lunes, 9 de julio de 2018

LA “BICI-MOTO” RUFFIAN: SOLO PARA GENTE DIFERENTE



Los buenos acabados son notables en la elaboración artesanal de esta bici eléctrica

Carl Rod fue un piloto que participaba en carreras de velocidad, especialmente en subidas cronometradas, durante los años 60. Lo conocí bien y solía visitarlo en el taller que tenía en la Riera de San Miguel y que era a la vez una agencia Ducati. Publiqué en este blog un artículo sobre su vida porque fue un personaje muy especial ya que seguía corriendo cuando tenía 50 o 60 años.
Al poco de aparecer el post me escribió su nieto Daniel Van Der Berg agradeciéndome el recuerdo que tuve con su abuelo. No lo conocía y me enteré que Danny estaba muy involucrado en el mundo de las motos especialmente en las competiciones de motocross donde tiene equipo propio desde hace años, es manager de pilotos exitosos y ha recogido multitud de premios que rebosan las estanterías de su tienda. Mi conexión con él es total, todo un amigo porque es un tipo muy “compa” aparte de resolutivo ante cualquier dificultad mecánica.


El taller VDB Racing fundado en 1997 huele a moto de campo, cross, enduro o todo lo que signifique Off Road. Eric es el responsable de que todo funcione. Ahora ha ampliado su zona de influencia y Danny también lleva la representación de varias marcas de bicicletas eléctricas de alta gama, como Kawasaki, Pininfarina y la novedosa Ruffian.

Tienda DBV racing en Premià de Dalt
Las Ruffian están fabricadas a mano en su factoría de Alemania, son bicicletas OLD SCHOOL, dotadas de motor Bosch y componentes Shimano, con transmisión por correa o cadena, formando parte de este nuevo mundo de vehículos eléctricos y también exclusivos.

Cuando la vi en la tienda me impresionó. Me acordé inmediatamente de la foto de mi abuelo Josep montado sobre su Triumph H de 1917. Visualmente esta bici-moto te lleva irremediablemente a esa época. El loock está muy bien conseguido. Creo incluso que las prestaciones y el peso de ambas - eso sí, con la “ayudita asistida del pedaleo”- no serían muy diferentes aunque a favor de la Ruffian está la calidad de componentes. Bestial ese motor eléctrico Bosch de 250 W (75 Nm) en la caja de pedaleo y Bosch Perfomance Power Pack 500 Wh integrado en el falso tanque depósito. Más 101 años de diferencia no son moco de pavo.
Estas son sus características:
Manillar Ruff Cycles Z-Dragbar, luz LED trasera, delantera. Puentes aluminio con patas CrMo Ruff, frenos Shimano Deore hidráulico, llantas doble pared aluminio 26”65 mm, cuadro aluminio con recubrimiento AI7020, sillín de cuero y muelles, cambio continuo Nu Vinci N330 Hub, neumáticos Ruffer V2.0 26x3.0.
Dimensiones: 208x 98x78
Max velocidad legal 25kmh Pedelec


Sorprende la potencia y la recuperación de la RUFFIAN

A LOS MANDOS.....!ACCIÓN!

Uno se puede subir a una moto y se puede imaginar cómo quedará sobre ella. Y lo mismo sobre una bici.
Encaramarse a la Ruffian produce una sensación nueva y desconocida. Vas sentado sobre un sillín retrasado, muy auténtico, de casi bici pero lo que ves delante es una ...casi moto. El cuerpo va muy inclinado y apoyado en el ancho manillar que es, todo un detalle, regulable en distancia. Todo el conjunto es largo, mucho, pero eso no es por casualidad ni tampoco por ningún fallo de diseño porque ese volumen XXL está dibujado para buscar las miradas de todo bicho viviente cuando va circulando por las avenidas o carreteras de cualquier parte. Y te juro que lo consigue.
La gente de a pie, ciclistas, motoristas o los que van en coche se quedan abobados (y preguntan) cuando se topan con la Ruffian. En ese momento, una porción de los 5.400 € (Iva incluido) invertidos en la silenciosa pero espectacular moto-bici Ruffian se han amortizado.
Sobre el manillar aparece un cuadro digital muy bien acabado que muestra la velocidad de circulación, memoriza la velocidad máxima obtenida así como una selección de marcha a elegir (eco, normal, turbo), marcador de autonomía restante y situación de nivel de batería. En el puño derecho queda el selector de marcha reflejado en una pantalla a través de un gráfico original y muy visual.
La Ruffian pesa como digo mucho, (también pesa un patinete eléctrico) y mi impresión encima de ella moviéndola lateralmente y de entrada fue el de que no me llegaban precisamente buenas sensaciones cuando llegara el momento de arrancarla. Sobre todo porque tengo desde hace años una BH eléctrica Emotion  y pesa mucho menos.




