lunes, 12 de agosto de 2019

¿YA ERES VIEJO PARA IR EN MOTO?


Veteranos cuarentones, cincuentones y sesentones. Que más da la edad.
Es bastante habitual que escriban o dejen sus opiniones en este blog motociclistas veteranos o personas que comienzan a tener cierta edad y que les afloran las canas cuando se quitan el casco. Suele ser gente que ha tenido alguna, varias ...o muchas motos a lo largo de su vida.
Los veteranos ya saben de qué va el rollo así que nadie se extraña de que en mis artículos o pruebas que vengo haciendo durante estos últimos 10 años no aparezca la foto de ningún caballito. Creo que no pegaría demasiado con mi idea del blog aunque ...en esta ocasión veréis algunos, más adelante, aunque no son míos.


Conocí a José Juan cuando tenía 80 años en un viaje a la Isla de la Palma en 2012. 
Tenías que haber visto como ascendía con su Harley a través de las 300 curvas a
 la cima más alta del Roque de los Muchachos a 2.396 metros.


Lo he dicho otras veces. Tengo un “suertón” inmenso porque hay otras webs moteras conocidas -por otra parte buenas webs- donde siempre acaba apareciendo alguien en la sección de comentarios o opiniones dispuesto a despellejar a los demás. En cambio, los de mi parroquia -los hay  muy jóvenes- son muy educados (a ver si voy a llamar al mal tiempo ahora...) . Y lo digo porque ya es raro que lean y hagan caso de un tipo que les lleva muchos años y que cuenta historias y sensaciones personales, eso sí, cómo no, referidas a las motos. Además, te dejan más de 200 comentarios, por ejemplo en las dos o tres pruebas que hice de la XMax 300. Encantado de la vida.
Pero el blog también recoge  otros dos sectores: el de los veteranos y el de los muy veteranos.
Mi amigo Carlos Rojo que pasa de los setenta...y que se entrena con bici de alta montaña,
en un reciente viaje que hicimos a las tierras de Teruel.


“YA NO TENGO 20 AÑOS. LA MOTO SE ACABA,TÍO “
Aparte de bastantes comentarios y preguntas al respecto, me suelen llegar cartas de motoristas de toda la vida que al llegar a los...50 o 60 se replantean dejar la moto. ¡Me los he encontrado hasta de 40 ! !Un pájaro de 40 que se siente mayor!. Muchos, más o menos, te dicen: “Ya no tengo 20 años. La moto se acaba,tío”. Y lo peor de todo es que algunos abandonan a su mejor amiga ...
Yo les digo para levantarles la moral que vale, que quizá en una pelea sobre un ring con un contrincante de 20 tacos y gimnasio a full time, que no se apuesten nada  porque tienen bastantes números de perder la pasta .
Con una moto sencilla se pueden hacer muchas millas.
Un veterano siempre tendrá los neumáticos y las presiones a punto.
Ahora, si lo que nos jugamos es de quién tiene los mejores recursos para capear las múltiples trampas preparadas para que te vayas al suelo con una moto, la cosa cambia, sobre todo si el contrincante es un novel recién salido con el A2 con sus lógicas dudas y falta de experiencia. Llegados a este punto, querido y dubitativo veterano que contemplas tirar la toalla motera, ya puedes empezar a recomponer tu autoestima porque tu veteranía en esa lid no es que sea un grado sino un montón de ellos.Y eso te tendría que animar a seguir montado en una moto por los siglos porque a tí tu experiencia no te la ha regalado nadie y te sabes manejar muy bien. Mira y verás: Tú no serás ninguno de los tipos que aparecen en el siguiente vídeo que te he preparado. Abre este link https://youtu.be/VmGkiD8nw1Q -  y observa la conducción o lo que sea que hagan esos moteros. Las imágenes son tan previsibles que los verás caer antes de que se vayan al suelo.
Prepárate para ver lo que no debes hacer.
Estoy extraordinariamente convencido del efecto positivo de este tipo de vídeos desde el punto de vista didáctico. Analizar cada caída y su por qué. Esa es la clave.Y no tiene precio si lo que pretendes es aprender porque además es gratis. La mejor escuela ..desde el sofá de tu casa y sin radares “Pere Navarro”.
“Ya no tengo 20 años. Me hago mayor”.  Vale veterano, eso es verdad pero tú puedes seguir disfrutando de la moto porque sabes precisamente que entre las piernas llevas un arma...desactivada y controlada. Y no lo digo, ehhh...,con ningún doble sentido. Los del vídeo, como verás, la llevan bien cargadita.Tanto que explota a la mínima idiotez.




SER UN IDIOTA TAMBIÉN ES UN GRADO.


