miércoles, 9 de octubre de 2013

SUZUKI BURGMAN 650 2013 ¿UNA PEQUEÑA GOLDWING ?





Seguramente ya has visto y revisto la prueba de este megascooter en revistas y medios de la red porque hace un tiempo que se comercializa. Sin embargo, voy a intentar darle la vuelta al tema analizando a tres bandas  –ya veréis por qué- diversos aspectos prácticos de la gran scooter japonesa poniéndole delante como referencia nada menos que a la espectacular y refinada Honda Goldwing 1800. No es una comparativa suicida pero creo que sí curiosa, siendo en todo caso una suma de sensaciones entre una aguerrida hembra de pastor alemán probándose a sí misma y un grandote y buenazo San Bernardo que suele ir donde es requerido por duro y lejano que sea el destino.
Lo siento, chicos, esto es largo, pero es que no he podido dejar de escribir en varios días. Así que he pensado presentaros el texto en dos partes…unidas. Quien quiera leer el artículo de sopetón, pues, que lo haga. Allá él. Y quien lo quiera dividir en dos partes, que lea el primer capítulo y mañana…el segundo. O a lo mejor leyéndolo de tirón, se le hace corto. Quién sabe.


CAPÍTULO PRIMERO
Los scooters han formado parte en muchos momentos de mi vida como prácticos y perfectos aliados en la movilidad del día a día o incluso deportivamente, como en mis viejos tiempos del Club Lambretta, utilizándolos como vehículos de “carreras” para competir en rallyes y subidas cronometradas en la década de los sesenta. Algunos de vosotros habéis empezado con una Vespa  Primavera o, si habéis tenido suerte, a lo mejor con una Sprint 160. He tenido, quizás, 8 o 10 scooters, aunque el resto hasta las muuuuchhhhas motos que he disfrutado ha sido motos convencionales de rueda alta. Tengo buenos recuerdos de los scooters, a lo mejor, igual que tú. Y la pregunta que me hecho es: ¿Podríamos encontrar en un elegante gran scooter partes de la filosofía y conceptos de una Goldwing?

EL Pastor Aleman,el San Bernardo y su entrenador

Por eso acometí con muchas ganas, hará unos 10 años , una comparativa de las recién aparecidas  megascooters  Honda Silver 600,Yamaha T Max y Suzuki Burgman 650. Aquellas potentes máquinas de rueda pequeña, grandes carenados que ofrecían un gran confort general no visto hasta entonces,  no tenían nada que ver con el pasado y dejaban marcado para el futuro, como así ha sido, el sello de la exclusividad y una alternativa muy abierta a la movilidad sobre dos ruedas, incluso en las grandes distancias. Me quedó claro que aquellas megascooters, aunque tenían muchos puntos en común, -el nivel de acabados hacía palidecer a la mayoría de motos- marcaban ya territorios entre ellas. Así, y para mí, la que disponía de mejor motor era la Honda, fino y potente; la Yamaha, el mejor chasis, y la Suzuki, la mejor GT.Y mira por dónde, un lustro después, creo que por muchas versiones o reestyling aparecidos desde entonces en todas ellas, aquella creencia no ha cambiado.
Entre mis scooteres tuve dos T Max, la carburada y la de inyección, y hasta las utilicé como moto viajera – con dos plazas y equipaje- algunas veces pero la rigidez de su chasis y la sequedad de sus suspensiones acabaron por confirmarme que aquellos aparatos efectivamente eran rápidos y muy divertidos  pero mi maltrecha espalda, al final, me hizo desprenderme de ellas. Estoy seguro, no obstante, que andan por ahí dos felices propietarios que se les agranda la sonrisa antes y después de atacar cada curva. También tengo la impresión que Honda nunca se ha creído demasiado su producto, dejándose perder un sector, burgués o no, ansioso de de tener ese cacho motor anclado a un chasis más optimizado, un diseño general más actualizado e incluyendo un diámetro más generoso de sus ruedas. En fin, una moto más GT. Sí les ha funcionado bastante bien la 600 y la 400. Con un producto más competitivo !cómo les hubiera ido!.
Su  hermana Integra va por otro lado. Es la media botella llena, magnífica para los que priman la tecnología a la última y la seguridad de una auténtica moto carenada –éste, más estrecho que la Suzuki- con rueda alta  y la medio vacía para otros, que encuentran a faltar el espacio integrado de equipaje - baúl bajo el asiento- y una  mejor movilidad de unas ruedas más pequeñas entre el tráfico ciudadano. En todo caso, yo añadiría que es una Honda y eso a la larga es una garantía para el bolsillo.

Siempre me pasa lo mismo. En esta época, yendo en moto por carretera en una naked –eso sí, siempre con pantalla-, en la que sin avisar y traicioneramente aparece  la lluvia repentina, te baja la temperatura en un plis plas y te ves venir cómo vas a estar cuando pases por Molina de Aragón -el sitio más frio de España-, pienso racionalmente que  ¡qué bonito que todo motorista  pudiera tener dos motos!. 
Una, fresquita y ligera para el verano -qué bien me lo he pasado por los Pirineos este año - y otra para el invierno, que te tape con su gran carenado y te caliente el culo con su asiento calefactable, protegiéndote de las inclemencias con mala baba. Lo iba pensando el otro día cuando circulaba en coche por la autopista de Valencia.
Llovía pero sobretodo era uno de esos días ventosos y nebulosos que te hunden el ánimo. Al entrar en la cafetería de un área de servicio habían dos motoristas ligeros de protección aterrados de frio y sorbiendo un café largo. Cayeron en la trampa de la imprevisión porque sus motos no llevaban espacio ni para un termo.  Luego sigo con eso.

También es una moto viajera

LA ABURRIDA AUTOPISTA BARCELONA- MADRID 
Las autopistas suelen ser un coñazo a menos que te dejen ir a 170, cosa poco probable en este país.
Vivo cerca de Barcelona y me sería imposible contar las veces que, al menos por carretera y para llegar a cualquier destino pasando por Zaragoza, me he tragado la autopista o autovía que une Barcelona  con Madrid. En coche,…no sé…¿doscientas veces?, y ¿en moto?,… ¿un centenar?. Conozco todas las madrigueras de los arcenes de esa autopista.
Si eres de Barcelona e inicias tu viaje hacia el Este, te caes al agua. Hacia el sur está la autopista de Valencia por la que he pasado 20.000 veces.  Sí, es verdad, hacia el norte, Perpignan está a sólo 200 kilómetros. Pero si decides internarte hacia el Oeste…
Si eres madrileño, te envidio. Tú, si quieres ir a Lugo, a Lisboa o a Huelva, vas a hacer la mitad de kilómetros que tendría que hacer yo saliendo de mi pueblo en la costa. Y gastaras menos! .Si quiero ir a Santander o Plasencia, por ejemplo, la AP 2 a Zaragoza o por la misma autovía a Lleida conviene pasarlas lo más relajado posible, cosa difícil porque la autopista, los Monegros e incluso la autovía son de lo más aburrido y encima caro -aparte de los peajes y el desgaste general de la moto sin disfrute añadido-. Con buen tiempo, te agachas sobre la moto y vas tirando pero con malo…es mucho peor. Y tú me dirás que por qué no tomo alternativas por carreteras menos transitadas – por ejemplo, el Bajo Pirineo o el Bajo Aragón o por la N2-, y yo te diré que porque la N2 la tienen en exclusiva los camiones –pero, sobre todo, por premura de tiempo y su optimización ya que en un viaje a Oporto de ida y vuelta en 4 días, desde Barcelona hasta Madrid, al menos, ese recorrido ha de ser de transición y que pase lo más rápido posible. Luego ya te pasearás por Oporto y sus alrededores.
Cuando salí del área que os contaba de Valencia dejando a los motoristas agarrados a su caliente café, me adelantaron dos Burgman 650. Sus pilotos iban relajados, bien ubicados y mantenían un crucero de sobre 140-150  km/h gracias a su buena aerodinámica que los preservaban en gran medida del agua y del viento. Veía cómo, en medio de una fantasmagórica neblina gris plomo, las potentes largas de las motos iluminaban los rótulos luminosos que iban dejando atrás.