Amigo, la tecnología hace estragos hasta en mis queridas convicciones. El motor que equipa la Ruffian es el más potente del mercado, un Bosch diseñado para bicicletas de montaña con una capacidad de 75 Nm. El Bosch Perfomance Power Pack con sus 500 Wh tiene una autonomía (dicen los fabricantes ...) de hasta 90 km ...dependiendo del modo de conducción. Por mi experiencia y haciendo una marcha “fina” intuyo que 65 o 70 serían un éxito. Necesita solo una hora y media para tener el 80% de carga y 3.5 horas completa.

Sí, me equivoqué en mis predicciones porque al segundo pedaleo de inicio el corazón del Bosch comenzó a latir impulsándome de repente y a toda leche cuesta arriba por la carretera de Premià de Dalt hacia un alto de la montaña. Me sorprendió la capacidad de reacción y potencia surgida a la mínima insinuación de presión en los pedales. Miraba el largo y falso depósito ...y realmente parecía que fuera en una moto antigua porque aunque la rodada era silenciosa gracias a sus grandes y gruesos neumáticos, que hacen de suspensión absorbiendo las pequeñas irregularidades del asfalto, una multitud de pequeños chirridos provenientes de los muelles del sillín me acompañaban encantados de la vida.
De bajada se lanza con pocos escrúpulos y veía cifras prohibidas que aparecían muy ampliadas en el marcador central. Un gustazo. La estabilidad en recta y en curvas es excepcional, pisa de cine ...mudo aunque lógicamente la agilidad ratonera no es su fuerte.


Antoñita es la reina en VDB racing

Mmm...un pajarito me ha dicho que cambiando un chip, la bici moto Ruffian se convierte en...moto bici super Ruffian.
Hace poco le dije a Danny que me pidiera -es su trabajo- unas maletas vintage de piel de cabra para mi Royal Enfield. Llegaron de la India en 5 días y costaron 55 €. Son muy bonitas y ...se las pondría a esta Ruffian. Le añadiría una bolsa trasera en el guardabarros. Dentro de todas ellas, ropa de viaje y enseres personales para varios días. Me llevaría naturalmente el cargador -mejor si pudiera una segunda batería- y ....volvería a repetir el viaje que hice en bici hace 22 años desde Barcelona a Bicorp,  un pueblecito querido del interior de Valencia. Sí, sí, lo haría otra vez pero ahora ...!mucho mejor!


                                                         VDB Racing     


                                                         Riereta, 49 Locales 1-2
                 08338 Premià de Dalt (Barcelona)
                  93 751.75.86                                    
                WhattsApp 609.444.609
                  info@vdb.mx

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lo que viene, ni mejor ni peor, diferente, natural, sano, económico y diversión a raudales.
Vamonos pa Valéncia.

Fdo.

Anónimo dijo...

Hola José Maria, yo soy más de las BULTACO Brinco, podrias hacer una prueba y contarnos que tal van.

Santi Roig Marqués dijo...

Las vi en "Moto retro".
Un sueño!

Anónimo dijo...

Aparte de quedarte con el personal creo que daria juego para hacer un tipo de excursiones diferentes.Precio alto me parece pero desde luego exclusividad no le falta.