sábado, 5 de mayo de 2018

UNA MONTESA MUY ESPECIAL: SPORT ROIG 250




Una bella realización sobre la base de una Montesa Impala

Podría ser que fueras una persona amante de las motos clásicas españolas y que hasta te guste restaurar alguna de ellas. Si es así a lo mejor eres de los que se ajustan al máximo al guión original intentando dejar la máquina lo más parecida posible a cuando salió de fábrica. También es cierto que muchas veces el resultado obtenido en un trabajo de restauración supera al que se fabricó en su día en acabados, tornillería y otros detalles haciendo una moto más bonita de como lo  había sido hace medio siglo. A lo mejor no están de acuerdo en eso los puristas pero desde luego  a mí no me molesta nada si de lo que se trata es de resaltar su belleza. Todo es cuestión de gustos.

Una "antigua moderna" (Montesa Roig 250) y una "moderna antigua" (Royal Enfield Classic)

David Mundó y su hijo regentan desde hace muchos años un taller de motos en Mataró. Son verdaderos  amantes de todo lo que suene a clásico  y especialmente de las motos españolas de los años 50 y 60. David trabaja a gusto del cliente y si le requieren una reproducción exacta de una Impala, pues la hace y si no aparece alguna pieza la fabríca él mismo porque de recursos va sobrado. También como en este caso y si le dejan las manos libres es capaz de aportar algo más cuando se le requieren determinados trabajitos.


Recientemente acabó este “prototipo” de Montesa, (iba a decir Impala 250) aunque en realidad es un mix de piezas extraídas de una antigua Montesa Comando 175 , una Impala y una Texas, todo un ejercicio de estilo. El encargo se lo hizo una familia muy amante de las dos ruedas dándole a David total carta blanca para que realizara el proyecto. Pocas veces ocurre eso y David  Mundó no se lo pensó dos veces poniéndose a trabajar partiendo prácticamente de 0.

DESDE LUEGO ORIGINAL, SÍ QUE ES.

Mi hermano Jaime y yo corrimos en moto en la época de Maricastaña con diferentes marcas -él de una manera más profesional que yo- pero fue precisamente Montesa la que nos dio mejor suerte. Él ganó haciendo equipo con Escobosa el campeonato europeo de resistencia allá por los 70 y yo ...celebré el año pasado con una comida y los amigos, el mismo día y exactamente después de 50 años, mi victoria en una carrera con una Impala 250. Así que las motos “rojillas” nos han encantado siempre...aunque la de mi hermano, que era una Montesa Blitz, era azul. Quizás por eso y por los aires que destila tan sport cuando vi  por primera vez esta Montesa tan especial realmente me llevó de inmediato a otras épocas.

¡¡¡ Que bonitas que son estas dos motos !!!

Desde luego, Impalas hay muchas y todas se parecen pero ésta es una de las excepciones. La encuentro original y bonita y en su día podría haber sido el modelo alto de gama del catálogo de la histórica fábrica de Barcelona. Además el sonido que le ha arrancado David a esta Roig Sport (en referencia a su propietario) es de poner los pelos de punta. Limpio, grave, ronco y metálico a la vez. Precioso.

LOS COMPONENTES

·        Base de Impala Comando.
·        Chasis sport modificado doble cuna con 4 anclajes para evitar al máximo las vibraciones.
·        Paso de cadena 5/8”.
·        Horquilla King Scorpion.
·        Faro Ducati Forza 350.
·        Relojería Automix.
·        Corona Uff Carlson 247 trial.
·        Marchas 3;4;5; relación corta (en espera de las de Capra VR).
·        Bajos motor Automix y grupo termodinámico Capra VA.
·        Carburador Amal 32 (potencia sobre 34 cv).
·        Amortiguadores YSS 32mm centro a centro.
·        Manillar Ossa T (Pepsi ) parrilla Rapita 250.
·        Llantas Akron 318.
·        Neumáticos Dunlop K 82,(  3,25 ).
·        Escape Impala 250.
·        Freno doble leva Impala
·        Depósito réplica Blitz.
·        Detalles: tira cromada deposito, leva freno etc, elaboración propia de Mundó. Elementos chasis, modificaciones y refuerzos varios los realizó Cerrajería Martins de Mataró.

Acabados y cromados extraordinarios

La Montesa Automix y la Impala se adquirieron desguazadas por 800 y 700 €. La relojería costó unos 400€ y el freno 300€. Horas de trabajo : ...unas 300. Precio final: ...uff
Todo un capricho.

Realmente me entusiasma esta realización

Personalmente, preferiría unos neumáticos de medida original más estrechos para darle más agilidad (2.75 ). El asiento se ve algo sobredimensionado pero...no lo tocaría porque al fin y al cabo es realmente cómodo para hacer kilómetros. Esas motos son las mismas pero los culos han cambiado...

Tan solo le añadiría un pequeño colín de quita y pon para alargar el sillín  algo más. Creo que estéticamente estilizaría aún más su vista lateral.



Motos David Mundó (Mataró)

Teléfono: 937 989 765













(PON AQUÍ TUS COMENTARIOS)



10 comentarios:

MrOtar95 dijo...

