miércoles, 13 de marzo de 2013

EN MOTO POR GRAN CANARIA: LA ISLA DEL TESORO




Carretera de Fataga


Este es el cuarto año que en estas fechas me traslado unos días a las Canarias para recorrerlas encima de lo que más me apasiona en la vida: una moto. La primera isla fue la de Tenerife, que descubrí de la mano y guía de mi amigo Mauricio Sedo mostrándome un territorio muy contrastado entre las zonas  verdes del norte y las mas áridas del sur, característica esta última que me hacía sentir cabalgando sobre la Honda Shadow que me transportaba como un auténtico cowboy atravesando las montañas de Arizona. En Tenerife, la orografía de la tierra hace emerger como un gran tótem al viejo volcán del Teide, de manera que sus carreteras casi siempre lo circundan o ascienden hacia él, y subido a la moto me recuerda estar otra vez participando en aquellas carreras cronometradas en cuesta que corríamos en los años 60 y 70.
El segundo año repetí la experiencia –todos los artículos los podéis encontrar en este blog- y me di una vuelta al mundo con una Transalp 700 saliendo desde allí y regresando al mismo lugar después de un cierto tiempo. También pude saborear la frondosa Gomera como si lo hiciera ascendiendo a  la mismísima isla de Man. Preciosa isla.
El año pasado, siempre con Mauricio, descubrí  la isla de la Palma. El artículo lo titulé: “La isla de las 20.000 curvas”.
¡Madre mía, en mi vida he hecho tantas en un solo día!, porque en la isla Bonita, lo que se dice rectas, rectas, hay una o dos que no llegan a los 500 metros y las reconoces porque allí …siempre está la Guardia Civil, ojo avizor . Desde aquí un fuerte y entrañable abrazo a todos los componentes de “Nube Negra”, y también al amigo Manuel Orta, que nos acompañaron en nuestras salidas. ! Qué buenos tipos!



EL MEJOR CLIMA PARA IR EN MOTO

Hace 18 o 20 años fui a Gran Canaria para realizar un reportaje fotográfico de sus playas. En esa época yo trabajaba en el periódico La Vanguardia y  especialmente en su suplemento “Magazine”, dominical que se distribuía  también en otros periódicos nacionales y creo recordar, también en la “Opinión”, de Tenerife, y “La Provincia”, de Las Palmas. Fue un trabajo profesional realizado en coche y centrado exclusivamente en la zona costera. Lo cierto es que era un viaje relámpago y no tuve tiempo de ver nada más aunque recuerdo que la autovía que va de las Palmas al sur se me antojó antipática. (La de Tenerife es parecida). Ahora y después de unos días conociendo la isla ya puedo certificar algo que te va a interesar: ¡Gran Canaria en moto es la leche!
En primer lugar, las Islas Canarias – las más occidentales- tienen el mejor clima del mundo y si no te lo crees búscalo en Internet. El “diploma” se lo suelen disputar los “canariones  y los chicharreros”,  como he oído llamarse entre ellos, pero como son hermanos, en el fondo les da igual…que para eso son hermanos. Aunque de los chistes de vecindario de unos contra los otros no se escapa ninguno.


El Teide visto desde Tejeda

Esto es un blog de motos y yo tengo algo más a añadir a esa cuestión. En realidad es un detalle fundamental para nuestros intereses moteros y que suele pasar desapercibido.
En un foro que esta por ahí, un chaval de las islas baleares que había vivido un tiempo en Gran Canaria dudaba que hubiera gran diferencia entre las temperaturas de Palma de Mallorca y las de Las Palmas en invierno. El chaval se equivocaba  -o se levantaba a la 1 del mediodía- porque casi siempre se suele hablar de las máximas pero para los que vamos en moto las mínimas son las más importantes. Las Canarias son las mejores para “rutear” todo el año porque el arco entre sus mínimas y máximas es muy estrecho. Por ejemplo, Maspalomas (GC) el día 10 de Marzo, que no era en general especialmente frio: 16º mínima, 24º máxima; Málaga, 9º min., 19º max; Palma de Mallorca, 10º min, 17º max; Barcelona, 8º min, 19º max …y por poner otro referente Teruel: 2º min y 12º max.
En la isla, una chaquetita ligera y unos guantes finitos te van a servir durante todo el día pero cuando la diferencia de temperaturas entre la máxima y la mínima es grande hay que vestirse por capas, ahora me quito esto, ahora me lo pongo, ahora tengo frío y ahora mejor con los otros guantes .Y que no llueva porque la cosa se complica más. Y aquí llueve poco.
Ese es el primer tesoro de Gran Canaria para los moteros que aterrizamos con material “por si acaso” y que se queda en el hotel inútilmente, aunque hay que decir que el archipiélago tampoco se escapa de las excepciones como las tempestades que cerraron puertos y aeropuertos de algunas islas los días anteriores de mi llegada. Ya digo, un gustito el llevar ropa ligera todo el día en pleno Marzo.

