sábado, 20 de febrero de 2010

KTM DUKE 690, UNA MONOCILINDRICA DE LUJO


KTM DUKE 690


El artículo que estaba escribiendo sobre la KTM Duke me gustaba. Me estaba quedando chulo. Sí señor. O, al menos, eso me creía yo.
Pero me ha volado. El Windows 7 se lo ha tragado.

Así que intentaré hacerlo de nuevo y os explicaré que tengo una debilidad especial por las motos y motores monocilíndricos. Desde aquellas motos heroicas que se fabricaban en España en la década de los años 50, como las Montesa, Derbi, Bultaco, Sanglas, Ducati, Lube, Ossa… y también Cofersa, Huracán, Clua, Mymsa, Sadrian, BJR, Maf y tantas otras hasta las Bultaco TSS de competición, en los 60,además de la Ossa monocasco, han pasado muchos días, pero se siguen fabricando todavía hoy motores – tecnología aparte – con la misma base. Un cilindro y un pistón.



LAS VIEJAS MONOS NUNCA MUEREN

Todas esas históricas motos eran monocilíndricas -o casi todas- y sus cilindradas eran de tan solo 125 cc o 250 cc.( también de 350c.c.) y algunas de ellas se inscribieron en las páginas de oro de las competiciones internacionales.


A veces se rompían y clavaban sus motores, porque los materiales eran lo que eran, entonces. Pero me gustaban… porque eran las motos que veía cada día..

Los monos se hicieron grandes y más potentes (la Sanglas siempre lo fue, e incluso diseñó un prototipo de 750 cc en 1975 que llegó a rodar y daba …¡60 CV!) y aparecieron las primeras trails, de la mano de Honda, Yamaha, Suzuki, BMW, Aprilia, Kawasaki, con cilindradas que rondaban los 600 cc e incluso fabricaron algún derivado de algunas de ellas para el asfalto, como las XBR de Honda y la Yamaha SRX 600.

MOTOR MONO KTM 65 CV y SANGLAS 750...60 CV proto!1975!

¡Qué bonitas! Cuando veo de vez en cuando alguna en mal estado por la calle, me deprimo.

Motos sencillas, motores con un cilindro, pero fáciles de mantener, ágiles y divertidas. Hace 15 o 20 años podías ir a toda castaña por la carretera y las fotos de tu moto las hacías tú, y no la poli, porque radares había pocos y malos. Entonces sí que eran abismales las ventajas de las motos deportivas que se lanzaban a 200 por hora en las autopistas, respecto a estas monos que apenas alcanzaban los 48 CV.. Pero eso ya pasó. Y el que se acuerde que lo disfrute. Quizá la XBR y la SRX tendrían su sitio ahora.

EL PLACER DE VIAJAR LIGERO

Entre mis motos hay una Suzuki VStrom y una Freewind de la misma marca. La primera la uso para viajar algunas veces en los recorridos largos porque es cómoda y rápida. La Freewind la utilizo... para todo. Ir a buscar el pan, ir al cine, divertirme en carreteras sinuosas e incluso viajar con ella. La solemos utilizar con mi mujer para un tipo de viaje alternativo muy placentero. La subes a un remolque –es fácil porque pesa poco– y te sacas de encima el tostón de la autopista hasta un destino a cientos de kilómetros de tu casa. No importa cuál. Te sitúas en un punto y, desde allí, diseñas excursiones diarias de 200, 300 o 400 km alrededor del “cuartel general”. Cunde mucho. El sillín está mejorado; la parte frontal, optimizada, y los 175 mm de recorrido de las suspensiones hacen de mi “pequeña” trail una comodísima Gran Turismo.

Lo que es agradable es su agilidad y poco peso relativo, y a pesar de que la posición de ataque la hace la mas deportiva –siempre te sientes a punto de iniciar una cronometrada–, sus 47 CV con dos plazas son limitaditos. Y aquí es donde podría aparecer una solución.