 ¿COMO UNA PEQUEÑA GOLDWING?
Ya os he hablado alguna vez de Julián Constante y su Goldwing, bueno, ésta es la quinta, (el nuevo modelo 1800 GL) y con todas ellas lleva cientos y cientos de miles de kilómetros transcurridos en largos viajes, a veces de 2000 kms, realizados en un, ahora me voy, luego vengo, en un fin de semana. Dice que una buena hora para iniciar la excursión a La Coruña son  las cuatro de la mañana porque poniendo  el MP 3º o la radio, ese recorrido hasta Madrid es un flis, flas. Desayuno a mitad de camino y a continuar para comer en Galicia. Ha hecho esa autopista que une Barcelona y Madrid tantas veces como yo o diría que más y le afecta poco porque va súper cómodo y relajado.

El material plástico es de inferior calidad que el del antiguo modelo

Poco después de aquel antiguo comparativo entre las megascooters, me dejaron una Burgman 650 y realicé un viajecito con unos amigos que iban en una Paneuropean, una vieja GS BMW bóxer 1000 y una BMW RT 1100. La experiencia fue extraordinaria porque yo viajaba encima de una alfombra rodante, magníficamente aposentado, siguiendo su estela.
A la vuelta, solo y por la autovía, la conducción fue de lo más fluido, sin vibraciones de ninguna clase, con mis pertenencias a salvo bajo mi culo y circulando a una velocidad de crucero muy alta.
Antes, había intercambiado por unos instantes el gran scooter por la Paneuro y encontré a la magnífica moto de Honda -mi hermano está enamorado de ella y ha repetido siempre ese modelo- increíblemente  pesada de delante respecto a la Burgman AN, debido a las ruedas de menor diámetro y al menor peso que cargaba en su parte delantera la Suzuki. El cambio se hacía notable. Otra cosa era que al bajarte de la Suzuki y empujarla en parado, apenas la podía mover mostrándose tozuda y muy pesada, defecto común …de aquel modelo durante años.

No es esto una comparativa al uso entre una Goldwing 1800 de más de 30.000 euros contra una Suzuki  Burgman 650, de algo más de 10.000. Mírala desde la sonrisa y curiosidad que provoca, al menos, esa distancia económica. Peerooooo ….a lo mejor, al final dejas de sonreír y empiezas a hacer tus números, cosa que me encantará porque, convencido o no, habrás caído en mi provocación.
La  exuberante  Honda, aparte del precio, por protección, lujo y profusión de gadgets, está repleta de buenos detalles y de buenos acabados y por finura de motor (seis cilindros contra dos), por su extraordinario confort,  que no admite comparación con casi ninguna moto y tampoco con la Burgman,  la tendría más perdida que José Luis Ozores en aquel cómico combate de boxeo de la peli “El Tigre de Chamberí”. (Ya sé que no la has visto pero es igual, era muy buena). Pero, aun siendo así, la Burgman, y especialmente en esta versión del 2013, rezuma la exclusividad de siempre, su gran carenado es uno de los mejores y protege más que la mayoría de las motos y scooters –aunque, como veréis, a Julián le pareció pequeño. ja,ja,-También su precio es correcto en su categoría, su motor es de los más  suaves y es muy confortable por posición- aquí le gana a la Goldwing porque puedes adoptar varias posiciones de piernas y dispone de uno de los mejores baúles para transporte de cualquier cosa.

¿PERO QUÉ CLASE DE COMPARATIVA ES ÉSTA?
No soy yo solo. Hay más gente que se atreve a compararlas salvando, que sí, hombre que sí, muchaaass  distancias. ¿Qué parámetros utilizo para esta rara prueba? En general, la respuesta iría por aquí: Cuanto pagas, y que te dan para que te diviertas, viajes con cruceros altos sumamente relajado,  que te tape, mucho, mucho y te mojes poco, poco y que además puedas moverte  ágilmente en el día a día por las calles del Raval de Barcelona o por la plaza de La Mina  de Cadiz. Ese no es terreno de  a la Goldwing.
De acuerdo, la comparación sería más lógica con una BMW 1600 GTL. También se podría medir, a mucha distancia, con la  Paneuro. Pero ésta es  una moto-moto turismo sport en la que el piloto va ligeramente inclinado hacia delante, sentado más alto y apoyándose más sobre el manillar .Su centro de gravedad, y por tanto su ligereza a paso humano, es, aunque sea difícil creer, inferior a la Goldwing  con sus larguísimos, ésta, más  de 400 kilos. Lo veis a veces con tipos pequeñitos que la conducen a paso de procesión.
Respecto a ese detalle y en la Burgman  aquí aparece una de las novedades. La Suzuki mediante retoques en su distancia entre ejes y ajustes en el ángulo de las barras consigue superar a todas ellas juntas. Aquella Burgman 650 del…2012 , pesada en parado y poco ágil en el tráfico, pasó a mejor vida. Que se lo pregunten a mi amigo Eduard , que tiene un negocio de multimarcas y se quedó prendado después de darse una vuelta. Tampoco ésta del 2013 se aferra al suelo cuando la empujas como un perro tozudo.  Ahora, se desliza sola hacia tu garaje mientras tarareas …ohhh … happy…youuuu… apoyado en un farol.  Aquel “enganchamiento” de transmisión que la hacía dura de mover ha desaparecido.

La parte trasera es más compacta ahora

La inmensa Goldwing GL 1800 es incluso más baja de asiento que la Burgman 650 ,-¡vaya, con esto no contaba!-, y tu cuerpo adopta una posición relajadísima con el “boody” erguido quedando el manillar tan cercano a las manos como el de la pequeña “trail” CB 500X. Una BMW 1600 se acercaría a la Goldwing en protección aerodinámica pero no es tan  ágil en términos absolutos. La seis cilindros de BMW estaría cerca  pero, sinceramente, creo que nunca será una Goldwing. Hace falta años para marcar un estilo. Esas comparaciones pueden ser bonitas pero hablamos de 20.000, 25.000 ó 34.000 euros.  No de 11.000 que cuesta una Burgman Executive , que es el tema.
Sí, la Honda Deauville hasta podría estar en este supuesto comparativo en calidad- precio pero aunque su estilo de conducción es turístico carece del concepto “Chofff” de la Goldwing y también  de la Burgman. ¿Qué es el concepto Chofff?. Es cuando tu culo se deja caer en el gran asiento e inmediatamente estiras tus piernas hacia delante en busca de la comodidad absoluta como lo haces en el sillón orejero de tu casa. La Goldwing carece del sistema extensivo de piernas pero en cambio el encaje del culo es mucho más e impactante y “butaconero”. Es un “chofff”  único.
Al nuevo scooter C BMW GT, por diseño, tamaño  y protección general, lo metería en la terna pero lo descarto por ser  más rudo de motor y sobretodo porque todo él es demasiado funcional, menos detallista a la vista, acabados de las guanteras miau, miau, y no dispone de cambio secuencial.