Porque ni te vas a dedicar a hacer el idiota probando caballitos en pantalón corto ni vas a hacer trazadas imposibles porque sabes que no estás en un vídeojuego, ni vas a acelerar justo en una curva y encima de un paso cebra, ni irás a toda castaña zigzagueando entre coches pensando que eres Moisés apartando las aguas del Mar Rojo, ni te vas a fiar del coche que te precede y te va a dar un volantazo para tirarte -todos los coches están programados para tirarte- ni te vas a colar entre los vehículos –bueno, eso sí lo hacemos todos pero a poca velocidad y con cuidado no como el kamikaze del vídeo  -porque te puede abrir la puerta el que menos te lo esperas. Puedes seguir disfrutando de la moto porque hace años que aprendiste que en la curva o rotonda inmediata después de una gasolinera conviene leer bien el asfalto para ver si “está eso” y , en caso afirmativo, cambiar la trazada y no irte por los suelos ...y ,ya ves, solo tú - y pocos más - que lleváis  años en esto de la moto sabéis por qué.
Eres de los que no salen en medio del grupo los fines de semana  -si sus integrantes son desconocidos, ni digamos-  para no caer en la trampa de la peligrosa succión que obliga a ir a toda castaña para no perder el ritmo del de delante hasta que ...
Si llevas muchas millas encima, pero muchas, ya sabes lo que te puedes encontrar
 en la curva siguiente a este badén.
Tú ya sabes de qué va ir encendido y por eso sueles salir solo o con tu amiguete que te conoce bien y con el que marcáis la línea de los márgenes de seguridad. Ademas, si paras cuando te apetece para hacer pipí, el otro no te dirá nada y se pondrá a mear también. 


Nadie estamos exentos de un accidente porque no somos Dios. Simplemente, ir andando o asumir algún riesgo forma  parte de la vida y al recorrerla no sabemos qué nos va a pasar ni lo que nos tiene preparado. Si le da miedo eso a alguien y prefiere quedarse sentado en el sofá de casa ha de saber que le puede dar un infarto justo en lo mejor de “Salvados”.
Hay un dicho magnífico que encaja bien aquí: “No haces nada porque eres viejo sino que eres viejo porque no haces nada”. Y encima de una moto haces muchas cosas, por ejemplo, disfrutando de tu libertad.
“Ya empiezo a ser mayor para viajar en moto” o “Ya empiezo a ser mayor para ir en la bici de carretera ” . Mmm...la verdad es que por la N2 cerca de donde vivo pasan los fines de semana decenas de ciclistas de toda la vida muy mayores, algunos lindando los 80 años. Los he visto entre Mataró, Granollers y Llinars bajando montañas y trazando curvas perfectas porque ... la técnica no se olvida. En trazadas, el ciclista es cum laude. (Por cierto, si vas en bici por carretera hazme caso, me lo vas  agradecer: gástate 50 pavos y busca y compra la luz trasera más potente y espectacular del mercado: Bontrager. Si estas en Cádiz, te verán desde Salamanca).
Una luz muy potente para bici y como emergencia, para la moto.
A veces uno siente que es mayor para ir en moto porque le pesa la moto pero ese problema muchas veces ya lo tenía .... en el momento que firmó los papeles cuando la compró. Simplemente fue un error de elección. Lo de cuanto más grande sea el caballo, mucho mejor... no siempre es verdad. Por eso hay gente que imagina, cree, piensa que ya es mayor para llevar su moto porque tiene dificultades para moverla en parado ahora pero en realidad ... tampoco podía mucho con ella antes.
Desde luego, nadie mejor que uno para conocer sus limitaciones físicas que ciertamente se van perdiendo con el tiempo pero conviene antes de tirar la toalla probar de cambiar por ejemplo, esa  maxitrail de 250 o 280 kilos y centro de gravedad alto que compraste (llénala, ponle los herrajes y las maletas y verás como hasta esos kilos son pocos y casi todas de su especie llegan ahí)  por una CB 650 R que va de cine, pesa poco y no es cara o si eres bajito, una Indian Scout que no es económica pero  su asiento está a  650 mm de altura. Hay algunas más bajas y ligeras  -tampoco muchas- (porque te quieren fastidiar porque saben que mides 1,67) pero sobre todo algunas de las que hay o quedan son “humanas”. Vaya ...esa palabra parece haber desaparecido de las pruebas últimamente.
Si sabes lo que es una scooter súbete a una Suzuki Burgman 400  y verás que si has sido tú el que ha dicho ...”ya soy mayor para ir en moto “, eso no lo vas a repetir más, al menos durante una década ...o dos. O tres. Móntate un viaje parecido al que hice en esa scooter hace dos meses a Galicia y verás de lo que -si no lo has hecho- es capaz esa cosa.
Siempre me acuerdo del señor Crespo,  un gran motorista andorrano que iba en moto a todas las concentraciones que se celebraban en los 70, 80 y 90 a bordo de una BMW y al final (y tenía ochenta y largos)  llevando adosado su bastón en una Burgman 400.  Murió a los 90 porque era humano.
Al renovar mi carnet de conducir me fui a un centro médico asociado a la DGT y me hicieron las pruebas que muchos conocéis para comprobar la vista, el oído y la tensión arterial, y también dos más sobre la coordinación que muestra la habilidad, reflejos y concentración del conductor por medio de un monitor y unos botones o mandos. Se reproduce algo así como una frenada al límite y también -y tiene su intríngulis- la circulación sobre un tramo sinuoso virtual que imita una carretera que va variando en velocidad de avance y en el que te vas encontrando curvas de diferentes radios que tienes que salvar trazándolas lo mejor posible sin salirte de ellas, cosa que penaliza el examen.
Una aplicación simulador de conducción que he encontrado en las redes