KTM DUKE 690


Si esperabas que te explique las sensaciones de la DUKE levantando rueda, tengo que decirte que eso no lo vas ha encontrar.Hay revistas que la han ensayado con esa filosofía mas cañera y con parámetros totalmente racing.

Yo lo que he intentado experimentar son sus posibilidades en terrenos mas polifacéticos , del dia a dia ,y ,aunque sea difícil de entender, customizarla mentalmente intentado ampliar sus posibilidades ruteras.

Cuando vi que aparecían algunos ensayos de la Super Motard 690 DUKE III, pensé que lo más urgente en mi vida era probar esa KTM. Porque 70 CV metidos en 148,5 kilos de tecnología rodante tenían que ser la leche. No pudo ser, porque cuando escribo esto todavía está en Austria. Pero el importador KTM me facilitó el modelo de 65 CV ( tiene dos otres menos) que prometía igualmente muy buenas expectativas.

¿Pero que estoy diciendo? ¿Una mono que dicen que hace 190 por hora… y eso que es la descafeinada? ¿Expectativas? ¡Tiene que ser La bomba!

Es bastante lógico pensar que la mejor referencia en la prueba de una mono es que el probador sea el propietario de otra mono.Y yo tengo la Freewind. Y he tenido cinco trails más.Averiguaré las diferencias.


BUENOS ACABADOS

En mis recuerdos muy lejanos de los 70 se me aparece una KTM muy bonita. Era blanca con el logo rojo y con un gran cilindro que mostraba una culata con sus aletas desplomándose por los costados y cortadas de la misma forma como lo haríamos con un un melón. Era la KTM del equipo ruso de motocross, cuando se celebraba el campeonato por naciones.

Cuando vi la moto en el concesionario me fijé en varias cosas. Los perfectos acabados de tornillería y los buenos encajes de las piezas. Su pulcritud.



No rezuma la “brillantina” de las japonesas, pero es una moto muy bien hecha. Sin duda por encima del acabado de alguna marca europea… muy mítica. Los componentes son de primer orden, con suspensiones WP,y un motor pulidísimo en su totalidad . .
Sinceramente, no me lo esperaba. He estado muchos años algo de espaldas a la marca austriaca, por considerarla lejana al asfalto. Esta moto es casi una “carreras cliente de lujo” … pero eso yo hace una semana no lo sabía.

LA IMPORTANCIA DE UN DESTORNILLADOR


Ray es el gerente del concesionario KTM , Nivel Moto. Me sacó la moto a la calle. Después de entregarme las llaves y comentarme algunas cosas sobre el aparato, volvió al interior de la tienda. Nada más subirme a ella, realicé una presión de compresión en los amortiguadores y no tardé ni cinco segundos… en correr detrás de él para pedirle que me aflojara toda la amortiguación. En la calle lloviznaba.



Una vez estrene una TMax 500, y durante un recorrido de pocos Kmts y en plena NII ,tuve que reducir progresivamente mi velocidad hasta pararme físicamente en mitad de la curva de la localidad de San Pol de Mar. Lo hice al encenderse las alarmas de mi seguridad personal. (El lugar es una media parábola que conocen bien los moteros costeros de la zona del Maresme). La superscooter de Yamaha es una máquina con el chasis muy rígido, con las suspensiones, muy secas y endurecidas,que no me transmitían ninguna referencia de lo que pasaba en el asfalto. No tenía sensibilidad , y con la calzada mojada, me sentí a ciegas.

Un probador, en la toma de contacto en Austria con la DUKE de 70 CV decía que la moto derrapaba ligeramente, aunque se controlaba bien en algunas curvas. Comentaba que la suspensión era dura y seca y le castigaba los riñones.

Bien, cuando Ray me dejó el hidráulico más suave,la horquilla y el amortiguador de la DUKE dejo ser el Toro Rosso de F-1 de mi sobrino Jaime, porque que él si que corre en circuito.Y los circuitos son siempre lisos. El nuevo reglaje que le pusimos le fue perfecto a la moto, y lo alucinante es que todas las herramientas que se necesitaron fueron … un solo destornillador ¡Bravo!

