miércoles, 17 de mayo de 2017

UN VIAJE SORPRENDENTE CON LA YAMAHA TRICITY 125 DE BARCELONA A GIJÓN


(Viaje con mis dos motos por España y Portugal. Primera parte)

 Aún con pocas prestaciones y eligiendo las carreteras adecuadas 
se me ha mostrado más rutera de lo que imaginaba

Tengo un amigo que tiene tres motos y aunque lo tiene crudo porque está muy enganchado con el trabajo que le da de comer  aspira algún día a hacer un gran viaje colocando sus obligaciones bien encerradas dentro de un paréntesis lo más largo posible. Aunque tiene tres motos de diversas cilindradas -200cc, 650cc y 750cc-a él lo que le hace ilusión es hacer el viaje con la pequeña, una Yamaha TW.

Dice el refrán que  "En Abril, aguas mil" y los que nos gusta ir en moto ya estamos que botamos esperando al florido mayo -aunque también ese mes no suele dejar de mojarnos- para preparar algún viajecito.

Este año, y lo pensé hace algunos días, decidí hacer algo diferente. Recorrer buena parte de la Península Ibérica no utilizando una moto... sino dos, las  mías....aunque en una primera instancia entraban en el proyecto  incluso tres. (Se sobrentiende que no tengo que ir montado en todas a la vez). Son estas:
- Una Suzuki  Burgman 650 que es una gran y confortable maxiscooter  capaz de recorrer grandes distancias  transportando  mucho equipaje con  dos personas  y en ese sentido no tiene nada que envidiar a las grandes motos GT.
- La  Royal Enfield Classic 500. Es una moto clásica que nos ha legado la historia prácticamente sin muchos cambios desde hace más de 60 años y que transmite unas sensaciones únicas al que se sube en ella ...sabiendo bien de qué tipo de moto se trata. A ésta  le reservaré algo especial más adelante.
- La Yamaha Tricity 125. Es una pequeña y sencilla scooter de tres ruedas -pensada para moverse por  ciudad- que en su día me sorprendió por su agilidad y seguridad. En realidad, es más de  mi mujer que mía pero...ni la ve porque el que va siempre encima soy yo.

La Burgman 650 y la Yamaha Tricity 125 son dos scotters evidentemente 
incomparables... a las que se les puede sacar mucho partido.


VIAJAR EN UNA SCOOTER 125, COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS

El plan era a primeros de Mayo salir de Barcelona y llegar hasta el Principado Asturias, a Gijón, evitando al máximo las vías rápidas .Esa era la primera etapa y una vez finalizada, la moto volvía, a través  de la compañía de transportes especializada en motos LVT Logística, a Barcelona  mientras la propia LVT tenía que encargarse  de "subirme" después y unos días más adelante y cuando me fuera bien, otra vez a Gijón, la segunda moto. A partir de ahí y con la moto 2, mi recorrido discurriría por Galicia y Portugal llegando hasta Rota -Chipiona, ya en Andalucía. En ese tramo llevaría compañía porque me acompañaría mi mujer. La transición Rota - Barcelona la haría como he hecho otras veces y con otras motos, solo.

Te voy a ser muy sincero. Me excitaba y me motivaba un montón que la elegida para cubrir la primera parte del viaje fuese la Yamaha Tricity 125, una scooter de apenas 9 cv justos con un motor de dos válvulas pero ...con tres ruedas. En realidad, ese era el reto principal  y todo lo demás lo consideraba anecdótico porque ya sabemos que para una Burgman 650 o una BMW GS 1200 una vuelta a España es casi un paseo.
Poca broma. Además, la Tricity 125 con sus tres ruedas correteando por las posibles carreteras mojadas de un mayo incierto -lo normal es que llueva ese mes en el norte- consideré la más adecuada por la seguridad que ofrecen sus tres ruedas y eso no me cansaré de remarcarlo. Acuérdate de mí. Esas máquinas tri son parte del futuro.
Es verdad que no me las tenía todas  conmigo - estaba seguro de su aguante mecánico incluso forzando su mecánica pero no del físico mío- y me surgían muchas dudas al respecto que no se despejarían hasta que arrancara primero y hubiera finalizado la excursión después. Así que definitivamente la Yamacita fue la elegida para " subir" a Asturias  (Ya veis que finalmente hice el recorrido) y la Burgman 650 la que tenía que seguir el resto del viaje. (Ya decidiré cuándo retomar la segunda parte con la maxiscooter). La elección de ésta no  puede ser de otra manera por su protección y sobretodo capacidad de carga al tener que llevar pasajera durante bastantes kilómetros.

Cualquiera se puede montar una aventurita a su medida pero en mi caso la idea de hacer ese recorrido con una scooter ciudadana, en teoría nada adecuada, me encantaba. Además, no he encontrado ningún viaje de ese tipo realizado  con la Tricity 125. Si lo encuentras por curiosidad házmelo saber.

-¿Con eso... vas a ir a Asturias?- me dijo uno cuando repostaba en una gasolinera.
Pues amigo lector, ya te avanzo que esa salida de tres días que ya realicé como veis ha sido de las mejores de toda mi vida por las sensaciones nuevas que me ha brindado. Un reto personal  pequeñito pero que ha valido la pena.

Dicho esto, hay miles de personas que se curran aventuras de tal calado que hacen que te arrodilles santiguándote ante ellos.
Por ejemplo, Ignacio Dean. Es un malagueño de 35 años que acaba de dar la vuelta al mundo andando ...empujando un carrito deportivamente con sus enseres dentro durante 33.000 kms. También hay gente que hace cosas de esas en bici. Bueno muy modestamente, cuando cumplí 50 tacos me propuse salvar pedaleando en cinco etapas que separan los 470 kms entre Barcelona y Bicorp, un pueblo valenciano.