El intríngulis al que me refieria es que esa última prueba es doble porque no se realiza en una sino en dos pistas que son paralelas y que tiene ocupadas tus dos manos a la vez. Los supuestos vehículos son simplemente dos bolitas que tienes que ir llevando hacia adelante lo mejor posible, una por cada pista.
Parece, en principio, un buen detector del grado de tu habilidad, reflejos  y por consiguiente seguridad conduciendo a través de un simulador -rudimentario y básico eso sí- un vehículo incluso a alta velocidad.Yo me fui muy satisfecho porque la nota, mira que bien, fue máxima. El de la frenadatiene truco pero hay que saberlo antes de comenzar la prueba .
Te recuerdo que hace unos años - no recuerdo el país creo que era en Japón-  se hizo una prueba con antiguos motoristas que no llevaban moto desde hacía años y también lo mismo con automovilistas que ya no conducían coche. El resultado fue abrumador a favor de los motociclistas: habían mantenido mucho mejor los reflejos con el tiempo.
Mi amigo Ismael ya suma unas cuantas décadas, pero el tío está en plena forma. 
Ser bombero tiene sus ventajas.

Pues...se me ocurre que, visto lo visto, si te he convencido de que eres un veterano con mucha cuerda por delante pero ....aún así sigues creyendo que eres ”mayor para ir en moto” podrías pedir realizar esa prueba de las bolitas. También he encontrado una app. No creo que te cobren mucho. Si el resultado te convence y crees que estás todavía en muy buenas condiciones agárrate una moto que domines y vete a Asturias, cada año, hasta el 2046.


33 comentarios:

Alex dijo...

Querido J.M.
a mis 38 tacos de almanaque ni por asomo me considero" mayor" pero si ya veterano en estas lides de la conducción motociclista, después de 22 años bregando encima de 2 ruedas aprendo cada día, y la veteranía es un grado pero la anticipación es otro, y en esto, los que estamos al ruedo sabemos de qué va la vaina.
Felicidades por tu blog, te sigo desde ya hace tiempo y creo que he leído bastantes por no decir todas tus entradas, muy amenas y enriquecedoras.
Lo dicho, un placer formar parte de esta comunidad y por favor, no dejes nunca de montar ni de escribir en tu blog. Un abrazo afectuoso desde terres de Ponent!!
Vss

leonel franco dijo...

Bom dia José e a todos os restantes motociclistas.

Sou português e em 1989 na cidade do Porto comprei uma publicação de Solo Moto Treinta que no seu editorial dizia "quem anda de moto não envelhece". Fantástico editorial. Ainda hoje tenho guardada em casa essa publicação. A moto pode ser um equilíbrio mental e físico.

Um abraço desde Portugal e muito obrigado pelas coisas boas que tenho aprendido ao ler este teu trabalho de comunicar acerca das motos e dos motociclistas.
Leonel franco

Jean Paul dijo...

Querido JM, a mis 58 julios, llevo unos 45 años de moto.
Sigo aprendiendo cada vez que salgo, y sigo disfrutando cada vez que cojo una moto.
Esa sonrisilla debajo del casco continua.
La veterania siempre suma, es posible disfrutar mas, arriesgando mucho menos.
No se como, pero tambien anticipas mejor los errores ajenos, creo que tu estado de alerta es mas eficiente.
Cuando bajo al garaje, y veo a mis queridas mirándome, sigo sintiendo, esas ganas enormes de salir con todas a la vez...
Mientras eso suceda, no me planteo nada mas.
Sigo tu blog hace tiempo, y siento veneracion por tus opiniones.
Como bien dice el compañero, un placer, pertenecer a esta comunidad.
Abrazo fuerte.

Anónimo dijo...

Y...Si no también están los tricycles( aunque muy caros, pero...que leches!)
Un saludo

Jose Mª dijo...

Tengo solo 50, pero aprendí a montar en moto con una Sherpa T 350 a los 9. Siempre he dicho que la mejor escuela es el campo: se aprende a frenar, a controlar la moto y si te caes, suele ser poco aparatoso.
Me he sentido totalmente identificado con lo de los grupos de "moteros". Nunca me han atraído ni las grandes concentraciones (siempre hay mucho cafre haciendo el tonto) ni los grandes grupos: si vas delante, siempre he pensado que el de atrás se va a colar en la próxima curva y me va a llevar por delante. Si voy detrás, que el que llevo delante se va a caer en mis morros. Siempre he salido con un par de amigos de la universidad y sin problemas.