–Pues el reglaje original es el que viene duro.Me dijo Ray.

–Vale, vale. Le contesté ..

La Duke esmuy alta –en el artículo que me ha desaparecido explicaba el cabreo que tendría yo si fuera jefe de ventas en este país contra la fábrica madre, pero no lo repetiré porque es largo y ya comenté este apartado en la prueba de la BMW 800 que tenéis en este blog–. Pero es alta y tiene mala solución porque el escape está ya a muy pocos cm del suelo. Yo tocaba de puntillas, y soy normalito de estatura.


ESPERA Y VERÁS

La Duke también suena como un monocilíndrico porque es un monocilíndrico y lo hace no muy diferente a mi Freewind. Pero no va como la mía.Va mucho mejor y circulando despacio reparte, gracias a sus seis marchas, una mejor distribución de las revoluciones –caen menos– en los cambios, lo que se nota en menos vibraciones “gordas” como digo ,a menor velocidad.

A medida que insertas las marchas ya te das cuenta de que mi vieja Suzuki pertenece a otro tiempo –y eso que creía que era de las trails más dulces de conducir– y que la Duke es definitivamente hija del presente, o mejor… del futuro.

Había momentos –y todavía no había salido de la ciudad– que me recordaba -a la relación cerrada de una Ossa 230 de rallies que me dejó la fábrica en una ocasión.

Además, nunca he accionado un cambio de marchas de tacto de mantequilla y con un embrague tan bueno (APTC anti rebote con mando hidráulico).Espectacular .Quizás demasiado y todo.

( Hace poco realice una breve toma de contacto con una Ducati HM 796 y sería injusto comparalas ,por el poco tiempo que la pude probar. Pero me quedaron fijas dos cosas. La excelencia de la maquina italiana a medios regímenes,y también su cambio durísimo. Es verdad que era nueva…pero la Duke ,también.


Existe en Barcelona un banco de pruebas gratuito, que es la plaza de las Glòries. Si pasas por ahí y por el centro de la calzada ,ya sabrás:

Ves cómo las motos, en lo alto del puente y en la curva de izquierdas en sentido Mataró, se mueven, colean y muestran el mayor o menor grado del desplazamiento de masas que soportan sus chasis.


La KTM Duke pasó por ahí conmigo encima como nunca lo he sentido con otra moto, limpiamente y sin moverse ni un pelo. Ni masas ni leches.Y eso que la amortiguación trasera todavía la sentía un pelo dura.La hubiera aflojado todavía más.Al fin y al cabo tiene parte de trail.

Tan enjuta y tan compacta, fíjate tú que, cuando encaré la ronda (autovía) hacia la libertad, puse la cuarta, y luego la quinta y...


(El poseedor de cualquier monocilíndrica sabe que cuando ruedas a 120 km/h y aceleras, la máquina avanza progresivamente, pero paralelamente, surgen vibraciones, y sobre 140 suele empezar a acabarse la “chicha”. Todo en la vida no se puede tener… ¿o sí?)

Dejadme que lo diga más alto y claro: si tienes una BMW F 650, una Yamaha XT, una Aprilia Pegaso:


ESTA MONO ES UN AVIÓN

Cinco líneas más arriba os decía que estaba acelerando en quinta cuando ya estaba rodando, por si las moscas y radares, a 115 de marcador.

Y puse la sexta y aceleré por vez primera vez de verdad fuera de la ciudad. En un santiamén vi cómo en unos rapidísimos segundos los dígitos de la velocidad parecieron volverse locos dentro del pequeño cuadro de relojes. Zassss… 140,150....

Y si tenéis una Fazer diréis: Y qué. Y os diré: Pues que estamos hablando de una mono y a esa velocidad y como comprobé después en algunos tramos ya metido en de autopista, vas muy rápido y con una facilidad pasmosa. Pero, escucha, todavía no ha llegado lo más grande. Ahora lo pongo en gordo y en comillas:


“HE LLEVADO MOTOS DE DOS CILINDROS QUE VIBRAN MÁS A ESAS VELOCIDADES… PERO TAMBIÉN OTRAS DE CUATRO CILINDROS”.

