lunes, 4 de junio de 2012

KTM 690 DUKE 2012,… y otras DUKES






¿CÓMO TE VA LA VIDA, AMIGA?

Hace algo más de dos años me subí por primera vez una KTM 690 DUKE. Era la versión de 65 CV y sus virtudes y defectos quedaron reflejados en una particular prueba en este blog. Luego tuve ocasión de hacerlo en la versión Supermoto SM Limited Edition de 63 CV con sus suspensiones recortadas, una versión especial más adecuada para una vida a bordo en el día a día, y meses después hice lo propio con la Duke más potente y agresiva salida de la firma austríaca y cuyo motor alcanzaba los 70 caballos. Una pasada para un monocilíndrico de 690 cc.
El contacto con la primera Duke fue casi fue traumático. Me impresionó realmente porque yo en esa época tenía una Suzuki VStrom -67 cv y casi 240 kilos de peso llena, y también una Freewind, con 48 cv pero bastante más ligera: 190 kilos con el depósito a tope. Ambas eran de 650 cc –bi y mono -pero la VStrom, por su envergadura, confort  y prestaciones, resultaba casi perfecta en viajes y muy efectiva en carreteras de curveo amplio, mientras la pequeña Free le encantaba exhibir sus mejores armas en las curvas más ratoneras con una sorprendente agilidad y la facilidad de su manejo en el uso diario.
Aquella KTM DUKE me descubrió que no solamente alcanzaba la potencia de la Strom si no que era 30 o 40 kilos menos pesada que la ligera Freewind con lo que la gestión en curvas y su imponente aceleración saliendo de ellas me hizo pensar que si hubiera dispuesto de  aquel avión en mi época de las carreras en cuesta  cronometradas –hice mis pinitos y no lo hice mal en aquellos felices 60- mis héroes de entonces, Carlos Giro y Ricardo Fargas, pilotos de leyenda y oficiales de Ossa y Ducati , no lo hubieran sido tanto porque el piloto recordado hubiera sido éste que os escribe. Pero es que además esa KTM que probé en febrero del 2010 que daba sesenta y pocos caballos estaba muy bien hecha. Era, como titulé, “Una monocilíndrica de lujo” porque aquella naked deportiva con un chasis de solo 9 kilos y basculante de aluminio, componentes de primer orden con suspensiones multirregulables WP, embrague anti-rebote APTC, centralita electrónica que variaba la curva de potencia a discreción, era en toda regla una moto casi de carreras a la carta.

KTM Duke 690 2012

Sin embargo, cuando probé la versión SM –esa moto negra con dos largos escapes ascendiendo hacia el cielo y con pico de pato –diría que de pato triste- , me decepcionó. Sí que resultaba más cómoda que su hermana de carretera pura, por su manillar más ancho y también por sus suspensiones  más largas y amables, pero aquel motor de pruebas me resultó duro, con un sonido  demasiado metálico e incluso muy quejica a bajos y medios regímenes. Probablemente aquella moto no habría tenido un buen rodaje, pensé entonces, y lo continúo pensando ahora.
 Quizás en un bicilíndrico o tetracilíndrico una falta de puesta a punto se hubiera notado menos pero lo cierto es que aquel mono no me cautivó como lo había hecho el que había probado anteriormente, máxime porque además cuando la fui a devolver a la nave que KTM tiene en Terrassa y delante casi de la puerta principal, un traspiés en parado debido a que  se me enredo el navegador en la dirección me situó en un instante en lo más bajo que puede llegar una persona con un mínimo de dignidad. O sea, en el suelo.
Cuando tuve la ocasión para subirme a la tercera KTM, una  Duke ya con 70 caballos reales, no lo dudé porque necesitaba volver a impregnarme de las buenas sensaciones que me llegaron en la primera prueba aquella Duke de 65 cv, y también porque tenía curiosidad para ver hasta donde había llegado KTM con aquella mecánica ardiente y explosiva y ya testada por los diferentes medios especializados y que le habían otorgado muy buena nota.

“CURVAS BUENAS” O “CURVAS 2 ROTAS”

Con mi amigo Pepe Baeza, que es un enamorado de las BMW y feliz propietario una de las GS 1000 más veteranas, tenemos establecidas unas claves para referirnos al grado y dificultad de las curvas que uno u otro se haya encontrado en una determinada excursión o salida motera. Así, una conversación podría ser esta: “Encontré un tramo de curvas “2 rotas”, otro de “3 buenas” y al final, la tira de “0 medias”… quiere decir que “2 rota” es ese tipo de curva que nos encontramos cada 80 o 100 metros más o menos, variable en su forma y a veces en mal estado. Las de  “3 buenas” son las más abiertas y de buen piso, y definimos la “O media” como tramos de curvas muy seguidas,  juntas y muy  cerradas y en las que te puedes encontrar diferentes tipos de asfalto. Os pido un poco de concentración y comprensión -espero que me explique bien –con lo que sigue.

