ligera de llevar en carretera, económica de mantenimiento y muy predecible atacando a fondo. Y cómoda, muy cómoda. No es fina de motor a bajas vueltas porque es monocilíndrica y te pide meter la aguja del cuentavueltas por encima de 3000 rpm, pero tiene unos bajos forzudos y estira bien las marchas. Es una auténtica herramienta de trabajo ...y de ocio además de económica.
La carretera era retorcida y las curvas fluían encadenándose una detrás de otra. Una gozada porque la BMW la sientes siempre con tracción y pegada al suelo. Hicimos un alto en el Coll de Parpers y nos cambiamos de montura.

UN PONY, DOS PONYS.


Me miré otra vez la TW 200 y la vi “friki” con sus ampulosas gomas pero también bonita. Tanto la Van Van -es parte de su secreto- como la Yamaha atraen las miradas por ese tamaño juvenil a medio crecer y la mezcla desproporcionada de sus gordinflones neumáticos, generando simpatía inmediatamente como lo hace un perro salchicha. Son como exploradoras...boyscouts, eso sí, más capaces de lo que uno piensa. Son ponys muy chulos.


Yamaha TW 200, diversión asegurada.

La sorpresa es que sentado encima no estás mucho más bajo que en la BMW, diría que igual, pero eso sí, inmediatamente te das cuenta del aligeramiento de los kilos. Poca broma, al menos y con los llenos, hay una diferencia de 50 kilos entre una y otra.
El asiento de la Van Van es bastante más cómodo y se sitúa 2cms más cerca del suelo pero, en cambio, su distancia del cárter a tierra es menor  (21.5 cm por 26.6 cm) que en el de la TW. El asiento de esta es más estrecho, con menor superficie pero más “todoterrenero”.
Joan le montó un desarrollo algo más largo a la TW pero la verdad es que todo el grupo de transmisión estaba en espera de cambio porque realmente las holguras de la cadena y piñones pedían a gritos que no se los torturara más. Cuando ponga el kit nuevo mejorará su finura de rodaje y ganaría en aceleraciones y velocidad punta. Una transmisión en mal estado en esa moto genera la fuga de 2 o 3 caballos, por las buenas. Por cierto, la TW 200 sale con 15 CV a 8000 rpm y la Van Van 125 con 12 cv.
Quedaban algunos kilómetros de asfalto así que estrujé el cambio en las marchas medias de la pequeña japonesay la verdad daba gustirrinín porque me llegaba el personal sonido de escape logrado por Joan.
Era incluso más bonito que el de la GS, más cantarín. En la pequeña Yamaha todo está en su sitio, todo muy cerca de ti. El manillar es amplío pero muy cercano, tanto que la pantalla puig que le había colocado Joan le quedaba a un palmo de la cara. Hay llegaban pocas turbulencias.




Pero os juro que la sensación de “revival” de unos buenos tiempos inundó mi ser. Volvía a llevar una moto como las de antes, las que pesaban poco y entraban en las curvas como demonios, de las que te sentías con el control absoluto ante cualquier tipo de reacción inesperada. El traje a nuestra medida. Las Bultaco Sherpa N, las Ossas Dessert o las Montesas Kenya de los 60 o en los 70, las Yamahas XT 350 o las series XR de Honda ...
Da igual. Levamos tal intoxicación de prestaciones, potencias y sobre todo ...sobrepeso de nuestras motos -a veces pienso que nos han ido engañando con el marketing- que si te bajas de una trail moderna de 260 kilos y te subes, por ejemplo, a esta TW que pesa la mitad y comienzas a curvear, lo más probable es que te pongas a llorar como un niño. Te recomiendo que aparques la emoción, pares, te seques las lágrimas porque te la puedes dar en la próxima curva. Vale, tu elefanta tiene 100 cv y ésta 15. Pero llorarás igual.
La pista era amplia aunque pedregosa. De pie en las estriberas tanto con la BMW que con la TW mantenías el control y equilibrio mejor. Antes de entrar en el camino de tierra bajamos cuatro o cinco décimas las presiones, aunque los neumáticos que calzaban ambas, 80 % de asfalto, no eran la mejor opción para hacer gilipolladas y como se vio se quejaban en forma de desplazamientos más que razonables, avisando que ojo al parche.