Hala, ¿que te ha parecido? No dudes que uno de los secretos de la suavidad de ese ¡mono! es el eje central de balance que incorpora ese motor... y las seis velocidades que relajan el cuentavueltas.

Alguien dijo que para viajar había motos mejores. Estoy de acuerdo, pero con matices.¿Viajar a donde? ¿Y por donde?

Sin ir mas lejos , por ejemplo motos tan aptas para ello podrían ser la Honda Deauville, o mi propia VStrom, o como me decía Ray, la KTM 990 SMT. Sólo que existe una “pequeña” diferencia:

VIAJAR AGILMENTE.


Entre la DUKE y la KTM 990 SMT hay con los llenos hechos del depósito 57 kilos de diferencia, más el volumen mayor de la 990. Con la VSTROM habría 64 kilos. Con la DEAUVILLE existen 92 kilos de diferencia y eso que las distancias entre ejes de la DUKE y la HONDA … ¡son la mismas!. 147 mm más o menos. O sea, motos más bien larguitas para viajar.

La nueva VERSYS es más corta de ejes que las dos anteriores y sin embargo podríamos considerarla viajera. La diferencia de pesos a favor de la KTM es de 60,5 kilos y la distancia entre ejes de la japonesa es mucho menor, un defectillo ante el confort de marcha. Pero sus potencias son casi las mismas: oficialmente 64 CV en la VERSYS y 65 en la DUKE, que tiene un cilindro menos.


UNA DUKE CUSTOMIZADA…..¿ME HE VUELTO LOCO?

Elementos importantes durante un viaje para circular fluidos y cómodos : protección aereodinamica , asiento confortable , suspensiones…largas.

Muchas veces la moto que nos gusta aparece en los ensayos de las revistas ( en un apartado resumen) como negada para circular por autopista por el solo hecho de que es una naked pelada con tan solo sus relojes como protección. Espero que eso no desanime ni deprima al futuro comprador,enamorado del modelo en cuestión, porque ¿sabéis?

!Tiene una solución fácil! ,que es colocarle una cúpula o una pantalla. Ya está solucionado el problema. A mí no me pillarán nunca agachado en un viaje de mil kilómetros... o de tan sólo 10 km,por ahorrarme 50 o 70 euros.

Por eso le puse esa pantalla a mi Freewind, y rediseñé el acolchado de su asiento, que es comodísimo.

Y queridos, sigo besando cada día –mi mujer también– las botellas delanteras y su suspensión trasera de 175 mm de recorrido .Casi como los que llevan la KTM 690 SM LE. Los de la Duke calcan los de la Versys nueva: ¡140 mm! Practicamente iguales que los de una Suzuki VStrom . 150 mm.

Con estos recorridos de suspensiones, pues claro que se puede viajar con una Super Motard, y por esos mismos motivos... mejor que con una naked. Sólo hace falta prepararla un poquito..

No he comentado cómo va en curvas. Pues es verdad.

Pero no hace falta.Mirad a la moto en directo , cara a cara ,e intentar captar lo que os quiere transmitir : Que es ligeeeraaa, fáaaacil, raaapidaaaa, impecaaable en los apoyos, ¿Qué como frena? No mucho menos que la moto de Lorenzo. Bueno, quizá algo menos.


VERSIÓN ESPECIAL KTM DUKE GT RÉPLICA “AL” (que soy yo)

–Esta moto es de chicos, de chavalines– me dijo mi mujer al verla, recordando la supermotard 125 de un vecino joven de la casa de al lado.



LA DUKE AL Y LA FREEWIND. ¿DOS RUTERAS?

Al cabo de 9 minutos y 23 segundos, la cité en el garaje.