La Duke 690 un trueno de moto

 Con esa KTM Duke de 70 cv -la que probé hace un año o por ahí- nos fuimos a varios tramos de curvas “0 bueno” y “2 regular”, con pequeñas rectas intercaladas de unos 200 metros de largo. Y ocurrió lo que suele pasar si llevas una Duke de 70cv por sitios parecidos. En el primer tramo, la manejabilidad extraordinaria de la 690 permitía entrar colocado, descolocado o pasado de rosca gracias a su noble chasis con la sensación en todo momento, eso sí, de un claro dominio de la moto. ¿Qué bonito, eh?.
Pues no, porque una exagerada desmultiplicación de sus primeras marchas -te ves obligado a utilizar solo la primera y segunda como es normal en esas condiciones- hace que cambies y reduzcas como un poseso intentando encontrar ese punto de la relación mejor, y siempre acompañado de las lógicas vibraciones del motor que al final, ahí, no se encuentra a gusto. Eso y el tener que intentar superar constantemente  las 3500 rpm para lograr un mínimo de buen par motor -ese momento en que notas ya un empuje fluido- acaba por crearte tal confusión mental que incluso te asalta la duda de si llevando una moto realmente eres tan bueno como te crees. Y es que por debajo de esa cifra de revoluciones no hay nada de chicha que te saque de ahí.
Menos mal que luego te quedas más tranquilo cuando llegas al tramo “2 regular” con curvas de radio más amplias. Ahí ya encaras la primera en segunda, aguantando, eso sí, una buena trepidación del motor y acto seguido gestionas la trazada que más te guste -siempre podrás rectificar porque la pequeña Duke da mucho margen de maniobra debido a su poco peso- y todavía inclinado y apuntando hacia la salida roscas progresivamente el gas, conectando la tercera y acelerando hasta las 4000 rpm. Y es en ese momento mágico cuando una patada en el culo te catapulta hacia el final de la recta. Y después, otra curva y otra. Te regalas entonces una relajada sonrisa porque te das cuenta que no eras un patata y te reconcilias en segundos contigo mismo, chico.
Entonces, me llevé ese recuerdo un tanto agridulce  – ¡En cambio, qué bueno fue con la prueba de aquella primera Duke de 65 cv!-. Pero ya os avanzo algo. Tengo la solución a todos esos  males, tararí, pero lo diré luego.

 La KTM Duke pequeña en versión viajera

NUEVA DUKE 690 2012


Si eres de los que se saltan el texto preliminar para ir al grano y entras ahora, ya te aviso que o no entenderás nada o te tendrás que leer lo que te has saltado. Entremos en materia, pues.
Concertamos una prueba de la nueva Duke y tenía que recogerla en las impolutas instalaciones que el importador de KTM, con Cesar Rojo, al frente tiene en una gigantesca nave en Trrrassa. Me llevé a  mi amigo Joan Ventura porque pensé que ya que es usuario de una monocilíndrica BMW Scarver podía aportar su punto de vista particular.
(Hace una hora me acaba de entrar una opinión anónima en el blog que dice: “Creo que KTM te ha escuchado y todos esos cambios los tienes en la nueva del 2012. (O por lo menos casi todos)”.
Pues podría parecer que sí pero tengo la sensación de que los austríacos de Mattighofen, donde está la sede central de KTM, ya lo tenían planeado. A primera vista y a distancia de la moto, se podían apreciar los cambios introducidos en pos de conseguir una Duke más dúctil y amable para el día a día. El escape ascendente está situado en un lateral y no como el que llevaban las últimas versiones y que denominé “lata enorme de berberechos al por mayor”, estando situado debajo del carter motor que además limitaba la luz al suelo y las posibilidades de rebajar más la moto para los menos altos.
El asiento también es nuevo, mucho más confortable ya que el antiguo era muy poco anatómico y además resbalaba. Ahora, está separado en dos piezas siendo el del conductor muy amplio y con reminiscencias “caballísticas”. Me recordó al de una versión que tuve de la BMW R 850 R. De todas formas y curiosamente, en marcha, las nalgas no son la partes que mejor encajan, si no los huesos interiores del coxis, que notas presionando la parte más estrecha del asiento. Conduces muy adelantado pero también ahora tocas mucho mejor con los pies al suelo. Es más bajo. Las suspensiones de firma WP le dan valor extra a la moto.

Una Duke siempre será muy, muy divertida

El asiento del pasajero “es más de verdad” aunque me guardo una crítica acida para el final de esta presentación. El faro también cambia aunque resulta poco innovador. (Una idea al respecto: mmm…¿sería factible diseñar una óptica formando el dibujo del numero uno?. En esa placa portafaros quedaría bien, ¿no?. ¡Una KTM con efecto visual con un toque más deportivo!.
La ergonomía en general es mejor que el de la anterior Duke y con las piernas bastante metidas en las fibras del depósito y con una pantalla alta, el radio de acción -protege más-  y adquiere ahora más importancia en los grandes desplazamientos. Se podría viajar lejos solo y también con dos plazas …a cambio que hicieran una modificación de nada. Cuando llego a este punto suelo, os lo digo de corazón, enfadarme mucho. Todos o casi todos los fabricantes son unos perversos.

Y LOS NIÑOS QUE LOS PONGAN EN EL TECHO DEL AVE


Tengo que decírtelo. Es probable que no te interese nada de nada lo que te voy a explicar. Pero a mí, sí, y puede que a alguien más.
Juro que por mucho que le doy vueltas no lo entiendo. Podría extenderme en lo que planteo pero no lo voy a hacer ahora porque estoy preparando un artículo sobre el tema y no es cuestión de quemarlo. A lo mejor lo titulo “El pobre desgraciado del pasajero”, o algo así.
A ver. Si han remodelado la Duke, la han hecho más acogedora, más “viajera”  y con mejores posibilidades a dúo, -al menos esa parece ser la intención al mejorar el asiento de atrás-…¿Por qué leches se quedan a medias tintas colocando unas estriberas situadas “siempre” - y eso va para casi todos los fabricantes- en el peor sitio y a la altura más inadecuada?. ¿Pero alguien se ha subido detrás para comprobar cómo se va en marcha?.
Sostengo una teoría: Cada vez estoy más convencido que la mayoría de los diseñadores de motos…están todos separados. De sus mujeres, claro, y además les tienen rabia. Porque si no, no se entiende.