La GS, en esa pista larga que veis en la foto, se muestra aplomada llegando a sus mandos buena sensación de control. Las presiones de las gomas algo más bajas contribuyen a ello. La TW va bien asentada con sus gruesos donuts intentando adaptarse al rocoso camino y sus suspensiones, ambas de 150 mm, (mejor todoterrenora que la Van Van en ese sentido) ampliadas por los generosos balones de goma, cumplen bastante bien. Sin embargo, la agilidad que le dan sus cercanos ejes en recovecos y curveo, en recta la vuelven más nerviosa, cosa que conviene no olvidar. Frena correctamente de delante y no muy bien de atrás con su tamborcito clásico. La GS, en su línea, bien pero sin olvidar que nos traslada una moto de casi 200 kilos. Por eso, como en la vida, todo va bien hasta que deja de ir bien. Después de una parada fotográfica, el camino, miau, se presentaba incierto ya de entrada. Estrecho, de bajada pronunciada y con “rierales” enmarañados y marcados por el agua de las últimas lluvias. Para pensárselo.


Joan y sus dos queridos "TOYS"

Bueno, estábamos allí y no éramos -en el fondo no estábamos seguros de eso- unas nenas. Así que pasé delante hasta ...que apareció lo irremediable. A través de un enorme agujero pude ver el infierno y antes de hundirme para siempre en él opté por dejar hacer resbalar la TW hacia el suelo tan suavemente como pude y bajarme de ella antes. Al girarme vi a mi compañero con la moto acostada en la misma posición de pie y mirándome con cara de Melitón Pérez. Yo no sé por dónde hubiera pasado la boca del infierno Laia Sanz con esas motos pero pagaría por verlo. Que seguro que lo haría. ¿Con que neumáticos mixtos asfalticos para todo, eh? Moraleja: los mixtos, para asfalto, bueeeena tierra y para el bocata de jamón y queso.
Seguir el caudal de un río por una pista es una delicia y es lo que a continuación hicimos. Y hasta se nos apareció lo mejor que se le podía aparecer a la TW: ¡bancales de arena! !Es para lo que se inventó¡ !La playa!. Nunca he pasado tan seguro por ahí. Flop, flop, flop, suspiraban con gusto sus gordotes neumáticos.
Pasamos una montaña por pistas en buen estado y el paseo lo acabamos en el mar, tomando la carretera hacia casa. La BMW G 650 GS se encontró en su mejor salsa. Una excelente y confortable moto de carretera que se puede asomar por caminos civilizados. A la TW no le conseguí verle más de 100 kmh en su marcador y vibraba bastante. Estoy convencido de que cuando se le cambie el kit de transmisión todo va a ser diferente. Me apostaría a que hace puntas -al menos de marcador- de 120 km/ y, desde luego, con un rodar mucho más suave.
Dos motos amigas. Podrías empezar de joven con una y acabar de veterano con la otra. O al revés. O tener las dos.




Joan no tiene whatsapp pero tiene tres motos. 

-“Esta salida me ha servido de algo. ¿Qué tal los Dos Mares?”-, me dijo al acabar nuestra rodada montañera. ( Los Dos Mares son una clásica excursión pirenaica que sale de Rosas -pueblo Mediterráneo- y llega a San Sebastián -Mar Cantábrico ). 
“Por supuesto, yo con la TW"- añadió Joan.
Mira qué bonito


(PON AQUÍ TUS COMENTARIOS)







16 comentarios:

Carlos Notario dijo...

Hola Jose Maria.
Desde hace 11 años soy usuario de maxiscooter por razones practicas aunque mi uso es el de moto para todo.
Ahora estoy empeñado en la vuelta a la moto,buscando el placer que supone la busqueda de la simplicidad y la lijereza,amen de una cilindrada sostenible de entre 250 y 400 cc.
Mis pesquisas me han llevado a llevado a seguir los pasos de un importador francés que que ha decidido fundar su propia marca y que prima lo que tu comentas en tu ultima entrada.
Coincido contigo en todo lo que expones,sobre todo en la falta de cultura pero también he decir que la prensa esta vendiéndonos lo que les interesa a las marcas mas que lo que conviene al usuario.
Bueno que me enrollo.....gracias por tu blog,que sigo desde el principio,y gracias sobre todo por tu enorme franqueza.

Carlos Notario

Jordi Gual dijo...

Buen reportaje, Jose Maria.

Un pequeño "pero", comentas de la Van Van y de la TW la potencia y el par motor, supongo que los duendes han aparecido y uno de los datos está mal.

De acuerdo con el anterior comentario, sobretodo porque soy un fanatico de la ligereza, y cada vez las motos pesan más, yo también quiero que me "fabriquen" una mono tipo de carretera con suspensiones decentes, frenos decentes y ligerita, y a ser posible con aspecto retro, vintage que le llaman ahora.