En ese tiempo a la KTM le había atado una maleta con un cordel, le puse encima del faro un cartón negro recortado simulando una pantalla –ha de ser así y no más baja–, le coloqué un paramamos y unas bolsas, y le encastré el asiento de la Freewind… chofff...

Vale queda muy alto, pero sólo es para darnos una idea.

–Humm… ahora no esta mal–dijo ella al ver el cambio.

¿Cómo que no es una moto viajera?


LOS DEFECTOS

EL MANILLAR:

Estira tus brazos hacia delante con los puños cerrados como si cogieras un manillar. Ahora entregira tus muñecas un poco hacia el exterior como si el manillar fuera de carreras con las empuñaduras algo caídas. Esta es una posición natural de brazo y antebrazo y cómoda para hacer kilómetros.

Ahora haz la misma operación pero con los puños hacia tu interior como si el manillar tuviera las puntas de la empuñadura hacia arriba. Si haces muchos kilómetros así, te van a doler las muñecas seguro. (Nota cómo en esta posición fuerzas y presionas las muñecas y los músculos interiores de los brazos.) Bien, pues ese manillar tiene las empuñaduras mirando al cielo. Mal.

EL ESCAPE

Todo el trabajo fino –vale la pena que lo miréis con lupa de la Duke–se va a la porra por el mal acabado del tubo de escape. Es lo más parecido a una lata de aceite multigrado de 10 litros desprovista de su papel envoltorio. O al de una lata pelada de boquerones al por mayor. Encima ya con pocos kilómetros aparecen cambios de tonalidad requemados.

Yo en esa foto le he pintado el escape de negro, bastante eso sí, con el Photoshop. Que lo cambien en negro o lo tapen con alguna fibra,por favor.


KTM DUKE III

EL ASIENTO Y LAS ESTRIBERAS

El asiento es incómodo y duro, y resbala muchisimo. No te sientas donde quieres, sino donde te acaba situando él.

Las estriberas traseras quedan demasiado altas (también las he bajado con el Photoshop a un lugar más amable con el pasajero.) Me recuerda muchísimo la posición del angulo de las piernas del piloto a la de la V Strom. Demasiado dobladas .No me gusta.

El trocito de asiento para “mediopasajero” y esas estriberas podrían ser más grandes y mullidas; mi mujer se negó a subir. En la del modelo “AL”, me la llevo de viaje adonde sea.


LOS RETROVISORES

Si vibran es que te están indicando que esa moto tiene vida. Lo importante es que no lo haga el motor, y a 130 y 140 va finísimo. Los pondría mas grandes.


EL CONTROL DE ACEITE

La KTM tiene un motor muy optimizado y compacto. La capacidad de aceite es de un litro y medio. Menos que la de mi Freewind (2.300 l) y cerca de la de una scooter mediana. Al descerebrado que se le ocurra ir a 190 como norma, ya puede ir controlando lo que le queda de aceite cada 300 km. Si no es así, la culpa de lo que suceda será suya.

14 comentarios:

LUIS dijo...

Bueno, tus ensayos son únicos, por la cantidad de referencias y comparaciones a otras motos, por la claridad de tus explicaciones en el uso "real, día a día", por la sinceridad y, por la enorme imaginación para adaptar cualquier moto a un uso "sostenible", la competición y el ciruito son otra historia, y el que no lo ha probado tiene una visión sólo parcial de la moto.
Esta moto a mi me recuerda la época de las carreras en Cullera con las Pursang adptadas a asfalto, con Cegarra, Ramiro Blanco y otros, pero ya veo que es otra cosa, ahora de ahi a viajar o a utilizarla de transporte no lo veo tan fácil por la altura de su asiento, ¿no sería posible bajar las suspensiones, y de paso ponerle un sillín menos racing? no sé, yo no entiendo tanto de técnica pero es que me la veo alta. Yo tuve una R 80 GS en el 82, y le puse una buena cúpula, eso y con la maleta, resultó en efecto una moto muy rutera. Esta KTM debe ser un tiro comparada con aquella, la verdad es que me gustaría probarla, pero no la de la tienda, la tuya, y si pudiera ser, con lo que he dicho antes de sillín y muelles. Realmente cada día anhela uno que la moto sea más ligera, repeto a los de Gold Wing, pero comparto tu ilusión por la delgadez. Estos ensayos no serán comerciales, pero hacen pensar de verdad. Saludos

Anónimo dijo...