Hace poco me contaba un lector que su hermano había ido (y vuelto)  a Cabo Norte con una Yamaha 125 y recuerdo a otro andaluz que hace unos años hizo ese recorrido con un Vespino de pedales de 49cc.
Tecleando webs y blogs veo que- desde luego ahí sí que no  me encontrarán nunca- hay también quien ha dado la vuelta a España a contrarreloj en una BMW en un fin de semana. En fin, que hay que respetar lo que hagan los otros pero a mí siempre me encantará parar a charlar con las lagartijas y los caracoles cuando hago alguna parada en la carretera.

La autovía o la autopista es el terreno menos deseado de la pequeña Yamaha

Cuando  ya llevas recorridos bastantes cientos de miles de kilómetros a lo largo de su vida con  diferentes tipos de moto creo que es buena cosa intentar  reinventarse. Esta salida con la Yamaha Tricity 125 me acerca mucho, incluso por prestaciones, a las que hacía con mi Lambretta 150 de 6 cv  o mi Vespa 160cc  de la década de los  sesenta. Aquel viaje desde Barcelona a  Los Alcázares, en Murcia, en busca de un amor que nunca fue correspondido, sobre mi Lambretta rodando sin parar toda la noche no se me olvidará nunca.

Lo más sobresaliente de la Tricity 125 es su gran facilidad y seguridad para gestionar las curvas.
Una scooter muy divertida en este aspecto

Hace años había infinidad de Clubs Vespa por toda Europa -de hecho toda población que se preciara tenía uno- porque mucha gente viajaba en scooter, unas motos con ruedas casi de patinete cuyas potencias iban desde 4 a 6 o 7 cv como máximo.
Sin embargo, y aunque todavía hay scotteristas de pequeña cilindrada que viajan, sopesé mucho mí viajecillo porque  ya no es lo mismo irse de Málaga a Valencia o de Barcelona a Fraga como lo podías hacer en 1960 sobre una Iso, Vespa o Lambretta que alcanzaban a morir y cuesta abajo los 80 o 85 kms/h.y no es lo mismo porque todo el tráfico rodado (los viejos coches de entonces o incluso los nuevos Seat 600) corrían lo mismo que tu moto y hasta los podías pasar en una subida. Y ahora no.
Hoy resulta incluso peligroso meterte con una moto de 250cc en la carretera o en una autovía porque apenas puedes mantener la velocidad de crucero del tráfico general incluyendo la de los camiones.

VUELTA A ESPAÑA EN MIS DOS SCOOTERS

"Mayo entrado, un jardín en cada prado". Vale, es un refrán muy quico pero es cierto porque los bosques y las montañas están muy guapos tintados de verde, sobre todo de ese verde intenso de Asturias que es la tierra que eligió nuestro Amo y Señor para el mejor disfrute de los motoristas.
Estoy seguro que Dios se quedó plenamente satisfecho de su obra pero como tenía que hacer y crear tantas cosas al comienzo de este mundo se le olvidó un detalle: el que, si tenía que llover, que lo hiciera por la noche. Ahí pinchó. Sobre todo porque a él le daba igual y nosotros hubiéramos tenido por los siglos unas rutas secas maravillosas.
Menos mal que el hombre creó la Tricity o las Peugeot Metrópolis o las Piaggio MP3 para contrarrestar los posibles resbalones acuáticos. Dicho esto, elegí bien la previsión del tiempo: No me llovió ni una vez prácticamente en todo recorrido.


Recordaré este viajecito como uno de los mejores que he hecho de 
todas mis motos... eso sí, sin prisas


CONVERTIR UNA CIUDADANA YAMAHA TRICITY 125  EN UNA MOTO RUTERA

Ya he dicho que no tenía ninguna duda sobre la capacidad de aguante de la parte mecánica de la moto y de su pequeño motor de 9 cv pero sí de la mía. Rodar horas y horas encima de un scooter de rueda pequeña  con suspensiones más que mediocres y un asiento...malo y duro no eran las mejores credenciales de confort que me podía encontrar para mi pobre espalda y cervicales que se resienten rápidamente encima de la mayoría de motos normales a las que no les haya hecho pequeños apaños para mejorar este detalle importante.
La Tricity no era para nada una excepción y por eso al poco de quedármela le cambié algunos elementos en pos de una mayor comodidad. Lo primero fue cambiarle la pantalla original por una Puig grande a la que se le recortaron dos palmos de altura, al menos, y se le instaló un deflector encima, una idea que resultó buenísima en marcha ya que variando la posición de inclinación del plástico, apenas unos cms, conseguía diferentes fluidos de la aerodinámica y mejoraba algo, 4 o 5 kms, las prestaciones. También se cambiaron los amortiguadores originales, muy, muy básicos, por unos YSS sencillos pero con mejores  hidráulicos - dos personas van muy bien-. También se cambiaron los puños por otros de tacto más cómodo y prescindí con sumo placer de  los durísimos neumáticos Maxxis originales cambiándolos por unos Michelin City y Road hinchados con Nitrógeno: 2.1 kilos la rueda trasera y 1.8 k las delanteras. (Ver prueba)

En un principio, también le había instalado un kit Malossi de rodillos y aunque ciertamente se ganó algo de mejora en medios el motor se mostraba más rudo de tacto y se desmontó otra vez a los 1500 kms colocando el kit original. Los rodillos de Malossi además aparecían ya ligeramente picados.
Se cambio la bombilla H4 por otra Philips, un 20 % más potente, y se pusieron fundas de neopreno en las manetas para una mayor comodidad. Por motivos de seguridad coloqué dos mini retrovisores en los extremos de los espejos para mejorar la visión de los puntos muertos. A los 5500 kms le puse Metal Lube, un buen protector de motor, como hago desde muchísimos años en mis motos, y será por ello o no.… que al final de los mil y pico kilómetros del viajecito el gasto de aceite fue...prácticamente cero.
Pero la mejor compra como elemento de seguridad antes de salir para tierras asturianas, y que se mostró imprescindible durante el recorrido, fue el de una luz trasera pensada para la bici, una Bontrager Flare fabricada por la casa Trekk y que logra un punto de luz que te ven al menos desde ...1 kilómetro de distancia como mínimo y no exagero. Perfecta para rodar en un contraluz. 