LAS MOTOS

A Manuel Sosa solo lo conocía por unos pocos e-mails que nos cruzamos preparando mi viajecito porque era la persona que me facilitaría la moto durante mi estancia. Manuel es el propietario de Autos Vegueta, en Las Palmas, dedicado a la venta de vehículos de ocasión y semi-nuevos, y también de clásicos deportivos. (Es además un experimentado piloto de rallys). El negocio lleva ya  35 años y en estos últimos cuatro tiene abierto otra vía dedicada a las motos, Vegueta Bikes, siendo el concesionario en la isla de la firma inglesa Royal Enfield, la americana Victory y la italiana Moto Guzzi. Ahora está intentando organizar algún sistema de alquiler de motos. O sea que llámalo si vas “p’allá”.
No hicieron falta más de cinco minutos para darnos por enterados que a partir de ese momento íbamos a estar ungidos por la amistad…igual que te pasará a ti si lo conoces. O yo me topo con los tipos buenos en las islas o en las islas solo existen tipos buenos. Segundo tesoro de las idem.

Un refresquito en el parque de San Telmo

 Manuel es como un chaval que se emociona al hablar de motos y como un apasionado veterano al referirse a las marcas que representa, que de clasicismo e historia tienen mucho. Y, sí, ya me diréis qué hacen esas Guzzis y Royals  en una isla en la quinta leche. No hace falta, ya os lo diré yo.

El hermano de Manolo, José Luis, me preparó la documentación y me entregó la llave de una Guzzi V 7 Classic 750, el mismo modelo y color que la que había testado en Barcelona y de la que tenéis su prueba en este mismo blog. Fue una casualidad que celebré en mi interior ya que con aquella moto me divertí en carreteras no muy distintas de las que pensé que me encontraría en la isla. Habíamos quedado para hacer una primera toma de contacto pero antes me dirigí  al hotel  “El Parque”, un buen lugar de acogimiento  situado estratégicamente y seguramente en uno de los mejores  sitios de Las Palmas, en el barrio de Triana, y junto al paseo del mar. Sus propietarios Margarita Pérez y Fernando Valverde me recibieron cordialmente y cuando aparque la V 7 en el parking, Eduardo me llevó a su estacionamiento y me enseñó sus joyas: Una perfectamente restaurada BMW R 90 S, una BMW GS 1200 y…una Guzzi  Griso 1100 del, no sé, creo que del 2007 que haría sorprender a toda la plantilla de la fábrica de Mandello del Lario. Más impecable y  brillante que cuando salió de allí embalada, imposible
-Si supieras los ratos que le doy al trapo…-me dijo Fernando, que por cierto tiene una impresionante pinta de torero fino, joder, como la de Paco Ojeda de sus mejores tiempos al que le hice un reportaje hace ya …20 años. Y ni exagero ni te engaño y eso que allí no hay corridas de toros. Al regresar al hotel, cruzando el parque de San Telmo, apareció alguien sobre una moto que por lo visto me quería saludar:
-Mucho gusto, soy Ricardo Nebot.
Me dio la mano y me dijo que nos veríamos pronto. Iba montado en una…Guzzi  1200 Sport y yo pensé que ¡qué casualidad! ,dos Guzzis  en un momento. (En Barcelona te sientas en el paseo de Gracia e igual pasan dos días para ver una).

Precisamente, y porque al menos en el barrio antiguo de Triana no se ven por la calle muchas motos, cuando  empecé a cavilar fue en el momento que  caminando por la zona comercial y junto a una acera me topé frente a …otra Guzzi, en este caso una Breva 1100. Miré alrededor y me sentí como si fuera el protagonista de la “peli” de Poltergeist momentos antes de ser abducido por los restos de Carlo Guzzi. ¿Aquello era las Palmas de Gran Canaria o tal vez me encontraba en la siciliana Palma di Montechiaro?.
Luego, encontré  en la tienda Vegueta –Bikes al de la Stelvio del saludo  y a otro Guzzista que me presentaron.
-Soy Chano y tengo una Guzzi Breva. Pero me gusta mucho esa Bellagio de ahí, señalando una nueva e inmaculada y presta a asociarse incondicionalmente con quien la comprara .
-Es la más equilibrada, eh, me dijo.
Ricardo Nebot – que dice que tiene casi cuarenta años pero que aparenta 25 y medio - me susurró: Es muy buen veterinario…, la leche…y guzzista.