El resultado de convertirla en ligera moto de gran turismo no esta mal.A ver si la hacen.

Anónimo dijo...

A mi también me gustaria probarla lastima de las dificultades para hacerlo !!! Pero encuentro que la KTM Duke es una gran moto !!!

Un saludo y felicidades por el Blog, da gusto leer como escribes !!

carlosrg dijo...

Muy buenas ideas para cambiar el uso de esta moto, se nota que tienes un gran conocimiento del motor.

La verdad es que muchas de las cosas que comentas ni se me habían pasado por la cabeza.

He visto posts muy interesantes en tu página, así que a partir de ahora tienes un lector más.

No tardes en escribir el próximo artículo!

Anónimo dijo...

Señor Alguersuari, a pesar de ser las cinco de la mañana y estar cayéndome de sueño, no puedo dejar pasar la oportunidad de felicitarle por su blog, y compartir con usted y el resto de lectores una empresa que quiero llevar a cabo desde hace un tiempo, con mi 690 duke como compañera: "Viajar de Santander a Cosenza (Sur de Italia).

Es curioso, buscando una bolsa sobredeposito y una cupula para mi moto (asi como algun otro cachibache para el viaje) he "tropezado" con su blog.

Tengo que decir que aún no me he decidido, son muchos los incovenientes, (tiempo, dinero, idioma, la mecanica, la ruta,...).
Pero entre mis razones para hacerlo debo destacar lo mucho que deseo hacer un viaje largo por carretera, pues a parte de alguna salida esporádica con los amigos por las carreteras de Cantabria (preciosas por cierto), poco mas he podido rodar debido a mi trabajo de cocinero. Tambien me gustaria hacerlo por los motivos "típicos" de cualquier viajero, como son conocer nuevas ciudades, pueblos, monumentos, gastronomía,... en fin expandir horizontes.

Y ahora gracias a su texto, ha crecido en mi un nuevo motivo, que ya venia rondandome un tiempo, debido a los comentarios de mis amigos, conocidos y otros moteros de la web que miran de reojo mi moto desde sus monturas de poderosos motores y refinada aerodinámica, o apoyando sus traseros en asientos ergonomicos a juego con sus puños calefactables y sus cascos modulares.Un motivo que se acrecenta cada vez que oigo: "¿KTM?", "¿Monocilíndrica?", "¿solo 65 CV?". Preguntas estas que suelen acompañarse con voces que dicen: "Mi R...","Mi GSX...", ó "Mi Z...". Voces que solo he conseguido acallar despues de un tramo de varias enlazadas y alguna horquilla por las carreteras de mi región, y argumentando: 150 Kg, Brembo, WP, Marchesini, APTC Antirebote,... y que acompaño con logros de la marca como: Enduro, Cross, Supermotard o "Dakar".

Mi nuevo motivo es, en una frase: "No importa el caballo, sino el jinete", no importa la potencia, ni la aceleración, ni siquiera la velocidad; importa la pasión por tu moto, tu destino y sobretodo el camino.

No se si conseguire erradicar por completo estas voces, o dare nuevos argumentos para mi "proceso" con esta aventura, pero si tengo claro que cada vez se me hace mas necesario emprender el viaje.

Un saludo.

rutasur09 dijo...

