domingo, 28 de diciembre de 2014

HONDA 650 VIGOR 2015, a 2.500 EUROS. LA MÍA.


La pequeña Scrambler de Honda resulta una moto ágil y divertida.

Vale. Esta moto no la encontrarás en las últimas presentaciones de la marca del ala dorada ni en ninguno de los recientes salones que se han celebrado hace unos pocos meses. Te puedes ahorrar además la espera de las pruebas de las Ducati Scrambler, que sí salieron, porque esta “Scrambler de Honda” es igual de larga -sus distancias entre ejes son parecidas, 144.5 mm la Ducati y 143 la japonesa- y pesa incluso algo menos, 163 kilos la Honda por 170 de la italiana. Bueno ¿y qué? ¿Que la potencia de la italiana sea de 75 cv?. ¡Pues qué quieres que te diga!, tampoco son la leche, ...no son 120 cv, por ejemplo, y en cambio los casi 39.5 de la Vigor están a sólo 6 de los 45.8 de la última TMax ....y no me dirás que no es rápida esa scooter deportiva.
La Ducati es una “scrambler” con 150 mm de recorrido en cada rueda,... ¿pero en qué pista se va a meter?. Se caerá en un hoyo. En cambio, la Scrambler Vigor del 2015, la mía, lleva generosas excursiones de sus muelles, 190 mm delante y 170 mm detrás, o sea, es una Scrambler en toda regla. Encima incorpora un súper Hagon de gas regulable para gestionar lo mejor posible sus oscilaciones en pista.
A esta Honda Vigor la no le hace ni puñetera falta salir de vedette estrella porque ya está curada de vanidades. Ya ves. Cuando las otras van, ella vuelve...y fíjate a qué precio: 2.500 euros, con papeles y con todos esos cambios estéticos. De la "otra" piden más de 8.000. ¿Qué más quieres?.
Si descubres por primera vez esta moto que ves en la foto ahora y te gusta es que yo tenía razón. Sus creadores no escogieron su mejor momento para enseñártela.



Fuelles, pico de pato, faros cuneteros.


UNA TABLA LIGERA, LIGERA,...RÁPIDA, RÁPIDA...

Confieso que a mí me gusta todo lo que lleve ruedas y se mueva. De niño, mis amigos y yo nos construíamos - en la época de los Reyes Católicos- una tabla de madera a la que le instalábamos cuatro cojinetes en sus extremos y con la que nos lanzábamos a tumba abierta, y al mejor estilo “bob”, desde la parte más alta de la calle Cerdeña de Barcelona, una zona empinada entonces con poca circulación que nos hacía las veces de tobogán. Cruzábamos a toda leche el campo de fútbol del Europa llegando por la propia inercia hasta la calle Providencia, girábamos a la derecha y con gran estruendo llegábamos hasta la meta, el mercado de La Estrella, lugar que se encontraba unos centenares de metros más abajo, creando gran pavor entre la amplia comunidad de gatos allí constituida en busca de la mejor raspa de arenque perdida. Curioso, pero la tira de años después todo eso sigue estando allí. Hasta los gatos. Yo me lo pasaba teta con aquella tabla rodante que lograba saltarme el lagrimal por la velocidad que adquiría. Después, entró en mi vida una Ossita 49, una Montesa scooter de 60 cc motor Laverda y una Lambretta 150 que me permitió abrir el mundo y llevarme a verlo en directo. (Ver link "Si, yo me he subido en la máquina del tiempo").

El veterano motor de 39,5 CV es contundente y fiable.
Luego vinieron otras motos y scooters,... y motos, muchas, y algunas han pasado por este blog y os he contado cosas de ellas. Mi tabla “cojinetera” pesaba poco pero corría mucho, igual que mi Lambretta (105k) , o la Montesa Impala que andaba por ahí y aunque luego fui subiendo de cilindrada y peso a mis futuras monturas, -ahhhh, ¿dónde estará mi esquelética pero felina Ducati 750 GT  de 1975 que pesaba 185 kilos o mi elegante y deportiva Norton Comando 850 del 78 que sumaba pocos kilos más?- , o aquella primera BMW GS R80 de 800 cc cuyo peso era de 186 kilos ... con 19,5 litros de gasolina incluida. Pues mira, si tienes una GS 1200 de última generación hazte un favor: busca a alguien que te deje dar una vuelta en una veterana R 80 GS, ponla en su lugar en el tiempo y sabrás por qué hubo gente feliz en moto cuando apareció a principios de los 80.

ANDE O NO ANDE, BURRO GRANDE... PERO ESO NO SIEMPRE ES VERDAD
Una BMW RT o una “Paneuro” son buenas máquinas  para realizar grandes rutas y viajes lejanos pero no son las mejores opciones para flirtear con ellas por el pesado tráfico de una gran ciudad. Muchos usuarios utilizan en general en este caso, y como segunda moto, scooters de pequeña o media cilindrada más adecuados en el ámbito urbano dejando bajo una lona a su súper moto en el garaje. Se les reconoce -a los dueños de la lona y lo que protege ésta- porque van con traje y zapatos lustrados y generalmente sobre una Scoopy 300. Se ven más felices que un conejo con una lechuga, abriendo gas sin contemplaciones con el scooter a la salida de los semáforos, atacando con decisión en los adelantamientos a la menor oportunidad que se les presenta y trazando a cuerpo descolgado la primera rotonda o glorieta que se le ponga por delante, cosa más farragosa de hacer con sus motos grandes. En Madrid, Valencia, Barcelona o ciudades así, hay muchos.

Es lo que tienen motos como las Scoopy o parecidas, que se erigen como auténticos antídotos contra el síndrome "ahora, por Dioosss que no me falle el pie " cuando tienes que bajar un bordillo marcha atrás, por ejemplo, con una Pan o RT  de 300 kilos. Una moto pequeña de peso bajo está liberada de inercias, te rejuvenece y te hace volar bajo por poco que te lo propongas porque está hecha a escala humana.

¿Te acuerdas ahora de ella?

En la ciudad también hay mucha gente que se lo hace con un megascooter tipo Yamaha  T Max , Kymco, Integra u otras y que además le sirve para transportarse por el extra radio. Me escribe a veces gente motera que cambió su moto por un gran scooter por este motivo y aunque están encantados de la protección, limpieza y comodidad que les ofrece su nueva montura... aaayyyyyy....encuentran a faltar esa sensación tan peculiar de ir subido en una moto, acoplado a la máquina y con las piernas prietas contra... algo sólido que, y eso lo sabemos todos, permite una mejor gestión hombre-máquina ante una conducción más dinámica. No, no es que se hayan equivocado de opción motorística... es que una complementa a la otra y lo ideal es tener las dos. Y por poco que puedas, si es tu caso, te voy a explicar qué he hecho con, relativamente poco dinero, para disfrutar de esas dos opciones.

Mi Burgman 650 me podría cubrir el 100% de mis necesidades prácticas. Esto es, me ofrece un buen uso en carretera en las grandes distancias  y una muy aceptable movilidad entre el ámbito urbano. Es automática y fácil de llevar. A baja velocidad- al paso- , esas grandes BMW o Honda que comento no tienen nada que hacer a su lado. Por eso es raro que si tienes una megascooter como ésta o una TMax , Silver Wind o similar tengas que tener otra scooter exclusivamente para la city.

Sin embargo, coincido con los que añoran la moto, moto. A mí siempre me ha encantado tener esa doble posibilidad, una segunda moto, por sencilla que ésta fuera. No hace falta especular mucho. La moto siempre ha estado subida en uno de los tres cajones del podium de lo que más me interesa en la vida. Lo más importante. Las comparte con la salud y la amistad y el amor en sus diferentes facetas. He dicho lo más importante, el dinero sólo es importante.
Hace tan sólo un mes me decidí a buscarle pareja a mi megascooter y entré a saco en Internet.