TOMA DE CONTACTO Y ALGO MÁS

La pequeña vueltecita que hicimos unas horas más tarde para abrir boca, la realicé en compañía de Manuel Sosa, que conducía una espectacular Victory Vegas 8 B LE, y de Fernando Jiménez, responsable periodístico de la conocida web isleña “Canarias en moto”, que nos acompañó con su Honda Deauville. Yo los seguía con  la Guzzi V 7 y lo que veía desde atrás prometía, pero mucho. Después de dejar el cinturón de salida de la ciudad entramos en un pim pam en la zona de las dos Tafiras entrecruzándolas por una serie de pequeñas carreteras bien asfaltadas que se enlazaban y diversificaban para acabar, ya prácticamente sin luz, en lo alto del  mirador de Bandama. La vista, ya muy tamizada por el ocaso, nos mostraba un contorno de siluetas montañosas que resaltaban sobre un cielo débilmente azulado.

Manuel Sosa con la Victory Vegas 8B LE

Pero durante esos pocos kilómetros, aparte de darme una primera idea del tipo de entorno paisajístico de la zona, también me sirvió para confirmar la buena impresión de la moto italiana –no era nada nuevo para mí- lidiando en aquel hábitat. La gracia de la V7 reside en su ligereza (180 kilos vacía) que le permiten trazar muy bien las trayectorias, acompañadas de un buen hacer en la gestión de las curvas aportando siempre mucha seguridad .Te sientes a sus mandos como si llevaras una máquina de muchísima menos cilindrada y que tiene mucho que ver con sus contenidas dimensiones. Es en todo momento un juguete muy divertido. Sus casi 50 cv son muy suficientes –¿para qué más?- en ese tipo de terrenos aunque hay que acostumbrarse a su transmisión por cardan evitando traspiés y brusquedades del cambio innecesarios. (Por cierto, goza de un tacto de embrague dulcísimo).
El conjunto hace de ella una máquina rígida que incluso circulando por autovía muestra una consistencia y estabilidad  unidireccional difícil de encontrar en su competencia directa, ya sea la Triumph Bonneville o la Kawasaki W 800. En contra, las estriberas quedan inusualmente altas y las suspensiones traseras pecan de durillas limitadas por la transmisión. (Siempre es posible bajar presiones). Esa noche me dormí sonriendo y relajado.

“LA OFICINA”

Me citaron en la “oficina”. Está situada en la zona central y comercial de Triana. Está muy bien ventilada y su entorno es amplio y espacioso, muy natural, y es allí donde se reúnen, algo antes de la hora de comer, los socios, amigos, y cualquiera que tenga algo que contar, sobre todo si se trata de motos. En realidad, es una mesita de la terraza de un bar y allí puedes encontrar a personajes diversos, pero apasionados, de las dos ruedas.
Cuando llegué allí me esperaban Quique Rapisarda, un ex piloto de Ducati de los años 70 que corrió en circuitos con mi hermano Jaime.
Fue protagonista y gestor del primer circuito de Gran Canaria, y  cómo no - ahora empezaba a entender cosas- es propietario y coleccionista de una Guzzi Breva 750, una Guzzi Le Mans 1 y algunas más. Quique es un técnico –artesano  afinador de órganos y pianos.
También estaba Roberto Nabauer , un educadísimo guzzista  que tiene la ventaja de que cuando está en su tienda puede controlar visualmente lo que ocurre en la “oficina” y cuando se traslada a ésta observa al segundo lo que pasa en su negocio. El negocio trata de de valores seguros –interesante tal como está el patio- pero en el fondo sus mejores joyas, y él lo sabe, son  una BMW. .. ¡una Guzzi V 7 sport y una V 7 Racer!.

El club de la "Oficina"

Roberto Deudero es un hombre muy observador que escucha al que habla y con buena memoria. Debía de recordar bien cómo iban las motos del pasado porque en su colección atesora una Sanglas 350 -uff el latigazo que  pegaba el pedal de arranque en su retroceso llegó a partir algunas piernas , una Kawa 900, una BMW R 60/100 y una Aprilia 650 Design. Llamó, también como es normal en una oficina, mientras me encontraba allí, Javier Guerra, un electricista que va montado en una Guzzi SP 1000 y tiene una California restaurándola. Y me dejo para el final a Carlos Gómez.