Dicho esto, no pienso dejar de montar en moto: ya sea en mi Honda Dominator de cuando tenia 20 años (que conservo) o en mi Integra o en lo que la siga (me encanta esa BMW R1200 R que me pàrece humana de tamaño)

Santi Soler dijo...

Hola Jose Maria,
Sólo quiero decirte que eres tan buen profesional escribiendo como fotografiando, y eso es mucho decir,
Un saludo y gracias por dedicar tu tiempo y compartir tu sabiduria con nosotros

Gracias

José María Alguersuari dijo...

Gracias a todos.Esas editoriales Leonel las hacía mi hermano Jaime,sin duda el alma de Solomoto de toda la vida .Pues Santi,lo de las fotos supongo que lo dices por mi documental de Vimeo “El nen de les fotos”.Esa ha sido mi profesión,ahora que estoy más “relajado” cuando documento ,tiro de móvil.Saludos.

Misotet dijo...

He ido en moto desde los 18 años y ahora, a los 65, viu en Maxiscooter. Disfruto muchísimo y ese tipo de moto me ha hecho perder el comentario que havia cuando tenia la RT "ya soy mayor...". Vuelvo a ser joven!!!!

Misotet dijo...

He ido en moto desde los 18 años y ahora, a los 65, voy en Maxiscooter. Disfruto muchísimo y ese tipo de moto me ha hecho perder el comentario que hacia cuando tenia la RT "ya soy mayor...". Vuelvo a ser joven!!!!

LUIS dijo...

Hola a todos: yo tengo 64 años, teclas de salud, cuatro nietos y sigo yendo en moto.
También me he hecho la pregunta de si soy mayor para ir en moto, cada uno envejece a su ritmo, eso no se puede elegir, pero la edad mental de un motero no coincide con la cronológica. Siempre he admirado a la persona mayor que va en moto, así que espero que en un futuro yo pueda ser uno de esos elegidos.
Jose Maria gracias por tu artículo y por tu blog

Anónimo dijo...

Gracias por el fenomenal artículo Jose María. Acabo de cumplir 51, llevo 34 en moto, actividad para la que, a diferencia de otras, aún me considero un chaval. Mi última moto es una Bmw GS Adventure 1200 de 2008 adquirida este año, moto que para mi no es una moda, pues graias al Dakar de Porcar, tu viaje a Marruecos con Dennis, más las motos de carreras de Rahier, Auriol, Loizeaux, Scheck u Oriol Tauler, amo estas grandes boxer trail. Animar a cualquier veterano al que le guste este tipo de motos a no descartarlas por su peso y volumen. Es más una cuestión de maña, pero que tampoco hace falta ser Rahier, que de fuerza. A base de fuerza no hay quien la sujete, pero con cuatro ideas básicas, no causa muchos problemas.
Un saludo a toda la comunidad.
Ernesto (Guipuzcoa).

José María Alguersuari dijo...

Gracias Ernesto.Es cierto que lo importante es la maña,hay mucha gente que no es capaz de poner una Vespa sobre su caballete al principio hasta que le cogen el truco.Como me sigues ya habrás visto que me he movido con todo tipo de motos en mi vida sin problema.
Tu tienes 51 años y eres guipuzcoano.Si me permites...¿cuánto mides y qué tipo de envergadura tienes?.Suponiendo que seas como yo (1.75 y talla equilibrada),te digo que a los 50...no hay problema para casi nada. Y si encima eres un tiarron de 1.90 ...o incluso .aunque solo midas 1.80 ,seguro que pillas tu BMW GS Adventure hasta para ir a comprar el pan.Con veinte años más ...van cambiando las cosas.Hasta ahora han entrado comentarios de gente veterana de edad ,el que más de 65 años.Espero los de 70 en adelante.
Por mi experiencia te puedo decir que efectivamente la maña es casi imprescindible para mover una gran moto de 250 kilos ,larga y alta pero a partir de una edad necesitas algo más que sume:De entrada una cierta complexión corporal y buen estado físico general.Y el mínimo necesario de fuerza.Si flojeas en todo o parte de eso y si encima mides 7 o 8 cms menos va a ser complicado que a esa edad te puedas manejar sin agobios con una maxitrail como la tuya. Imaginate tu y tus fuerzas aparcando tu moto en Donosti ...en el año 2040 y pico, si fueses más bien bajito.
También te diré que si hubiera enfocado este artículo sobre los posibles problemas de altura y ...edad ,a la hora de manejar una Honda Goldwing de 400 kilos ...no habría artículo.Y no lo habría porque la gran Goldwing 1800 ( su asiento ultra bajo recuerda al de una de mis motos ,la Burgman 400 ) es una de las máquinas -y no es broma-más fáciles de llevar,tanto en parado como en marcha gracias a un tema de masas increíblemente bien resuelto.También lleva marcha atrás.Lo digo porque ,el que pueda tome nota,aunque pase de 100 años,
Mi amigo Julián tiene 78 años y se patea con su Goldwing ,( es la tercera que ha tenido ) por mil y una vez ,España y Europa y eso lo hace cada 15 días ,más o menos ,o varias veces al mes.Eso sí,es el primero que abre el gimnasio de su pueblo donde acude cada mañana.Saludos.