 Aunque hayamos pasado muchas veces por lo que queda de Yesa, siempre 
es muy reconfortante volver a hacerlo

Me seguía preocupando que el comportamiento ciclo de la Tricity me transmitiera mucha dureza y sequedad de marcha y que un mal confort me hiciera arruinar el proyecto nada más salir de casa. Esa rueda trasera de 12 pulgadas tan pequeña...mmm...no prometía nada bueno en ese aspecto.
Además, mi auténtica obsesión estuvo puesta desde sus orígenes en mejorar el duro por escaso mullido del asiento original. Existe uno de Gel llamado Confort a +- 260 € pero, créeme por la experiencia, ningún asiento puede prometer nada hasta que no lo pruebas porque ...todos los culos son diferentes. Hice algún intento para lograr conseguir uno para probarlo en este test viajero   ...pero no percibí grandes emociones de colaboración  en el par de concesionarios de la marca en Barcelona que tantee el tema. Hice pues lo que he hecho infinidad de veces y es ir probando piezas de goma espuma de colchoneta con densidades diferentes tipo Decathlon y finalmente superpuestas con una sencilla funda. Y funcionó, vaya si funcionó.


Lo más importante que tuve en cuenta, era ofrecer una buena visibilidad 
de mi posición a los vehículos que me precedían. Con los reflectantes colocados en 
el top Case y...algo más


EN MARCHA. PRIMERA ETAPA: BARCELONA (MARESME) -AYERBE

Uno de los principios que tenía que prevalecer durante los tres días que tenía programados de ruta hasta Gijón era evitar en lo posible las autovías o autopistas por lo antes señalado.
Así que por fin, a mediados de Mayo y perfectamente pertrechado salí de mi casa en dirección Sabadell y Terrassa por la  autovía C-58 que las une. Nada más ponerme en marcha me encontré con un fuerte viento frontal muy desagradable y lo peor es que me acompañó durante todo el tiempo en  los tres días, en realidad tres y medio, del recorrido. Debe quedar constatado como uno de los días fuertes del año en los diversos servicios meteorológicos.
Lo primero que percibí en marcha fue lo bien ubicado que iba, sentado y con las piernas rectas, y la gran protección que me llegaba de la parte delantera. Las suspensiones trabajaban, otra sorpresa, mórbidas y confortables gracias al peso extra del  equipaje.
Quería enlazar con Manresa y lo hice por la N -150, una carretera de suaves subidas y bajadas que deja a un lado la conocida e icónica montaña de Montserrat. También es conocida por los frecuentes accidentes de tráfico y por ello aparecen algunos radares a lo largo de la vía. La ventaja mía te la puedes imaginar.
Mi mágica luz trasera hacia su efecto hasta tal punto que tuve que ponerla en intensidad reducida 2 o modo nocturno ya que se pasaban algunos túneles y podía deslumbrar al vehículo trasero que me seguía. ¿La moto? Desde que salí la notaba muy aposentada y sin embargo ligera a la vez, no hay que olvidar que pesa 100 kilos menos que una MP 3 e igual que una Honda Scoopy, pero ....como digo con gran alegría por mi parte muy cómoda Circulaba a unos 80 kms, la media del tráfico, pero sin intentar adelantamientos 

Valle de Luena. Cantábria
.

Sentado cómodo con las piernas relajadas y los pies sobre la plataforma plana, realmente me encontraba muy a gusto y la pantalla me aislaba del viento que soplaba muy intenso. Seguro que tenía que ver en ello el peso extra de equipaje, las ruedas parecían trabajar a gusto, no rebotaban y el tren delantero- ....¡ Huy, huy, huy ... ¡qué “sorpresón” tan agradable¡ -y diré el por qué después-, se comportaba muy sólido de dirección en las rectas a la vez que suave y muy intuitivo en los cambios de dirección. Mientras conducía, escuchaba la radio a través de el intercomunicador Urban de mi casco que me cedieron mis amigos de DB.Direct Bike, una tienda de cascos y ropa motera y también de elementos de bicis. Es accesorio imprescindible cuando se trata de que te acompañen las noticias o la música o...atender alguna llamada, cosa que a mí no me importa nada.

Ya en Manresa, tomé el EIX, que es una relativamente nueva vía rápida que une el territorio de Lleida y Girona. Justo en el tramo que me metí pasa por zonas de montaña y aunque el tráfico es escaso me vi circulando cuesta arriba y en los  repechones rozando los límites legales de mis 60 kmh. Impresiona que seas pasto de los camiones e incluso coches con caravana, eso sí, con un amplio margen de separación, y tú te veas incapaz de evitarlo. Sin embargo, gracias al aviso luminoso de mi luz trasera milagrosa y unos tirantes reflectantes que coloque sobre el top-case rodaba, lento pero bastante tranquilo.
Ya sabía que eso ocurriría pero preferí no transitar por la estropeada y excesivamente rápida autovía de Barcelona a Lleida. Esa vía del EIX por la que circulaba acababa enlazando con esa  horrorosa  autovía A2 a la altura de  Cervera. Seguí, siempre con el viento en contra, y me desvié finalmente en un pueblo equivocado y sin salida llamado Belvis.