AHORA, MANTENIMIENTO MÁS ECONÓMICO…TENIENDO EN  CUENTA QUE ES UNA BURGMAN 650
Conozco a Oriol, el propietario de Oriol Motos Suzuki, hace años. Lo considero un buen profesional. Cuando recogí la Burgman 650 de su establecimiento me enteraba que sus ventas habían sido mayores que el total de los concesionarios valencianos. Ahí está.
Le pregunté varias cuestiones que consideré de interés sobre la historia de este modelo de Burgman 650 y también  sobre la leyenda negra de los problemas que han dado algunas unidades en la Transmisión Continua Variable, o CVT, con las roturas de transmisión.

Gran capacidad del cofre

-“La mecánica del 650 es sofisticada  y diferente al diseño de otros motores más típicos de los scooters. (Proviene de la mitad de un motor de Hayabusa ). Imagina los Burgman que se han vendido desde su aparición en el 2001. Tengo  clientes que repiten y se lo han comprado por tercera vez haciendo 70000 u 80000 kms con cada uno. Yo nunca he visto un cigüeñal o pistón dañado en mi taller con mis motos.
Ahora bien, se ha de entender que hablamos de un vehículo caro y casi exclusivo en su segmento y la manutención es fundamental. Permíteme que te lo compare con un coche de alto nivel y sus intervalos obligados. Hay gente que se puede comprar bien de precio un Mercedes o un BMW de alta gama de ocasión con algunos años …pero no puede pagar su mantenimiento . Y eso a la larga se paga, desgraciadamente, de otra forma.
Hay muchas Burgman 650 en el mercado de ocasión y sus mantenimientos en bastantes casos se hacen en talleres no especializados que desconocen el organigrama de estos motores. Por ejemplo, este bicilíndrico tiene tres depósitos de aceite. A mí me han llegado motos hechas polvo porque alguien se había olvidado de reponer niveles  o …se habían olvidado de poner aceite.
Sí que es cierto que se han averiado CVT  y en algún caso prematuramente –la garantía está para eso- pero también en la mayoría de las veces ha ocurrido por desidia o mala praxis en el mantenimiento. ¿El nuevo modelo de este año? Lleva tantos cambios en diseño exterior e interior de muchos de sus componentes que prácticamente es otro Burgman. También  el CVT. La garantía de la moto es de 2 años, ampliable a 4…por un incremento de solo  …275 euros. Y lo increíble es que…!nadie la pide! .
Me acuerdo de un programa de TV de esos que restauran coches para venderlos. Compraron un Fiat Dino que llevaba motor Ferrari y lo pusieron guapo. Si tiene suerte el que lo compró estará la mar de feliz el resto de sus días pero como se le escacharre una biela …ni me lo imagino.
El mantenimiento, y ajustándose a la crisis, también  ha cambiado a mejor. Se ha optimizado el trabajo, empleándose menos horas en las revisiones (casi la mitad de tiempo de trabajo) Ahora,  los intervalos en horas de taller son estos para La Burman 2013 comparándolos con los tiempos de servicio anteriores:
Tiempos de servicio 2013
Revisión 1000 km : 2.1 hora ( antes 4 horas)-    6000 km o 12 meses :( 2.6 horas ( antes 4.2 horas)-   12.000 km o 24 meses : 3.5 horas ( antes 4.9 horas) 18.000 km o 36 meses: 2.6 horas ( antes 4.2 horas)  24.000 km o 48 meses: 5 horas ( antes 7.1 horas)
(Era conocido el gasto de mantenimiento de los controles de ese modelo. No el de la 400.)


A Julián,la Burgman 650 le pareció como una moto de carreras

CAPÍTULO SEGUNDO
En el escaparate de la tienda de Oriol Motos hay varias motos. Entre ellas y destacadas dos Burgman. Una, el actual modelo, y a su lado, impoluta,  la del año pasado, modelo 2012, que se vende rebajada, creo que a unos 9.000 euros. Te las tienes que mirar bastante para observar diferencias notables. Sí, el nuevo modelo tiene el culito mas recogido, algo más estilizado aunque creo que su asiento es el mismo en las dos. Abriéndolo ves mucha amplitud  aunque se le han comido 6 litros –los doy por buenos si se ha mejorado un mejor encaje del cuerpo y piernas  del pasajero- dejándolos en 50l más el de las guanteras. Aun así, caben los dos cascos y alguna cosa más. Bien. La estética es mas afilada en la nueva lo que no quiere decir que, para algunos, -a mí me gusta menos-sea más bonita. En todo caso, es de diseño más futurista y el motivo, una mejor eficiencia aerodinámica
Las luces tienen un diseño más afilado  –el multirreflector delantero es luminosísimo- y también lleva unos leeds situados frontal-lateralmente. El cuadro de mandos incorpora el grupo de relojes -dos grandes y el resto de la información está contenido en una pantalla digital , bien integrados en un módulo en el que aparecen todo lo necesario para controlar el aceite, nivel de gasolina, temperatura del refrigerante y bien claro las diferentes modalidades de transmisión como el Drive con cambio secuencial o el aviso de Power  y que  indican las diferentes marchas en las que circulas. Desde luego, una Goldwing la hunde en la miseria mostrándole solo la mitad de sus atributos en botoncitos pero bajados a la tierra, los de la Burgman son muy dignos y le dan también un toque de elegancia. Lo importante es toda la renovación interior, con un CVT nuevo, con nuevos elementos incorporados y tecnología de baja fricción, lo que logra un funcionamiento más suave de la transmisión. Se ha remodelado el  subchasis, que ahora es más estrecho y mejor optimizado para la mejor disposición de sus ocupantes. (La ergonomía de las piernas del pasajero, diría)

Mantiene la elegancia de toda la vida

¿LOS JAPONESES SE HAN VUELTO CHINOS?
En el escaparate de la tienda de Oriol Motos hay dos Burgman, una nueva del modelo antiguo y  una Executive del 2013P restando mayor atención a sus diferentes salpicaderos ….aaaggggg, me  doy cuenta que el material sintético que envuelve el cuadro de instrumentos de la nueva … ¡es de peor calidad que el de la antigua!. Su acabado es menos noble y las junturas de las tapas de las guanteras no están tan bien acabadas.
¿Los japoneses se han vuelto chinos? Desde luego eso parece. La Burgman grande siempre ha sido un buque insignia en su propia casa y fuera de ella … junto con la Silver de Honda en el segmento de las scooters de clase alta. Lo era porque su nivel de acabados la distinguía del resto. No sé, oye, si quieres ahorrar cambia algo que no se vea tanto…¿no? 