Kiska es la empresa diseñadora que ha dibujado al menos parte de esta KTM. Pues bien y mira que es fácil. La altura y distancia de esas estriberas traseras como digo son inapropiadas para un pasajero/a  de tamaño adulto y con pretensiones de acompañar con cierto confort –nunca irá igual de bien que el de delante-  al que pilota  durante un recorrido largo. Porque esta moto se sirve con maletitas y pantalla no lo olvidemos. Dentro de los modelos de la casa la 990 SM R, por ejemplo, incorpora  unas estriberas que “casi” encajan en la Duke  pero son más largas y descansan el pie más humanamente más adelantado. El ensamblaje de las piezas de KTM son como el de un mecano y muchas de ellas se intercambian entre los modelos. Solo habría que hacer una ligera adaptación del ángulo del escape y en los puntos de encaje del soporte en el chasis. Aquello de que… “tenemos comprobado que la mayoría de clientes viaja solo” no me vale. Y si el otro porcentaje viaja acompañado, ¿qué?, ¿a machacarse el de atrás?. !Es que el gasto para el fabricante entre un reposapiés y otro es el mismo!. Y si no llevas a nadie, no lo uses.
Yo cuando he viajado en el tren Ave Barcelona - Madrid, no he visto niños o alguno tan solo. Pues es como si Renfe decidiera que como viajan pocos …a los niños los pusieran en el techo. Es increíble la cantidad de modelos incluso catalogados como de turismo con, para mí, este disparatado fallo.

UN MODELO DE TECNOLOGÍA A SEGUIR


Sigamos con la técnica porque estos tíos hacen muy bien casi todo lo demás. Los responsables del admirado motor monocilíndrico han optimizado la potencia y el par a medio régimen gracias a que ese SOHC de 4 válvulas LC e inyección electrónica incorporándole otra bujía más y dos inyectores independientes para cada una de ellas. Esto elimina baches de potencia entre las 3000 y 5000 rpm – sí que había alguno antes- y reduce el consumo hasta un 10%. Es parco. Han logrado que sea una mecánica limpia incluso con las limitaciones del Euro 5. !Un mono de 70 cv!.
Lleva además –las anteriores ya disponían de ello- el ride by wire, que es un mecanismo electrónico regulador con tres posibilidades de potencia, para utilizarlo bajo condiciones de lluvia ofreciendo más seguridad lógicamente o en el caso extremo, más patada del motor. Del modo Sport, Confort y Standart , es este último el más homogéneo para una conducción habitual. El antibloqueo de embrague APTC solo aparece en casos en los que estés haciendo las cosas a trompicones y en una conducción poco fina. Ya habéis visto que puede pasar.


Regulador electrónico de potencia

LAS KTM, IGUAL QUE UN FÓRMULA UNO


Hay un detalle que vale la pena mencionar y que es muy importante a la hora de valorar la compra de una KTM DUKE 690: el mantenimiento. Es cierto que hay que controlar el gasto del aceite simplemente porque su capacidad es de solo un litro y medio, pero ahí se acaba todo. Pänkl es una empresa suministradora de KTM y las bielas, pistones y otras piezas que incorpora la 690 están fabricados con la última tecnología y los materiales de vanguardia. El mantenimiento se establece para este mono …cada 10.000 kms. ¿Sabéis a qué se dedica además Pänkl?. A la manufactura de componentes, bielas y cigüeñales,…de F1. Una buena garantía, ¿no?. Por ejemplo, las bielas de las motos de cross KTM, tienen una duración el doble que la competencia: 100 horas de trabajo al límite. Eso me dicen
El chasis es el mismo que el de los modelos anteriores fabricado en Cromobileno de 8.5 kilos de peso y su basculante, como no podía ser de otra forma, de aluminio. Ya no hay reglajes en la gruesa horquilla invertida pero es que con ABS incorporado esta Duke pone los dientes largos al seguidor de la marca y a otros indecisos porque cuesta, y lo vale, poco más de 7000 euros. (Consultar en tienda).

DIVERTIDA, DIVERTIDA, AUNQUE…


Sí, sentado encima es una moto que se siente realmente pequeña y muy controlable de entrada. Echando un ojo sobre el pequeño cuadro de relojes pedirías que hubiese cambiado también porque ya está demasiado visto aunque incorpora un indicador de la marcha que llevas en cada momento. Al arrancarla aparece el típico y nervioso traqueteo que produce el motor  aunque al colocar la primera marcha –y eso se corrobora luego durante toda la prueba- te das cuenta del tacto de mantequilla suavísimo del embrague y buen hacer del cambio aunque se notan los genes que provienen del TT. Un poco abierto de recorrido.
Al acelerar buscando la segunda y después la tercera y siguientes, hay que hacerlo sin medias tintas y subir la aguja del cuentarrevoluciones hasta las 3000 vueltas, porque la trepidación y tembleque del conjunto así lo aconsejan. Sí, han trabajado ahí, en esa franja, y ahora resulta algo más amable y el motor no se queja tanto. Con lo cual, volvimos a las mismas carreteras de la prueba anterior con la otra Duke. Donde antes había que cambiar a 4000 rpm, ahora se conformaba con 500 menos. O quizás un pelín todavía menor. Pero el lío con las marchas cortas en las curvas “0 buenas” seguía existiendo. Probando en el modo más suave de la centralita ride by wire, el Confort, la sensaciones que me llegaban metido en plena trazada en esas condiciones, eran las de unas reacciones algo menos bruscas, más capadas, que convertían el motor en algo más mozarrón, por lo que en pocas curvas acabé volviendo a seleccionar el modo Estándar.
Atención, seguro que son muchos los poseedores de Dukes que lo que les importa es retorcer el mango a tope para ver las 7.500 rpm que ofrece la 690 y pilotar despendolados o lo que haga falta, sin importarles demasiado los tembleques, vibraciones, etc, hasta llegar conseguir clavar la aguja del cuentavueltas en todo lo alto. Puede que sea ese parte del gran público al que va dirigida la máquina austríaca y hasta es posible que los de Kiska se rían de mí con mis reivindicaciones sobre el tipo de estribera trasera. Lo que sigo diciendo es que es difícil rodar “redondo” a baja velocidad.