Es curioso porque la  mayoría de las veces que he preguntando a la gente por una dirección todos te intentan enviar por autopista -al menos 5 de cada 6 personas-  ,incluso siendo gente de moto.
Ya les puedes explicar lo de los arbolitos, los paisajes y lo bonitas que son las carreteritas secundarias circundadas de margaritas y que no quieres entrar en la circunvalación de Lleida. Nada, que te vayas para allí  sí o sí por la  autovía, que para eso se ha hecho. Al final, a dos paisanos curtidos que encontré saliendo de un cañaveral les acabe diciendo: 
- Bon día. Mirar, imaginaos que esto no es una moto, que es una bicicleta. No quiero ir a Lleida y menos por autovía. Quiero ir a Huesca. ¿Por dónde puedo ir a  Alfarras...sin coger la autovía de ...Lleida?
Entonces, uno se rascó la cabeza y después de unos meditados segundos me contestó como si fuera la cosa más complicada del mundo:
-  Buenoooo....sigue está carretera, gira a la derecha, verás un camino corto de tierra , toma la de Alguaire y ...luego preguntas...
He tenido " la ayuda" de un recién estrenado  Tom Tom 410 pero solo sirve si preguntas antes ...5 veces a la gente de la comarca ....
En la carretera que va a Alfarras hay muchas rotondas y lo que puede ser una tortura yendo en moto ....¡ se convierte en  un gran divertimento para una tres ruedas como la Tricity¡ ¡quién me lo iba a decir, quiero muchas rotondas y me parece que me programaré alguna excursión en Francia que esa plagado de ellas¡
Apuntas, entras, te dejas caer un poco y gestionas la curva con más precisión que los pilotos destacados de Moto GP.Y con una tranquilidad que raya en el pasmo.
Hacía rato que había apagado una emisora que soltaba música clásica y comencé a cavilar sobre algo que me estaba ocurriendo o mejor dicho...que no me estaba pasando. Y era raro. Lo explicaré más tarde, al final del artículo.
Seguí ruta hacia Barbastro por una carretera tranquila y acompañado de una tarde de sol espléndida. Acerté en las previsiones y el buen tiempo me acompañó durante las  tres jornadas. De Barbastro a Huesca y de allí a Ayerbe. La etapa rondaba los 350 kms y puse entre medio dos veces gasolina en un  depósito en el que caben  6.6 litros. Desde luego no llegaba a los 3 litros por 100 km con el motor apretado al 80 o 90 % y un fuerte viento en contra. También en Huesca.
Esa fue la tónica del  gasto de combustible. Miseria y compañía.

Reencuentro con el amigo Ismael y su Royal Enfield 
en Panes. Asturias


SEGUNDA ETAPA: AYERBE - MIRANDA DE EBRO

El recorrido del día siguiente es especialmente bello porque transcurre por la A 132 y los márgenes del rio Gállego y pasa por pueblos con encanto como Berdú, entre otros. Ves a veces la nueva autovía cerca de ti pero tú vas pensando que no vas en coche y que le den.
El río Aragón y el embalse de Yesa siempre se merecen una visita. Es un espacio reconfortante y pasarlos con la Tricity a poca velocidad lo es mucho. La carretera se va entrecortando para encontrarte ..otra vez la nueva autovía directa a  Pamplona, invitándote  tozudamente a entrar en ella. Llegado a Lumbier...me la encuentro de frente, toda una vía rápida - pasaba todo el mundo  a toda castaña- que asciende por un monte con una rampa importante que parece tocar las nubes, cosa que la Tricity, por mucha luz de aviso trasero que le pusiera, en esa ocasión no estaba dispuesta a soportar. Paré, me comí un bocata y hice un pipí largo.

Estudie la situación y como me interesaba tomar dirección hacia Logroño para ir subiendo hacia Santander decidí cortar por lo sano y dirigirme a Tafalla y Estella. Lo hice acometiendo un buen ascenso de sube y baja en una especie de puertecito maravilloso para la Tricity 125 pasando por pueblos como Sada y Eslava. ¡Ése es su mejor terreno aunque no parezca muy creíble amiguete¡.
Evidentemente, estaba evitando el paso por el País Vasco y es que en un principio tenía previsto visitar a mi amigo Pedro en Bermeo pero justo esos días estaba de viaje y además y por otra parte, había estado recientemente varias veces en Donostia e Irún, así que decidí el “tema visita” para otra ocasión .
La Yamaha Tricity sube bastante bien para ser una 125 con motor de dos válvulas pero lo que la hace divina es su paso por curvas y ahí supera a muchas motos -motos de su categoría o mayores- por la tranquilidad con que las gestiona. Esta unidad del 2015 no lleva ABS, la nueva sí, pero frena muy, muy bien. (A mi amigo Ismael, que la probó al día siguiente, le sorprendió ese detalle). Bajando y acometiendo curvas es una gozada porque te hace sentir más fino que Pedrosa. Encima, no se mueve ni un pelo.
¡Qué quieres que te diga¡...ya sé que es difícil de creer porque estamos hablando en teoría de una birrieta de moto- triciclo de ciudad que ciertamente no corre y acelera poco. Pero te diré que, si vives en Eslava o Sada - ya sería difícil eso- o incluso en Estella (Lizarra) y tienes que traspasar cada día el alto de Muru y bajar hacia Abartzuza , o desplazarte a Lezaun o Muez y necesitas una cosita divertida de 4.000 euros y sobre todo ...no tienes prejuicios del qué dirán, esta Tricity es tu bicho. (Además, el modelo de este año lleva muchas mejoras).