Carlos me pareció la viva imagen de Moisés en el film  “Los diez Mandamientos”, capaz de abrir el Mar Rojo en pleno éxodo al son de un potente grito y caso de que no se abriera, en un ataque de cabreo, capaz de resquebrajar las tablas de piedra que transportaba. Un personaje bíblico. Bueno como una especie de Charlton Heston con la melena  de la peli, que también me vale.
La verdad que Carlos es un tipo muy vivido y tiene que serlo porque fue  comandante de Iberia  durante años y tiene muchas cosas que contar. ¿Sabéis cuánta flexibilidad tienen las alas de una moderna aeronave en sus puntas volando? Cinco metros de aleteo vertical .
Yo a Carlos me lo ficharía como mi primo zumosol...por si las moscas. ¡Ah! como va por libre tiene una Goldwing del 76, una BMW del 70 rara 50/5/80, una Honda Four 500 y una Ariel del 48. Aparecen más por la “oficina” pero este día estaban estos caballeros.

Y preguntaréis: Entonces, con todas esas motos,¿ son ricos?.Y os responderé: No. Hay quien tiene más y hay quien tiene menos, como en todas partes, pero todos tienen una cosa en común: priorizan en su vida las motos, su pasión.
Yo sé de dos que cobran en este momento 800 o 1000 € mensuales, pero que a lo mejor como tú, han tenido mejores momentos, los justos para comprarse la moto de su vida. Y sí, en la isla hay mucho paro que puede afectar a cualquiera. 
También hay quien toma decisiones personales para mantener su hobby. Sé de uno que a lo mejor conoces -un peninsular muy querido por los guzzistas – al que su mujer le planteó claramente: “O las motos o yo”. Y se quedó con …las motos. ¡Mira tú qué cosas!.
Y hay algo más para entender lo de las motos de esta isla pero te lo explico después.

Quien quiera playa...

SANTANDER, GALICIA Y EL MONTSENY

Otra mañana, Fernando Jiménez, de” Canarias en moto”, me hizo de cicerone para enseñarme la parte norte de la isla. No sé qué adjetivo poneros para remarcar –al igual que Tenerife y las otras- que es tierra ideal para motorear. ¿Que no hay nada malo? Sí, vale: esa especie de autopista que cruza la isla me da “p’ atrás”. La encuentro horrorosa, ni tampoco me gusta la de Agaete …a 80 kph .Yo vivo cerca de un sitio plagado de esos asfaltos en las que se embotella la gente y no puedes huir.
Con Fernando -que por cierto mueve los 250 kilos de su Deauville como si lo hiciera en una RR, buen piloto el pájaro - realizamos una excursión por el norte y tomamos dirección a Arucas por la costa, Huertas del Palmar, Lanzarote y Tejeda, volviendo por Montañón Negro, Moya y Agaete. Supongo que es una clásica del lugar. Hubo un momento que nos separamos y aun perdiéndome me divertí mucho.
Cuando enseño las fotos hechas al paso de esos sitios con el Iphone, el personal motero de Barcelona alucina al ver que en solo unos días he estado rodando en las verdes montañas que acogen los pueblitos de Santander, - les explico un cuento chino y se lo creen- las carreteras próximas de Verín, en Galicia, y también zonas altas  del pirineo oscense. Y también en una réplica perfecta del Montseny. Otro tesoro de la isla.Vamos, que me he “pelao” un raid contrarreloj en moto por la cornisa cantábrica en pocos días. Pero eso está ahí, en la isla. Ni pirineo de Huesca ni nada. Esa foto tomada desde los 1400 metros del alto en Tejeda, en la que aparece en toda su plenitud y estirando el cuello sobre las nubes el vecino Teide, es real. (Mi vuelta al mundo especial a la carta ya la hice una vez, ¿la has leído?)
Durante la otra jornada, los chicos de la “Oficina” me invitaron a una comida donde suelen ir cada semana. Apúntatelo. “El Jardín Canario”. Cocina suculenta y típica canaria. Ahí está la foto que nos hicimos….mmm…adivina quiénes son los que te he descrito.