MI TEORÍA: CON 60 MEJOR


Joan quedó impresionado de esa moto con esa potencia arriba que suelta rabiosa la nueva Duke saliendo de una curva y encarando una recta a todo el gas que te garantiza los 70 cv, pero cuando yo lo veía gestionar las  curvas cortas creo que se acordaba de los bajos suaves de su vieja BMW Scarver. Vamos no es que lo creyera, es que  me lo dijo después.
Bueno, han hecho un esfuerzo en acercar a la gente algo menos quemada un producto más homogéneo, que es muy bueno. Frena fantástico y se aguanta de muerte y hasta sus suspensiones larguitas son bastante cómodas. Pero si le tengo que poner maletas y pantalla y “estriberas traseras más confortables detrás” para el acompañante, aunque sea provisionalmente, querría algo así como ese motor con buen par abajo como el del ya desaparecido BMW GS XCountry y…10 caballos más de los que tenía esa moto alemana (50).



 Lo aclaro. Mi actual trail es una Transalp 700. Pesa 225 kilos aprox. y genera 59 CV.Y corre bastante. Ahora viene un prestidigitador, elimina ¡75 kilos!, y la deja con 150…como la KTM DUKE 690. ¿Alguien duda del avión que se convertiría la buenecita Transalp con sus 59 caballos y 150 kilos de peso? Pues esa es mi receta fácil para los que piensan como yo. Porque conseguir caballos es difícil pero bajarlos, no.
Si a esta Duke “Touring” 690 le restaran 10cv,- se quedaría en 60 - puede que no pasara de los 190 kmh y que perdiera algunas décimas en la salida parada, pero de lo que estoy seguro al repartirse la potencia abajo, que es de lo que se trata, es que no habrían conflictos con la gestión de las marchas en curvas ratoneras ni en otras, y se ganaría un mejor y sobre todo limpio empuje desde pocas vueltas con menos vibraciones debido a que se establecería otro decalage más repartido de potencia. Ya me gustaría probarla, ya.
Creo que los tiros no van a ir precisamente por ahí porque me huelo que aumentarán todavía más esa potencia. Una DUKE con 75 o así. Lo cierto es que compradores convencidos KTM los hay y creo que sé por qué. Uno puede ser marquista de grandes firmas como Honda, BMW, Yamaha, etc. Y hasta pueden serles fieles a morir. Pero si te compras una KTM entras a formar parte, más que de una marca, de una familia. Es lo que tiene hacer productos casi artesanales o motos “casi de fábrica” como sabéis algunos. Y si pudierais ver y estar 10 minutos en la nave que tiene KTM en Terrassa, os importaría un pito que la Duke de 70 cv , que lo hace de cine a 6000 rpm no fuera muy fina a 3000. La compraríais allí mismo. Hasta mi amigo Joan se lo está pensando.

UNA SOLUCIÓN MAGICA DE SOLO 50 EUROS

Ya he comentado que el largo desarrollo del cambio en sus primeras marchas es el culpable de que en determinadas carreteras –las del tipo 0 o 1 por ej- el piloto pueda tener bastantes dificultades para gestionar adecuadamente su paso por curva .A pocas revoluciones faltan bajos y lógicamente la conducción, según mi punto de vista, se vuelve agria y añadiría que antipática. Es una pena que todo lo formidable que resulta esta Duke funcionando en el otro lado del cuentarrevoluciones – es realmente adictiva y no tiene rival entre su competencia- quede manchada por…una tontería de 50 euros, que es lo que cuesta cambiar el piñón de ataque por otro con un diente menos. Con las nuevas relaciones más cortas ya no hay curvas 0  que se le atraganten.

41 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bien te explicas Josep Mª, te entiendo y te comprendo, pero aún sigo pensando que pudiera ser mi moto del día a día, básicamente por su reducido peso, tamaño, bajo costo de mantenimiento y su gran aceleración, que hace sentirte como en una feria de atracciones.
Su posición adelantada y con el manillar cercano al cuerpo (los brazos quedan flexionados) me dieron siempre una gran sensación de seguridad sobre ella y si bien es cierto que en esas curvas “0” hay unos instantes en que el motor puede ratear un poco al bajar de vueltas, es solo un instante que queda corregido a la menor insinuación sobre el acelerador. Mi dilema no hace más que acrecentarse, pues en lugar de ir eliminando opciones las voy incrementado, pues para substituir mi segunda moto, de uso diario por ciudad i cortos desplazamientos, así como de cortas salidas festivas, con los parámetros que estoy buscando de: económica de mantenimiento, de poco peso y de poca altura, ahora ya son tres las candidatas, la BMW G 650 GS, la Honda NC 700X i ahora esta formidable KTM 690 Duke.
En fin tendré que seguir exprimiéndome la sesera para ver por la que me decido, mientras tanto no deja de ser muy apasionante a la vez que divertido ir desojando la margarita, ya que una vez resuelto el dilema, no me quedara mayores ilusiones, de momento ...

Joan V.

Anónimo dijo...

Y la Duke 200 cc, os lo habeis planteado? que potencia y consumos tiene y que velocidad maxima coge?
lo digo por que parece que tiene buena pinta.