Un alto en Peñameñera Alta


¿Que no te crees lo que te digo?  Pruébala. Y ahora te digo lo malo: llega por los pelos a 100km/h . O sea, no corre...no corre...no corre...te lo digo claro, no corre ...pero cuando corre lo que corre ,¡corre aceptablemente bien¡ y en las curvas es mucho más segura que una dos ruedasy eso puede compensar mucho.
Qué ganas tenía de llegar a Lizarra (Estella) porque estaba muerto de hambre. Me fui directo a la antigua estación porque la conozco y sé que ponen unos pinchos fantásticos.
A Logroño me fui por la ,...sí, sí, autovía directa ...pero es de las pocas que me gustan porque el tráfico es residual y tiene parte de ella en bajada. Me encontré en una parada con un coche de los rojillos de la Policía Foral, con los que departimos de motos, claro.
Dirección Pancorbo al lado de Miranda de Ebro, parada y fonda en el Hotel El Molino, perfecto, 35 € y bufete desayuno completo. Y hasta el día siguiente.


TERCERA ETAPA : MIRANDA DE EBRO- ARRIONDAS 
Quería levantarme pronto y salir con el fresquito .¡ coñi ¡ ...el termómetro marcaba 4 grados a las 8 AM, así que me bajé La Vanguardia en el iPad y pospuse la espera para algo más tarde.
El entramado de carreteras que ascienden hacia el norte - con mucho tráfico de  camiones - es diverso. Yo que iba encima de lo que llevaba decidí jugármela y elegí dirigirme hacia la población de  Oña por la N-232 que a su vez lleva a Torrelavega, casi a  las puertas del mar Cantábrico y..! acerté plenamente!
Es una ruta de poco tránsito que va ascendiendo, nada menos, que al alto puerto del Escudo, famoso históricamente porque muchos vehículos en su descenso ...se quedaban sin frenos. Su altitud es de 1011metros y domina el Valle de Luena en la provincia de Cantabria.
¿Cómo encaró la Tricity ese puerto de subida?, ¡pues de cine, lo prometo! Subiendo parecía competir en una cronometrada! ¡Empujaba mucho!
Y... ¿de bajada? Qué pena que no hubieras estado allí .Te la hubiera dejado y luego me lo hubieras contado.
En un salto me planté en San Vicente de la Barquera y en otro me zampé un platazo de guiso con patatas y chorizos porque hacía un frío muy serio. Caprichos de la meteorología del norte porque en minutos los contrastes de temperatura  son habituales.

Parroquia de Parres
Hotel Ribera del Chicu. Arriondas

 Habíamos quedado con Ismael, un buen amigo asturiano loco por las motos clásicas (tiene una Royal, una Guzzi  Le Mans 850 del 80 y una  Triumph Scrambler), en un bonito pueblito llamado Panes para hacer un recorrido hasta Arriondas. Allí, su mujer, Valentina, regenta un acogedor hotelito, el "Ribera del Chicu", y ya te puedes imaginar el trato familiar con que reciben a los huéspedes. Es un buen punto de salida para excelentes recorridos moteros de la zona.
Para quien le interese, la población es conocida, además de sus excursiones, por su puerto náutico especialmente por sus descensos en kayak o piragua navegando por el río Sella.
Mi amigo me tenía programada una preciosa ruta desde Panes a través de las verdes y tupidas carreteras que se internan en el parque nacional de los Picos de Europa, recorriendo los pueblos de Colombres, Póo de Cabrales, Benia , Carreño, Cangas de Onís y otros y realmente con la luz cruzada del sol de tarde el paisaje, con el impresionante Naranjo de Bulnes de fondo, es un auténtico regalo para la vista. Asturias es un paraíso para la moto siempre, pero en esas condiciones más.
Al día siguiente recorrimos un centenar de kilómetros hasta Gijón por carreteras cercanas a Villaviciosa, una zona de curvas técnicas muy atractivas y por primera vez desde que salí de mi casa,...el cielo comenzó a gotear.
La Tricity seguía entrando rápida en una larga sucesión de curvas sin descomponerse ni un pelo, tumbando con mucha seguridad. El día que monte el motor de 300 cc, si no le aumentan mucho el peso, será un bombón.

LA SORPRESA PERSONAL 

Sí, esto es lo que me había guardado para el final. Tengo la espalda bastante tocada -anda por ahí un pinzamiento- y mis cervicales no son las de Superman. Hace unos años tuve una  Honda Shadow 750 a la que le descubrí en un viaje a Valencia cualidades terapéuticas porque sus suaves pistonadas actuaban como masaje por mi cuerpo por lo que podía hacer recorridos de larga distancia sin ningún problema físico.
La etapa de la segunda noche en el hotel de Miranda de Ebro, llevando ya más de 600 kms sobre esta pequeña tres ruedas, vi que mi body estaba más fresco que una rosa, algo que consideré sorprendente teniendo en cuenta el tipo de vehículo que se trataba. Vale, le había hecho bastantes cambios pero aún así la cosa no era normal.
Cuando me dirigía a Gijón al concesionario de Honda Spaciomoto - impresionante local por el que puedes observar a través de una ventana tomando un café como te arreglan tu moto - y siguiendo a mí amigo Ismael comencé a pensar sobre los   "porqués " de la falta total de cansancio y eso que llevaba recorridos más de 1000. Solo se me ocurre una explicación y la he dejado para el final y creo que la teoría puede ser buena.

Reocín. Cantabria

TEORÍA DE LAS FUERZAS TENSIONALES PSICOFÍSICAS
CON EFCTO FINAL NEURORELAJANTE
 (No me negarás que el título que me he inventado impresiona)

El  cuaderno de apuntes de este viaje acababa con el desarrollo de un par de teorías mías sobre el porqué había terminado  en mejor estado físico que si lo hubiera hecho con una moto convencional - de 125cc o incluso de más cilindrada   - .Mis conclusiones tenían que ver con la diferencia de tensión que se ejerce ,física y mental entre la Tricity y otras motos , sobre todo en  comparación con el  número de contracciones musculares  brazos ,antebrazos ,manos y extremidades inferiores durante un recorrido o etapa de algunos cientos de  kms, conduciendo por rectas y sobre todo gestionando curvas.