Hola jose Ma , soy ismael ..una preciosidad , da un gusto tan grande ver algo asi hecho por un profesional ,artesania pura.
Hoy ves muchas modificaciones por revistas ,internet pocas muy pocas por la calle ,mas me gustaria ver en España, deberia haber mucha mas libertad para modificar homologar,esto es una fuente de trabajo y mercado a la que como muchas otras cosas le cortan las alas.
Muchas de estas modificaciones que se ven ,son obras de arte ..algunas verdaderas esculturas o alucinaciones imposibles para rodar, otras siguiendo lineas demasiado repetidas..cafe -racer ,street -scrambler ,bobber..etc etc ..pero un gusto y un regalo de creatividad .
Si alguien quiere ver una feria , meeting, evento donde perder el gusto sin irse muy lejos, que vaya a Biarritz ahora en Junio al Wheels and Waves.
Alli sera testigo de lo que mueve la moto artesanal, talleres de todo el mundo algunos de los cuales tienen un renombre, que se te abren los ojos al ver lo que cuestan sus preparaciones.
Tambien veras y escucharas los miles de particulares que van con sus propias creaciones .
Volviendo a la Sport Roig 250 , creo que es un trabajo maravilloso ,un homenaje a las motos nacionales de esa epoca que bien podia haber salido de los ingenieros de la marca ,como tu bien dices como tope gama y causado furor entonces.

Anónimo dijo...

Extraordinaria, sutil, única, una maravilla.
Sabes cuanto piden por ella?

Salidos, seguimos

Fdo.

Dani-el dijo...

Precioso trabajo, me encanta!

Sobre el tema de la originalidad o no de las restauraciones, evidentemente todo depende de las intenciones y uso que se le vaya a dar a la moto en cuestión... si es para museo y algún paseo esporádico cuanto más original mejor, pero si pretendes tenerlo como vehículo de uso diario que te dé los menores problemas posibles está claro que cualquier "modernización" será bien recibida y siempre puedes guardar las piezas originales para volverla a poner como estaba...

Recuerdo el caso de hecho de un conocido que se gastó una pasta importante en restaurar y "fiabilizar" una Lambretta 200 para poder usarla de vehículo habitual para ir a currar y se quedó espectacular... eso sí, la lista de cambios fue interminable: encendido electrónico, cilindro y distintas piezas de motor Polini incluyendo escape, ruedas modernas sin cámara, frenos nuevos con latiguillos metálicos incluyendo doble leva delante, mejores suspensiones, instalación eléctrica moderna, etc. etc. etc...

Le salió por un pico, pero el cacharro ahora es un pepino que corre y frena muy bien manteniendo el tacto de un scooter antiguo y el dueño está encantado... cosas veredes!

Un saludo

Anónimo dijo...

Excelente trabajo de restauración. No tengo palabras para describir lo que siento al ver la perfección con la que ha finalizado esta realización. El señor mecánico es un auténtico "artista artesano".
Una máquina para conservar y disfrutar.
El tema económico es aquí lo de menos, porque las cosas valiosas son aquellas que no tienen precio.
Estas cosas me alegran el día. Gracias por ello.
Desde Granada, Pedro.

Enrique dijo...

Qué maravilla, que preciosidad. Esto parece por su potencia una Cappra vestida vestida de sport turismo. Mucho más bonita que la Montesa Crono 350 que fabricó Montesa allá en sus últimos tiempos
Maravillosos guardapolvos en las manetas Amal, como en los viejos tiempos. 34 caballos dan muchísimo en una moto tan ligera. Ese depósito es una maravilla me recuerda al de la última Matador quizá la MK9.
En el pueblo de Hervás, hay un museo de la moto clásica que tiene un montón de motos españolas de la décadas de las décadas 50 y 60, digno de ver todas ellas en perfecto funcionamiento.
Yo de mayor quiero tener una como esa😀

Anónimo dijo...

¿Cuesta dos mil euros y te permite dar la vuelta al mundo, hacer unas vueltas en el circuito e ir a por el pan?
En plan de broma, José María, por tu anuncio. Un abrazo

Anónimo dijo...

Noooo...,no es esta ,es la próxima moto que publicaré.Ya verás como es verdad.JMA

Jordi Gual dijo...

Preciosidad de maquina y fantástico trabajo, eso es un mecánico artesano y no los cada vez más frecuentes cambia piezas, también creo que los vehículos de hoy en dia tampoco dan para hacer inventos, que pensáis?
En este caso, hay que diferenciar valor de precio... No todo es dinero.
Personalmente, no soy nada amante de las modificaciones en motos con unos cuantos años, prefiero la apariencia original.
Sobre el tema mecánico, aquí pienso que si es para un uso frecuente, se puede introducir una mejora sobre el original, sobretodo si es para mejorar la fiabilidad y seguridad de uso, y también si se modifica con piezas de la época que llevaban mejores modelos, o como mucho, de la generación posterior.
Buena elección para disfrutar de la moto, con estas bichas hay menos peligro con la autoridad en el tema de radares... en el de las normas de contaminación ya es otro cantar.
Ciao.

Joan dijo...

Cuesta dos mil euros y te permite dar la vuelta al mundo, hacer unas vueltas en el circuito e ir a por el pan

Desde que lei esto entro cada dia a ver..... pero mi gozo en un pozo.
Felicidades por el blog.

Isaac Adillo dijo...

Es preciosa, pero al primer golpe de vista, deposito y cilindro, he dicho, ostis una Blitz, luego ya te fijas y ves todo lo que lleva, bonito capricho.