UN JUGUETE  DE 275 KILOS
En fin, las novedades ya las conocéis: El SECVT  es nuevo y los discos de embrague eliminan retención en un 35%, -más suavidad en la transmisión-, incorpora nuevos inyectores PAIR y el escape es más eficiente y todo ello redunda en un menor consumo, dicen que un 15% menos de gasolina. (Es posible, aunque no medimos datos en la prueba). La versión Executive  es la más interesante, seguro, porque incorpora puños y asientos calefactables además de un respaldo para el pasajero y la diferencia en euros lo vale.
Una pena lo del acabado del salpicadero. Me subía a la elegante, no obstante, Suzuki, y la moví un poquito. La primera sensación en parado es que estaba sentado en la antigua Kymco 250 o en la Beverly 250 que tuve también hace 8 años. Al ponerla en marcha, un silencioso ronroneo –¡ah!, el escape también es nuevo- me envolvió a mí y a la moto. Inicié  suavemente con un punto de gas la marcha en dirección a la Gran Via barcelonesa. La Burgman se deslizaba a solo 5 por hora y sin esfuerzo alguno por mi parte se dejaba llevar serpenteando ya a más velocidad entre los coches en busca de una posición en la parrilla de salida de un semáforo. Puesto el verde , el fino motor de 639cc y 56 cv necesitó de muy poco esfuerzo para salir disparado en busca del siguiente semáforo. Es un juguete de 275 kg que no tiene que ver con la anterior versión. Espera que lo voy a repetir: Es un juguete de 275 kg que no tiene nada que ver con la anterior versión.
Salí fuera de la ciudad,-antes ya había probado en una retención la ventaja de los retrovisores retractiles automáticos- y me dirigí a mi gasolinera preferida para comprobar el grado de presión de los neumáticos montados en llanta 15 delante y 14 detrás. Es lo que considero la frontera de la línea roja en diámetros para este tipo de vehículos: Los megascooters GT. Dejé las presiones tal como indica el fabricante con una plaza y el reglaje de los amortiguadores en el nº 2. La Suzuki se muestra así cómoda –creía que lo sería más ya que los amortiguadores están tarados algo duritos- aunque lo doy por bueno en este sentido. Ésa también es la clave del por qué se muestra tan ágil en ciudad y a paso de procesión. Estamos hablando todo el rato de confort y aunque pierda algo de firmeza a alta velocidad la prefiero así, pero si fuera mía, me conozco, no dudaría de colocarle unos amortiguadores de gas más logrados.
En carretera de curvas, todo ese volumen de la Burgman parece reducirse y su dinamismo es muy bueno notándose los cambios introducidos en su distancia entre ejes más corta. (1.590mm) y en el ángulo de la horquilla. Para el que no está acostumbrado a un scooter, ese vacío que existe entre las rodillas -no hay deposito al que fijarlas-se  puede sentir raro.

Medimos el ancho de los asientos. El mejor del mundo, la Goldwing hace de ancho 40 cm y la Burgman 650, 50 cm. Ese es el motivo de que las piernas del pasajero quedan forzadas.

UNA  PRUEBA  A TRES BANDAS
No me diréis que no es original que, aparte de lo que os puede aportar éste que escribe, en esta prueba hayan intervenido dos pájaros que, primero, uno jamás ha llevado un scooter –y eso que tiene tres motos- y segundo, que el otro que viene de 5 Honda Goldwings tampoco tenía idea del funcionamiento  de un “scooterone” automático, como dicen los italianos. Así que me hice con los servicios del amigo Joan Ventura (habitualmente conductor de una Triumph Bonneville y una BMW GS 650 mono ) y de mi ex compañero de carreras en tiempos de Fernando VII, Julián Constante  (Honda Goldwing) para pulsar sus sensaciones y transmitíroslas en esta prueba. Luego os explicaran sus impresiones.
La verdad es que en todo momento frena de maravilla –también las novedades han llegado aquí -con un disco trasero de un pistón y 250 mm y dos de 260mm delante, de dos pistones, todos con ABS. Si tuviera control de tracción como un elemento más de seguridad- porque esa va a ser la próxima incorporación en los vehículos de cierta cilindrada como ya lo incluye Piaggio en alguno de sus modelos que, por cierto, la Golwing no lo lleva - tendríamos un megascooter de nivel altísimo.
La posibilidad de elegir el cambio de marchas secuencial como en la Honda Integra  así como la fácil utilización del modo Power preparando un adelantamiento da un plus de exclusividad  y potencia a la Burgman 650.Y seguridad, sin duda. Con las marchas manuales se logra prever una mejor retención bajando un puerto, por ejemplo, cuando vas cargado. Seguro que la hermana de 400 va muy bien –desde luego las confundo a distancia-, es más económica en general pero aparte de sus prestaciones menores no ofrece las sensaciones mágicas del bonito sonido de su hermana bicilíndrica, ofreciéndote en cambio ese feote sonido triste y martilleante que produce el motor con un solo cilindro y que pregonan a los cuatro vientos sus escapes. Aparte de ser una automática sin el divertido gadget del cambio secuencial. Es verdad, seguro que son más buenas para el bolsillo, menos complicadas de mantener y mas económicas en el gasto de carburante. Esta tarde me dejan una y me apetece porque voy a una cena a 50 kms de la ciudad y volveré, seguro que sí, más arropado por su bonito carenado y la mar de bien.
En carretera me gustó un montón las posibilidades de regulación en marcha de la gran pantalla. !Que disfrute! Es la primera vez que puedo ajustar  exactamente la posición del ángulo para que el aire frontal penetre en la rejilla de ventilación de mi estupendo casco Schuberth J1.¡Cómo airea mi coco!.
Buen dominio en alta velocidad, que alcanza rápidamente aunque aparece un fallo tonto y es que los deflectores –versión básica- son insuficientes para evitar algunas turbulencias en las piernas. Eso en la Godwing no pasa. El motor rápidamente permite situarte en los valores de crucero alto y mantenerlo gracias a al buen coeficiente aerodinámico de su carenado  que incluso permite a la Burgman 400 y sus competidoras SYM 400, Piaggio X10 350, Kymco 400, etc, destacar -en eso sí que son protagonistas- en este aspecto dando un bofetón a  cualquier moto de de media cilindrada equipada  incluso con su carenadito superior, cuyo piloto queda peor integrado en la moto y rodeado de vibraciones aerodinámicas. Sí, más  fresquito en verano pero muy jodidillo en invierno.
Conduciendo con sensibilidad en el puño aparece el chivato ECO. Señal de que aplaude y te invita a mantener la lucecita para que vayas más lejos y gastes menos gasolina. Gracias.
La transmisión ha mejorado pero a poca velocidad y dependiendo de la sonoridad del casco que lleves hace ruiditos varios, cosa nada alarmante, porque si no hiciera nada, es que estaría parada. Escucha los que emite una Ducati o una Triumph tricilíndrica y te darás cuenta de lo que son ruidos. Esta moto GT es para dos personas. iene como digo un gran baúl debajo del asiento y tres guanteras. Mucho más de 50 litros de capacidad .Y ahora suele venir el drama de las motos culonas.