Cabrales, en plenos picos de Europa

No solo eso... también había realizado un apunte sobre el desvarío del punto del foco del ojo, técnicamente llamado "el centro óptico "del tipo de las gafas de los hipermétropes , como lo soy yo, y sus efectos de fatiga visual dependiendo de si vas tumbado en una moto o si vas recto. Ese estudio me había quedado muy chulo, sí…y además, ja, ja ... la Tricity quedaba en los dos estudios la mar de bien.

Bueno, pero como me han dicho..." déjalo ya José, que esto te está saliendo más largo que un mes de 50 días, lo dejo aquí . Tan solo un consejo y no te voy a engañar:

La Yamaha Tricity 125, no corre...o corre que da pena...así que no te la compres para ir a trabajar cada día de Mataró a Barcelona porque lo vas a pasar mal en la autovía donde todo el mundo va a 120 km/h o más.

Ahora, si vives en algún pueblo o población pequeña con carreteritas chulas, o la quieres para moverte por la gran ciudad es un buen y hasta divertido aparato. Y como ya he dicho en otra prueba, chino, chano , si quieres hasta te  vas con ella hasta el polo norte .Salud¡
  
Con el amigo Moisés responsable de ventas de SpacioMoto en Gijón recepcionando la Yamaha Tricity, ya que es punto de recogida de LVT, en mi final de recorrido desde Barcelona.


AGRADECIMIENTOS

LVT: Es la empresa que transporta las motos Honda, Suzuki y Kawasaki oficiales, además de otras. También acepta las particulares. Un transporte en condiciones de seguridad puede costar unos 120 € de media: Barcelona - Gijón por ejemplo.




DB. Direct Bike. Equipamiento para motoristas y ciclistas con una especial buena relación calidad- precio.


RODI (Mataró): Taller de reparación y mantenimiento. Neumáticos.




(PON AQUÍ TUS COMENTARIOS)




Si quieres seguir leyendo la 2ª parte se encuenta en este link

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Que GRANDE eres José Maria, incombustible. Sigue asi por favor tus escritos son novelas para mi.
Un saludo amigo.
Fdo.

Jorge dijo...

Un placer leer estas entradas, y más para dueños de estas "yamacitas" como tú las llamas.
Un saludo,

Anónimo dijo...

Gran Viaje, y mejor narración; pero no se.....a parte de las sensaciones paisajisticas, de las gentes, pueblos y demás ,,me da que la carencia de sensaciones en esa moto son demasiadas, quizás el mismo concepto con más cv.....no se..las vespas o similares trasmiten al igual que tú RE, sensaciones puras, no se, otra cosa,,creo.... deseando estoy que te dejen los de honda la nueva X Adv y nos hagas una prueba, gracias JMA por tus crónicas, y viajes. Saludos Luis

Xavi Garrido dijo...

Un Flashback me ha venido al leerte de nuevo Jose Maria.
Tuve una Piaggio Liberty 125 de las primeras, que le metía unas "palizillas" algún domingo de 300 y pico kms cada dos por tres por carretera sin rechistar lo mas mínimo. Y lo bien que me lo pasaba yo meditando mientras circulaba vigilando mas lo que venia por los retrovisores que lo que venia a tráves de la pantalla alta que llevaba instalada para protegerme "del mundo exterior".
Uuuaa. Que bien me lo pasaba!!
¿Que no se puede viajar con un scooter de 125cc? Anda que no!!
No calculaba las distancias en kms, las calculaba en tiempo que emplearía en llegar, y jamás me equivocaba.
Y no me preocupaba de vigilar radares, ni limitaciones de velocidad máxima, ni si la próxima gasolinera estaba a tantos kms, etc.
Vale, ahora con tanta autovía es hasta peligroso meterse en ellas con un 125, pero las puedes evitar y así ves el paisaje.
Jose Maria por favor. No tardes tanto en publicar estos artículos tuyos tan "guapos". Que la espera se hace larga.
Saludos.

José María Alguersuari dijo...

Gracias Xavi ,intentaré no perder esa línea .Luis ,es verdad que esa Tricity no tiene el gancho mental que una RE o una...Guzzi Le Mans ,pero puedes creerte que frente a las motos "normales " y ,a pesar de sus grandes limitaciones en prestaciones ,comparativamente,es más eficaz gestionando curvas,(sobretodo las desconocidas)
.Seguramente la podrás seguir - no sé que moto tienes - pero sea la que sea , ya te avanzo que siempre sufrirás más cuando el guardaraíl lo veas cerca ,se te aparezca agua,o de repente se te arrugue el terreno que pisas .Esa es su gracia salerosa.
No lo dudes ,si sale una Tricity 300 o 400 ,sin el "tente en pié" de las Peugeot o de las Piaggio ,- muchos menos kilos de lastre ,...será un escándalo.Ya verás a los franceses o italianos que nos llevan ventaja en eso .Saludos

Anónimo dijo...

Óle, óle y óle, la felicidad motera no está en la cilindrada !

Anónimo dijo...

Gran relato y estupendo viaje. Da gusto leerte. Muchos hay que no entienden que otros disfruten con pequeñas cilindradas,grandes viajes,bonitas aventuras. No todo son caballos y prestaciones,hay muchas formas de disfrutar la moto. Respecto a las tres ruedas, las sigo viendo feotas, pero reconozco sus virtudes.
Un abrazo!!

Jordi Gual dijo...

Buenos días,

fantástico relato y excursión divertida.

Como que ponerle un motor de 300?

Eso también se quedará corto, hay que meterle el de la TMAX, y que saquen la versión "normal" y la RR, aligerada y con materiales de cierta calidad... por pedir que no quede, jjj.

Tendremo que bucear en internet a ver si algún iluminado le ha metido un "motoraco" a las mp3 de las gordas.

ciao.

Un placer leerte, maestro.

Anónimo dijo...