¡AH, AMIGO!,  ESE ERA EL TRUCO

Manuel Sosa me llevó después a una casa cercana y me presentó a Cristóbal Ramírez, el presidente del Club de Motos Clásicas de Gran Canaria y un excelente restaurador, que afirmo porque su trabajo lo vi con mis ojitos.
-Aquí en la isla somos cuatro o cinco que nos dedicamos a restaurar. Son buenos artesanos y solemos tener muchas motos ya hechas y también bastantes en lista de espera. Hay de todo, españolas, inglesas, italianas y americanas. Me parece que yo tengo unas 80.
Y eso es lo que quería decirte. En Gran Canaria, debajo de una cama o enterrada en un platanar, aparece una Triumph del 27 o una Guzzi del 41. Bueno eso ocurría más hace unos años. Y hay una razón: Todo lo que entra en una isla, generalmente, ya no sale. Y la cultura motorística también se queda.


El restaurador Cristobal Ramírez y sus motos

UNA EXCURSIÓN QUE SOBRECOGE

 Mi amigo Mauricio Sedo pudo al final embarcar desde Tenerife con su Guzzi Breva 1100 -el puerto había estado inhabilitado por los temporales durante algunos días- y con él y con Manuel Sosa nos dirigimos hacia Agüimes y a continuación al desfiladero de Guayadeque, al que te lleva una sinuosa carretera. Es un lugar que frecuentan los lugareños en los fines de semana. Ahora, yo te aconsejo que vayas -ha quedado claro desde el principio que lo has de hacer en moto- cuando la tarde ya esté muy caída porque …es una zona en la que pululan los espíritus y a esas horas los sentirás y puede que hasta los veas desde la cafetería estratégicamente situada.

Con La Guzzi por Guadayeque


VICTORY VEGAS 8 B LE : TODO UN GALGO
Intercambié la V7 por la Victory Vegas. Vale, yo tengo también una  custom Yamaha XVS 1300. Al subirme a esta americana me desaparecieron los “michelines”  y no me refiero a los neumáticos si no a la forma un tanto regordeta y masiva que está construida mi japonesa. La Victory es más estilizada, larga y flaca, el cambio estético es bastante brutal ya que la goma delantera de la Yam es nada menos que de 16 pulgadas y 130 de ancho. Vamos, un balón de fútbol. La Vegas 8 B monta un neumático de ¡21 pulgadas súper estrecho!. O sea que como he dicho el cambio entre ambas es espectacular. Es como montarte en un galgo o en  un San Bernardo.
Sentado bajo, piernas estiradas adelante y con las manos altas sobre el manillar -todo lo contrario de la XVS- la sensación es la de llevar un aparato ligero-y eso que está en los 300 kilos- y….juguetón. Porque entras en las curvas con mucha decisión controlando el par motor -que tiene cantidad- y la aceleración directa que es de lo mejorcito que he llevado. Bestia parda, la tía. Es una “muscle” que te imprime mono. Bajas, te la miras y quieres volver a subir. Vale el embrague es durillo -como la mía- y el confort no es como el de una Goldwing pero si quisieras eso te comprarías esa Honda. Un aparato, la Vegas.


Carreteras bien asfaltadas

AHORA NOS VAMOS A LOS ALPES... O A LOS PIRINEOS
Con Mauricio nos dirigimos en otra excursión hacia el sur. Pero, !oh bendición¡, esta vez lo hicimos al menos a trocitos por la carretera paralela a la cosa fea y grandota de asfalto en la que va todo el mundo cochero. Llegados a  Mas Palomas, tomamos dirección a Fataga. La primera subida es sobre terreno seco y aridote, aunque es divertida, pero algo traicionera de piso, como me lodemostró una cruzadita de los cuartos traseros de la Guzzi V7. Pero es lo que tiene de bueno esa moto. Que mantienes una conversación constante con ella. Si no le gusta la cosa, pues te lo dice y ya está. Como un borriquillo que te suelta la patadilla si le tocas las narices. En lo alto de algún alto, que no sé cual, comienza una carretera sinuosa en la que es un crimen forzar la máquina. Lo que hay que forzar son tus ojos para ver  el paisaje austríaco …bueno,  pirenaico “lado español”, que desciende bajo tus pies y que es “mu bonito”.
Vueltecita por aquí, patatita canaria por allá y ya ha pasado otro día más y esto se acaba.


 


Si te ha pillado duramente la crisis, tenlo en cuenta para cuando te salgas de ella –los billetes aéreos a veces son ganga ya sabes-y si te lo puedes permitir no lo dudes, llama a Manuel Sosa a ver si te apaña alguna moto.
Quique, el sentimiento es una cosa muy personal. Tus islas me enamoran. Un abrazo.