Una buena base para realizaciones tunning. Esta es del diseñador Pavesi.

PRESUPUESTO: POQUITO. ¡AH, Y QUE FUERA "MAQUILLABLE"!
Como condicionantes figuraban primero el presupuesto, no más de 2000 euros.. o por ahí. O sea, que fuera baratita. Segundo, que fuera una moto que me proporcionara diversión como en la era de la edad de bronce  lo habían hecho mi plancha de cojinetes, en primer lugar, y algunas de las sucesivas motos ligeras que tuve después. El tipo de máquina lo tenía claro. Tenía que ser una trail.
A raíz del artículo anterior sobre la historia de las Transalp vi en un primer momento que una Trans 650 podría encajar. De hecho, localicé una interesante, sobre 2300 euros, 60.000 kms pero bien mantenida. Era una  buena opción pero me lo pensé dos veces. La vi voluminosa como segunda moto; para viajar lo tenía cubierto con la Burgman y la desestimé en mi caso en concreto.
Recordé de entre mis motos las trails que había tenido desde 1990, algunas bicilíndricas, BMW GS 1000, VStrom 650, Transalp 700, una tricilíndrica Triumph 900 y tres monos: una BMW GS primera serie, una Suzuki Freewind y una Honda SLR - descendiente de la Dominator- , todas éstas de 650 cc.
La extrema ligereza de estas últimas, bastante por debajo de los 200 kilos con gasolina a tope y alguna especialmente liviana como la SLR, me hicieron repasar los buenos momentos e incluso viajes placenteros acompañado de mi mujer. A veces la cargábamos en el remolque y nos la llevábamos a 600 o 1000 kmt de casa. Y allí, en Asturias o Francia comenzaba el viaje en moto. Sí, sí, me acordé de aquellos buenos momentos.

UNA "URBAN TRAIL" QUE APARECIÓ A DESTIEMPO
¿Cómo podía haberme olvidado en el artículo de la Mash Five Hundred 400 en el que no dejo de preguntarme los porqués no se fabrican motos sencillas, ligeras tipo “scrambler”, monocilíndricas de media cilindrada fáciles de mantener y a buenos precios? Pero ¡si esa moto ya existía! !La hizo Honda en España a finales de los 90¡.Se llamaba FX 650 Vigor.
La "Urban Trail", como la denominaba Honda, no se vendió mucho y se fabricó entre los años 1998 y el 2001. Fue  el tercer intento después de la exitosa Dominator , -la SRL que tuve la siguió fabricando unas pocas en el 96 y el 97 -de poner en el mercado una moto sencilla, muy ágil y polivalente, con mantenimiento casero, -reglaje de válvulas, tuerca a contratuerca- ideal para los tiempos de crisis que vinieron ....años después. Ese fue uno de los problemas. Entonces, la precariedad actual no existía en el mercado. Lo que se vendía eran las RR con muchos caballos que era lo que molaba.

El transportín deja al descubierto una
bella cola tipo FastBack de Norton.
Cómodo tacto en las manetas.
Manillar recogido
Reloj de temperatura del aceite, (en pruebas)

Les ha pasado hasta a los aviones. El fabricante franco italiano ATR, constructor de aviones pequeños turbohélice, las pasó canutas en esos años porque las compañías compraban turborreactores más chulos y “gastones” ...hasta ahora. De 15 aparatos de hélice vendidos por ATR en el 2005, han pasado a 80 este año. Sí, corren menos y tardan algunos minutos más en llegar pero su mantenimiento y gasto es un 40% menor que un turborreactor. Sí señor, muchos fabricantes que fabricaban "de todo" se equivocaron de era, se adelantaron 8 o 10 añitos. Y a esa Vigor ...el mercado español entonces la quiso poco. Y era una buena moto. Y su motor, como todos los “monos”, me recuerda al de una Piper o una Cessna clásica. Starter manual, contacto y ...brrrrrr...brrrrr....brroooommmmmm.brroooommmmmm..


39,5 CV DE DIVERSIÓN
Mi Suzuki Freewind me gustaba, estaba algo más preparada para carretera con un carenado más envolvente y era más baja de suspensiones. La Vigor que tenía un vecino, aunque menos recargada de fibras, conservaba suspensiones de buen recorrido, como las de sus antecesoras (190 mm delante y 170 mm detrás), las SRL y algo menos que la Dominator con mejor adaptación para pistas. La Freewind daba 47 cv y la Vigor, 39,5 cv , tres menos que la Dominator, pero no hay que olvidar que ese brillante, que lo es, motor va instalado en un conjunto muy ligero de peso, 163 kilos( en vacío) . Esta Hondita entra en la privilegiada categoría de las superligeras o casi, la de las KTM monos, y casi emparejándose por peso con la XCountry de BMW.
Las  Freewind y Vigor son productos que encajarían creo hoy en día con las adaptaciones pertinentes en el mercado actual más preocupado por la economía y si fuera así, a un precio adecuado, claro. Estaría, por un decir, por debajo -1.000 euros menos -que el de la CB 500 X bicilíndrica que cuesta 6.000 euros.
Sería bonito pero me temo que la realidad es que, aunque el mítico motor de la Domi esta súper amortizado, no sé sí pasaría las exigencias medioambientales y lo que es peor, lleva al menos un treinta por ciento mayor de piezas que el nuevo motor optimizado de última generación de la CB 500x fabricado en Tailandia. No estoy seguro que salieran los números. Me temo que los japoneses de Honda, tampoco.
Pero como ves en las fotos, ha quedado para restauradores, aficionados al “tunning” y...para el que la sigue utilizando para ir al curro. Pero vayamos por partes.


La Vigor 650 es más pequeña y ligera que una BMW G 650 GS

PRECIO MUY BUENO, SI LA MOTO ESTÁ BIEN
Entré en internet y no fue difícil encontrar algunas usadas. En general, mantienen una potable e incluso buena apariencia a pesar de los años y excepto alguna muy trotada, que también las he visto, se pueden adquirir entre 1.500 y 2.200 euros, dependiendo de su estado. El tipo de propietario, gente tranquila y usuario ciudadano, seguro que ha influido en su estado a través del tiempo. Si habláramos de la Dominator sería otra cosa ya que suelen llevar batallas duritas entre sus huesos. Sin embargo, conviene investigar su trato y kilometraje porque algunas fueron a parar a ayuntamientos -policías locales -o a Mossos de Esquadra.
Localicé  una en M-alaga con buena pinta en 1.500 euros pero justamente la acaban de vender. Finalmente, cerré el trato con una que vendían en Tarragona. Un saludo, Francis. Una azulada Vigor del 2003, por 2.000 euros. La moto la llevé en marcha hasta mi casa, con el problema que ya había detectado en una pequeña prueba in situ y que provenía de la caja de cojinetes de dirección, en mal estado, que agarrotaba el manillar en su zona central. No lo pasé muy bien hasta que llegué a mi domicilio. Nos pusimos de acuerdo en el descuento de esa reparación. Las dos personas, el de Málaga y el de Tarragona, me conocían porque ¡eran lectores de este blog! .! Y yo con estos pelos¡

! "ANTES MUERTAA QUE SENSILLAAA"!
Tenía claro lo que tenía que hacerle...! -si no meto mi mano en mis motos se esfumaría parte del encanto -a esa, pequeña en tamaño, “scrambler”. Porque es eso: La “scrambler” que pedía en el link de la Mash.
La Vigor da mucho juego en sus diversas transformaciones. Seguro que muchos de sus actuales poseedores no deben de saber muy bien lo que llevan entre las piernas. Total, deben de pensar, es una moto sencilla y ¿quién se va a fijar en ella?.
Con el cambio de “look” a la que le he sometido en pocos días y recién comprada prometo – que yo recuerde- que nunca he tenido tantas personas interesándose en una moto y preguntando de dónde había salido aquel modelo "nuevo". Aproximadamente he gastado de 400 a 500 euros, más en gastos de mejora y en gestoría -cambio de titular-. Se le cambió el kit de transmisión -no era urgente-, aceites de motor y horquilla, se le instalaron tacos de precarga en las barras, fuelles de goma - por Dios qué bien le queda- , se montó un pico de pato, pastillas de frenos y se colocaron cositas que tenía por ahí guardadas como pantalla grande, contrapesos manillar, cubre manetas de neopreno -parece una tontería pero es importante porque evitan vibraciones aparte de que mejoran el tacto-, puños de goma más absorbentes en espera de unos Beston, faros auxiliares “cuneteros”, termómetro de temperatura aceite y algo muy importante que explico después.