Saludos Jordi.Yamaha ya tiene lista una bestia tri de 900.Otra cosa es que la metan en el mercado.JMA

Turvyjj dijo...

Menos es más, y en motos más. Un abrazo José María

Juanjo Hernandez dijo...

Vaaaaya telaaa Jose María!!!
La otra noche, estábamos preparando la ruta vacacional por el Alentejo portugués y tenía abierta la pestaña del navegador con tu viaje a Asturias, que estube leyendo aténtamente antes de preparar la cena...
Cosa que dió lugar a algo parecido a esto:
-Nene, que leías?
-Nada, el Alguersuari que se ha ido a Asturias en una 125
-En una 125?
-Sí y de tres ruedas
-Pero, para viajar en moto no se necesita una motazo?
-Eso creía yo.. pero este hombre.. en fin..
-Ahhh.. por eso estabas tan pensativo en la cocina.
-Ummm.. que solo tenemos una scúter
-Ya...
Bueno, pues tras deliberar un buen rato, en Agosto no iremos al Alentejo (preciosa región portuguesa). Estamos preparando un viaje por Aragón en scúter(SYM joymax 300)
La verdad es que estamos muy ilusionados, será nuestra primera vez en moto;) y al mismo tiempo preocupados por la seguridad, el equipo, el calor, la comodidad de la moto, el asiento, el equipaje, etc...
El trayecto mas largo que solemos hacer en un día es ir a comer paellita al Meresme regresando a Barcelona por Sant Celoni, así que creemos que trayectos de algo menos de 200 Km entre alojamientos pueden estar bién, puesto que de lo que se trata es de disfrutar del viaje.
En fin Jose María, como padre putativo del evento;) agradeceríamos tus sabios consejos para afrontar con ciertas garantías esta aventura.
Un abrazo. Juanjo

José María Alguersuari dijo...

Hola Juanjo.Con esa Sym 300 os podéis ir lejos porque el conjunto de protección,capacidad de equipaje y al menos mínimas prestaciones ,están aseguradas.Aragón en agosto ...es mucho Aragón,pero si lo tenéis claro os sugiero algunos consejos ya que va a ser vuestra primera ruta larga.Desde luego iniciar los recorridos muy,muy temprano para que no os pille la solana de 40 grados y si tuvierais que ir de noche ,por la autopista ,más fresquitos y sin sustos conejeros.
Inflar las ruedas con nitrógeno que es un gas más frío y eso las ruedas - y más las pequeñas- lo agradecen cuando ruedan a temperaturas muy altas .Parar de vez en cuando para evitar que se endurezcan demasiado tanto los neumáticos - salir con las presiones hechas - como los amortiguadores porque eso rebaja el confort cuando aparecen los rebotes secos .Ademas relaja el motor .
Antes de salir hacer una prueba piloto de las cosas que vais a llevar ...y como las vais a meter en la moto.Se supone que disponéis de top-case y de una bolsa como la que llevo yo en las scooters ,Los potingues -jabones y champú etc- en frascos muy pequeños como el de los hoteles .Repartir las pequeñas cosas en los huecos.Llevar un enchufe trifasico para cargar varios aparatos eléctricos -móviles ,navegador, etc- porque en la mayoría de hoteles racanean en los agujeritos.La ropa,...polos y camisetas y bañador a mano ...por si os pilla una calorada .En ese caso -el mejor descubrimiento que hice hace unos años - ...es ir directos a la piscina municipal del pueblo mas cercano que estéis en ese momento .
Un botellín tipo cantimplora de 500 cc sirve para llevar aceite por si hiciera falta añadirle al motor.La pantalla sucia de insectos se limpia dejando una hoja de periódico húmeda unos minutos ,luego agua y jabón y después con Pronto Centella y queda de cine.Huy....y muchas cosas más que ya veréis....
Saludos y fantástica salida.

Juanjo Hernandez dijo...

Aprovecho para agradecerte los buenos ratos que nos obsequias con tus relatos, pruebas y fotografías, estoy seguro que en buena medida eres responsable de muchas vocaciones moteras, en particular la de los que crecimos leyendo "cinta mericana" y emulábamos a los pilotos del "criterium solomoto" con la "Derby Sport Copa" o la "Puch Monza" que una vez "trucada" no había manera de frenar a tiempo.. y mas tarde con las "Bultaco Streaker" que iban de fábula pero se gripaban cada dos por tres.

Muchísimas gracias por tus sugerencias José María, las tendremos muy en cuenta.

Sergi dijo...

Como siempre un placer leer tus relatos.

Yo soy poseedor de una pequeña Nmax. Y no se si comparten piezas, pero la queja generalizado de los propietarios es que la suspensión trasera es muy dura. Buena para circular pero mala a la hora de afrontar los baches de la ciudad.

Cuando vamos 2, se nota ese "extra" de peso y la parte trasera es más suave a la hora de afrontar un bache.

Todo viaje tiene su parte de reto, ya sea en motos gordas o en bici. Solo hay que saber lo que se lleva entre las piernas y actuar en consecuencia.

Me sorprende el nulo consumo de aceite. Ya se que son distintos motores pero yo lo ntoo entre revisión y revisión.
Mi uso son 40 km diarios por Ronda de Dalt y algunas veces me he aventurado a hacer rutas "largas" para almorzar con los compis que poseen 300cc -400cc.

En el taller siempre lo achacan a mantener cruceros "elevados" durante mucho rato.

¿ que consumos sacaste?

Un abrazo

José María Alguersuari dijo...