La semana que viene espero probar la 390 Duke de KTM, a ver que tal va y puede que me la compre.

En respuesta al comentario anterior, podría decir la marca?

Lástima que la experiencia con marcas minoritarias no es buena, por elt tema de servicio técnico, recambios...

Ciao. Jordi.

José María Alguersuari dijo...

Pues Jordi,después de mirar comprobar varios lugares de referencia ,me quedo con el que ofrece la web italiana Moto.It ,ya que existen datos diferentes respecto a la potencia de la TW 200: 15 cv a 8000 vueltas y 2kgm (15 Nm)-6000 vueltas.
En cuanto a la Van Van si nos ceñimos a la web oficial de Suzuki tiene 12cv.No dice a que número de vueltas .
Me atrevería a sentenciar que Carlos se refiere a la nueva Mash Five Hunder 400,una copia bastante bien hecha ( en China) y parece que muy trabajada de la clásica Yamaha 400 que se acaba de presentar.Su precio es rompedor ,4000 eu ,2000 menos que la original,pero con mas cv y arranque eléctrico.La he pedido para probarla y estará a la venta a final de este mes.Saludos.

Jordi Gual dijo...

Querido Jaime,

Muchas gracias por la información de la moto.

Sobre el "pero" del artículo no era porque los datos estuvieran erróneos, sino porque de una moto das los Nm y de la otra comentas los CV, y en mi opinión no son datos comparables.

Gracias por todo maestro.

Has probado la Ktm 390?

Carlos Notario dijo...

Efectivamente,me refiero a las Mash.
Han tenido la osadía de abrir una puerta que ninguna marca se atreve a abrir,la de la moto sencilla y barata.
Los motores según he visto son Suzuki,para las 125 y 250 y Honda para la 400,siempre fabricados bajo licencia,es mas,la TW 200 de tu ultima entrada monta un motor Zongsen ,según comentarios de un post de la web Advrider.
He podido ver las 125 y los acabados son correctos,nada que ver con otras 125 chinas.
Creo que serán una buena base para ,con unos pocos accesorios,llevar la moto al terreno que interese al usuario.
Espero esa prueba con muchísimo interés.
Saludos.

Mariano González dijo...

Hola Alguersuaristas!

Mi elección: me quedo con la Beverly 350 con ABS (para el día a día, rueda algo alta, no muy grande, se defiende en las autovias, debe ser divertida en ciudad) y la Ducati Scrambler, estaría genial una prueba de la Scrambler, cuando salga, claro! (podria localizar una beverly de 2ª mano, la ducati seria nueva, con dos topcases y alguna chuche más creo que completo el presupuesto)

Saludos.

RafaGas dijo...

Hola Jose María,
Jugando, jugando he tenido unas cuantas motos. Hoy por hoy monto una deportiva Ducati Pantah (4500) una cómoda BMW R80 ST (4000) una Sanglas 400 (exguardiacivil)(1800) una Bultaco Matador MK9 (2000) y una Montesa Brio del 56 (1200) Todas clásicas y baratas de mantener que suman 13.500 euros para pasarlo pipa en la carretera y en el taller, aunque mi mujer dice que demasiadas motos para un sólo culo.
Saludos para todos.

Toy folloso dijo...

Tengo una Montesa 4RT con la que caigo varias veces por salida -algo que no me podría permitir por carretera-, y una Shadow 90 que, si no fuera por su desmesurado consumo, sus prestaciones parecerían irreales. En una carretera ratonera (que me conozco como la palma de la mano), un grupo de V-Rod´s sudaron tinta para sacudírseme de encima. Y eso porque el caballete roza en cada curva....
Bueno, pues, me haría falta una tercera moto para recorridos más largos que el de ir a la ferretería; ya sabes....
Suspensión trasera a bieletas, (eso, irrenunciable), como también cilindrada alrededor de 400, bicilíndrica, faro redondo, depósito de gasolina donde debe de estar y asas para el pasajero. Y no muy cara, puestos a pedir.
Un "morphing" entre una Ducati Scrambler de las antiguas y una Triumph pequeña, vaya.
De todas formas, espero a regardear la Mash en directo; aunque sea monocilíndrica....

B. Estacio dijo...

Hola a todos.
Motorista desde.......ufffff! Actualmente Scoopysta. Tambien espero con ganas que la Mash no defraude, de momento promete.
Venga J.M. espero una prueba de las tuyas.
Este blog nunca defrauda.
Rafagas!!!!