De noche el tablero de instrumentación resulta muy agradable

PASAJERO ESPATARRADO…PERO QUIZÁS ALGO MENOS
Si hay un baúl, hay una tapa. O sea que la mayoría de los fabricantes de scooters no han diseñado un asiento para el de atrás ,si no que el pasajero  se aposenta encima de esa tapa que suele ser ..muyyy…ancha ,siendo eso sí,  más o menos mullida. Resultado: La mayoría de los pasajeros acaban yendo espatarrados con las piernas extremadamente abiertas y encima, por la posición de los estribos fijos, con los pies metidos hacia adentro forzándolos en exceso. De pena. (Si ves un dibujo del artículo Piaggio X 10 350.La Nave de Julio Verne , de este blog entenderás mejor lo que te cuento). En esta última  versión de la Burgman 650, los diseñadores han mejorado,…un poquito…este aspecto ya que al menos si el ocupante se sitúa muy atrás va algo mejor.
Hicimos una prueba métrica, no obstante, de las diferencias de, se supone, rl mejor asiento trasero de moto del mundo, el de la Goldwing, que nos dio de ancho, 40 cms, una lógica distancia para la apertura de las ingles del personal  y colocar de una manera más lógica  las piernas. La Burgman nos marcó…50cms. Patas más espatarradas. Está todo dicho ahí.
Creo que la Suzuki va mejor con dos plazas que con una, ya que sus suspensiones resultan más confortables y mórbidas incluso en la escala  nº 2 -3 de su amortiguación, aunque la moto se menea algo más. La posibilidad de estirar las piernas o doblarlas, simplemente cambiarlas de posición, es algo que aventaja a incluso una gran moto como la Golwing  en un largo viaje. Y también es más ágil que ésta en recorridos urbanos. Y cuesta tres veces menos. Y…seguro que hay más “cositas”  que podríamos poner sobre la mesa.
Ya te lo he dicho, de lo que se trata es tener la suavidad, buena velocidad de crucero, consumo relativamente potable –dicen que en esta nueva ha bajado un  15 %- , capacidad de equipaje , confort y lo más importante a partir de ahora, del invierno, alta protección aerodinámica para que en ese viaje a la Feria del Marisco en O Grove en Galicia que se hace en estas fechas –leche, ya me la he perdido este año- puedas  atravesar los 600 kms  -la primera mitad del viaje- de la aburrida  autopista Barcelona –Madrid aunque truene y llueva. Creo que la Suzuki Burgman 650 de este año podría servir para eso. Mmm…y si sirve, ¿sería una Goldwing junior?



LA OPINION DE :
Julián Constante

El otro día me invitó José María para que probara la Suzuki Burgman 650. Ya me dijo que no se trataba de compararla con la mía, una Honda Goldwing 1.800, sino de intentar extraer  mis sensaciones personales después de conducir un megascooter que utiliza mucha gente incluso para viajar. Desde luego me sorprendió de entrada la propuesta pero pensé que el reto, aunque raro, podría ser divertido.
Excepto mi vieja Lambretta –esta sí que es rara- que customizé en su momento, hace decenas de años que no me subo en una scooter moderna. Las Burgman “grandes” las suelo ver en concentraciones internacionales y  sé, porque lo he visto, que andan mucho. En las autopistas alemanas yo las he detectado a 170kmh.
Bien, el aspecto exterior es bueno y es más ligera maniobrándola en parado de lo que aparenta su aspecto. Bajo el asiento hay un habitáculo capaz de albergar un par de cascos, más algunos  impermeables. No tiene la capacidad de la mía, pero está bien. El tablier está bastante completo aunque la calidad de los plásticos podría ser un poco mejor.
Hay  una loneta  semi rígida que cubre una separación que hay entre el retrovisor y el carenado, quizá para que no entre aire o agua por allí, que afea ese punto y además no es de muy buena calidad.
La posición del piloto es rara si apoya los pies en la plataforma, las piernas así quedan un poco elevadas, cosa no demasiada cómoda , en cambio estirándolas tipo custom  quedan más relajadas y esa sería la mejor opción de viaje si apoyamos los lumbares en el acolchado del respaldo. Algo justito y duro para lo que estoy acostumbrado. La impresión del vacío entre las piernas es que al principio te falta  algo para sujetarte en las curvas, (en los viejos tiempos de las cronometradas en cuesta retrasábamos nuestro cuerpo y nos sujetábamos con una pierna en un lado del asiento del scooter) pero a medida que te acostumbras puedes ir muy rápido. (Nota personal mía: Y tan rápido que acabó yendo Julián, porque, a la media hora de pilotar la Burgman, parecía que corría un rally y además riéndose debajo del casco como cuando tenía 18 años)



Referente al asiento, es grande pero bastante duro, el pasajero tiene que  hacer estiramientos para abrirse de piernas como la Paulova (ex bailarina rusa de ballet) para poderse sentarse en el mismo. ¿Este diseño será para que no suba nadie  detrás?
El motor es un tiro, tiene un buen par, respuesta magnifica, hay que decirlo, sobretodo abriendo el grifo -enroscando gas a tope- con el sistema  automático, utilizando el cambio secuencial. Me divertí mucho.
En cuanto al  sistema Power, es una pasada. ¡Cómo cambia esta moto!, ¡Tiene una aceleración impresionante, (y yo vengo de donde vengo) como si te hubieran cambiado la relación del cambio!, con la ventaja que al cortar gas la moto retiene inmediatamente, cosa que ocurre en menor medida con el sistema normal automático. Yo creo que ¡siempre la llevaría con el Power!
Me ha sorprendido la agilidad que tiene en la entrada y salida en curvas  súper viradas, con un agarre que no me lo esperaba, y jugando con los frenos, que funcionan francamente  muy bien. Es una superscooter  siempre muy dominable, cómoda y ágil en zonas urbanas.
La suspensión, en plan sport, tiene que ser un poco dura si queremos que la moto se aguante en las curvas. Hay que elegir entre comodidad  y estabilidad.
Aerodinámica. Bueno  quizá  soy   muy exigente o estoy   mal acostumbrado pero sale aire por bastantes partes, parte inferior, le faltarían unos deflectores mejores ya que en la parte baja se provocan  turbulencias al llevar las piernas estiradas. El parabrisas podría ser más ancho y un poco más alto. Cubriría bastante más
Resumiendo , con esta moto se pueden efectuar grandes viajes sin  problemas y hasta hacerlo rápido, pero amigo JoseMª…., no me hagas que te efectúe una comparación con una Goldwing  porque la verdad no sabría por dónde empezar, cada moto es para lo que es y creo que así  hay  que valorarla.

LA OPINION DE:
Joan Ventura

Los que visitáis con frecuencia el Blog de José María ya habréis oído hablar un poco de mi, un aficionado más a esto del mundo de las dos ruedas, como muchos de vosotros y si me permitís con poca cultura motera en cuanto a ciencia mecánica de nuestras monturas, pero no por ello exento de amor por ellas, por lo que un servidor al lado de J.Mª. es como “Sancho Panza” al costado del Hidalgo Caballero, y éste y no otro es mi postulado en todo este cometido.
Dicho lo dicho, paso a contaros mi experiencia a los mandos de esta Suzuki Burgman 650, y no porque yo quiera, sino porque a José María, le parece buena la idea de que una persona como yo, de casi 60 años, con cierta experiencia en motos y que nunca en la vida haya pilotado una megascooter pudiera versar su opinión virginal sobre esa moto en particular.
Deciros de antemano que nunca me han atraído este tipo de vehículos, pues los veía como demasiado grandes y tal vez hasta pesados, con poca agilidad en ciudad (me refiero a las scooters de más de 400 cc.) e incluso había rechazado varias veces poder probar alguna de ellas, con la excusa de que si me gustaba, podía tener un dilema que podía volverse en un problema. Ya me entendéis.
Pero llega un día en que ya no puedes eludir esa oferta y como buen “escudero” a requerimiento de mi “caballero” no tengo por más que aceptar, armarme de valor y afrontar una nueva experiencia a lomos de un aparato “automático”.
Y señores, lo que me temía a sucedido, esto es otro mundo. Mirar, ahora me doy cuenta: el próximo mes de Noviembre hará tres años, un servidor y tres locos más de las motos decidimos hacernos Mataró – Santiago de Compostela en dos días de ida y dos más de vuelta, dos íbamos en unas BMW 650 Scarver, otro en una BMW 1200 GT y el cuarto en una Honda Goldwing, y como os decía, ahora entiendo las caras de mis acompañantes de la GT y la Honda, nada que ver con la mía y la del otro Scarver. Ellos no notaron el frío ni prácticamente el cansancio de tantas horas encima de la moto y es que esta Burgman te invita y te seduce para que puedas tragarte kilómetros y kilómetros en busca de esa libertad que solo encuentras cuando circulas libremente con tu moto preferida…y ésta sin lugar a dudas podría llegar a serlo.