¿DÓNDE HAY UNA BETA ARC DESGUAZADA POR FAVOR?
La FX Vigor siempre me pareció a la vista una “motito” con pinta de "chica buena y a las nueve en casa". Demasiado correcta y un poco sosita.
Hay un detalle común en muchas motos que para mí es un defecto estético y es la falta de equilibrio de los volúmenes entre la parte delantera y la trasera. Esa FX tiene unos cuartos traseros con dos grandes escapes muy voluminosos. Y, sin embargo, delante queda flaca por el pequeño tamaño del “carenadito” del faro y la desnudez de sus barras de horquilla que, para mí, desequilibran el conjunto. La solución era fácil: ponerle unos fuelles de horquilla al más puro estilo clásico “todoterrenero”. Reforzaría esa parte delantera y le imprimiría más agresividad. La pantalla original Honda de la CB 500 x, que guardaba, convenientemente pintada en la parte baja y con el aplique del deflector Puig en el alto, cambiaba aún más su imagen, convirtiéndola en más rutera. (Las del Dakar son parecidas, ¿no?). Faltaba algo más.
Estaba en un taller y buscaba algún trozo de guardabarros delantero de scooter  para "inventarme" un pico de pato con el que reforzar la estética y también, aprovechando, para mejorar la aerodinámica -para contrarrestar la altura de la pantalla y sus inercias -a alta velocidad. Y la solución la encontré delante de mis narices en forma de scooter Beta Arc que vi en un taller que ...¡llevaba de origen un pequeño pico de pato incorporado debajo de su carenado¡.
Después de mucho indagar por los desguaces, un amigo mío sin yo saberlo y en un rincón de su almacén tenía una para desmontar, cosa que invitándome a hacerlo, no me lo pensé dos veces. ¡No me lo podía creer¡ Lo pinté, recorté algo sus laterales y ...ahí está, haciendo su doble función, estética y aerodinámica. Un detallito que rompe la anodina estética original.

Qué... ¿ Chula, eh ?
AUTÉNTICA TALLA S M
La Vigor hace 1,43 cm de distancia entre ejes, es realmente corta pero !lo es más la CB 500 X con 1.42.1 cm¡ . La BMW G 650 GS es 4 cms más  larga y quedan ambas muy lejos de las series bicilíndricas F del fabricante alemán, que son realmente motos largas. La Vigor es pequeña, bastante y yo, que mido ahora -creo- 175 cms, mis posaderas tienen que sobrepasar si no quiero estar un poco forzado, el relieve que divide las dos partes del asiento de 3 a 5 cms .Igualmente, un pasajero adulto de mediano tamaño necesitaría 8-10 cms de más en su zona nalgo-trasera. Estoy en ello y ya he hablado con el tapicero. No va a ser complicado realizar un rediseño del asiento estirándolo más atrás.
Eso sí, resituándote un poco, todo queda a mano, perfecto, con las piernas muy relajadas en ángulo descansado para...hacer algunos cientos de kilómetros con ella de tirón. Sin ser la suspensión original trasera ninguna maravilla, mi cuerpo no se resintió demasiado, cosa atribuible al confort de las trails.
Vuelvo al principio. Si una BMW GS 1200 Adventure es de talla XXL, y una Tiger 800 XL o una G 650 GS lo es L, esta Vigor se queda en S -M. Ideal, ¡por fin ! dirán los que miden 1,65 o 1,70. Aunque el asiento queda altito, subido en él baja el conjunto y los pies se apoyan bien en el suelo.
Siempre que se prueba una moto, especialmente si su peso es tirando a alto, de lo que hay que hacer caso es de las "sensaciones "que le llegan al que la conduce porque 2 y 2 a veces no son cuatro y todo no es lo que parece. El peso de una Goldwing se acerca a la media tonelada y, sin embargo, " las sensaciones" al llevarla son las de una moto con 200 kilos menos. Lo afirmo. En la Vigor no hace falta echar mano de la subjetividad del probador. Todo es real. Es una moto peso pluma cosa que te ofrece sentado en ella y en marcha un control absoluto. Parece que lleves una moto que no pesa y simplemente es porque no pesa.


EL  BICILÍNDRICO DE LA CB 500 X FRENTE AL MONOCILÍNDRICO DE LA VIGOR 650
Ya conocía ese motor de un solo pistón. Lo llevaba mi antigua SRL, después  la Vigor, y luego la FMX. O te gusta o lo odias. Curiosamente, de los 44cv iniciales de la veterana Dominator 650, en cada nuevo modelo posterior han ido desapareciendo un par de CV, quedando 37 cv en los de la supermotard FMX, última versión fabricada. Sin duda, las nuevas normas medioambientales tuvieron que ver en ello.



Mis tres motos Trail que tuve Monocilíndricas.

BMW 650 GS 1995
Mi ex Honda SRL 650 1998
Mi ex Suzuki Freewind 650 del 2001

Una CB 500 X  (48 cv) al lado de la Vigor (39,5) es un pâté de oca -bien, quizá sea sólo de pato- , compartiendo mesa ...con una papelina de chicharrones (la Vigor). A mí me gustan las dos opciones gastronómicas pero hay mucha gente que los chicharrones -ese golpe de gas algo rudo de la Vigor- especialmente le vuelven loco. Solo hay que preguntar a los antiguos poseedores de las Yamaha XT o BMW GS Monos qué recuerdos tienen de sus, para nada, sofisticados motores de un solo pistón que sube y baja, a bajas revoluciones, coceando.
La CB es suave de funcionamiento, fina de tacto y en todo caso su personalidad la tenemos que buscar más arriba de las 6000 rpm. Por ahí , la disfrutaremos y hasta a algunos les podrá recordar, flirteando en su zona más alta de revoluciones y con imaginación, a un motor de circuito. Por debajo de ese aullido de lobita hambrienta es discreta, ...sólo susurra.