Anónimo dijo...

Magnífica entrada como siempre Jose María.Tengo la Duke 2011 de 65 cv y estoy encantado con ella,su motor está en el punto en el que los 5 cv más de potencia de la 690 R a cambio de mayor brusquedad y vibraciones no merecen la pena,esa es mi experiencia y he probabdo ambas.
Quizá la Duke 690 2012 algo afinada de motor vaya un punto mejor como dices pero no es potencia lo que le falta a estos motores sino suavidad en baja,y es que es un mono casi de carreras.La mía de 4000 a 6500 va muy muy bien y sólo en tráfico urbano atascado es algo desagradable el motor.
Bienvenido el ABS,el motor optimizado peeeero lástima de las suspensiones multirregulables,la preciosa estética y no se si también la bomba radial de freno de las versiones 2008 a 2011.

Toy folloso dijo...

Aunque sobre gustos no hay nada escrito, observo en esta moto una singular carencia: la belleza.

¿Los faros necesariamente deben ser feos?. ¿Hay alguna forma más eficiente para el reflector de una óptica que la cóncava y redonda?. En fin....

Anónimo dijo...

Poca polémica veo o comentarios al respecto de esta Moto, que por si misma deberia de ser bastante polémica, amí me ha despertado mucho interes, tal vez pueda ser la moto que ando buscado, pero eso de que tiene pocos bajos me da reparo, pues eu uso seria mixto, para ciudad i cortos desplazamientos, que sabeis del consumo real? y de su autonomia.

Anónimo dijo...

Alguien sabe si se puede reducir la altura del asiento 2 cm.? y como.

Anónimo dijo...

El consumo real en la Duke 2011 está alrededor de los 5 litros en carreteras de montaña a ritmo medio,la reserva salta sobre los 220 kms.En ciudad por debajo de 3000 rpm el motor cocea en marchas largas, a bajo régimen mantenido en cualquier marcha tironea un poco salvo en retención o aceleración.Salvo para vías de circunvalación este motor no es el ideal para ciudad.La Duke 2012 ha mejorado algo pero creo sigue sin ser agradable en ciudad.Para ese uso cualquier bicilíndrica creo es mucho más fina de motor ej Kawa ER-6 o aún mejor las nuevas Honda 700
en sus versiones naked,seminaked e Integra

Anónimo dijo...

KTM ha cogido el relevo en un segmento en el de las "mono sport de carretera", en el que hubo bonitas motos en los 80 por aquí: XBR 500, SRX 600...y que desgracidamente, como otros segmentos, ha sido abandonado por casi todos. Lo de los bajos, creo que es cuestión de adaptar la conducción a esa característica, pero no le veo mayor problema. Un saludo a todos y gracias una vez más Jose María. Ernesto.

Anónimo dijo...

Gracias Ernesto, eres el único que le das alguna opción para que esta Duke forme parte de mi garaje, no entiendo que todas sus bondades queden diluidas por el hecho de que es una moto sin bajos para circular por ciudad? acaso se me va a atragantar al girar una calle? tiene algun problema si hay que reducir hasta la 2ª marcha?¿
Y todas sus virtudes (poco peso, baja altura, poco consumo, bajo mantenimiento, buena rutera)no le sirven de nada??
Gracias.
Luis

Anónimo dijo...

Es únicamente mi opinión, Luis. Tras muchos años y muchas motos de todo tipo, creo que es así. Hay que ser fino con el acelerador y embrague, no se puede conducir cuando el motor va bajo de vueltas como una CB 750 ó una BMW boxer de inyección, por ejemplo. Ojo, los bajos son tremendos, pero un poco bruscos, siempre según mi opinión. Gracias!

Anónimo dijo...

Ya puestos, entre esta KTM y una Versys, motos parecidas por dimensiones y cilindrada, cual os parece mejor para el dia a dia y los fines de semana salir de ruta.
Saludos a todos.
Luis.

Anónimo dijo...

Siendo poseedor de una Duke 690 III, y habiendo probado la Versys en mi opinión la Versys es mucho más versátil,cómoda y agradable tanto para el día a día como para viajar.Eso sí, no transmite las sensaciones de la Duke ni de lejos.
La Duke por carreteras de montaña es el arma total,ligera,precisa,potente, pero en ciudad en marchas cortas es desagradable,o da tirones,o da demasiado par, y eso no se soluciona reduciendo una marcha sino con una conducción muy fina y fluída y siempre ayudada por un tráfico escaso.Si le quitas la sonda lambda,le pones un escape Leovince le actualizas los mapas de la centralita,te habrás gastado un buen dinero,la moto irá más fina,hará más ruido y estarás fuera dela ley por ruido y contaminación.Si te interesa el tema echale un ojo en el foro de ktmspain y mira también tuneecu.
En serio,la Duke 690 es una verdadera máquina de hacer curvas,matriculable pero de tacto agrio a bajas vueltas,no tose ni se ahoga el motor pero cocea en marchas largas,da muchos tirones en marchas cortas,la entrega de potencia es a veces más de lo que deseas acargas parciales de acelerador.Es una monocilíndrica deportiva,de las buenas pero monocilíndrica y eso se nota por debajo de 3500/4000 rpm o por encima de 7000 rpm.Cualquier bicilíndrica te hará la vida mucho más agradable

Anónimo dijo...

Luis,quizá una Monster 696 es todo lo deportiva que puedes desear para hacer curvas si llegar a ser insufrible en ciudad, en donde su motor bicilíndrico le da una finura de marcha y un rango útil de revoluciones muchísimo más amplio al de cualquier monocilindrico.Con algún elevador de manillar puedes ajustar la postura a tu gusto.
En todo caso pide que te dejen probar una Duke 690 y sales de dudas tú mismo,

Anónimo dijo...