Pero vayamos a lo que nos interesa de verdad sobre este “producto”. Para empezar, el acceso al mismo no puede ser más sencillo y práctico. Si no quieres, no hace falta levantar y abrir la cadera para subirse a la máquina, y una vez sentado enseguida notas que es tan baja como puede serlo mi Triumph Boneville, que con mi 170 cms., llego perfectamente con ambos pies en el suelo sin necesidad de abrirme de piernas, como parece ocurre en otras scooters, lo cual quiere decir que esta moto es estrecha de cintura. Lo segundo que aprecias es como si no pesara nada (esto debe ser por llevar su centro de gravedad a un palmo del suelo), todo lo cual y antes de arrancar, ya te proporciona un elevado plus de seguridad.
Al emprender la marcha y acostumbrado a los cambios manuales, tenía que ir repitiéndome: “No hay embrague, no hay embrague, no hay …….,llevo una bici, llevo una bici,…esto es un freno,…esto es un freno”, y hasta me puse una goma atándome los dedos de la mano izquierda para irme acostumbrando a no “desembragar”.
Una vez en marcha, vas cogiendo confianza a la Burgman, notas que estás muy cómodamente asentado en tu “sillón” –yo tengo cierta molestia en las lumbares (cosa de la edad)-, pero en este artilugio te encuentras de lo más confortable, ya que además tiene ese pequeño respaldo lumbar (practicable a tres distancias) que te aporta mucha comodidad y si a esto le añadimos que los pies puedes descansarlos en distintas posiciones, pues eso, la comodidad es total.
No habíamos circulado ni un kilómetro que ya me sentía la moto hecha mía, los anchos retrovisores en su lugar, controlando todo lo de atrás. La pantalla es extraordinaria, la puedes regular en marcha y en el punto más alto me cubría con holgura, sin que notase ninguna turbulencia, aunque  en las suspensiones, sí note una falta de mayor suavidad, como si fueran demasiado cortas, comparada con mi trail GS 650. En la autopista, no te das cuenta pero el velocímetro se pone a 140 km/h sin darte cuenta, que  por cierto cuando bajas los ojos para mirar el cuadro de mandos y más al anochecer, es una pasada, tienes la sensación de estar en tu coche deportivo, con toda la información necesaria y más, señalándote  incluso la  temperatura ambiente.
Pero si hasta aquí todo eran buenas sorpresas y sensaciones, en una parada José M. me dijo, apretando un botón de la torreta izquierda:
-Ahora prueba el cambio secuencial, éste (el de más arriba) para subir de marchas y este otro de abajo para reducirlas.
 Y ahí amigo me diste de plano, ya no llevaba un scooter, eso era como conducir un Formula 1, eso tenía mucha más vida, ahí mandaba yo y la moto parecía una moto “de verdad”. Con cambio automático, el secuencial es una pasada.
En fin, pues eso, lo que me temía ha sucedido, ahora resulta que hay más opciones prácticas y cómodas para viajar y ésta, sin lugar a dudas, es una de ellas.
 En menudo lío me ha metido mi amigo.






Fotos realizadas con Panasonic DMC TZ10 y iPhone 4S


(CLICA AQUÍ PARA PONER TUS COMENTARIOS)
¿De donde eres?






23 comentarios:

Anónimo dijo...

fantástico el artículo, como siempre.

Acabaremos todos con una megascooter? Aunque son raras por el reparto de pesos, y son muy pesadas.

Como que las Ducati hacen ruidos, la mía no...emiten música celestial!

Ciao.Jordi.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por este gran artículo. Me encanta tu forma de escribir, natural y eficaz. Y gracias sobre todo por poner el burgman en el lugar que le corresponde. Llevo cuatro meses de lujo y alegría por ciudad, carretera y autopista y sin importarme demasiado el tiempo que haga. Ahora con el frío que bien van los puños y asientos calefactados además de la protección de la pantalla... Para mi es la moto ideal. Tengo 32 años pero el confort, la seguridad y las sensaciones me están convirtiendo en un fan de este vehículo.
Un saludo.
Marcos

Anónimo dijo...

Fantástico artículo José Maria, yo es que soy más de la motos, motos, pero de un tiempo para acá, como que me planteo otras opciones y después de leer tu prueba sobre esta Burgman 650 podría encajarme en el tema de los desplazamientos largos por carretera, por su comodidad y protección, pero no sé tal vez antes me gustaría probar la Honda Integra por su concepto de más moto.
Gracias por tu dedicación a este magnifico Bloc y aportación al mundo de la moto.
Saludos.

Fernando E.

Fernando P. dijo...

Me ha encantado la comparativa, como todas las que haces. Espero algún día poder echarle la mano encima a la goldwing y lo de la marcha atras eléctrica debe ser la pera cuando aparcas en algún sitio comprometido, sobre todo en estas motos pesadas. Tengo una bmw r 1200 gs que no pesa tanto, pero es mas alta y que bien me vendría esa marcha en muchas ocasiones, para poder maniobrar con la moto sin tener que bajarme. ¿Tan caro será poner este accesorio en las motos pesadas? U abrazo

Helio dijo...

Jose Maria,

Gracias por el artículo, está fantástico!

Una pregunta: por acá (Israel), una cosa que he escuchado de todos los dueños de la nueva Burgman 650 2013 (la misma que has verificado) reclaman de un problema cuando se viaja a una velocidad de 40 a 50 quilometros por hora y el motor se ahoga como si estuviera en la marcha equivocada. Él tartamudea en velocidad constante, y cuando se apreta el acelerador para acelerar se puede sentir que él no tiene poder de aceleración.

Has sentido esto durante tus pruebas con la Burgman en España?

José María Alguersuari dijo...

Consultada su pregunta por esa incidencia ,esta podría ser debida a un incorrecto ajuste de la inyección -demasiado pobre de gasolina- y puede ocurrir ante condiciones extremas o de altas temperaturas.A ojo es factible darle un puntito más de paso al combustible.Hay vehículos tarados perfectamente para su uso en determinados países pero que no son correctos circulando en otros.Saludos.

Helio dijo...

Gracias, Jose Maria.

Anónimo dijo...