Si la CB grita arriba, la Vigor suelta su bronca con voz de cazalla -su motor tiene casi 200 cms cúbicos más y es más contundente- por poco que te lo propongas, animándole con el puño de gas. No sólo eso. Su reacción al mismo es inmediata. Acción-reacción. Precisamente es en la zona baja de revoluciones donde da lo mejor de sí misma, con unas recuperaciones en marchas largas que supera a la nueva Honda, eso sí acompañado con ruidos mecánicos más sonoros que el de la tailandesa. La Vigor va a 75 Km/h a 3.000rpm, a 95 Km/h a 4.000rpm y a 120 Km/h a 5.000rpm. El desarrollo de la Honda es corto excepto la quinta marcha que es muy larga. La CB lleva una marcha más, 6.
Pero todo eso tiene un precio: el tembleteo típico de las monocilíndricas que parecen quejarse cuando los retuerces -en realidad no lo hacen  porque ya se han acostumbrado a ello desde hace muchos años - .Tiene patada de diesel aunque su motor suena a su manera fino, vibrante a pesar de su poca caballería que nunca te descabalga pero sí te incita a jugar a rallyes.
Son motores tan diferentes que justo cuando una se acaba -es bastante inútil estirar el motor de la Vigor a más de 5.500 rpm, va de maravilla entre las 3.500 a 5.500- es justo en esas RPM cuando comienza la fiesta del bicilíndrico de 500 que admite llevar la aguja del cuenta vueltas hasta las 8.500 rpm, con gran alegría y sin ninguna vibración.
Sin embargo, la conducción en entrada en curva de ambas es parecida y también la posición de ataque pero en marcha larga la Vigor ...sale con más contundencia. Eso sí, se percibe más nerviosa e inestable que la CB esta veterana Honda del 2003. La diferencia de medidas y grosor de sus neumáticos tiene que ver con ello -es posible que instale una medida mayor en el trasero-. La retención  de la Vigor es poderosa con su freno motor de un pistón lo que le ayuda a competir contra los mejores frenos de la CB que son más actuales. Ésta gasta menos, podría estimar 1 y medio litros menos o así, pero el antiguo carburador de la Vigor gestiona bastante bien el consumo avisando de la reserva (dispone de 4 litros) a los 150 kms. El depósito, según el libro de mantenimiento, es de 15 litros.
Donde es superior la Scrambler FX Vigor es en la suavidad de su cambio. La machaca ahí porque es un cambio Honda ...de los de antes, aunque su palanca tiene más recorrido. Recuerdo que viene de la endurera  Dominator. No te olvides que esta “comparativa” está muy desequilibrada  ya que una cuesta ...una tercera parte que la otra, je, je.
A esta Honda del 2003, la pantalla alta con su derivador Puig le va de cine ya que no llegan turbulencias notables al casco y las que se cuelan ...las doy por bien coladas. Realmente hace que los kilómetros pasen sin darnos cuenta. También se nota el efecto aerodinámico del pequeño apéndice - el pico de pato de la Beta Arc - que le incorporé. Se nota claramente como tiende a “amorrarse” el tren delantero a medida que la velocidad progresa aumentando la sensación de seguridad. La posición y el ángulo de la caída negativa de esa prolongación no está para nada premeditada ya que túnel de viento en el garaje no tengo- corrientes de aire, sí- pero parece que lo he acertado.
Sí, vibra, especialmente a unas revoluciones determinadas pero he eliminado ..mmm...un 40 % del repiqueto. No ha sido difícil: manguitos de neopreno en las manetas. Puños con más densidad, contrapesos extras y ...ya me conocéis algunos nitrógenos en las ruedas. (Ver post).


LO PEOR, LA AMORTIGUACIÓN TRASERA. LO MEJOR, LA CAMBIÉ POR UN HAGON
Hice la prueba de realizar una excursión con pasajero y justo el momento de instalarse en el asiento trasero...la moto se hundió notablemente. Hay motos trail, la VStrom y la GS BMW, en las que puedes endurecer el muelle por medio de una cómoda ruedecilla exterior pero esta sencilla "Urban Trail" no lo lleva.
¿Qué quieres, que te cueste 2.000 euros y que encima lleve la mejor suspensión del mundo? Hay amortiguadores que ya cuestan esos 2.000 euros.
Es cierto que la Honda Vigor estaba enclavada en una categoría con filosofía de utilitaria y como tal su equipamiento no era como para tirar cohetes. Delante, horquilla sin regulación pero de correcto funcionamiento tirando a suave. Detrás, un Showa standart y sencillito con la teórica posibilidad de dejar regulado un punto fijo de dureza del muelle, muy oculto bajo el asiento. En realidad, en el librito de instrucciones de la moto no aparece ninguna referencia a reglajes del mono amortiguador trasero. Se truncó la excursión en esas condiciones porque además iba haciendo topes continuamente con dos plazas.

Entre eso y que ya estaba por lo visto muy dado por el tiempo y kms, en marcha la sensación durante algunos centenares de kms y yendo sólo era la de “muelleo” crónico, ofreciéndome esta parte trasera de la moto lo peor de sí misma, con demasiado flotamiento y poca consistencia de su único amortiguador, como digo castigadillo.

La apuesta personal era la de mejorar algunos aspectos, especialmente dinámicos de esta moto. Valoré instalar uno reciclado de BMW pero entre las adaptaciones y reparación del mismo no valía la pena. Busqué en el mercado y me decidí a llamar a Hagon, una marca que conocía por referencias pero no directamente.

- Ah,¿eres José María Alguersuari, el del blog? Te seguimos. - me dijo la voz desde el otro lado del éter y que era la de Gerard Van Nierop, un técnico holandés responsable de la distribuidora en España de la marca inglesa Hagon (leer más).- ¡Ostras, pues uno se queda encantado de la vida!.y prosiguió .

-Esteeeee....bueno, escribistes que cuando probaste nuestros muelles de horquilla en la Bonneville ...!no acaban de ir finos.!. Tenías que haber puesto SAE 20 y no 15 que fue lo que pusiste! ...ja, ja, ja
No me esperaba el recordatorio inquisitorio pero aquel ja, ja, ja me devolvió la paz en aquel instante y me acordé de un periodo de muchas y largas pruebas que le hice a mi Triumph Bonny. Pues probablemente faltó esa última probatura, aunque reconozco que yo ya estaba saturado de ellas. Sin embargo, aquí queda dicho y constatado.

Yo he conocido cómo trabajaban en el pasado empresas fabricantes de amortiguadores como Selex, Telesco o Betor, todas españolas en una época, hace 40 años o más, en que los materiales estaban lejos de tener la calidad de los actuales. Antes habían coches buenos y malos y motos, y lavadoras, unos o unas más chungos que otros. Ahora la optimización de materiales y una mejor mecanización aseguran productos mejor elaborados y acabados.
En los últimos años he llevado montados unos YSS en una custom, -vale, no eran perfectos porque dependiendo del calor ambiente desfallecían algo- unos Olhins en otra moto que mejoraron el confort,- pero, en cambio, unos muelles de barras de la marca no funcionaron bien en la Triumph,-, llevé después unos Bitubo traseros en esta última que cargado a tope iban de maravilla pero no había manera de regularlos suaves y te jodían la espalda yendo sólo o incluso los originales de la Bonneville que eran prácticamente muelles que si no les pedías nada más que pasear ,vale , pero que eran pobretones ya de naturaleza y que estaban lejos de un buen funcionamiento. Pero ninguno se rompió, aunque es cierto que no hicieron millones de kilómetros.

COMO SI FUERA UN TRAJE, AMORTIGUADORES A MEDIDA.
Una vez realizando un reportaje aéreo fotográfico del río Ebro, tuvimos que tomar tierra en un pequeño aeródromo privado de ultraligeros en Caspe. Estaba previsto y el piloto con gran experiencia no vio peligrosa la operación y así lo hizo. Cuando tuvimos que despegar para proseguir el viaje, minutos antes de hacerlo me preguntó que cuánto pesaba yo, para calcular la velocidad y altura que necesitaría para salvar un desnivel que se encontraba al final de la pequeña pista. No lo vio claro -ni yo tampoco-y decidió recogerme con su avioneta en una carretera cercana. Y así fue.
Gerard Van Nierop,- joder, mi nombre me gusta pero no me importaría llamarme así- lo primero que me preguntó también fue mi peso, el de mi acompañante -mi mujer- y cuánto tenía que cargar la moto. Realizó unas averiguaciones, una llamada a la fabrica Hagon Inglesa, y unas horas más tarde me confirmó que en el siguiente envío, cinco días después y el día anterior a Navidad, tendría en casa un flamante mono amortiguador Hagon con mando de cable exterior para regular la dureza de muelle a voluntad y, por supuesto, el grado de hidráulico según las especificaciones de la Honda Vigor FX 650. Acojonantemente, así fue. Un bello ejemplar -no lo olvidemos, a medida- realizado manual y artesanalmente en la factoría que Hagon tiene en Hainault cerca de Londres.
La empresa la fundó un piloto de “speedway”, Alf Hagon en 1958, absorbiendo después a otra grande, Girling , de emotivos recuerdos para algunos veteranos pilotos y aficionados .
Desde luego hay mirar la foto del amortiguador y su acabado Pro, impecable. El montaje es rápido y nada complicado. La expansión de la empresa en nuestro país es tan positiva que en stock siempre hay preparados 500 kits tanto de muelles como de amortiguadores. Pero lo importante es el servicio postventa, en caso de algún problema que te ofrece la marca.