Muchas gracias a todos, en verdad me habeis ayudado y mucho, en mi posible decisión, un abrazo a todos,
Luis.

Fernando P dijo...

Para coger una monster y ponerte ha hacer modificaciones, quizás deberías ver la hypermotard 796, que parece mucho mas cómoda de posición y no renuncias a deportividad. Por otro lado, la ktm tiene pinta de ser la chica mala que todo el mundo desea. Un saludo.

Anónimo dijo...

He tenido por mi edad todo tipos de motos ecepto custom. te puedo mencionar varias como vespino mobilette caddi. sym 125 gts. burgman 400. Burgman 650. Honda cbr 1000 f. yamaha xjr 1300. Etc. etc. ahora mismo tengo una suzuki dl 650 a.b.s. y la jodia no me deja desprenderme de ella no le doy un 10 por los frenos no que sean malos pero suzuki no es su fuerte si tuviera los de la yamaha xjr le daria el 10. Es de 2007 y tiene 54000Km. aun conserva el kid de transmision y pastillas de frenos delanteras de serie eso si la cuido y no la maltrato. Bueno pues me llamo Manolo y soy de Sevilla aqui os dejo mi correo por si alguno quiere saber mas. poley63@hotmail.es. Un saludo.

Pedro Sanz dijo...

lo primero felicidades por el blog, que sobre todo tiene un punto de vista personal, algo que es de agradecer.
llegé a esa pag buscando info sobre la duke 690 y lo cierto es que sobre todo el primer articulo sobre la duke, donde le ponias cúpula y baul, me gusto mucho y me decidió a probarla.
y la verdad es que estoy un poco decepcionado; actualmente tengo una beverly 400 y la iba a cambiar por la nueva beverly 350 (que tb he probado y que va francamente bien)...
mi experiencia en motos de marchas se limita a un honda vtr 250, un jugete precioso, bicilíndrico y muy suave.. por eso el otro día cuando cogí la duke, me parecio tosca en bajas revoluciones y marchas cortas ( que hay que usar si o si, si como yo la quiero usar todos los días)...y ciertamente luego acelera mucho... pero entre la falta de adaptacion a la moto y que había bastante tráfico, no me dejo buena sensacion... sobre todo no me dio garantia de que podría usarla todos los dias de manera cómoda... que era lo que buscaba por su peso reducido, su tamaño reducido....
ademas, para mi la imagen de moto radical y moteros radicales, casi me echa mas para atras que otra cosa... aunque ya no tengo edad para esas chorradas...
bueno, la pregunta ( a ti y a otros usuarios)¿ creeis que con un poco de uso, un par de semanas, puedo acostumbrarme a la moto y que la llegue a sentir como una moto para el día a dia, que no sea un sufrimiento hasta que sales a carretera abierta?... porque la otra opción es la beverly 350, o la suzuki gladius (pero en el concesionario no me dejan probarla)...
evidentemente, le pondría cupula y baul...
bueno, si alguien me responde, gracias por anticipado
Pedro

Jose Maria Alguersuari dijo...

Pedro,fijate en los comentarios,te orientan mucho.Es una moto bastante radical...pero eso precisamente es lo que busca mucha parroquia.Para el día a día...no se...
Si tienes interés en la Suzuki seguro que encontaras algún concesionario amable.Prueba en Barcelona en Oriol Motos.La Gladius está en el otro lado.En el de la dulzura.Saludos

Pedro Sanz dijo...

gracias por responder tan rápido, Jose María.
el problema para probar la gladius es que yo soy de Bilbao... pero puedo buscar algo por aquí cerca....
lo cierto es q el debate es entre la razón (una moto lógica, que seguramente ganaria la beverly 350...anda muy bien, tiene hueco, chasis muy bueno, ligera...) y la pasión, o el capricho (la duke), donde puedas convertir un viaje de vuelta a casa en un rato para perderte por esas carreteras menos transitadas y, como dices tu, sonreir debajo del casco
aunque luego al llegar a casa tengas que el coche para llevar al peque y a ella. De hecho, el peque hace 7 años dentro de poco y está loco porque le lleve conmigo en la moto...
ademas, me han dado mmuy buen precio por una DUke con 800 km en el concesionario y entregándoles la mia, me la dejan en 4.000, lo que me parece buen precio....
en fin, seguiré dándole vueltas.... mientras tanto, tú sigue escribiendo estas cosas tan divertidas..
saludos.
Pedro

Aporpan dijo...

Llegué a tu blog buscando documentación sobre esta moto, que me interesaba por su enfoque general. Ya estaba harto de conducir coches de dos ruedas. El resultado lo podéis ver en detalle aquí (si cuento con el debido permiso del dueño del blog… tendréis que registraros, pero os prometo un buen rato: "...quién abrió paso en los altos del Tizin T’est’? quizá la GS 1200, la Superteneré? La DL 650….?) http://www.ktmspain.com/foro-general/9128-sobre-la-fiabilidad-del-690-3-250-kms-por-marruecos-en-9-dias-os-cuento-un-poco.html

Empecé con la moto a los 15 años, tengo 51 y no me he bajado jamás de ella. Y fue una Lambretta la que me mostró el camino verdadero…

Mi opinión sobre esta moto para uso diario (que yo se lo doy, además de irme a Marruecos) es que si no tienes una poquita vena de quemado te hartarás de ella rápido. Y si la tienes o la tuviste habrás visto la luz. Se lo perdonarás todo y buscarás la fluidez. Yo he llegado a ella después de una CBF 1000 A capaz de salir en 6ª sin machacar el embrague y no la echo de menos, sobre todo su disgusto por las rotondas…
Saludos y kms.