Hola José María, buenos días. Lo primero agradecerte tu blog, es un disfrute empaparse de motos de esta manera, ninguna revista habitual lo hace. Sigue así. Quería pedirte tu opinión. Con 48 tacos, y después de 11 sin moto grande ( BMW R 100 Roadster, maldito día en que la vendí ... ) quiero volver. A la moto grande, ya que no sé estar sin moto y tengo un scooter 250 para recados en la urbe y una de trial para ir por el campo. Otra pasión.
La duda que tengo es que me estoy liando entre dos motos que son a la vez semejantes y muy diferentes. Una es la Honda NC 750 X y la otra la nueva Yamaha MT 09. Una dobla en potencia a la otra y además con un motor bastante explosivo. Y es una pluma. La otra, es más "diesel" ( mi forma de conducir, tranquila ) y la protección y el hueco para el casco, parecen un plus importante. Vivo en una isla, o sea que pocos km voy a hacer al año, y casi nunca más de 200 seguidos. Por cierto, soy un enamorado de la Transalp, aún quedan algunas nuevas a buen precio . . . En fin, nada más, gracias de nuevo por hacernos disfrutar de este mundo que tanto nos gusta.
PD: como se me crucen los cable me compro una Honda CRF 250 L y me creo que tengo 16 años con mi Enduro 75 H6 ... no lo descarto.

José María Alguersuari dijo...

Envíame a rutasur09@gmail.com tu dirección de e-Mail y te contesto ,porque necesito saber en que isla vives.Importante para responderte.

Juanllo dijo...

Jose Ma. Como siempre tus artículos son interesantísimos. Me compre una suzuki vstorm por tu "culpa". Pero que razón tenías con lo de la trail perfecta, ligera, corta y monocilindrica.
Despues volví a el scooter ( no soportaba la comodidad y practicidad perdida en cuidad y sobre todo mientras yo estaba gestionando la tercera o cuarta marcha, los chicos del variador continuo estaban a la altura del otro semaforo). Una emfermedad en los ojos me
Hizo vender mi silverwing 400. Ahora que me he recuperado tengo un " mono" de moto que no puedo más. Estoy probando muchas scooter de entre 300 y 400 por peso y potencia. Mi concepto es el gt, y me gusta mucho la nueva forza 300 abs. Por eso la echado de menos en este último artículo tuyo. No sé que opinión tienes de ella... ... También me encantó la joymax 300 abs. Pero creo queme quedaré finalmete con la honda. Cuando tenga sitio y dinero carerá una buena trail al lado.

Lacemi dijo...

Bueno una gran comparativa, ojala hubiera mas como esta sobre muchas motos.
No comparto algunas sensaciones sobre el burgman 650 y sobre el 400 menos pero hay otras muchas que si comparto, gracias por tomarte el tiempo de este gran reportaje.
Ráfagas.

Anónimo dijo...

De AGE
Desde hace un año leo muchos artículos tuyos, te doy las grácias porque estaba perdiendo la afición. He tenido unas 10 y me gustan desde los 16 que pude coger una luego llegaron las enduro y por último me enganché al trial al final con algunas de 1000 y pico y vuelta al campo, ahora ya paso de los 60, y... cosas de la edad, me estoy replanteando cambiar la comodidad por las prestaciones y los saltos, hace un par de meses me estúdio los scooter de 300-400 con lupa. Tus artículos me han abierto un nuevo mundo observando los detalles. Me convences con esta de 650 pero como siempre el bolsillo es un factor. Los viajes que he echo siempre han sido largos de un tirón y muy rápidos por lo que se le pierde un poco el gusto, ahora con tus impresiones me haces saborear sensaciones que casi había olvidado, de nuevo grácias.
Me encantaría disponer durante un mes de una como esta y tro con otra pero me voy a quedar con dudas y ganas porque no las podré probar todas. Mi conclusión adaptada a mi modus vivendi es que la X10 parece que puede ser una competidora a su altura y con menos gasto, aunque con menos punta está claro. Pero hay un dilema en los megascooter que no creo que se solucione, es su peso en ciudad y su excesivo parentesco con el coche, la lluvia en ciudad es un engorro.
De momento me parece que seguiré pensando en un 300 para ir de recados a y solo en Otoño,Primavera y Verano sin agua y para cuando llueva aguantaré el atasco en coche. Te sigo la trazada saludos.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la comparativa.Me la he leido del tiron incluidoas las opiniones de tus "colaboladores". Me encanta la 650 Executive. La tengo hace un par de años y estoy encantado. La uso por ciudad y por carretera (cuando es posible, ya sabes eso de la familia....).
Hasta hago la compra con ella pues cabe todo debajo del asiento.
Por cierto me has dejado con los dientes largos del nuevo modelo asi que tendre que ir a verlo en persona a la tienda.
Saludos

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena! Cuanto me ha divertido, y cuanto me ha aclarado esta disparatada, pero a la vez ilustrante comparación. Hasta el punto que he llegado aquí leyendo y leyendo, porque me voy a comprar un Megascoter, y aunque esta Burgman 650 executive, me tiraba un poco más, tenia mis dudas con la Yamaha T-Max 530.
Pero ha sido leer este articulo del Blog, y he salido totalmente convencido, tanto mañana voy de cabeza a por mi Burgman 650 Executive en Blanca.
Muchas gracias por este articulo, habéis despejado todas mis dudas.

Anónimo dijo...

Hola a todos
Saludos desde Venezuela
Excelente aliculo Jose Maria
Yo tengo una Burgman 650 executive
año 2008 negra
y es excelente. Solo que cuando
esta parada es un poco dificurtosa maniobrarla. Eso si apenas arrancas se vuelve una seda. tiene ciertos detalles que podrian ser mejores
por ejemplo la amortiguacion delantera en pavimento dañado es muy rustica y en la ciudad transitada muy incomoda en maniobrar. Por lo demas en calidad precio y prestaciones es una ganga conparando con otras marcas mas caras
Un saludo

Sergio dijo...

Mi nombre es Sergio, soy de Alicante y feliz poseedor de una Burgman 650 excutive WE k8. Actualemnte cuenta con 166.800km y de ella solo puedo decir buenas cosas. He hecho viajes con tiradas en un mismo dái de 1200km. He recorrido casi toda España y parte del extranjero. Si bien es cierto que tras unas pequeñas modificaciones en la suspensión, ando mas tranquilo con ella cuando circulo a velocidad media/alta en autovia.
En cuanto al famoso CVT, yo lo tuve que reparar a los 104.369km, y he de decir que aunque no se hubiera descolgado el tornillo de la polea primariapor mi culpa, tarde o temprano habría dicho basta igualmente, porque los piñones de teflon estaban ya tan afilados, que en cualquier momento se harían roto. En una gran moto o scooter, como cada uno quiera llamarla, pero si es cierto que es bastante delicada, o al menos como yo digo, hay que tratarla con mucho mimo.
Cuando llegue a los 200.000km me plantearé que hacer, si volver a cambiarle las piezas de desgaste mas importantes y seguir con ella, o cambiar de montura. El tiempo y el dinero lo dirán jeje.Un saludo

Anónimo dijo...

José María, sigo con mucho interés tu Blog y tus artículos me resultan muy amenos como gran aficionado a la moto que soy.
He deducido que la moto que utilizas habitualmente es la Burgman 650 y me corroe la curiosidad, por qué no una gran turismo, Goldwing, Pan european, Bmw?
Crees que a partir de cierta edad las motos como la Burgman pueden ser más gratificantes en relación prestaciones/salud?
Actualmente tengo 57 años y una Pan European, y en cierto modo inspirado por tus artículos me estoy planteando el cambio.
Un saludo.
Bernardo

José María Alguersuari dijo...