Este amortiguador Hagon montado en la Vigor
regula exteriormente la tensión del muelle
y también del hidráulico.




Con el nuevo amortiguador instalado, conseguir con rapidez el mejor reglaje fue cosa de coser y cantar. El mando exterior regula vuelta a vuelta la intensidad y dureza del muelle ajustándolo a voluntad y combinándolo también, mediante una llave Allen , con el mejor punto hidráulico requerido, de forma que de una manera rápida pasamos a establecer la mejor configuración y geometrías para una o dos plazas.
Y funciona muy bien como todos los amortiguadores que ...funcionan bien. Donde antes habían rebotes al mejor estilo libre y sin retención, ahora, rodando en marcha, resulta patente la buena absorción de las irregularidades del terreno, con - como tiene que ser -una mejor calidad de marcha, cosa que redunda en ...una o dos espaldas más agradecidas. En una moto tan corta es importante que sus ejes trabajen muy equilibrados entre sí.
Y esta ha sido una bonita experiencia sobre una moto que todavía divierte y que incluso hace volver algunas miradas. Total, he gastado unos 2.500 euros en ella y aunque no está incluido el amortiguador- sin mando exterior cuesta 395 euros- la suma con él, todavía resulta muy atractiva. Sobre todo por que es una moto del "2015", ¿no?. ¡Salud!

PRECIOS
(El precio de un amortiguador estándar, que tiene regulación de pre-carga de muelle mediante tuerca roscada y regulación de hidráulico en recuperación, es 395.00 Euros IVA Incl. Si queremos un mando remoto para la pre-carga de muelle se añaden 225 Euros al precio.
Un amortiguador hecho a medida cuesta 455.00 (por piernas cortas, por peso, etc) y si se quiere añadir un mando son 225.00 Euros más. Todos los precios IVA Incluido.
HAGON: leer más)


(CLICA EN LA IMAGEN)






(PON AQUÍ TUS COMENTARIOS)

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Ainsss, yo también tuve una SLR-650 y disfruté con ella como un enano.Fue mi primera 4T, y siempre aprecié sus dimensiones y peso humanos,su motor de respuesta inmediata,su buen chasis,su diversión esas levantadas de rueda al salir de una horquilla en 1ª y a veces incluso en 2ª,su motor indestructible,sus 170 de marcador aplanados que ví una vez,aunque la moto no es para eso sino para un 120/130 mantenido como mucho, o mejor aún un 100/110.En carreteras retorcidas toda una delicia a medio régimen suficiente potencia para divertirse.Recuerdo con pavor que el neumático trasero y las pastillas traseras no me pasaban de 3.000 kms,bien intensos eso sí...Alguna vez he pensado en volver a hacerme con otra y meterle un árbol de levas de Dominator en busca de esos 6 cv perdidos a costa de ser algo más bronco el motor y gastar unos buenos euros.Ha sido una de mis mejores motos junto con la Bonneville que también tuve.Con los años he vuelto a otra mono, KTM Duke 690 2011 con suspensiones y frenos pata negra y estoy encantadísimo,el concepto es casi el mismo pero 13 años después se ha avanzado mucho...

Goyo Calero dijo...

Pedazo de montura que te has agenciado ahora… Ese motor, como buena honda, está hiperprobado en todas las condiciones posibles de lugares donde se puedan mover una rueda.
Fue mi quinta moto con 17 años y venía ¡de una RD 350!, vaya cambio ¡eh! Fue la que me abrió todo un mundo diferente, como el que descubre una nueva dimensión. Tan solo tenía 16 años y vaya recuerdos de aquella dominator. Ese motor, con ese ruido saliendo de esos dos escapes… era como esa bota de montaña que se adapta perfectamente en todas las situaciones y siempre de manera cómoda. Se vendieron muy pocas unidades de la mía color marrón con el manillar dorado… que pasada. Venía con luz de cruce amarilla por lo que deduje que venía de Honda Francia. Tenía arranque a botón y a pedal, cosa que supongo por ahorrar costes lo eliminaron ya en los modelos del ´90. La conservé durante 8 lindos años y con la que me saqué el carnet.
¿Puedo contarlo? Mi padre me compró aquella moto a condición que debía servir para hacer una tarea en el campo de algodón que sembrábamos… Cuando el algodón crecía y empujaba el plástico que lo envolvía había que pinchar ese plástico para que la planta saliese fuera. Pues bien era la Dominator a la que le enganchaba detrás un carrito con pinchos y hacía hectáreas y hectáreas de trabajo mucho más rápido que un tractor… je je. Tanto éxito tuve que los vecinos colindantes me pidieron que por favor se los hiciera también a ellos.
Por cierto, al ser refrigerada por aire atención con los retenes de las válvulas, que se requebrajan con la temperatura y hay que vigilar el nivel de aceite muy a menudo.
Este motor tenía un invento, que desconozco si fue Honda la que lo patentó, que consistía en una pieza que a bajas revoluciones mantenía una válvula abierta para así facilitar la puesta en marcha del motor. Así eliminaba la palanquita del descompresor de las famosísimas XR que tantos y tantos moteros han saboreado su “patada” en empuje. Era la máxima expresión en potencia de ese motor incluso con 50 cc menos. Algunos aun pensamos porque no tuvo nunca un botoncito. Es cierto que sacarón para el mercado norteamericano una XR 650 L pero se quedó allí.
Cómo se nota José María que tienes muy buen gusto. Enhorabuena por esa adquisición. 39,5 CV pero de verdadera confianza.
Un saludo y a disfrutarla.

Anónimo dijo...

Hola, José Mª. Sigo tu bloc desde hace años, pero ahora ando algo despistado: Tenía entendido que tus actuales motos eran una Bonneville y una Honda 500 bicilíndrica... Y ahora nos hablas de una Burgman 650 y esta Vigor. Sí, ya sé que compras habitualmente de segunda mano y que luego mejoras tus monturas artesanalmente y a un precio comedido, por lo que estoy seguro que no tiras el dinero (aparte que cada cual es muy libre de gastárselo como le plazca). Y de hecho ya me gustaría cambiar tanto de moto como tu. Pero me gustaría saber el porque te deshaciste de la Bonni y la Honda 500 (si es que lo has hecho). Perdoan , es pura curiosidad.

Martín dijo...

Fantástico artículo, tal y como nos tiene acostumbrados.

Dos detalles a comentar:

- Sobre las altas revoluciones a alta velocidad, quizá con un diente más de piñón podría reducirlas, al igual que el consumo, o no lo contempla?