Anónimo dijo...

José Mª me ha encantado tu blog y esta review personal sobre una moto que me atrae mucho. Enhorabuena.

Yo soy poseedor de una miniduke de 125 y ya he quedado enamorado del mundo naranja. Ahora estoy sacándome el A2 para dar un salto y mi principal opción es la Duke 690. ¿Desaconsejáis esta moto para un principiante en cilindradas medias?

Muchas gracias.

Un saludo!

Emilio.

Jose Maria Alguersuari dijo...

Si has quedado enganchado al mundo naranja como dices...!adelante con la divertida y rabiosa Duke 690!
Si el consejo es para un amigo más relajado , hay motos de conducción más fácil que se le adaptarán mejor, como las GS 650 monocilíndricas.

Daniel dijo...

Tengo una Supermoto 690 del año 2008 y le cambié el piñón por uno de 15 dientes y el filtro por un K&N. Anda como sugieres en tu comentario: perfecta.
Y conozco algo de motos con mis 51 años y 35 de carnet, normalmente viajo en una FJR 1300 AS con mi grupo de amigos, pero siempre extraño la KTM, porque aparte de fina es diabla y liviana (todas las comparaciones con las damas son odiosas). Saludos desde Argentina de Daniel.

Lluís dijo...

Hola Josep Mª, y gracias por este explendido articulo de la Duke 690.
Despues de leerlo y de leer tambien los comentarios me he quedado con las ganas de saber cual ha sido la decision de tu amigo Joan Ventura (si es que ha tomado alguna ya), entre las 3 candidatas que proponia.
Yo estoy casi en la misma tesitura entre la 690, la Honda Nc700 y tambien añado la Duke 390 que esta a punto de salir, aunque la Honda, conociéndome, la tengo casi descartada.
Gracias y un saludo,

Lluís

Jose Maria Alguersuari dijo...

Lluís,pues el amigo Joan se ha quedado con...la nueva BMW G 650 GS monocilíndrica. Y está encantado.Salud.

Rafa dijo...

Hola Jose Mª he llegado a tu blog mirando pruebas de mi nueva moto desde hace una semana,la ktm 690 duke 2012,y la verdad de todas las pruebas que he leido,y he leido muchas,es la que más me ha gustado por lo que quiero en primer lugar felicitarte.
Mis dos motos anteriores han sido una bmw 1150 r y la ultima una k1200r que apenas use el último año porque apenas salia de Madrid y alrededores.
Bueno la pregunta es ¿si el cambio el piñon de ataque a la duke por un diente menos,mejorara a bajas revoluciones y no seria excesiva la perdida de velocidad punta? quiero decir que no parezca que el motor vaya a explotar si voy digamos...un poquito por encima del limite legal jajaja.
Muchas gracias,un saludo y sigue haciendo pruebas tan "personales".

Jose Maria Alguersuari dijo...

Yo no lo he probado pero eso es lo que me dijo un conocido del departamento de ventas de KTM en el concesionario de Barcelona de la calle Muntaner y que lo probó en la suya.La moto iba mucho mejor en ese aspecto.Saludos

marcel no natsu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marcel no natsu dijo...

Hola Josep Maria,

encontré tu blog buscando información sobre la Duke 690 pero por el camino inverso. Vengo de la Superduke, tras dos años y muuuy pocos kilómetros me he dado cuento que es divertidísima, que sonríes hasta cuando vas a buscar el pan. Lo malo es que justamente eso hace que no la use para el día a día y lleve parada tanto tiempo que da pena.

Demasiado motor, demasiados frenos, demasiado calor, demasiado de todo. He pensado en bajar de prestaciones y buscar algo más lógico y pensé en la mediana de las Duke. Después de leer tu entrada creo que tampoco es lo que busco, en el fondo es algo sencillo: prestaciones justas, comodidad, bajo mantenimiento, que la mujer no sufra cuando salga a dar una vuelta y que no suponga un esfuerzo el día a día... Algo con cardan, con ABS, que pueda cargar para el fin de semana... tampoco no estaría mal que supiera hacer alguna curva.

Ya he pasado por BMW pero no quiero volver. Se te ocurre algo? Custom? Honda CB1100? Buffff Que tal tu Shadow?

Muchas gracias por tus artículos, creo que he leido la mayoría,,, Y más gracias por tu paciencia ante este atraco

Jose Maria Alguersuari dijo...

Marcel ,si me lo permites voy a publicar tu opinión en el artículo de la prueba que colgaré en uno o dos días de la Honda CB 500 X.Creo que te puede interesar y también a mas gente.Saludos

Anónimo dijo...

Hola José María.

Mi moto anterior era una Honda 650 Dominator, que usé durante 23 años, y encantado con ella, pero llego el momento de cambiar y terminé enamorado de la Duke 690 en cuanto me subí en una para probarla. Antes miré y probé de todo un poco y todo se me hacía demasiado pesado. La solución para mí fue esa, y muy bien con lo del diente menos en el piñón, tal y como decías.
Muchas gracias por tu blog y tus consejos.

antonio sánchez dijo...

Tengo una duke 690 desde junio del año pasado, tiene 15.000 km y lo cierto es que estoy encantado. La uso todos días del año, en Navarra, haga frío, llueva, nieve, o lo que sea, por carretera y ciudad. Esa tosquedad que decís algunos no es para tanto, y vengo de una VFR 800, de hecho, mi anterior FZR 600 a bajas vueltas, en ciudad no era menos tosca. Es una moto deportiva, muy ligera, rápidísima en curvas, consume poco y sí, se puede usar sin problemas día a día. Claro que no es un scooter grande, pero si quisiera uno, me lo habría comprado. Muchas gracias, José María por tus fabulosas pruebas, hoy día es lo único que espero con ganas de la prensa motociclista.