Anónimo dijo...

Si, Jose Maria, yo con 51, como dije, me siento (para andar en moto) un chaval, pero como comentas, hay gente que ya a los 40 se siente algo mayor. Y otra gente que empieza a los 40. En fin, todos somos diferentes. Mi anterior moto fué una Kymco 400, y la anterior una cbr 600 rr. Me gustan casi todas.
Mido 1,80, peso unos 75 kg, complexión normal, la fuerza nunca ha sido mi fuerte, y la habilidad tampoco. La maña a la que hago alusión se aprende, son cosas como extremar la precaución al arrancar para que no se cale, olvidarse de giros cerrados, maniobrar con la moto recta, y tener mucho cuidado al parar y estacionar. No tiene marcha atrás...
Tomo buena nota de tus apuntes, la moraleja es que, no sólo para andar en moto, para la vida en general es importante el buen estado físico.
Termino con mi primera idea, que los veteranos con gusto por las maxitrail no renuncien sin intentarlo. Hay muchos factores a comentar, aplomo, tacto de motor, frenos, embrague...
Saludos a todos.
Ernesto.

Enrique dijo...

Pues estoy a punto de cumplir los 60 y he tenido ya muchas motos en los más de 40 años que llevo disfrutando de esta pasión.
Coincido con mucho de vosotros que una potencia razonable y una montura ligera ya poder ser bajita favorece el disfrute y evita sustos.
Nunca consideré comprar una BMW GS 1200 o KTM Trail 1200 por peso volúmenes y altura aunque sí una R 1200 R o una Monster 1200
Disfruto de todo tipo de motos, mi anterior fue una KTM 690 y disfruté muchísimo levantado rueda, delantera o trasera según la ocasión, sus suspensiones y frenos de gama alta permitían eso y más.
Dicho eso jamas voy sin casco y ropa con protecciones, ni siquiera para ir ahí al lado...siempre voy en moto habiendo dormido y descansado lo suficiente y por supuesto ni una gota de alcohol.
En estos momentos disfruto de una scooter de 400 cv que va de maravilla aunque a veces se echa en falta más potencia para adelantar o ir fuerte en subidas de montaña. La Yamaha T-Max sería perfecta para el uso que le doy pero la siento muy ancha y con un precio exagerado para lo que ofrece. Mucho más lógicas veo la Kymco AK 550 o la Honda Íntegra 750 por unos 3.000 euros menos y tanta o más potencia.
Y la Honda Rebel 500 la veo muy apetecible si no fuera por su escasa capacidad de viajar a dúo pero por 6.000 euros es un concepto que me encanta, sencilla sólida y divertida y bajita.
Y una Guzzi V7 me parece una moto encantadora y lógica
Mientras todo eso llega disfruto de un patinete eléctrico para mis desplazamientos diarios
A los 70 y a los 80 si el cuerpo lo permite seguiré en la brecha, mi padre a los 80 aún tenía su pequeña scooter y no era ni la mitad de apasionado que yo. Larga vida al rock&roll

Xavi dijo...

Hola Jose Maria.
Como siempre, tienes razón en todo lo que nos has explicado mas arriba.
Con 15 años ya me llenaba de grasa las manos trasteando la moto en el garage. Hoy con 52 sigo trastendo la moto en el garage de casa pero me mancho menos las manos(ja, ja, ja).
Los años te aportan experiencia, la edad el conocimiento y la prudencia. Cuando tienes todo eso y sigues montando en moto con la misma ilusión, eres un tio afortunado.
Y respecto a la edad y al tipo de moto, que cada uno se compre lo que mas le guste y pueda llevar y disfrutar.
¿Una Thruxton 1200 para pasear tranquilo?, ¿O una GS 1250 Adventure para no pisar una pista en la vida? ¿Y una T Max para hacer turismo en pareja? ¿Y porque no?
A estas edades las disfrutas de diferente manera. Ya no les vas a buscar las cosquillas a estos bichos en vias públicas ni de broma, pero lo bien que vas con tu cacharro cuando te da el aire en la cara a velocidad legal no tiene precio, y ademas tengo la teoria que rejuvenece.
Así que... Mientras me aguanten las piernas montare en moto.






Black Baron dijo...