- Sobre la altura... yo mido 1.70 y estoy muy acomodado a mi VanVan. Recientemente saqué el carnet A2 y no acabo de encontrar una moto mediana que cumpla algunos sencillos requisitos y quizá esta pueda ser una opción:

- Que no sea custom
- Que sea capaz de moverme a mí, a mi señora y al equipaje suficiente para un fin de semana de 3 días
- Que no sea 'gorda' para poder seguir aparcándola al lado de mi coche y no necesitar una segunda plaza de garaje
- Que no sobrepase los 2000€ en estado 'potable', como usted siempre dice.
- Que la posición de los estribos del pasajero sean cómodas, pues mi señora tiene problemas de rodilla.


Me había encaprichado con la K75 porque rebajando asiendo y suspensiones podría encajar, pero ahora me ha puesto usted en un compromiso. Me estoy perdiendo otras opciones interesantes para paticortos?

Un cordial saludo!

Jordi Gual dijo...

Algún día nos harán caso JM, y las fábricas harán motos con menos CV y sobretodo, menos Kg, toda aquella que pasa de los 200 kg es buena para carreteras rápidas, fuera de ahí, le sobran quilos, por muchos CV que tengamos, no serán motos ágiles.

Reconozco que me había perdido con tu parque movil, pero ya me ha quedado aclarado, por cierto livianas eran las Scoopys primeras que vinieron, las de 2t, las scooters de ahora pesan demasiado, tanto como una moto.

Para el último, moto cómodo para todo, las míticas Vfr, tienen años, sport turismo... Sino de Bmw, también las K100.

José María Alguersuari dijo...

Vale amigo.Te reproduzco la explicación que publiqué en otro post, algo cambiada.
Hace un tiempo recibí una llamada telefónica de una persona referente a un tema de unas fotos.Este señor era el propietario de mas de treinta motos Bultaco con la exclusividad de pertenecer todas ellas a los diferentes modelos de 350 de competición -de velocidad- que la firma construyó a lo largo de su historia. Conocí a otra persona que coleccionaba motos de carrerars de diferentes marcas y cilindradas. Me presentaron a otro -lo conoce un montón de gente allí-cuando estuve en Gran Canaria que guarda en su garaje privado varias decenas de motos históricas y casi un centenar de coches clásicos de todas la épocas ,entre ellos algún Rolls Roice.Existe,sí,mucha gente que colecciona motos increíbles en su casa e incluso ...algunos F 1 en nuestro país.
A mi y a tí-creo- también nos gustaría ,aunque fueran algunas menos tener en un parking privado,una Ducati Panigale,una Guzzi V7 Racer,Una Honda CB 1100,una Street triple 675,bueno,y 7 u 8 más,pero seguro-aunque nunca se sabe porque no te conozco- que no no los podemos permitir.Sabes que pasa...!que a mi me gustan mucho las motos y por eso no suelo tener la misma mucho tiempo-cosa extraordinaria como dicen algunas tiendas que me conocen- porque cuando las vendo están mejor que cuando las compré.( ya sabes los inventitos que les hago,etc).Es verdad que alguna te engancha más que otras y la tengo más tiempo.La cuestión es comprarlas muy bien de segunda mano,o procedentes de kmt 0,y también alguna de pruebas que acaban en los concesionarios intentando no perder mucho en la reventa o pactando la vuelta.
Con la Honda CB500X me he divertido mucho.Es ágil y rápida en puertos de montaña y ademas es un mechero. Quizás le falta esos bajos de tractor rudo -a mucha gente eso no les gusta pero a otros ,mucho- que ofrece un motor monocilíndrico como los de una Yamaha XT,BMW GS 650 o en menor medida por caballería,...una FMX o Vigor.Sin embargo siendo una buena moto...ya no la tengo porque además estaba reestructurando mi pequeño "parque movil".Tampoco está la Bonneville que ha cubierto con un notable mis expectativas ruteras y con matricula mis expectativas visuales-estéticas habiéndole hecho 18.000 kmts en 2 años y medio. Tengo muy buenos recuerdos de mis viajes y salidas con ella y además ya habéis visto como la cuidé.
El cambio de estrategia rutera llegó con la prueba de la Burgman 650 que me mostró que sirve un poco...para mucho y que finalmente me agencié.Se ha convertido en insustituible creo que por bastante tiempo...si Honda no me presenta un supermegascooter que aventaje a esta GT Suzuki.Llevo recorridos viajando con ella 17.000 kmts en 10 meses,viajes que os he ido explicando en el blog.En la nueva composición motorera tenia -para mi- sentido colocar y complementar a su lado esa Vigor livianísima, de peso pluma y de fácil llevar...que no se cuanto durará.
Gracias a estos cambios habituales que voy haciendo y que quizás sorprendan a algunos,he podido seguramente transmitir unas sensaciones mas directas y puede que reales ,porque al fin y al cabo,detectas mejor las virtudes o defectos de tu moto habitual que la que te dejan a veces durante un día.La MOTO es de lo mas importante en mi vida, y bastante prioritaria desde que tengo uso de razón y no te digo cuando fue eso,que ya esta puesto por ahí.Por cierto,...hoy he visto pasar durante breves momentos y subida a un remolque una veterana BMW R 100 GS Paris Dakar.Ahhh...estaba impecablemente pintada de color gris plomo con sus barras protectoras en rojo,y con unas llantas inmaculadas.Yo a esa 1000 le bajaría la cilindrada a 800cc,y le pondría culatines curvos.!preciosa!.Me lo apunto.Salud.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la respuesta, José Mª. La verdad es que de algun modo me esperaba lo que cuentas. Creo que lo que tu haces es lo que la mayoría de aficionados haríamos si tuviéramos buenas manitas para customizarnos las monturas a nuestro gusto y sobretodo el ojo clínico que tu tienes para localizar motos de 2ª mano en buen estado y a buen precio. Yo soy todo lo contrario... un negado total para la mecánica y un pardillo absoluto para las gangas, al que le colarían cualquier saldo. Quizá por eso hace 16 años que tengo una BMW R1100 GS y 12 con una Suzuki DRZ 400 S. Pero en algo coincidimos: como ves, me gustan las trail, son las motos más cómodas, polivalentes y fáciles de conducir, ya sean talla XXL (como mi GS) o pequeñajas (como la Suzi). Y en otra cosa te doy la razón; cuando ya tienes unos años y estás ya de vuelta un poco, las monos ligeras se vuelven a apreciar mucho más que tropecientos CV con muchos Kg. De hecho, estoy por sacarme de encima la GS, pues disfruto ahora mucho más con la suzuki. Aunque quizá añoraria los bi y será por eso que empiezo a mirarme demasiado a la nueva Guzzi V7, ahora con ABS y control de tracción...

José María Alguersuari dijo...

Mmm....la V7 además es casi récord de su categoría en peso.Ligerita,ligerita.
Pues Martín,una moto como la Vigor encajaría en tus expectativas aunque como digo al ser corta ,para dos ,tal como es de origen podría resultar algo justa ...si no sois delgaditos.Siempre se puede alargar el sillín algo o mejorarlo en ese aspecto .Lo más importante no obstante es cambiarle el amortiguador ,el de origen es muy ,muy limitado.Podrías hacerte con una BMW GS mono que tiene mejor solucionado ese tema y es ,también ,más habitable para dos,a cambio de ser algo más pesada - menos que la k 75 que tuve- y algo más grandota,pero ...su asiento es bajo.
Para dos,mejor dejar el desarrollo así.Saludos.JMALGUERSUARI

Toy folloso dijo...

(Aunque para gustos, colores), el "picopato" es un aditamento que, si ya la moto lleva originalmente -y más en tándem con guardabarros convencional-, diríamos que "chirría", pues ni te digo acoplado....

Fernando Felip Aseguinolaza dijo...