Verás Bernardo.He tenido en mi vida decenas de motos -!ah,la pasión !..y desde el principio he viajado prácticamente con todas ellas por las carreteras de España ,Europa,Marruecos y ...algo de Canadá.Lo he hecho con scooters y con trails y también BMW RT. !Mira que bueno ,ahora hace 50 años -1964 -que hice un viaje en Lambretta a Monaco con otros Vespistas y lo voy a rememorar haciendo el mismo recorrido este año con la Burgman y mi mujer ¡- .
Quiero decirte que con cada moto ,aún siendo distintas en cilindrada y también en envergadura ,he disfrutado siempre de todos los recorridos.La cuestión es ir cambiando de chip e ir adaptandote al medio.
La Pan es una gran máquina y a mi hermano ,que con la actual ya ha tenido cuatro Paneureos ,le encanta aunque hay que decir que que para el no existe el gran problema de esa Honda que es el calor abrasador que despide en verano,...porque desde siempre Jaime ha sido muy friolero y no le afecta el termómetro aunque marque 50 grados.
A mi sí que me molestan y mucho los excesivos ardores de muchas motos que se comercializan (y que he tenido) obligándome muchas veces a dejarlas aparcadas en los meses más caniculares.Aparte de eso reconozco que en esas circunstancias me da un palo terrible subirme a caballo de un enorme aparato tipo Pan,BMW RT,o lo que sea que pese 300 kilos o más y que además se noten en tus brazos que con la edad no están para competir en las olimpiadas .
La Suzuki Burgman última del 2013 ,llena ,se va a los 270 kilos.Esas son las cifras crudas ...pero aquí se acaba la historia porque su peso desaparece por arte de magia gracias a su bajo centro de gravedad y abracadabra...se convierte en la bicicleta de Contador.Rueda a poca velocidad silenciosamente ofreciendo un confort y suavidad de marcha que ni huelen las anteriores indicadas.Pero es que en todas circunstancias parece que lleves una Vespa Gorda.Y lo digo sin manías ni complejos.Es más como segunda moto no descarto y me encantaría tener...un mito,una Vespa 300 ABS-ASR ,...también para utilizarla en viajes ,aunque poca gente la utiliza para ello.Esa es la gracia,amigo,porque la aventura siempre será mayor que con una grandota y súper preparada moto .¿captas?.
En los meses calurosos con una maxiscooter uno los pasa mucho mejor ,ya que las piernas reciben el aire"acondicionado" que circula detrás del escudo y además si llueve no te mojas.A nivel de protección ,ya sabes como son ,vas mucho mejor que en la mayoría de las motos.Gracias a esa aéreodinámica no necesitan de gran potencia ya que en autopista puedes ir muy relajado a 130,140 o incluso con puntas de 150 kph con apenas 55 cv.
Mira ,me encanta ver cada día mi Bonneville ,pero mis piernas se van directas hacia esa scooter grande porque todo en ella es fácil.Te pones una cazadora,te sientas ,la arrancas y te vas muy,muy lejos ,y muy ,muy cómodamente .A Cuenca,por ej.
Es como un coche descapotable-el ejemplo lo tenía ya en el coco antes del anuncio de TV- con dos ruedas,que se conduce como ...una moto.Ah,y que cabe con el top case ,limpiamente lo que entra en el maletero de un Mazda X5.
Que sí,que no soy tonto,que nunca tendrá -bueno de momento- la prestancia del chasis de la Pan,ni su estabilidad a alta velocidad,ni siquiera su confort de marcha ,ni su alto crucero,pero si estas dispuesto a sacrificar un ...30%,de esas virtudes pero a cambio deseas cansarte menos -si has conducido un Golf automático sabrás a lo que me refiero-,e ir en definitiva más ágilmente con un aparato que te servirá más veces para mas cosas,acércate a un concesionario Suzuki y pide una prueba.Si eres de Barcelona ,Oriol Motos tiene una.
Ah,no me acordaba¡.Lo bueno es tener una scooter y ...otra moto¡Salud¡

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu respuesta José Maria.
Hace años tuve una Silver Wing de 400 y efectivamente echo de menos eso que dices de “ponerse la cazadora y arrancar”, por no hablar de llevar los pies siempre secos.
Y que rondando los 60 no es lo mismo ir “montado” y con las piernas encogidas, que sentado y con ellas estiradas. Aunque para eso nos serviría también una buena Custom, como la Shadow 750, con la que según mencionas en otro de tus artículos recorrías más de 200 kmts. sin necesidad de descansar. No he tenido el gusto de probarla, pero si el modelo de 125 que a pesar de tener una suspensión muy dura para mi gusto, con su bicilíndrico daba la talla por encima de la media dentro de su categoría. Hice unas buenas rutas por carreteras nacionales con ella.
Por cierto vivo en Pontevedra, en la orilla atlántica de la piel de toro.
Un saludo
Bernardo

Gondisalvus dijo...

Hola. Que buena nota. Recién he comprado mi Burgman 650 Executive 2014. Excelente. En scooters comencé con una Peugeot 50cc con la cual, novia incluida, íbamos cada fin de semana de Barcelona a Sitges, por aquella carretera de curvas.
Ya en Chike, tuve la Yamaha TMax. Rápida , pero poco confortable para viajes.
En motos convencionales, he pasado por las VStrom 650 y 1000, Transalp, Deauville y Varadero. Ah, y en una época experimenté el estilo schoper con una Nighthawk 450.
Ahora, encumbrado sobre los 50 y tantos, estoy gozando de la comodidad y versatilidad de esta megascooter de Suzuki. Muy feliz.
Saludos y felicidades por el blog.
Gonzalo

Unknown dijo...

Yo acabo de comprar una burgman 650 del 2008 va perfecta pero tengo una duda el boton amarillo para pasar de aut a manual me han dicho q ni lo toque q siempre en automatico, aunque vaya por autopista,ña moto va mejor,menos revolucionada en sexta,que hago escucho a los espertos,gracias.

Unknown dijo...

Yo acabo de comprar una burgman 650 del 2008 va perfecta pero tengo una duda el boton amarillo para pasar de aut a manual me han dicho q ni lo toque q siempre en automatico, aunque vaya por autopista,ña moto va mejor,menos revolucionada en sexta,que hago escucho a los espertos,gracias.

José María Alguersuari dijo...

Sí,es cierto ,eso pertenece a una leyenda urbana sobretodo referida a los modelos anteriores de la actual versión 2012-2013 .Aunque he conocido a un tipo que viaja constantemente con una Burgman 650 del año de la tuya y que siempre utiliza el cambio manual en autopista .Lleva 50.000 o 60.000 kmts sin problemas.En realidad en la mía - una de las modernas- lo toco poco y para jugar .
Lo que te recomiendo seriamente es que hagas controlar el estado de desgaste de una mierdecita de tornillo -es de unos 2 cmts y los talleres oficiales ya saben cuál es-que es una pieza importantísima de la transmisión .Hazlo cada 4000 kmts ya que se tarda apenas 5 minutos en la comprobación y si hay que cambiarlo cuesta 7 €.Una rotura del mismo provoca una avería de 2.000 €, como mínimo.Y has leído bien.Saludos.