Apreciado “compa”.No lo dudes ni un solo momento. Arranca hacia ese viaje fantástico y tendrás un recuerdo ídem toda la vida.
Hace años, a mediados de los 60, fueron un grupo de vespistas a Montecarlo.Yo iba con una Lambretta 150 que daba como máximo….8 CV. Después me fui a Grecia con una Yamaha XS 500 ,8 valvulas con pasajera y equipaje a tope. Aquella moto entregaba 50 cv ( y mira,recordaba por tamaño y prestaciones a tu Duke).
Con algunas antiguas BMW bóxer de 800 y 1000 he viajado por Europa con pasajero y siempre sus potencias han estado entre los 50 y 60 CV.Y cuando cumpli 50 tacos –que es una edad para plantearse algo diferente- me fuí desde Barcelona a un pueblo del interior de Valencia (Bicorp) …en bici en cinco días.Y la bici no tenia motor.
El otro día leyendo una prueba de un coche de 150 CV en una revista el probador reconocía que en todo el recorrido que hizo con algunos cientos de kmts, debido a las limitaciones de velocidad y estado de las carreteras, había usado no mas de …60 CV.
Con tu KTM iras a Italia riéndote todo el rato .
Una posible solución para la vuelta es tomar un barco en Livorno o Roma con la naviera Grimaldi –te informarán en las oficinas de Transmediterranea - que recala en Barcelona .Depende de la época sale muy barato .
Busca en este Blog mi viaje a la Toscana.( ida y vuelta camarote y moto salía por 400 euros…dos personas.)Disfrutas en moto 2000 kmts en la bajada y descansas en la vuelta.
Quien sabe, si eres buen cocinero podrías intentar en algunos restaurants intercambiar tus conocimientos prácticos de la cocina santanderina a cambio de “comida y posada”.Por probarlo...
Buen viaje….y sobre todo ponle a la Duke una pantalla y lleva una lata de aceite encima!
Jose Maria Alguersuari

Juan dijo...

Hola me encantaria que hicieses un artículo sobre alguna Moto Guzzi preferiblemente la Bellagio

David Airob dijo...

Querido "Joe Al",
Soy tu guitarrista favorita.
Con lo mucho que me has criticado cuando te decía que las motos más hermosas eran esas "orange" y que mi ilusión era tener una.
Veo que te has pasado al lado orange de la fuerza.
Ya era hora !!!!!

Alps 2008 dijo...

Que decir, cualquiera se enamora de esta moto al leer esta cronica de la misma. Pero mas enamorado estoy al tener la hermana gemela de esta moto, la ktm 690 sm. Si bien, ahora mismo solo disfurto de 34cv de la misma al tener 21 añitos y tenerla limitada aun. Todo en lo que haces referencia en esta moto es aplicable a la sm y en casi todos los puntos te sere sincero, la has clavado. No he probado mas motores que los "mono", pero creo que esta genial sensacion de fuerza en cualquier momento del recorrido del tacometro.. es único.

Anónimo dijo...

hola,moteros.tengo una duda.quiero sacarme el carnet de moto y estoy entre la duke y la aprilia dorsoduro.es para uso cotidiano y algun fin de semana subir al puerto.uf.que dificil.las dos tienen una pintaaaaaaa.si pudiese me cojia las dos.me hechais una mano?gracias.

Anónimo dijo...

La Duke es un juguete ratonero y divertido,pero que muy divertido.
La Dorsoduro es un aparato un poco "motorona" con dos cilindros, a distancia de la agilidad de la austriaca,pero con un radio de acción mas amplio.Algo así como una V Strom sin fibras y mas ligera.

Anónimo dijo...

Creo que KTM te ha escuchado y todos esos cambios los tienes en la nueva del 2012 (o por lo menos casi todos)

Oscar Monter dijo...

Soy el nuevo propietario de una KTM Duke 690 R 2013 , simplemente una obra maestra de la ingeniería; algo más simple y que funcione tan bien no se puede crear o tal vez si, el tiempo lo dirá.

Anónimo dijo...

Para el que haya probado las dos duke 690 R...¿Es posible hacer una comparativa y saber en qué ha mejorado tanto la nueva respecto a la vieja?.Lo comento porque el precio de la R nueva es de 9.600 eurazos y creo recordar que la vieja rondaba los 8000.
Jose Maria...te has salido con la prueba.
Saludazos y v´sss