Hola de nuevo.
Tercer comentario del día. le he cogido vicio al Blog.
Tengo 61 años y me considero joven para montar en moto.
Siempre estoy pensado en que moto me compraría, como personalizarla y que viajes y rutas que hacer. Es muy raro el día en que no piense en las motos.
En esto momentos estoy en el paro motero. Por problemas de liquidez me he quedado sin moto (883 Low con amortiguadores de 12 pulgadas y asiento mono). Bueno es no es extrictamente cierto, todavía conservo mi primera moto nueva, una Ossa Super Pioneer 250 verde mas otra igual que me compré para piezas y que al final decidí no usarla par tal fin y tener las dos arregladas.
Cuatro moto han marcado mi vida motera y me han enseñado todo lo que sé de motos.
Una Vespino con la que aprendí a moverme entre los coches por Madrid.
La Ossa con la que aprendía a derrapar. Los hermanos Gallardo que eran mis vecinos me dieron algunos consejos. Esto me ayudaría en el futuro a evitar accidentes.
Una BMW R 100 RS con la que aprendí a trazar como es debido las curvas. El ya fallecido Miguel Ángel López de Magoo´s, que era el que me hacia el mantenimiento, me comentó que con esta moto aprendería a pilotar de verdad. Y así fué. Cuando años después hice mi primer cursillo en el Jarama, me sorprendí de que todo lo que me quisieron enseñar ya lo había aprendido yo por mi cuenta.
En el 2007 me pasé al Lado Oscuro y me compré una Sportster 1200 R con la que aprendí a ir despacio y a tomarme la vida con mas calma. Esa moto me hizo replantearme muchas cosas en mi vida personal y profesional.Como dicen los Jarlistas, Harley no te vende una moto, te vende una nueva filosofía de la vida, la moto te la regalan.
También me metió en el mundo Custom y ahora cuando veo una moto que me gusta pienso en como customizarla.

Espero en poco tiempo volver a tener una moto y disfrutar de ella.

Saludos

Anónimo dijo...

Mi padre tiene 83 y sigue cogiendo su tralla...no hará grandes rutas pero será un motero toda su vida. Genial el artículo como siempre JM

Jordi dijo...

Buen artículo.

Con la edad ganamos experiencia, perdemos reflejos, pero aumentamos mucho la tranquilidad y siendo un poquito más lentos vamos generalmente más seguros.

Lo de los grupos, pues a mí tampoco me gustan, que la gente se enciende, para eso están los circuitos y el que le guste jugarse el pellejo de verdad, el TT es lo suyo, eso si, hay que ser muy bueno y tener la cabeza muy bien amueblada.

Y siempre mejor las motos ligeras para mi gusto, las que pasan de 200kg no me atraen como compra, y ya de paso, viejas, aunque la autoridad las quiera prohibir.

ciao.

Uno que dobla a su moto en edad...

Anónimo dijo...

Buenas.

Tengo 64 años y ni me planteo el vender mis motos; si me las quitaran me faltaría una parte importante de mi vida. En el 78 tuve mi primera moto y ahora mismo en mi garaje tengo una VFR con tres años y una Vespa con 38. Suelo salir solo, si acaso con un amigo ya también entrado en años, pero disfruto más yo solo; los grupos los evito. No sé que me deparará el futuro, pero sea lo que sea y mientras pueda, seguiré con mis motos con independencia de la edad.

Sobre las trail y sus ventajas he de decir que yo siempre he sido de manillar bajo. Ahora ya estoy mayor para cambiar mis gustos y pasarme a manillares altos de tubo, aunque he de decir que en mis años mozos tuve una Matador MK5 SD, una Cappra 250 VR e incluso una XT 600, pero no es lo mio, hoy por hoy las trail no las considero.

Excelente publicación José María y muy interesantes opiniones. .

José María Alguersuari dijo...

Gracias amigo.Excelente máquina la VFR - tuve una 750 en los 90- .Si sigues el blog estoy preparando algo más adelante que te gustará.Saludos

Enrique dijo...

Ostras Black Baron, yo también tuve una Súper Pioneer 250, la mía era amarilla, fue mi primera moto sería, menudo sofá que tenïa por asiento, motor brillante y levantadas de rueda a la órden del día. Los peros, vibraba mucho y cada poco había que ir a soldar las pletinas del tubo de escape, consumía bastante gasolina y su fiabilidad no era lo mejor, esos rodamientos del cigüeñal...o Eda palanca de cambios que se comía sus estrías y quedaba suelta, la disfruté muchísimo, una todo terreno nada radical.El chasis era superado por el motor, faltaba claramente amortiguación trasera, muy rebotona.
Cualquier día voy al Museo de la Moto Clásica de a ver cosas bonitas

XTR dijo...