Justo cuando el avión despegaba las ruedas de la pista, pude observar a lo lejos una carretera. Por ella circulaban dos coches y una moto y estoy seguro que no era una Guzzi. ¡Qué raro!.



( Hoy 13 de Marzo en las Palmas de G.C. la temperatura es de 18 de máxima y 18 de mínima. En Málaga máxima 14 mínima 5. En Barcelona y Palma de Mallorca 12 de máxima y 3 de mínima )







10 comentarios:

KERGUELEN dijo...

Grande como siempre Jose María... hacía tiempo que no escribías, pero ha valido la pena.

¿Para cuándo un buen libro de este blog con buenas fotos?

Saludos de un loco de las motos y de la buena fotografía... sectores ambos en tiempos difíciles.

Anónimo dijo...

Buen reportaje José Mª, como siempre, y hoy con estas fotos, te has lucido.
Das muchas ganas de plantearme una escapa hasta estas Islas afortunadas.
No tardes tanto en prodigarte, para cuando una prueba o comparativa de unas buenas "Customs"
jv

Manuel Sosa dijo...

He tenido la Gran suerte de conocer a Jose Maria Alguersuari, en estos días que estuvo por Gran Canaria y me ha sorprendido, la de anecdotas que siempre está dispuesto a contarte y siempre te sorprendera con historias relacionadas con la pasión que siempre tiene por las Motos relacionandolas con la fotografia que es otra manera muy particular que tiene de expresarse, así como los relatos con su estilo tan particular de narración, disfrute de su amistad y su buen saber, en un estilo muy particular de ir por la vida, con un sentido visionario de descubrir lo mejor que puede sacar de las personas, Un Abrazo.
Manuel Sosa

Alumnos/as de Tercero dijo...

Querido José María, te sigo desde que comenzaste este blog y cada día me sorprendes más... Vivo en Gran Canaria, en Agaete, y te diré que como peninsular que soy es un auténtico placer rodar en mi Vulcan todos los días del año! Animo a todo el mundo a que venga a conocer esta isla y su gente como tu bien dices.
Un saludo y por favor escribe más a menudo que nos tienes con mono de tus artículos ;)

Anónimo dijo...

Una maravilla de fotos. Cuando vemos una foto "bonita" no nos damos cuenta de todo lo que lleva por detrás (iluminacion, contrastes, objetos, colores, encuadres...). Un diez...porque no es solo una foto...es que de todas es difícil quedarse sólo con una.... Pasión por las motos y la fotografía... buena mezcla.


Un abrazo
Tony
http://www.sanchoforyou.com

Marino dijo...

Excelente blog. No lo conocía, pero me ha enganchado, y a partir de ahora lo pondré entre los favoritos de los favoritos.
Como aficionado a la fotografía solo puedo decir que las tuyas son fantásticas, me has enseñado mi isla como si yo no la conociera.

Mesoiro guys dijo...

Lo mismo que los demás, Josep Mª, te animo a prodigarte un poquito más. Pero sin querer achuchar, que lo bueno es mejor en dosis pequeñas.
Las Palmas, querida ciudad de la cual salí por última vez por mar hace más de 5 años.
Vegueta, Triana, las Canteras... quiero volverrr

Jose Maria Alguersuari dijo...

Gracias a todos por las alabanzas.Las fotos las hago con una cámara de bolsillo y un iphone 4S siendo este un buen aliado cuando la luz es escasa por su calidad ante críticas condiciones de iluminación. La foto vertical del árbol y la Victory se hizo con muy poca luz,tan poca que no garantizaba el resultado de la Lumix.
Si utilizara el equipo habitual de fotógrafo -las pesadotas reflex y sus ópticas- ...estaría" trabajando" y además sin cobrar ,ja,ja,- no sería ético conmigo mismo -y aquí de lo que se trata es de ir en moto , y disfrutar de los paisajes intentando no perder mucho tiempo en demasiadas paradas "técnicas".Aunque claro,las tablas de medio siglo de profesión -en las que se aprende a "ver la foto" -ayudan a que quede un reportaje "arregladito".Saludos

Fernando P dijo...

Pues te ha quedado de maravilla. La única pega es que se me ha echo un poco larga la espera para leerte. Un abrazo

dainesedmalaga dijo...

muy buen comentario! me ha gustado mucho tu blog!
para todos los apasionados de motos hay que ver aqui tambien: http://dainesemalaga.com/blog/?p=156

saludos!