Lo de las suspensiones lo puedes mejorar mucho ...con poco dinero.Solo he visto una moto de 125 - la Honda Innova ,que además es récord mundial en ventas desde hace 6o años-con unas suspensiones que no se arrugan pensadas para dos,...o tres ...o cuatro personas ,que son las que se suben en ella en los paises asiáticos .(! además ,que motorcito tan chulo tiene¡).
Llama a los de Hagon de mi parte - la web está linkada en este blog y ya te digo que son de calidad - o hazte con unos YSS que también van muy bien y no creo que te cuesten más de 100 € la pareja .En los dos casos es una buena inversión.
Cuando entregué la Tricity en Gijón para que me la "repatriara" la compañía LVT para Barcelona comprobamos el consumo que había hecho en los pocos más de 1000 kmts de mi recorrido.Pusimos el motor en marcha un minuto o así ,lo paramos y después de o un par de minutos ,marcaba aceite justo en la línea media de tolerancia de la varilla que es como estaba cuando salí ..Es posible que hubiera gastado algo- ¿60 o 100 cc ? pero como decía,a primera vista no se apreciaba .
Si te soy sincero tampoco me extrañó mucho porque - y también lo comento en el link - en ese motor y a los 5000 o 6000 kmts le puse una dosis de Metal Lube- que no es ningún aditivo sino un protector antifricción de los elementos metálicos del motor -.
Mírate el artículo que hice sobre él y aunque haya gente que no crea en " milagros" y son opiniones muy respetables ...en ese tema yo sí y ...a pies juntillas.Todas mis motos desde hace muchos...quizás 30 años ,lo han llevado y han mejorado en ese y otros apartados .No hace mucho que el propietario de un concesionario Triumph me dijo que él hasta hace unos años ,lo había puesto además de en sus motos y coches hasta en el motor de su barca ,...pero que ahora ya existen aceites que incorporan las propiedades de ese producto americano .Mmm...puede, pero sigo siendo fiel a ese potingue.Hombre ....pues sí tú,...creo que solo por eso merecería cobrar por la publicidad,no?.Saludos

Jvan dijo...

Siempre es una gozada leer tu blog. Para moverse despacio, este trycicle, o a pie como Ignacio Dean, o empujando una carretilla como Guillermo Isidoro Larregui Ugarte, conocido como "El Vasco de la carretilla" que recorrió más de 22.300 km a pie empujando una carretilla de 130 kg. ...

Y no es que quiera comparar, que esos son mas para admirados que para imitados

Una vez mas, enhorabuena por tu blog, y gracias por el entusiasmo que trasmites.

carlos herrero cabezón dijo...

Bonito recorrido, maravillosamente contado, como siempre.
Otro motorista de 71 años.
Carlos Herrero

Juan Moreno dijo...

Cuantos recuerdos me trae tu viaje...Yo que me he recorrido España,Portugal e Italia con mi Vespa 200...esas carreteras secundarias,esos paisajes que puedes ir mirando tranquilamente porque correr,correr tampoco corre precisamente mi vespa pero ese papapapa que te acompaña de fondo....ufffff,la piel de gallina la tengo.
Sabes que te digo Jose Mari??Que me voy a hacer la Ruta de la Alcarria del Maestro Cela en mi primavera del 82 que esa si que no corre pero mola...Un eggg!!

Gracias por tus crónicas,compañero!!

José María Alguersuari dijo...

Lástima de la vorágine del tráfico actual.Bueno, hay que buscar rutas alternativas y con paciencia aparecen.Durante casi 80 kmts y subiendo el famoso puerto del Escudo ...vi apenas una decena de vehículos ¡.Buen viaje por la Alcarria Juan.Saludos.

Anónimo dijo...

hola.- leido mas de un articulo,gracias por dedicar un tiempo a la comunicacion fraternal.gonzalo flecha

Anónimo dijo...

Me ha encantado tu artículo. Tengo una derbi cross city y lo más lejos que la he llevado de un tirón ha sido de BCN al Berguedà, evitando vías rápidas en la medida de lo posible ( hoy en día me temo que todas lo son ) y disfrutando como un enano viendo que , en efecto, llevarte te lleva. Si no fuera por esa sensación constante de que te van a arrollar, sería un placer lanzarse a una aventura como la tuya.

Satano dijo...

Gran viaje y mejor narración. Enhorabuena.
La verdad es que ahora vamos muy rápido a todos los sitios -no sé muy bien para qué- pero sin enterarnos de casi nada, y esto me vale para la moto que amamos, el coche o el tren. En este sentido creo que nuestros amigos del otro lado de los Pirineos nos llevan bastante ventaja, pues en muchos casos siguen entendiendo la moto como un vehículo de disfrute y relación con los demás y con el entorno, sin importar sus cc ni el color del mono de última moda. Muchos de sus hoteles son amigos de la moto y solo ver cómo la mayor parte de los coches y camiones se apartan para dejarte pasar si vas sobre dos ruedas me emociona.
Probé una tres ruedas italiana de 500 cc y me dejó un poco frío, arreaba como un avión, pero adolecía de exceso de peso claramente y sus dimensiones la hacían excesiva en todos los sentidos. Puede que en la que llevabas tú José María esté el equilibrio, o en una de 300 cc que está por llegar. Cada vez me atraen más las motos más pequeñas, más humanas, si es que podemos atribuirles esa cualidad. Según mis hijos, me vuelvo viejo. Un saludo a todos.

Sergio Pardo dijo...

Hice , hace menos de un año, un viaje en sym simfony 125 a Soria, donde me encontre, sin buscarlo en medio de la sanjuanada. Fue genial. El único problem, una mala elección de carreteras. Tienen que ser secundarias. La sensación que te da poder leer la marca de los recauchutados neumaticos de los trailers no es nada recomendable. Vic-Soria, ida y vuelta. Fue fantanstico, y absolutamente recomendable.
Estoy por hacerme con un invento como ese box casero que te has agenciado basado en una papelera, creo. Para la parte de detras. Iba con una bolsa de nayon y los muy moteros y clásicos pulpos. Pero creo que tu solución es mejor.

por cierto, me gusta tu blog