Magnifico articulo, chapó.
yo también soy de los "viejos", en el 1972,ya estaba dando saltos en el circuito de Cerdanyola, con una Pursang 125cc.
He tenido con la que tengo ahora 20 motos, ahora tengo una BMW F800GS, se me hace pesada, tengo como objetivo, pasársela a uno de mis hijos y comprar una Royal Enfiel Interceptor 650.
Se me olvidaba, tengo lumbalgia crónica, me medico cada día para el dolor, pero eso no me quita de salir en moto, también me duele cuando trabajo, no¿?.
Adelante con tu magnifico Bloc.
P.d..yo también tuve la mítica VFR 750 de los 90..je..je

Anónimo dijo...

Muy buenas JM y demás moteros. Lo primero felicitar a José María por éste estupendo articulo y en general por su blog.
Tengo 51 años y siendo sincero me siento como un jovenzuelo cuando monto. También es verdad que mi máquina es una "pequeña" 250, pero disfruto con ella tanto..., no, muchísimo más que cuando era un chavalin de 16 y hacía locuras con la Cobra . De hecho, pienso subir la cilindrada (sin exageraciones) cuando compre la próxima, posiblemente el año que viene sin no se tuercen las cosas.
Es cierto que cuando cruzamos el medio siglo hay algunas "monturas" que ya no son tan llevaderas como cuando tenemos 25 o 30 giros al sol, pero no os asusteis, me estoy refiriendo a los jacos. Otra de mis aficiones que si que me ha dado algunos disgustillos (algunos muy serios) debido al correr de los años pues encima de un ser vivo de 500 kilos que piensa por su cuenta, los milisegundos son vitales, mucho más que en una máquina que, al fin y al cabo es eso, una máquina, la cual salvo mala fortuna mecánica o externa (algún energúmeno de la carretera), es uno quien controla la situación y decide se haces o no el petardo.
Por mi parte pienso seguir disfrutando de ésta pasión, con el permiso de la salud claro. Un abrazo para todos. Enrique

Josevi dijo...

José María, gracias por el estupendo artículo, tienes más razón que un santo.

Llevo con moto desde los 16 años y ya tengo 54 tacos. Me encantaría hacer cuatro cosas hasta los últimos días de mi vida: estar activo laboralmente en mayor o menor medida, correr varias veces por semana, seguir disfrutando con una buena moza... y montar en moto. Creo que la moto te mantiene joven, aumenta tu estado de alerta, incrementa la capacidad de decisión y te ayuda a asumir riesgos controlados. Además poseer una o varias buenas máquinas es muy agradable.

En cuanto a los comentarios sobre el peso y la altura de las motos, siempre elijo máquinas de menos de 200 kg y con las que llegue bien al suelo con los dos pies. Mido solo 1,71 y soy poco corpulento por lo que motos como las GS1200 me parecen auténticos armarios roperos. Tengo una SV650 y un Beverly 350 y estoy encantado con ambas. Cuando me vea más limitado montaré solo en scooter y sin problemas.

José María es un placer leerte así como a las personas que hacen comentarios, la gente es muy educada y saben de qué hablan.

Juanjo Sancho dijo...

D.José María, no puedo estar mas de acuerdo en TODO. Tengo 54 y pienso ir en moto hasta que me tenga en pié. La experiencia desde luego es un grado. Ráfagas (aunque suene anticuado) y Felicidades por su magnífico blog.

Anónimo dijo...

José Maria, excelente artículo con el que me he sentido muy identificado.

Tengo 55 años y llevo toda la vida disfrutando de las motos. Ahora tengo una FJR1300, que es la mejor máquina que he tenido en mi vida. La uso para todo: salidas de sábados, algún viaje en pareja y también para el día a día en ciudad. Y pese a que me encuentro en bastante buena forma, es cierto que empiezo a acusar el gran peso de la FJR.
Pese a que la moto va como una seda y no tengo ningunas ganas o necesidad de cambiarla, me planteo que, cuando las fuerzas flaqueen, buscaré algo mas manejable y ligero. Me moriré de la pena, pues siempre me han encantado las GT, pero hay que saber adaptarse a las circunstancias, especialmente si no puedes cambiarlas.

Pero desde luego, ni me planteo dejar la moto. Me faltaría el alma... En dos ruedas hasta el final.

alfonso dijo...

Hola Jose Maria, estoy a punto de cumplir 60, y después de unos cuantos años sin moto después de la sr250, gpz500, fazer 600.... vespas otros artilugios de 2 ruedas, este año por mi cumpleaños allá por noviembre (ostras, sólo queda un mes) me voy a regalar una Himalayan 410, clásica trail como las de antes, con poco que romper y suficiente para disfrutar nuestro caminos, porque..... para que quiero una super trail si la RE me llevará al fin del mundo.
Encantado de seguirte y disfrutar de tus comentarios

-

Pedro Luis Hernández dijo...

Tengo 52 añitos y soy de los más jóvenes de mi grupillo de moteros , el resto me pasan más de 10 y están jubilados . Ninguno piensa en dejar las motos si esperan algún dia salir de rutas con mi hijo que ahora tiene dos años .