FernandoP dijo...

Buenas José María: Yo hace tiempo que tengo ganas de sacar del baúl de los recuerdos mi Montesa 348 Trail. Una moto que junto a la Bultaco Alpina,me recuerda mucho a la Van Van y a la Tw, pero con 90 Kg. La idea era mejorarla de suspensión con el sistema hfs en la horquilla (probado por ti en la triumph con buen resultado), y los amortiguadores The Magicals detrás. Puesta a punto del motor, frenos, descompresor para facilitar el arranque y no se sí el encendido de avance variable que han sacado hace un par de años los de Rmlightning. Creo que con unos mil euros me llegaría. Vamos lo que cuesta una trialera del año 2000, jaja, claro que no sería mi Montesa. Un saludo

Anónimo dijo...

Eso, eso, para cuando la pruba de la MASH, si es como promete, yo quiero una!! a ver que nos cuentas para que me decida José Maria.
Saludos y felicidades por el Bloc, siempre a la espera de una nueva entrada, esta ultima ha sido especial y muy acertada, y como siempre acompañada de buenas fotos.
Ricardo, desde Lugo.

Anónimo dijo...

Hola José Maria, como las ves para una chica ? Qual me recomiendas esa Yamaha TW, la Van Van, o quizas esa de que hablais la MASH?
Decirte que mido 160 cm. Y peso 55 kl. Mi experiencia motera es bastante nula, he conducido varios años un ciclomotor y hace dos meses me saque el de moto.
Gracias por el blog, para mi es muy instructivo.
Saludos.
Patricia.
BCN

José María Alguersuari dijo...

Pues Patricia ,depende para del uso que le quieras dar.Si sólo te vas a mover por ciudad o estuvieras en algún núcleo rural,con desplazamientos cortitos,la Van Van te serviría y además sería adecuada porque es bajita y no pesa.De hecho esto ultimo es la gran ventaja de las tres que mencionas ,aunque la Mash Hundred 400,tiene 30 kilos más.Poco lastre añadido.Esta 400 desde luego es la más completa y potente ,seguro que fácil de llevar también e indicada para un uso intensivo mas rutero.La pequeña Yamaha TW ,es muy parecida a la Van Van ,pero...sólo la podrías adquirir de segundamano porque no se importa.Suerte.

Anónimo dijo...

Gracias José Maria, espera la prueba de la 400, y con ello me decidere.
Patricia

Costello dijo...

Hola Jose Maria.
Sigo tu blog y aprovecho el tema para comentar.
Paso de los 50 y desde hace 3 años tengo una maxi scooter T-MAX, aunque no paresca lo mas adecuado por edad me da el doble uso, 80% funcional 20% ocio perfectamente.
Es del 2007 como lo compre x 3.500 le añadiria una trail media bicilindrica de segunda mano BMW 800 o triumph por unos 6.000 que utilizaria para salidas los fines de semana ampliando el radio de accion a pistas y mayores prestaciones.
Y ya esta los 5000€ los guardaria de momento... Todo lo demas seria vicio.

Un abrazo. Costello.

Jordi Gual dijo...

Más motos,

Para pasar el tiempo mientras se resuelve la vía judicial y arrego mi querida Monster, Cbr 600 RR, 3500 de cash y juguete pepinillo jap, era la oportunidad por edad, que luego cada vez más tirare a una más cómoda, porque esta bicha machaca bastante, el capo jM podría empezar a hacer modificaciones y no acabar para que tuviera una postura cómoda, mejor comprar otra moto!

Para Patricia, la Cbr no te la recomiendo, pero de las que has dicho, si la quieres nueva, la Van Van, si no la TW. La Mash no la compraría hasta que tengamos una prueba total, es decir, que sepamos como va en todo, la motores si, el servicio técnico, recambios, mecánicos... Te lo dice uno que sufrió la experiencia hace años con una "exclusiva" Ducati, por suerte tenía un scooter para el día a día. Otra moto, tipo grande para ti, es una Monster, de las 695/696, me dijo un mecánico que muchas las compraban, porque no pesan mucho, llegas bien al suelo, son sencillas de motor, suaves, con un motor dócil y de potencia razonable... hay bastantes de segunda mano a precio razonable, ahora hay como 4 mecánicos en Bcn que las entienden bien, los recambios y demás los tienes sin problemas, muchas piezas del mercado paralelo para hacer "inventos" o preparaciones, eso si, es otra categoría para mi, es una moto moto!

Ciao.