Hola Jose María, me ha hecho mucha ilusión leer esta última entrada de tu blog, me avisó de ella mi compañero de cordada “marsellés”, feliz poseedor de su inseparable BMW R G/S 80 desde el año 83. Soy también un feliz poseedor pero de una Honda Vigor Roja desde la primavera pasada. Todo empezó cuando con 8 años me enamoré de una moto roja cuando otro niño me dejó dar una vuelta en la suya, era una Cota 49. Luego tuve mi propia Cota 74, más tarde una BMW R GS 100 (yo quería la misma de “marsellés” pero no tenían y me vendieron la nueva). Pasé a una Vespa 125 que cambié por una Honda CB 250 con la que recuperé las sensaciones de moto. Queriendo volver al Trail había decidido conseguir una BMW GS 650 pero me desinfló saber que el motor ya no era el clásico Rotax sino que ahora era el chino Loncin, tampoco me gustaba que el depósito fuera falso y estuviera debajo del asiento (cada vez soy más tradicional con las cosas) y puestos ya a buscarle defectos la alimentación era por inyección en vez de carburador, la refrigeración líquida con el consiguiente pero del radiador, etc.
Un día vi aparcada en la calle una Honda Vigor, no la había visto nunca pero me fascinó, la vi como una GS 650 pero más pequeñita y liviana, con el depósito de verdad y ¡Metálico!, con carburador, refrigerada por aire… Igual que si de una chica se tratase, de la que quedas prendado de ella un día al cruzártela por la calle desde entonces la buscas con la mirada en tus desplazamientos y empiezas a verla por todos lados. A partir de ese momento internet, buscar la escasa información que hay y buscar en el mercado de ocasión hasta que la ves a “ella”, roja como la Cota y el corazón te dice “esta es”. Luego mi otro amigo sumado a la cordada “panzer” me llevó en su BMW R 1150 GS al Pirineo de Huesca a buscarla. Cuando la cogí experimenté la misma felicidad que años atrás con la Cota 74.
Coincido contigo en el tema de la mini cúpula delantera, existe un desequilibrio visual entre la parte delantera y la trasera, aparte que el viento a partir de 100 Km/h molesta mucho. También estoy pensando en ponerle un cubre carter más completo, que proteja más. Y veo que la tuya lleva caballete central, algo que hecho de menos. En fin, que me anoto todas tus mejoras para tenerlas en cuenta.
Ráfagas.

PATARRAN TRAN TRAN dijo...

Maestros.
Se me saltan las lágrimas de la emoción.
Cuanto bueno se ha dicho por aqui.
No puedo añadir nada.
Bueno, si.
Si tuviera 2500 euros "gastaores" no dudaría en mercarme una.
Es la moto perfecta para una gran ciudad como Madrid.... y para escapaditas de montaña. Ya saben ustedes de lo que hablo: En marchas largas y "a la inglesa": Pof-Pof-Pofrrrrrr...
;-)
Cuanto echo de menos mi XT.
Pero esta Honda, aparte del motor hiperprobado... lleva frenos y suspensiones del SXXI.
Y la "preparazzioni" del diseñador Pavesi... Mmmmhhhh... OOhhhh... Aaaahhhh...
Ay señor. Que enfermedad, por Dios.
Que tengan ustedes un buen dia.
A mi me lo acaban de alegrar.
de verdad de la buena
;-)

fernando dijo...

Jose M:Eres un crack y me identifico plenamente con todos tus comentarios. En lo único que no coincido es en echar de menos la moto-moto. A lo largo de mi vida he tenido todo tipo de motos y de todas las marcas, pero a mis 59 años he descubierto el maxiscooter y, sinceramente, me parece que es el futuro de la moto. Con mi Burgman 400 me he hecho más de 50.000 km y hago viajes largos con un confort superior al de muchas motos GT. Me divierto en carreteras reviradas abriendo y cerrando gas y no echo de menos más potencia. Lo que si creo es que le sobran 50 Kg. Pienso que la moto ideal es un maxiscooter ligero de 150 kg y 40Cv.

fernando dijo...

Jose M., tu blog es fantastico. No he visto en internet ningun blog para gente entrada en años y muy experimentada como nosotros. Gente que hemos vivido mucho con nuestras motos a lo largo de la vida y que seguimos conservando la afición y el amor por la dos ruedas. Creo, de todas formas que el futuro de la moto va ligado al concepto maxiscooter, pero con mucho menos peso, suspensiones dignas y estabilidad de moto. No entiendo porque los fabricantes siguen apostando por el maxiscooter con motor-transmisión oscilante, que perjudica notablemente el reparto de pesos y el trabajo de la suspensión trasera, a parte de generar vibraciones indeseadas. No se si estaras de acuerdo en que el futuro maxiscooter debería ser algo parecido a la Honda Integra, pero con menos peso, mas capacidad de carga y transmisión por correa dentada. ¿Que opinas al respecto? Es una lastima que la Burgman 650 sea tan pesada y que haya evolucionado tan poco. Sería un maxi ideal con 75Kg de menos y con transmisión por correa, en en vez de la casada de ngranajes que le roba bastante potencia a la rueda.

José María Alguersuari dijo...

Para tu tranquilidad te diré Fernando que yo hace tiempo que he eligido como "moto total" una megascooter-en el futuro ya veremos -y eso a pesar de no reunir al 100% x100 % todas las cualidades dinámicas - estabilidad a velocidades muy pecaminosas y suspensiones más optimizadas-de una moto tradicional.
Ayer domingo decidí ir a ver y comer con unos amigos que estaban a dos horas de carretera de mi casa.Aunque el invierno en mi zona no es crudo,hacía bastante frío y me puse la chaqueta-moto ,los cubre piernas Gaucho de Tucano,el casco y unos guantes y...me las piré sin más contemplaciones a bordo de la Burgman 650.385 kmts cómodos por nacionales y autopistas a velocidades ,digamos,"importantes".Muy importantes.

Esta mañana ,he pillado la Vigor 650 y sólo he hecho 62 kmts ,ida y vuelta, por unas carreteras repletas de curvas entre campos y bosques que tengo no muy lejos.Sinceramente,me hubiera dado mucha pereza hacer con ella la excursión de ayer,-en la megascooter me protege casi una burbuja-pero...hoy querido Fernando ,esa pequeña trail me ha hecho poner las pilas y procurarme otra variante de diversión...esa que despierta una emoción directa cuando interviene la transmisión manual....de la que ,es cierto,te acabas cansando más rápido.Incluso es posible que retorciendo el puño de gas fueran igual o más veloces en ese trazado tu Burgman 400 o la mía .Eso lo sabemos tú y yo.Aun así ,qué bonito es seguir experimentando mientras se pueda con lo clásico.Ráfagas.José María Alguersuari

Anónimo dijo...

Hola que tal que soy de argentina leo todas tus notas muy buenas para los moteros, te consulto mido un 1,66 que moto comprarias transalp 650 2007 con 20000 km bmw gs 650 mono , o bmw 650 bicilindrico , o 800 gs o transalp 700 2009 todas a un precio similar , para uso bien mixto carretera ,ciudad y ripio en elgun viaje

Anónimo dijo...