Alberto Segade Illán dijo...

Admirado José María:

Tengo 64 años y a lo largo de mi vida he poseído, de manera discontinua, nueve motos. Las tres primeras me las compró mi padre, las demás me las compré yo cuando las cosas me iban bien, aunque luego las tenía que vender cuando las cosas me iban mal. Esto me ha pasado tres veces. La última hace año y medio cuando, en mi condición de parado de larga duración, sobrevivía a duras penas con 430 euros al mes. Era una flamantísima Kawasaki W800 que me dolió mucho vender, porque iba como la seda. Después de 50 años conduciendo motos, su par motor me había encandilado.

Pero la tuve que vender, porque había urgencias económicas más importantes para la familia. La vendí muy bien porque era un bombón. Felicito a su actual dueño, sea quien sea.

El que caso es que, poco después, me jubilé y he vuelto a ser solvente. Con lo cual, me planteo volverme a comprar una moto. Aquí está el corolario de mi peripecia: tengo, exactamente, las mismas sensaciones que a los 14 años, cuando logré convencer a mi santo padre para que me comprara la Derbi. Las mismas. Me duermo pensando en la moto, busco fotos y pruebas…, incluso me pongo algo pesado con la familia y amigos.

¿Tiene edad el sexo como sensación orgánica? Quizá haya más revoluciones y potencia con el motor girando como un molinillo, que es lo que me gustaba a los 20 años. Pero el tiempo me ha permitido conocer otras sensaciones menos explosivas, aunque igual de gratificantes. Por ejemplo: salir de una curva, en cuarta, sin el menor titubeo y con toda la fuerza, suave y contundente, de mi añorada W800. Con el sexo sucede algo parecido, hay muchos caminos para alcanzar el orgasmo.

Hace 50 años devoraba Motociclismo (y Solo Moto a partir del 14 de marzo de 1975). Ahora me paso horas con todo lo que aparece en Internet sobre motos (que es mucho, pero, como estoy jubilado, también tengo mucho tiempo).

No creo que tarde mucho en volver a tener moto (hay algunos factores que resolver, pero de peores he salido airoso). El día que la estrene, volveré a ser el chaval que, a lomos de su Derbi Antorcha, roja y blanca con tres velocidades (lo de que tuviera cambio era una pasada), fantaseaba con ser Ángel Nieto en la carretera de la estación. Estoy seguro de ello, porque ya me ha pasado así ocho veces antes.

José María Alguersuari dijo...

Te entiendo perfectamente Alberto.Quedarte de repente sin la W800....buff,tiene que ser durete.Pero ya te has caído y levantado varías veces...
Si me has seguido en el blog ya sabes que he tenido bastantes motos y entre ellas algunas con poca caballería,pero que incluso con esa limitación las he disfrutado muchísimo.Hoy en día no se puede correr mucho.Agárralo con pinzas ,pero te invito a que leas mi último post que colgué ayer noche.Es la prueba de una recreación clásica de los 50 que puede llegar a recordarte aunque sea a distancia a tu querida Kawasaki.Una bonita y sencilla moto que lleva ,eso sí, ...un chasis buenísimo .No corre ni da los bajos de la W 800,- eso hay que tenerlo claro - aunque es de su tamaño .Yo no quería devolverla .Se llama Benelli Imperiale 400 y cuesta ...3.800 €.Lo que es seguro que con ella no pasas desapercibido.Saludos.

Anónimo dijo...

Hola José María.
Tengo 52 añitos y disfrutando de una Burgman 400, que no sabe la de veces que la he traicionado para cambiarla, pero no encuentro con quien (en especial por su comodidad). He leído con agrado tu referencia a un viaje con esta moto a Galicia, puedes dar detalles, me interesa. Saludos,

José María Alguersuari dijo...

Hola.El viaje con la Burgman 400 lo hice saliendo tarde de Barcelona y pasando por Zaragoza y Haro ,donde dormí.( uno de los mejores lugares para tapear).Después continué dirección Bilbao ,Santander y Ribadesella.La excursión a Galicia se hizo por Gijón,Luarca y Viveiro.De allí hacía Cariño y Cedeira.He hecho varias veces ese recorrido variando algunos lugares de paso.Te recomiendo que visites los post, “Suzuki Burgman 650 .Vuelta a España y Portugal” - lo hice con la Burgman mayor y “Un viaje sorprendente con la Yamaha Tricity 125 de Barcelona a Gijón “.Espero que te gusten.Saludos

Anónimo dijo...

Muchas gracias.
Interesantes los post que comentas. Barcelona Haro es una buena tirada. Lo máximo que he hecho en una jornada, y a dúo, fue Sarlat (France) - Reus. Toda una experiencia, pero mi esposa ya no quiere jornadas tan largas, máximo 300-350 km.

Saludos y muchas gracias.

Javier