Sebas leal dijo...

Señores soy de Medellin Colombia y en la búsqueda de la moto ideal e pasado por ktm 640 adventure , para mi de las mejores motos pero le hace falta la 6 ta velocidad y ese motor vibra mucho, fue mi primera moto y desde allí he sido un enamorado de ktm, después tube la ktm 990 adventure , excelente moto para paseos largos y más con esta topografía nuestra que a veces es tan difícil. Ahora tengo una super tenere 1200 y la verdad es que extrañó demasiado la potencia , ese empujé , ese torque que lo quiere a uno sacar de la moto que tienen las ktm , ya estoy cansado de la yamaha pues me parece demasiado pesada , quiero encontrar una moto liviana que me sirva para cuidad , para el día a día , bajar a la oficina y de vuelta a la casa y que pueda salir de paseo el fin de semana, que me permita transitar tramos en carreteras sin pavimentar , que en Antioquia es tan común, no se sí sea esta ktm 690 la adecuada.

Anónimo dijo...

Gracias, Gracias y Gracias,
Me quede embobado leyendo este articulo hará 3 meses.

Ahora ya tengo una Duke 690 y puedo decir que a falta del piñon de 15. Disfruto muchísimo de la moto.

Anónimo dijo...

El volante tan recto lastima los pulgares al cansarlos en una posición forzada para las manos, ojala sea cosa de acostumbrarse , estoy seriamente pensando en cambiárselos por unos de igual longitud , pero que tengan inclinación , mi experiencia en motos es poca, salte de la honda CBR250R a la duke 690, la siento muy bronca en bajas velocidades , difícil de controlar , el diseño y los plásticos bellísimos a la vista , pero el manejo no me pareció tan fascinante , es incómodo que los espejos se muevan a cada rato , mucho más ruidosa que la honda la que maneje por 2 años , la suspensión y la facilidad de tomar curvas es agradable es como balancearse en una juego mecánico de feria con cierta peligrosidad , se me haría osado levantarla en carretera más de 130km la verdad tengo 3 días con ella y no sea ha ganado mi confianza ,a primera impresión creo que usare un año y luego la cambio por otra con respuestas más amigables.

Alex Ellena dijo...

Como me gusta leer tu blog,encuentro en tus test muchas respuestas que la prensa escrita no me da...y es que es la magia de escribir sin ataduras.

Como tantos de aquí viví la clásica escalada de motos empezando por las clasicas 50 y sus chapu-trucajes,80cc,125,600,1000...y perdí gran parte de la diversión al entrar en el amargo pozo del peso.
Hace 2 años compré una Aprilia Pegaso 650 del 2009. Siempre me han atraido los "mono". Esa maldita maquina ha conseguido que la R1 acumule polvo...hasta el punto de preguntarme...y si vendo la ilógica R1 y me compro la "mono" mas evolucionada del mercado...25cv mas y 35kg menos que mi ya divertida Pegaso. Y asi llevo 6 meses deshojando la margarita.

Me ha robado el corazon el mono. Viajo,uso a diario,curveo...me ha devuelto las ganas de alargar la salida del trabajo y tomar una Coca Cola en Miraflores.

Este articulo ha sumado un poquito de peso a la balanza.

Un abrazo!

Alex Ellena dijo...

Como me gusta leer tu blog,encuentro en tus test muchas respuestas que la prensa escrita no me da...y es que es la magia de escribir sin ataduras.

Como tantos de aquí viví la clásica escalada de motos empezando por las clasicas 50 y sus chapu-trucajes,80cc,125,600,1000...y perdí gran parte de la diversión al entrar en el amargo pozo del peso.
Hace 2 años compré una Aprilia Pegaso 650 del 2009. Siempre me han atraido los "mono". Esa maldita maquina ha conseguido que la R1 acumule polvo...hasta el punto de preguntarme...y si vendo la ilógica R1 y me compro la "mono" mas evolucionada del mercado...25cv mas y 35kg menos que mi ya divertida Pegaso. Y asi llevo 6 meses deshojando la margarita.

Me ha robado el corazon el mono. Viajo,uso a diario,curveo...me ha devuelto las ganas de alargar la salida del trabajo y tomar una Coca Cola en Miraflores.

Este articulo ha sumado un poquito de peso a la balanza.

Un abrazo!

José María Alguersuari dijo...

Gracias Alex,uno lo hace ,no sé si muy bien,pero lo mejor que sabe .Saludos .

Anónimo dijo...

Hola Jose María, acabo de sacarme el.A2, y vengo de una duke 125, mi corazón está en la 690,después de ver otras muchas,(f800r, cbf500, nc700...)
He descartado mt07 y similares por elacompañante.
Tengo a la vista una 690 del 2013, 6500km...me voy por ella o me planteo la nueva 2016?
Muchas gracias!

José María Alguersuari dijo...

Hombre ,una moto nueva ...es una moto nueva y eso te garantiza una garantía y fiabilidad mayor.Te lo comento porque precisamente por el carácter del motor de esa monocilíndrica ese modelo en general suele haber llevado una vida demasiado "alegre", a no ser que conozcas a su dueño y el trato que le ha dado.En ese caso si te compensa el precio ,tú mismo .Pero si puedes pagártela nueva ,pues eso.Suerte

Anónimo dijo...

Gracias por tu respuesta, la verdad que es ir a la aventura, no siquiera está en mi provincia...