Bienvenido ...esteeee.. tengo unos primos bonarenses...che!Además cubrí periodísticamente ,nada menos,que el mundial de fútbol de 1978! Por sí no habías nacido,ja,ja,ganó Argentina y estuve en esa final sentadito en el estadio Monumental haciendo fotos.También seguí profesionalmente en sus tiempos de jugador del Barcelona a Maradona y Kempes en el Valencia ...aunque en realidad de quien soy fan es de Ricardo Darín al que conocí haciéndole un reportaje no hace mucho..ahhh...recuerdos.En fín , ahora directos a nuestra pasión .
Todas las que comentas son buenas candidatas y además ,mediante unas bieletas especiales ,se pueden bajar algo de altura detrás elevando,eso sí, algo más, las barras de la horquilla..Lo importante es elegir la que esté en mejor estado pero ya que me pides mi opinión te diré que la Transalp 650 me gusta por su tacto suave de motor y su gran protección del carenado,la BMW monocilíndrica aunque es la más ruda me enamoran sus bajos de motor .Posiblemente es la más baja una vez sentado.Su hermana bicilíndrica es más fina pero conlleva vibraciones parásitas a varios regímenes y el asiento es menos cómodo que el de la mono.Por ultimo la Trans 700 ,aunque es algo más potente que la veterana Honda,tiene un motor más agrío y es más caluroso ,mucho,que el de la 650 .Saludos.Jose María Alguersuari.

Rodrigo Álvarez dijo...

Hola José María, cada vez que vengo por aquí me sorprendo de cuánto me gusta tu practicidad. Me gusta que sueles ir un poco a parte de las corrientes, dejando de lado los Touratechs y las tontás "necesarias" y buscas las soluciones en cómo se hacían antes las cosas, en inventos o soluciones prácticas y no sólo molonas.
Me gusta identificarme contigo en muchas cosas salvo en los scooters. Sé que son el súmmum de la practicidad por protección, consumo, comodidad, mantenimiento y un enorme etcétera; sólo he probado uno, un Burgman 125. Era todo eso, pero también como un ascensor: pulsas y te lleva. Pues éso, ¿no? pero de ahí a lo que te da una moto de verdad, ¡uf! para mí no hay color.
Estuve en una tesitura parecida a la tuya. Por cuestiones físicas no aguantaba mi moto para viajes largos con alforjas y mi mujer, así que acabé comprándome una moto de 2.200€: una Sevenfifty con veinte años. Con ella llegué hasta Suiza e Italia y con cero problemas.
En fin, sólo quería saludarte y declararme tu seguidor.
Sigue así, un saludo,

Rodrigo

Pd. http://www.vidaenmoto.es

Álvaro dijo...

Gran compra y disfrute de maquearla a gusto; tuve una Dominator 650 (también una 250,¡qué terminación japonesa tenía la joía!) gran motor Honda monocilíndrico, duradero y te trasmite su esencia por las manos, pies, culo..., y sobretodo oídos.

A disfrutarla por secundarias, caminos vecinales y carriles.

Saludos, salud y rutas.

Santi Roig dijo...

Hola José Mª.
Leerte me produce casi tanto placer como mirar tus fotos de toda la vida.
Yo también soy un enamorado de la " incomprendida" SLR o Vigor y me alegro mucho de coincidir con un motero de tu experiencia.
Me permito un último apunte.
Tus "dedos de pianista" agradecerán el tacto de unos latiguillos con forro de malla de acero ya que los originales acusarán el paso de los años y serán el motivo de una frenada imprecisa.
Un fuerte abrazo, amigo.
Santi Roig

Anónimo dijo...

!Hombre Santi¡,ya ves que bien me lo paso.Efectivamente y tienes razón ,lo mejor es blindar con "metal" el líquido de freno.Lo haré ,pero mientras tanto la frenada ha mejorado con un truco que me explicaron en Galfer muy sencillo y que consiste en refregar los discos con un estropajo de fibra verde de esos que se utilizan para limpiar platos ...impregnandolo - esa es mi cucharada personal -con un poco de líquido de spray de esos que sirven para eliminar la suciedad y el aceite de las herramientas.Se nota!.
Te diré algo más que se que te gustará.
Conservo un asiento plano con ribete de la Bonneville que estudio poner en la moto y también intentaré cambiar el depósito por uno viejo de moto clásica ,cromado y con protecciones de goma laterales al mejor estilo de las scrambler inglesas .Y alguna cosa más que estoy probando...
Escríbeme en privado y cuéntame por donde andas.Un abrazo.Jose María Alguersuari

Anónimo dijo...

Ahora bien, Sr. Alguersuari, "Como el cartero siempre llama dos veces", le veo también, algún día, customizando una Gesita 650 (de los años 2005-2009, la europea de 50 CV) a su gusto,....jejejej

Eduardo dijo...

Hola José María,yo acabo de comprar también una Slr,tube una Xbr hasta hace un año y me gusta mucho este motor,y las posibilidades de carrilear con esta y no importar mucho el estado del asfalto,me he hecho volver al mono cilíndrico.
Me gusta lo ligera y sencilla que es,solo llevo quince días con ella y te he copiado el termómetro de temperatura ¿Que rango de temperaturas me recomiendas ?aunque el nivel de aceite quizás sea lo mas importante en estos motores con bastantes km a cuestas. Un saludo Eduardo.

José María Alguersuari dijo...

El termómetro que puse no iba bien ya que la rosca era de otra medida y tuve que hacer un adaptador...que le hacía marcar erróneamente .Estoy a la espera de uno mas apropiado.
Sin embargo he medido en caliente y por el exterior la culata con una pistola láser de temperatura y como orientación te diré que marca unos grados por debajo de la de por ej,una Triumph Bonneville, ,110 grados, más o menos.El sensor del termómetro tocando el aceite tendría que estar por debajo de eso.Ya te diré cuando pruebe el nuevo.Salud.

Anónimo dijo...

Hola José maria,una pasada lo que bien que explicas tus sensaciones,da gusto leerte.Esta moto la estuve probando y me gusto ya que mido 1,70 y llegaba bien.una duda, hay diferencias que hagan decantarse entre una vigor o slr?
Tengo varias miradas, alguna mejor que otra?
Saludos

Anónimo dijo...

Son la misma moto aunque cambian un poco el vestuario.La SLR parece algo mas todeterrenera y la Vigor es algo mas refinada y más cercana al asfalto.Honda la define como una Urban-Trail.Su asiento es más cómodo.Elige la que esté en mejor estado.Salud.JMA

Anónimo dijo...

Hola José María,
Saludos desde Tenerife y felicidades por tu Vigor.
Volví a las motos con una igual hace tres años; usada con 40.000 kmt y el motor “ recien reparado “…verdad o no..no lo se..pero el Jefe de taller de la casa Honda la probó y dijo que estaba perfecta…
Cambié kit de transmisión, puse corona de 40 dientes, cubiertas Anakee 2 de Michelin y pastillas de freno. Después de eso aceite y filtro cada 3.500 km. Ahora tiene 60.000 kmt. ya cambié discos de freno, estoy probando desde hace un mes Anakee 3 ( ya no hay Anakee 2,..28.000 kmt..una pena..). No consigo que me gaste más de 5,5 litros a los 100 kmt., ni petardeos, ni problemas para arrancar y las vávulas ni se han tocado…yo lo flipo con esta moto.
Ahora estoy mirando Versys 650 del 2015. Soy carne de gimnasio y con 1,83 y 105 kg la Vigor me queda como una DAX 70 de las que tanto abundaban, y siguen, por estos lares…eso si, la Vigor no la quito ni de broma.
Una observación, también le puse faros auxiliares, pero entre las dos tijas, cogidas a las barras por abrazaderas de caucho de fontanería. En el chasis temía que el calor que desprende el mismo ( carter seco ), acabase dañándolos. Además, pienso que se gana en alcance y capacidad de regulación de los faros. Son unos faros leds chinos de luz blanca ( 5.000 º Kelvin ) y 500 lúmenes por faro..van de muerte para los 9 Euros que me costaron los dos, transporte incluído, y para los 25.000 kmt. que llevan instalados ( no sé que manía hay con las cosas chinas…mandan satélites y personas al espacio y eso o es bueno o no funciona…)
Tienes moto para aburrirte de lo que te durará. Que la disfrutes !!!
Javier